Con aires del Mufti ¿Quién no se juntó con nazis alguna vez?

“Neonazis asistieron en la masacre de los Juegos Olímpicos de Múnich”

Neonazis asistieron en la masacre de los Juegos Olímpicos de MúnichNeonazis alemanes ayudaron al grupo terrorista palestino Septiembre Negro, uno de los sellos de Al Fatah, al secuestro y asesinato de atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de Múnich, en 1972, según un informe de la revista alemana Der Spiegel.

Documentos históricos que fueron desclasificados por el servicio secreto alemán Verfassungsschutz (BfV) a pedido de la revista revelan que la policía de Dortmunt estaba al tanto de la colaboración entre el terrorista palestino Abu Daud y el neonazi alemán Willi Pohl, siete semanas antes del ataque, y que informó a la agencia de inteligencia germana, pero ésta última no intervino.

De acuerdo con el reporte, la policía de Dortmund registró un encuentro entre ambos extremistas pero no logró descubrir qué tipo de acuerdo habían alcanzado.

Pohl suministró a Abu Daud, el presunto cabecilla de la célula, – que usaba el seudónimo de Saad Walli – pasaportes falsos con los que los terroristas ingresaron a Alemania.

Pohl fue detenido en octubre de 1972 en Múnich, en posesión de ametralladoras, granadas de mano y otras armas, con las que había planificado más ataques por encargo de la OLP, según Spiegel.

El neonazi fue condenado a sólo dos años de cárcel por posesión de armas, pero fue liberado a los pocos días, y abandonó Alemania con rumbo a Beirut.

Pohl, que renunció al terrorismo hace algunas décadas y se dedica a publicar novelas policiales bajo un seudónimo, le dijo a Der Siegel que había actuado como chofer de Abu Daud, llevándolo de un lado a otro de Alemania, para que se reuniera con otros palestinos en varias ciudades germanas. Sin embargo, sostiene que estuvo involucrado sin saberlo en los preparativos del ataque.

Spiegel mantiene que los documentos revelados explican cómo los terroristas palestinos pudieron llevar adelante el atentado con tanta libertad.

Alemania mantiene una política laxa en relación a los grupos islamistas, según los críticos. El grupo chií Hezbollah que realizó numerosos atentados en Oriente Medio y Sudamérica no es considerado una organización terrorista en ese país y cuenta allí con novecientos miembros.

Fuente: AURORA

Sin nada más que agregar a lo dicho por Fabián

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: