Día de la Victoria sobre el Nazismo: 67 aniversario

Cientos de veteranos de la Segunda Guerra Mundial marcharon en Jerusalén

Algunos centenares de veteranos judíos de la Segunda Guerra Mundial, la gran mayoría de ellos de origen ruso o de Europa Oriental, recorrieron el centro de Jerusalén en un emotivo desfile para recordar el 67 aniversario de la victoria aliada sobre los nazis.

Los veteranos, ya ancianos, marcharon a lo largo de la calle Hillel, en el centro de Jerusalén, acompañados de sus familiares y amigos, mientras los transeuntes les vitoreaban y entregaban flores en señal de agradecimiento por su contribución al fin del régimen de Adolf Hitler.

Decenas de ellos vestían sus viejos uniformes y lucían boinas partisanas, portaban banderas de las potencias aliadas o mostraban orgullosos en la pechera las medallas y condecoraciones ganadas en la lucha contra el fascismo.

Algunos compartían el honor del desfile con sus nietos, que marchaban de su mano sonrientes, y más de uno pasaba orgulloso en silla de ruedas o ayudado por un bastón o muletas.

“Luché en Königsberg (hoy Kalingrado, perteneciente a Rusia), con la infantería, en 1945. Fue una gran batalla con tanques y artillería. Mi batallón capturó dos tanques alemanes”, dijo orgulloso y risueño Emein Lizema, de origen ruso.

Ataviado con un gorro militar y con una banda al cuello que recogía sobre su pecho las condecoraciones, este hombre de 85 años que emigró a Israel en la década de los noventa se emocionaba con los discursos de agradecimiento y las canciones rusas que honraban a quienes ganaron la guerra con sus propias manos.

En representación del Gobierno hablaron la ministra de Inmigración, Sofa Lanberg, y el viceprimer ministro, Silvan Shalom, que expresaron su admiración, respeto y gratitud en hebreo y ruso a los veteranos.

Pero el protagonismo de la jornada no fue hoy de los políticos sino de los octogenarios y nonagenarios, que desfilaban recibiendo sonrientes los aplausos del público.”Luché dos años y medio, en Alemania, Bielorrusia y Polonia, desde enero de 1943 hasta el Día de la Victoria”, rememora Abraham Botkovich, de 87 años, que décadas después del conflicto aún guarda vivo el recuerdo de los muchos amigos y familiares fallecidos en la contienda.

“Perdimos a muchos camaradas. Mi hermano murió. Los alemanes mataron a 32 de mis familiares en mi pueblo”, explica este anciano que vive en Israel desde que se unió en 1991 a la oleada de judíos rusos que emigraron allí tras la desaparición de la Unión Soviética.Botkovich tampoco olvida a los republicanos españoles.

“En 1937 -manifestó- conocimos a muchos de los niños españoles que viajaron a Rusia, estudiamos en el colegio con ellos. Conocíamos muy de cerca la guerra española, a sus líderes, a Dolores Ibárruri”, “Pasionaria”, la histórica dirigente del Partido Comunista de España.

“Después de la guerra trabajé en una fábrica con un hombre que luchó en la guerra civil española y después escapó a Rusia”, cuenta Botkovich, mientras su compañero recuerda aquel tiempo y exclama “No pasarán”, el viejo lema de los antifascistas españoles.

Este veterano destaca que, “afortunadamente, la España de hoy no es la misma España que la de Franco. Ahora hay democracia.

Fuente: AURORA

– 
Algunos datos interesantes:
  • Los judíos lucharon en la Segunda Guerra Mundial en mayor proporción al resto de la población de sus países.
  • 1.5 millones de judíos pelearon como soldados regulares en los ejércitos aliados, la mayor parte en el ejército norteamericano (550.000) y el soviético (500.000). El resto distribuidos en los ejércitos del resto de los países aliados.
  • Decenas de miles más pelearon como partisanos.
  • 250.000 judíos murieron en combate (no confundir con los 6 millones de civiles asesinados en el Holocausto).
  • 40.000 judíos sionistas de Palestina se ofrecieron como voluntarios para pelear en el ejército británico (tener en cuenta que la población judía de Eretz Israel en aquel momento era poco más de 400.000). 688 murieron en combate. En septiembre de 1944 se formó con ellos la Brigada Judía, que peleó en el norte de Africa e Italia. Estos combatientes experimentados volvieron a Palestina luego de la guerra para incorporarse a la resistencia judía contra los ingleses, promover la Aliá Bet (inmigración “ilegal” de sobrevivientes y refugiados judíos a Eretz Israel) y contrabandear armas para el Haganá. También los veteranos de la Brigada Judía formaron escuadrones de vengadores para liquidar a los antiguos oficiales SS y de las Wehrmacht que participaron en atrocidades contra judíos europeos, aunque las operaciones de asesinato se suspendieron posteriormente para concentrarse en la amenaza árabe, luego de varios éxitos notables. Lástima que se olvidaron de Günter Grass.
  • Miles de veteranos de la Segunda Guerra Mundial lucharon en la Guerra de Independencia de Israel, tales como Ben Dunkelman, Sydney Shulemson, Mickey Marcus, John McElroy, Chalmers Goodlin, Wayne Peake, Evsei Vainrub y muchos otros. Su valiosa experiencia fue de mucha ayuda cuando Tzahal recién nacía, a tal punto que 75% del personal de la fuerza aérea israelí en sus inicios estaba compuesto por voluntarios extranjeros (no solo judíos) y tuvieron que utilizar el inglés en vez del hebreo como idioma oficial.
  • El Estado de Israel otorga la Medalla de los Luchadores contra los Nazis como una condecoración para los veteranos de la Segunda Guerra que viven en el país o aquellos ciudadanos israelíes que participaron en algún ejército aliado o grupo de resistencia entre 1939 y 1946.

Pronto celebraremos otra victoria sobre los herederos del nazismo y los enemigos de Israel. Muy pronto…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: