Israel: No hacer frente a Irán ahora costará más vidas

El ministro de Defensa, Ehud Barak, manifestó que no hacer frente ahora a Irán para evitar que tenga armas nucleares “terminará siendo mucho más peligroso y costoso, tanto en término de dinero como de vidas”

“Un Irán con armas nucleares no es un peligro solo para Oriente Medio, sino para el mundo entero”, declaró Barak durante un debate en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, en el que aplaudió las recientes sanciones económicas aprobadas por la UE contra Teherán, pero en el que pidió “una diplomacia más agresiva”.

El ex primer ministro destacó que “con excepción de China y Rusia, todos estamos de acuerdo en que no hay otra opción encima de la mesa que hacer frente a Irán” y expresó su confianza en que eso no excluya una política de “contención”, incluso militar.

Barak admitió que “no hay un enfoque sencillo” para hacer frente a la relación con Irán porque, en su opinión, los dirigentes de Teherán adoptan diversas estrategias de manera deliberada para ganar tiempo y fomentar que no haya unidad de acción internacional.

“(Los iraníes) no son jugadores de backgammon, sino de ajedrez, por algo fueron ellos los inventores”, dijo Barak, que explicó que la estrategia de Irán es “situar su programa nuclear en una zona de impunidad, con dispersión de recursos”, para que sea prácticamente imposible conocer el auténtico alcance de sus progresos.

“Buscan que ni Israel, ni EEUU, ni nadie pueda hacer algo físicamente contra ellos, una operación quirúrgica militar. Una vez que tengan el convencimiento de que nadie puede hacer nada contra ellos, considerarán dar el paso definitivo”, auguró el responsable de la cartera de Defensa.

Barak subrayó que el informe publicado en noviembre por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) es la evidencia de que Irán tiene un programa nuclear con fines nucleares, y no solo con fines pacíficos y civiles como afirma el Gobierno de Teherán.

El ministro de Defensa participó en un seminario en el que se preguntaba a sus participantes qué ocurriría si Irán tuviera la bomba atómica, un escenario de futuro que para Barak supondrá “el final de todo régimen de

no proliferación nuclear”.”Arabia Saudita querrá tener armas nucleares, Turquía también y Egipto no tendrá más remedio que seguir el mismo camino”, pronosticó Barak, que alertó además de “la pesadilla” que representaría la filtración de materiales nucleares a los grupos terroristas.”Irán patrocina el terrorismo en Irak, la India, Pakistán, Líbano y los territorios palestinos, así que nos podemos imaginar lo que pasaría”, señaló el ex primer ministro, que pidió también buscar en el pasado lecciones que pueden servir en el futuro próximo.

“George Bush padre no hubiera podido liberar Kuwait si Sadam Husein hubiera tenido la bomba atómica o si Nicolás Sarkozy y David Cameron no hubieran podido intervenir en Libia si Gadafi no hubiera sido forzado antes a abandonar su programa nuclear”, afirmó.

En el seminario participó también Yukiya Amano, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que hoy enviará una misión de alto rango a Irán para tratar de avanzar en los contactos con Teherán sobre verificación nuclear.

Amano resumió el problema afirmando que en la OIEA “no estamos muy seguros, ni tenemos la total confianza de que Irán nos haya declarado todo en relación con su programa nuclear, ni de que todo vaya a ser empleado con fines pacíficos”.

De lo único que tiene evidencia el OIEA, subrayó, es de que “Irán ha puesto en marcha actividades que guardan relación con la elaboración de artefactos explosivos de naturaleza nuclear”.

El empresario y banquero árabe Jalid Abdula-Janahi señaló por su parte que, aunque el programa nuclear iraní puede preocupar a los Gobiernos de la región -tanto musulmanes como no musulmanes-, “a la gente de la calle le trae sin cuidado” que Irán tenga la bomba.

“Para los árabes es una cuestión de dignidad, de preguntarse por qué un país (en referencia a Israel) puede tener armas atómicas y otros no”, argumentó Abdula-Janahi, que invitó también a mirar a Washington para plantear el debate sobre seguridad nuclear.

“La gente de la calle en los países árabes se está preguntando qué pasaría si (el precandidato republicano a la Casa Blanca, Newt) Gingrich llega al poder y tiene el dedo sobre el botón nuclear”. EFE

Fuente: AURORA

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: