Israel en la cuerda floja

Traducción del Portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel:

El Jefe del Estado Mayor Conjunto, Teniente General Benny Gantz, habló ayer durante la conferencia anual de Herzliya acerca de las crecientes amenazas a la seguridad nacional.

Luego de repasar las guerras y contiendas previas del ejército israelí, Gantz declaró que “nuestros enemigos aprendieron que la capacidad militar por sí sola, no derrotará a Israel. Junto con el terrorismo, se están desarrollando amenazas y sistemas militares adicionales, pretendiendo operar dentro de territorio israelí. No como un intento de derrotar a Israel directamente, sino mas bien cansarlo estratégicamente, batalla tras batalla, atacando el frente de retaguardia.”

Explicó que “Las amenazas contra Israel no han desaparecido. Lo que era relevante en el pasado continúa siendo relevante en el presente. Entre el Mar de Galilea y Damasco se encuentran estacionadas ocho divisiones militares sirias. Por el momento esas fuerzas se encuentran inactivas, pero eso puede cambiar mañana mismo. Además de las viejas amenazas, proliferan permanentemente nuevos peligros.”

“Fuerzas militares incomparables cubren cada región de Israel. Cada región de Israel se encuentra bajo amenaza. Nuestros enemigos están intentando crear un sistema militar que penetre las capacidades de defensa israelíes y ataque directamente el corazón del país.” Gantz también advirtió que, tanto en Gaza como en Líbano, se encuentran las “mayores cantidades de munición y depósitos de armas que jamás se hayan visto, almacenados por Hezbollah, Jihad Islámica y otras organizaciones terroristas.”

Explicó que estas agrupaciones son “apoyadas por Siria, Irán e incluso Russia que continúa suministrando armamento a través de Siria. Hoy en día Medio Oriente está armándose más que cualquier otra región del mundo, y nosotros somos el objetivo de toda esa pólvora.”

“Nuestros enemigos reconocen la fortaleza de las Fuerzas de Defensa israelíes, ellos entienden perfectamente de lo que es capaz una fuerza occidental con armamento de alta tecnología. Están intentado recortar estas capacidades mediante varios métodos: operan no solo desde puestos militares custodiados por tanques, sino principalmente dentro de regiones urbanas aprovechándose de poblaciones civiles inocentes. En Líbano hay casas que sirven tanto como residencias civiles como instalaciones para almacenar cohetes.”

De acuerdo con Gantz, aparte de tácticas complejas, nuestros enemigos “están planeando ataques utilizando cohetes de alta tecnología, sistemas portátiles como proyectiles antitanque, así como misiles precisos de largo alcance. Nosotros vimos esto durante la Segunda Guerra del Líbano. Nuestras fuerzas navales y puestos estratégicos del Mediterráneo también se encuentran bajo amenaza.”

“El enemigo está apuntando principalmente contra el frente de retaguardia y la población civil israelí, en un intento de dañar nuestras capacidades operativas”, prosiguió el mando castrense.

Respecto al Medio Oriente, Gantz dijo que “estamos sometidos a una agitación regional que está cambiando la cara de Oriente Próximo. Esto constituye una tendencia generalizada. Dudo que nadie conozca qué caracteriza realmente las fuerzas que gobiernan a nuestros vecinos árabes o los pueblos del Medio Oriente en general – tanto un Islam más moderado y democrático, como el Islam radical, todos estarán actuando contra el Estado de Israel. Resulta crucial vigilar constantemente estas tendencias.”

Leer más

Mi conclusión: el tiempo de golpear a nuestros enemigos es AHORA. Hay que dar vuelta la tortilla como en el 67 y transformar una aparente inestabilidad en una ventaja estratégica a largo plazo. A pesar de una tensa tranquilidad y el número extremadamente bajo de muertos israelíes en los últimos años producto del conflicto, se ciernen sobre la pequeña nación amenazas existenciales muy peligrosas. Esta situación no se soporta más, una gran guerra regional estallará antes de julio. Las opciones son: Una rápida y contundente victoria que ocasione un gran daño a nuestros enemigos con pocas bajas propias… u otro Auschwitz. Los israelíes la tienen clarísima. Ein breirá.


Esperando la orden…

Anuncios

5 comentarios

  1. estoy totalmente de acuerdo con la conclusion.

  2. Golpear a Irán AHORA tiene ventajas (el que da primero, da dos veces) pero también tienen dos problemas:

    a) Muchos pensarán que no es una guerra de defensa sino de agresión, una guerra preventiva. Para pensar esto no hace falta ser necesariamente antiisraelí o judeófobo. Basta con no vivir la realidad israelí; sería tan brutal una guerra regional que se quiere creer que ahora TODAVÍA no es el momento, que TODAVÍA hay que ESPERAR un poco más… Esto es fácil de creer si -como yo- no estás en Israel y por tanto no sientes la angustia propia ni quizás la de la vecina viejita que aún lleva el tatuaje de un campo de concentración nazi. Además, la cagada monumental de las armas de destrucción masiva de Iraq no ayuda nada a creer que “ahora sí, ahora sí es cierto”.

    b) Aun cuando se golpeara ahora y luego se justificase aportando documentos confidenciales de Irán demostrando que la agresión nuclear por parte de dicho país estaba al caer y que fue evitada gracias a que Israel se avanzó, se dirá –ahora sí por antiisraelismo y/o judeofobia- que eso son pruebas falsas, creadas a propósito para justificar a posteriori una agresión ilegítima.

    La decisión de atacar a Irán no es tan difícil, quizás está tomada; lo difícil será acertar el momento oportuno…

    A.

    • Te entiendo perfectamente. Lo de las armas de destrucción masiva parece el cuentito del lobo… cuando realmente vino el lobo, nadie lo creyó. Una guerra inútil como la de Irak tampoco ayudó mucho que digamos, pero convengamos que de todas formas los judeófobos y enemigos de la libertad se inventan cualquier excusa para ocultar los crímenes de sus patrocinadores (hasta el día de hoy califican de “patrañas” las pruebas del fiscal Nisman, los pedidos de captura de la justicia argentina y las circulares rojas de Interpol contra los funcionarios iraníes acusados de planificar el atentado a la AMIA en Buenos Aires, parte de una larga lista de atentados iraníes en el exterior contra civiles inocentes… y eso es solo un ejemplo).

      El casus belli para lanzar el ataque existe desde hace seis años, cuando el enano islamofascista abogó por “borrar a Israel del mapa”. Aunque bien se podría detonar la contienda con mayor legitimidad si los iraníes cometieran alguna otra estupidez (como bloquear el estrecho de Ormuz). De cualquier forma, para Israel hay una fecha límite que consiste en la “zona de inmunidad” y no están dispuestos a tolerar: cuando el programa nuclear esté tan avanzado que los iraníes sean capaces de dispersar sus fuentes energéticas e instalaciones de tal forma que podrán construir armas nucleares cuando quieran sin que un ataque convencional pueda frenarlos. Es decir, de una forma u otra estalla. Depende del régimen ayatolá adelantar o no la guerra, pero que estalla durante la primera mitad de este año, dalo por hecho. La única forma de evitar por completo la guerra es que Khamenei ordene desmantelar el programa nuclear, entregar las armas, dejar de financiar al Hezbollah y rendirse (vale decir, un imposible absurdo).

      De cualquier forma, querido A., no te ofendas ni te lo tomes personal, pero los israelíes (la inmensa mayoría, especialmente los que tienen algún poder de decisión) no son como la mayoría de los judíos diaspóricos. Los israelíes aprendieron hace rato la filosofía de Ben Gurión: No importa lo que el goy piense, sino lo que el yehudí haga. Es decir, los mal intencionados podrán patalear todo lo que quieran en algunos rincones del mundo, algunos bien intencionados poco informados podrán cuestionar muchas cosas por el tiempo que dure la guerra en los titulares (pocos días después se olvidarán que existió)… pero al final de cuentas solamente Israel decidirá cómo termina la historia.

      Recordemos que EE UU, Europa o las monarquías árabes podrán temerle a un Irán nuclear, pero solamente Israel se juega la vida en ello, en el sentido más literal de la palabra.

      • jabotito: tienes razón, si Israel se preocupa por lo que van a pensar está perdida. Siempre va a estar mal lo q haga, visto de la derecha, la izquierda, arriba, abajo, y me parece que se acerca a una terrible opcion: guerra total contra iran, o auschwitz.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: