¿A Quien Representa la DAIA? II

Hace un tiempo citamos un articulo de Gustavo Perednik sobre el accionar de la DAIA y su supuesta “representatividad” de la Comunidad Judía. Ante un  nuevo articulo de Pepe Eliaschev (por cierto creo muy atinado), quisiera hacer algunas aclaraciones pertinentes:

1-Nadie, Nadie, Nadie, representa a la “Comunidad Judia” . “Los judios”, como abstraccion existente en la realidad, no existen. Solo hay judios. Los judios existen, no los judios. Cada judio expresa su identidad de una forma diferente y tiene interpretaciones distintas de los mismos textos. Incluso aun en los bloques mas homogeneos, como los ortodoxos en materia religiosa, tienen diversas corrientes que a su vez dividen a sus miembros en opiniones divergentes. Cada judio piensa por si mismo y solo se representa si mismo. Las Asociaciones, Fundaciones, Mutuales, etc. compuestas, fundadas y dirigidas por judios cumplen las funciones que ellos determinaron en su respectivo origen (por ejemplo bolsas de trabajo, promocion cultural, educacion, religion, sionismo, movimientos juveniles, etc), pero no son la voz de un inexistente “los judios”. Cualquiera que conozca a algunos judios sabe bien que es imposible que esten de acuerdo en todo, y no por nada existe el chiste del judio naufrago que cae en una Isla y cuando lo rescatan observan 3 Sinagogas construidas (una para ir siempre, otra para ir a veces, y una que no pisa ni que lo maten). Cuando hablamos de Pueblo Judio nos referimos no a una abstraccion existente en la realidad con caracteristicas antropomorficas sino a la abstraccion que subsume a todos los individuos que la componen, ya que el individuo es el unico ente metafisico (o sea real) que existe y tiene sentido. El Pueblo Judio no habla, no canta, no se rie, y definitivamente no es la voz de la DAIA. O mejor dicho ni la DAIA, ni el AJC, ni el WJC, ni la AMIA, ni AIPAC, ni la ADL, son la voz del Pueblo Judio. En todo caso son la voz de aquellos judios que se nuclean bajo dichas organizaciones. Si alguno pretende extenderse de ese limite corre por su cuenta. Por tanto, punto 1: la DAIA no es la voz de la comunidad judia. La DAIA pretende actuar en representacion de ella, con la legitimidad que su labor historica le da para una cantidad de los miembros de dicha comunidad, pero de ahi a que efectivamente lo sea es otra cosa. Aunque efectivamente el 99% de los judios acuerde con la DAIA, la DAIA ya no los representa a todos. Ese 1% tambien es el Pueblo Judio. (el ejemplo es ilustrativo, porque efectivamente ni siquiera me atreveria a decir que el 50% de los judios acuerda con la DAIA).

2-Cuando ciertos periodistas se refieren a la DAIA y a la Comunidad Judia como sinonimos entonces anulan la validez del concepto de Comunidad Judia, que es solo una abstraccion y la atan a lo que sea que la DAIA, la AMIA o cualquiera digan. Eso es invalido, puesto que no tiene ningun sentido. Los Judios no piensan, los judios piensan. Ni siquiera en este blog los administradores estamos de acuerdo en todo.

Por lo antedicho, nadie niega que la labor de la DAIA sea representar a la comunidad en aquellos eventos que tengan relevancia para los judios qua judios, esto es por ejemplo, en casos de judeofobia con lesion a derechos de individuos. Ahi, independientemente de la opinion del 30,40 o 100% de los judios, el accionar de la DAIA se adecua a sus funciones, que son segun ellos mismos, “defender la dignidad judia siempre”. Pero fuera de su marco de accion, que es la defensa de los derechos individuales de los judios argentinos frente a las acciones de la politica nacional, no existe tal cosa como la “voz de la comunidad”. La comunidad no tiene voz. Ni siquiera en un caso donde un judio es agredido y la DAIA intercede por el cuando el mismo no quiere efectuar acciones podemos decir que lo representa, puesto que la DAIA no es el “gobierno” de los “judios”, como un equivalente al “Contrato Social” de Rousseau que los individuos tienen con el Estado, cuando ninguno firmo ni conoce las clausulas de dicho contrato. La DAIA debe actuar solo en los casos de defensa de derechos lesionados, que es la razon por la que se fundo (principalmente en cuestiones politicas y el accionar estatal). Cualquier otra declaracion, accion, opinion, etc corre por cuenta de sus miembros. No de la Comunidad Judia.

Quienes intentan asimilar comunidades a entes existentes representados por una voz son los mismos colectivistas que no pueden concebir que la realidad se desenvuelve en un marco de acuerdos libres y voluntarios (cuando el Estado no se mete y las obstruye) imposibles de planificar centralmente. Los judios somos todos distintos y nunca en nuestra historia (me atreveria a decir incluso en los reinados de Judea, cuando incluso alli el poder estaba limitado por la ley) tuvimos una autoridad central que planifique nuestra judeidad. En ese marco de libertad, discusion, apertura, pluralidad reside la existencia del oxigeno que permitio el pensamiento y el crecimiento exponencial de la produccion artistica, cultural y cientifica dentro las comunidades judias en todo lugar. Si ahora algunos intentan extrapolar pensamientos de centralizacion y planificacion a las organizaciones que tienen funciones especificas ajenas a esos absurdos es otro tema. No estoy diciendo que sea por maldad o ignorancia, sino que es el lenguaje cotidiano el que moldea este pensamiento. Pero asi como debemos recalcar la validez del vocablo judeofobia (por razones que ya hemos especificado en repetidas ocasiones; ver “La Naturaleza de la Judeofobia” de GD Perednik) en lugar de antisemitismo, debemos decir que esos antropomorfismos de “comunidad judia” representada por la voz de un miembro de una organizacion (sea la DAIA o la AMIA) es un absurdo kafkiano. A menos que se aclare que cada judio piensa, actua y habla por si mismo, igualar las acciones, declaraciones, acciones de un judio o una organizacion judia a “los judios” deshumaniza a los judios individuales y no permite distinguir la realidad de la ficcion construida semanticamente. “La DAIA opina A, por tanto “la comunidad judia” opina A, ergo “los judios que componen la comunidad judia” opinan A”. Asi opera (en sentido inverso) el pensamiento de un judeofobo: “yo conozco un judio garca, ergo “los judios” son garcas por ser “judios”, porque un “judio” y “Los judios” son lo mismo “.

Anuncios

9 comentarios

  1. Estoy de acuerdo con la aclaración semántica. Yo y muchas otras personas que conozco pensamos que la DAIA no es suficientemente enfática en su defensa de Israel y el combate contra el antisemitismo en Argentina (cuando se trata de casos más graves que una esvástica en una propaganda de Sancor). Pero sí me siento representado en otras ocasiones. De todas formas muchas veces es necesario hablar desde las mayorías (por ejemplo, “los intereses de la mayoría de los argentinos” o “la mayoría de los judíos en Argentina se sienten plenamente identificados afectivamente con Israel”), de lo contrario sería imposible hacer política o conseguir algún tipo de representación comunitaria. Y sí, por qué no, la DAIA aboga por defender los intereses de la comunidad judía… qué tiene de malo defender los intereses de un grupo de gente que ha sido víctima incesante de ataques y discriminación, de la misma forma que los sindicatos defienden (supuestamente) los intereses sectoriales de los trabajadores o la UIA representa a los empresarios de la industria. Pero es complejo hablar de “representación” filosóficamente… en ese punto te entiendo.

    • Me parece que no quedo claro: “Por lo antedicho, nadie niega que la labor de la DAIA sea representar a la comunidad en aquellos eventos que tengan relevancia para los judios qua judios, esto es por ejemplo, en casos de judeofobia con lesion a derechos de individuos…Pero fuera de su marco de accion, que es la defensa de los derechos individuales de los judios argentinos frente a las acciones de la politica nacional, no existe tal cosa como la “voz de la comunidad””

      En cuanto a ” De todas formas muchas veces es necesario hablar desde las mayorías (por ejemplo, “los intereses de la mayoría de los argentinos” o “la mayoría de los judíos en Argentina se sienten plenamente identificados afectivamente con Israel””; por lo general el que habla en nombre de la mayoria, cree ser el la voz de la mayoria. Pero la mayoria solo se expresa en la medida que otorga esa representacion voluntariamente. Fuera de ello no hay “representacion” de nada. Por otro lado la “mayoria” no significa nada, hay que especificar que instituciones, y que individuos estan representados por la DAIA. Hoy por hoy, la representacion es por default. A mi no me gusta que hablen en mi nombre en temas que no les competen. Que hablen de judeofobia, de nada mas. En mi nombre no. Y lo mismo vale para cualquiera que se arrogue el derecho de hablar en mi nombre, sea la DAIA, el gobierno argentino, Fulanito y Fantino. A su vez, quienes hablan en “nombre de mayorias” son por lo general quienes desean controlar vidas y patrimonios ajenos. No por nada los tiranos de turno siempre justifican sus acciones en “nombre de la mayoria”, ese ente mistico e inexistente bajo el cual se cometieron los peores crimenes. Quien quiera hablar en nombre de alguien, que lo haga con su consentimiento.

  2. Lo siento..no puedo opinar porque vivo en Israel.
    Lo que sí es muy dudoso porque hasta hoy día ambas entidades judias no han conseguido que se haga justicia logrando que los culpables de los atentados en Argentina o sus criminales hasta hoy día, no han pagado por sus hechos.
    Si es por debilidad o por temor, ..pero no se puede ni se debe estar quedar bien con Dios y con el diablo.

    • Gracias por tu opnion!
      Te comento que se sabe con lujo de detalles quien atacó la AMIA (Iran a través del Hizballah), y la Embajada probablemente tambien. El rol de la DAIA en cuanto a su apoyo a la investigacion llevada a cabo por el Fiscal Nisman en la Unidad Fiscal de Investigaciones Judiciales (investigacion que es brillante) es controversial. Para mas info al respecto te recomiendo el libro de Gustavo Perednik “Matar Sin que se Note”. El rol de la DAIA deja mucho que desear.
      Podes opinar todo lo que quieras. Saludos!

      • …y hablando de roles de las comunidades judías en defensa y apoyo de entidades como Jabad te comento que preocupándome por familiares y amigos que concurren y trabajan en la misma en Buenos Aires, me comentaron con profunda preocupación que sus vidas no están en menos peligro que las de Europa u Oriente.
        No tienen en absoluto vigilancia ni protección alguna a la entrada de las mismas.
        Recurrí hace unos dias a la dirección de la DAIA exponiéndoles esta inexplicable situación y ni se han dignado a contestarme y supongo que muchos menos se han preocupado de verificar lo expuesto.
        Es una verguenza que así actuen y todavía peor la indiferencia mostrada , espero que no tengan que despertan de su letargo y ya sea demasiado tarde..Dios libre y guarde.

  3. Me pilla un poco lejos todo este asunto.

    Estoy de acuerdo con Jabotito; a veces es necesario generalizar un poco; agrupar en conjuntos de intereses similares. Debes hacer políticas sociales para “los menos favorecidos”, políticas de salud para “los jubilados”, políticas de empleo para “los mayores de 45 años” o para “los menores de 30 años”.

    Cuando la generalización se lleva al extremo y te lleva negar la existencia de lo particular, entonces ya no es útil. Y ya no digamos cuando se usa para demonizar un colectivo. Por ejemplo, se dice en algunas webs y blogs que corren por España que “los catalanes” somos tacaños, que “los catalanes“ controlamos la economía española, que “los catalanes” somos cerrados, que “los catalanes” nos creemos diferentes y somos capaces de cambiar relatos históricos para demostrarlo. Soy catalán y os aseguro que no estoy dentro de ese grupo de “los catalanes”. En Cataluña se dice lo mismo de “los franceses”.

    Lo del náufrago y las tres sinagogas está muy bien. Podría aplicarse a los árabes musulmanes o, mejor, “en general”, a todos los mediterráneos.

    A.

    • Gracias por tu opinion. Con respecto a las generalizaciones ya me explayé en el articulo. Y a su vez le respondi a Jabotito arriba.
      “Debes hacer políticas sociales para “los menos favorecidos”, políticas de salud para “los jubilados”, políticas de empleo para “los mayores de 45 años” o para “los menores de 30 años”.” Eso corre por tu cuenta. La mejor politica de empleos es la liberalizacion del mercado de trabajo, los salarios no aumentan por decreto porque si asi fuera no dudo ni 5 minutos en poner el salario minimo en U$S 100000 asi somos todos ricos. El salario aumenta con el aumento de las tasas de capital, que son el apoyo logistico del trabajo y aumentan su rendimiento (si queres me explayo pero no es el marco). Por otro lado, en cuanto a “Los planes sociales”, han sido un fracaso estrepitoso que solo fomento la demagogia, el clientelismo, la perpetuacion de la pobreza y la humillacion. Garcia Hamilton decia “la dadiva que humilla al que la recibe y corrompe al que la da…”. A modo de ejemplo, en USA se declaró la “Guerra contra la Pobreza” en 1965 y hasta 1996 (datos que tengo) consumio 5.4 Billones de Dolares, el equivalente al valor neto de las 500 empresas de Fortune 500, y toda la tierra cultuvable de USA. Resultado: hay mas pobres y cuando al principio les llegaban 70 ctvs por dolar y 30 quedaban en la burocracia, ahora esto se invirtio. Para estimular la economia, hay que liberarla. Y con respecto a los jubilados….¿que mejor muestra de los sistemas de pensiones a nivel mundial? Estan todos quebrados. USA solo tiene un pasivo de 100 Billones (en realidad 105). Son Esquemas Ponzi legitimados por lindos discursos, mientras se despilfarran los recursos coactivamente detraidos del fruto del traabjo ajeno y se destruye la formacion de capital que evita el aumento de las tasas de capital y por tanto destruye salarios. Osea, por un lado te roba, y por el otro destruyen la inversion. Etc. Sin ir muy lejos, vos que sos español podes ver lo que es el socialismo y lo que le generó a España de la mano de Zapatero. Ahi esta el resultado de los “planes sociales”, “las obras publicas” y “regulaciones e impuestos altos”: una crisis sin precedentes. Hago copy paste con el resto de Europa (y varios paises mas del mundo, incluyendo el mio).
      Este es el ejemplo practico de hablar en nombre de “las mayorias”, que son los tipos que estan en el gobierno y desean manejar vidas y patrimonios ajenos. Y para eso se legitiman en nombre de conceptos difusos y ambiguos, como “el bien comun” y “el bienestar de las mayorias”. Despues de todo si vas a meter la mano en la lata, no vas a ser tan gil de hacer un atraco a mano armada. Para robar bien nada mejor que la sancion de la victima. Que me aplaudan, mientras robo. Lo hago por “la mayoria”.

      • Estoy (bastante, no totalmente) de acuerdo contigo. No soy socialista; soy más bien de derechas.

        Ha habido un malentendido. Me expliqué mal con lo de “debes hacer” políticas sociales para “los menos favorecidos”, políticas de salud para “los jubilados”, etc. Eran ejemplos de utilidad de la generalización, de hacer conjuntos en base a grandes grupos de intereses.

  4. Las democracias inducidas por el voto, establecen condiciones que benefician a unos cuantos en perjuicio de la mayoría. Esto está claro y sucede en cualquier nivel. El “ser judío” es algo que tiene condiciones que hacen de ese individuo un ser particular pero muy diferente. Una explicación ambigua que a mi entender es prácticamente clara, como se da en la lectura de las tres sinagogas. Ahora bien, una colectividad representa en muchos aspectos la cultura de aquellos que forman parte de ella. Digamos que de acuerdo al natural paso del tiempo, suceden cambios. Bien, la ortodoxia mantiene un status conservador que los demás miembros por lo general van diferenciando y adoptan según su pertenencia, educación etc. etc. Pero la esencia del ser judío está en cada uno, Supongo que en Israel, el ser judío es más fácil, en otros lugares de la diáspora, el arraigo, las condiciones de vida, el trabajo, la sociedad, el idioma van haciendo que estas condiciones que son muchas más desapareciendo y otras afirmándose aún más. No existe en la Argentina el Hospital que contenía a las clases más pobres, ahora dependen del estado que ya sabemos es insuficiente. Las actitudes de las entidades representativas generan discordia y rechazo a veces. El colectivo imaginario se desentiende de todo esto, unos por no tener acceso, otros (la mayoría) por tener que luchar para sobrevivir. Es verdad existe el apoyo material y espiritual que algunas instituciones brindan, nunca dejaron de estar, sin embargo hay algo que hace que la diáspora debe interpretar cada vez más como el que su verdadero lugar para iniciar o continuar sus vidas, es Israel. Mientras tanto soportar humillaciones y el peligro existencial es una consecuencia que no puede controlarse adecuadamente sobre todo cuando uno siente que es el “inquilino” y no el dueño de casa.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: