Una lección de Tisha B’Av

Destrucción del Primer y Segundo Templo, caída de Beitar y derrota de la revuelta de Bar Kojba, quema del Talmud, Cruzadas, expulsión de los judíos de España e Inglaterra, Inquisición, deportación de los judíos del Gueto de Varsovia al campo de exterminio de Treblinka, atentado a la AMIA, etc… la verdadera catástrofe es que sigamos llorando en vez de regocijarnos. Este Tisha B’Av entendamos cuánto podemos lograr y cuánto podemos ser. Este año no permitiremos que lágrimas falsas nos impidan lograr la redención de Israel y la victoria final sobre nuestros enemigos. D’s estará detrás nuestro, si nosotros hacemos lo correcto.

Jabotinsky en Tisha B’Av

El siguiente extracto fue escrito por Zeev Jabotinsky en Varsovia, Polonia, en Tisha B’Av en 1937:

Han pasado tres años desde mi llamado frente a ustedes, judería polaca, que son la corona de la judería mundial. Continúo advirtiéndoles incesantemente que una catástrofe se acerca. Me volví gris y anciano en estos años, mi corazón sangra, porque ustedes, queridos hermanos y hermanas, no ven el volcán que pronto comenzará a escupir su lava para consumirlo todo. Veo que ustedes no ven esto porque se sumergen y se hunden en sus preocupaciones cotidianas. Hoy, sin embargo, les exijo confianza. Ustedes ya se convencieron de que mis pronósticos han probado ser correctos. ¡Si piensan diferente, entonces apártenme de sus pensamientos! Sin embargo, si realmente creen en mi palabra, entonces escúchenme en este momento crucial: ¡En Nombre de D’s! Dejen a cualquiera de ustedes salvarse, mientras todavía haya tiempo, y tiempo hay muy poco.

Lo que también me gustaría decirles en este día de Tisha B’Av, es quienquiera de ustedes que escape de la catástrofe, él o ella vivirán para ver el momento exaltado de una gran boda judía – el renacimiento y levantamiento de un Estado judío. No se si trendré el privilegio de verlo, pero mi hijo lo hará. Creo en esto, ya que estoy seguro que mañana por la mañana el sol brillará.

Judíos, acabad con la diáspora o la diáspora acabará con ustedes.

Israel no tiene capital ni víctimas del terrorismo

En la página de la BBC (no pongo el link para no promocionarla) se incluye un listado con todos los países y no-países que participan de los Juegos Olímpicos, acompañada con una breve descripción de cada uno.

¿A que no saben cual es el único que “no tiene capital”?

Muy bien, adivinaron.

Es más, al principio decían que “Jerusalem Este” es la capital de Palesina. Osea, no bastaba con dejar a Israel sin su capital, sino que también era necesario partirla y nombrar una parte de la misma como la capital de un Estado inexistente, el mismo que incubó a los terroristas que asesinaron a 11 atletas israelíes hace 40 años en este evento deportivo.

Acá dejo la respuesta de los atletas israelíes

Con respecto a los 40 años de la tragedia de Munich, me parece una lástima que el Comité Olímpico se niegue a hacer un minuto de silencio por los israelíes asesinados. No tanto por las víctimas ni por sus familiares, sino por ellos, los directivos del Comité. Predican el “espíritu deportivo”, pero no lo ejercen. Porque para competir en cualquier deporte se requiere valentía; y con sus excusas patéticas y disculpas a medias demuestran que, en el fondo, son unos cobardes.

Las Olimpíadas de Londres a la sombra de Alemania

Por Julián Schvindlerman

Comunidades – 30/5/12

Posiblemente uno de los momentos más gloriosos de la historia universal de las olimpíadas haya ocurrido -paradójicamente- en las infames Olimpíadas de Berlín de 1936. Adolf Hitler diseñó el máximo encuentro deportivo mundial como una celebración de la raza aria, sería una manifestación nacional de la superioridad alemana por sobre el resto de los pueblos. Los deportistas alemanes ganaron la mayor cantidad de medallas, pero sus convicciones racistas fueron espectacularmente desafiadas cuando el atleta negro Jesse Owens, en representación de los Estados Unidos de América, derrotó a los atletas arios de Hitler y ganó cuatro medallas de oro, batiendo incluso récords olímpicos. Según la tradición, el líder del país anfitrión debía felicitar al ganador, pero Hitler rechazó de plano la idea: “¿Ustedes realmente creen que voy a dejar ser fotografiado estrechando la mano de un negro?”. Esa no fue la única desazón que debió afrontar el líder nazi en su propia casa. Otros nueve atletas judíos ganaron medallas en las Olimpíadas de Berlín, entre ellos Helene Mayer, una alemana medio judía que las autoridades nazis incluyeron entre los suyos en un intento de suavizar la imagen racista de la nación. (Tristemente, tal como todos los deportistas alemanes ganadores, ella hizo el saludo nazi en el podio).

Indudablemente el peor momento de la historia universal de las olimpíadas acaeció también en Alemania, treinta y seis años después. En las Olimpíadas de Munich, en 1972, terroristas palestinos de la agrupación Septiembre Negro secuestraron y asesinaron a once miembros de la delegación israelí. Algunos de los israelíes habían sobrevivido a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial para terminar siendo ultimados en Alemania décadas más tarde por palestinos. Uno de ellos, Shaul Ladani, sobrevivió a la fiebre tifoidea en Bergen-Belsen. Otro de ellos, Yakov Springer, luchó contra los nazis en el levantamiento del gueto de Varsovia. Zeev Friedman, a su vez, era el último hombre de una familia exterminada durante la Shoá. Todos murieron en Munich en 1972. El periodista italiano Giulio Meotti, quién anotó estos detalles en un artículo reciente en Yediot Ahronot, observó que estos hombres, junto al resto de los atletas israelíes asesinados, fueron los primeros judíos en ser matados en Alemania, por ser judíos, desde 1945. Enlutada, Israel se retiró del encuentro. Los juegos continuaron.

Este año tendrá lugar un nuevo encuentro olímpico, en Londres, en coincidencia con el 40 aniversario de la masacre de Munich. Familiares de los atletas israelíes diezmados pidieron que un minuto de silencio fuese conmemorado en su honor durante los juegos. Dos congresistas norteamericanos, Eliot Engel y Nita Lowey, solicitaron lo mismo, al igual que el Estado de Israel. Pero el Comité Olímpico Internacional se negó, como otras veces en el pasado. Supuestamente ello politizaría las cosas. La OLP no tuvo esa consideración oportunamente. Ni el propio Comité Olímpico Internacional pareció preocuparse demasiado por ello cuando aceptó una delegación de atletas de “Palestina” en los juegos de Atlanta en 1996, cuando, tal como ahora, Palestina era inexistente como un estado. Recordar el atentado de Munich ofendería a las muchas naciones árabes y musulmanas participantes, así como a sus aliados, parece ser el argumento tácitamente alegado. Para un encuentro que exalta la virtud y que premia a quien más lo merece, ceder a una presión de este tipo es una desgracia. “Aunque oiremos mucho sobre el ´espíritu olímpico´ durante la interminable promoción de este evento, es y siempre ha sido un fraude gigantesco que siempre ha preferido apaciguar a los tiranos e ignorar crímenes en la búsqueda de una marca comercial global”, opinó Jonathan Tobin en la revista Commentary.

Daría la impresión que un elemento de frivolidad está también presente en la decisión del Comité Olímpico Internacional. Después de todo, se supone que los juegos han de ser un acontecimiento feliz, una celebración global del espíritu humano por la superación y un símbolo de unión colectiva a través del deporte. Pareciera que los israelíes debieran tener la sensibilidad peculiar de no aguar la fiesta con sus reclamos morales, recordándole al mundo entero un desagradable acontecimiento añejo. Tal como cuando la familia de las naciones decidió homenajear a la Alemania nazi con los Juegos de 1936 y al comunismo soviético en las Olimpíadas de Moscú de 1980 y continuar con los de Munich en 1972, este año en Londres el show debe seguir.

– 

Comentario personal:

Una interpretación sobre por qué el Comité organizador se niega a invertir 60 segundos en conmemorar a las víctimas de la masacre de Munich. Como si eso fuera poco, solamente con la información básica de Israel el Comité Olímpico se toma el trabajo de aclarar cuestiones políticas sobre el status de Jerusalén o directamente se niega a decir cuál es la capital de ese país, al mismo tiempo afirma erróneamente (pero intencionalmente, a pedido de Abbas) que la moneda de la Autoridad Palestina es el dólar, cuando es el shekel israelí. Mientras tanto, los palestinos consideran que un minuto de silencio para conmemorar a las víctimas de la masacre es “racismo” (la palabra mágica en la Europa antisemita). Una verguenza. Nada que festejar en estas olimpiadas.

VIVA EL ROCK

Un virus “rockero” ataca las centrales nucleares de Irán

Las instalaciones nucleares de Irán fueron atacadas por un virus musical, según un e-mail que se cree que fue enviado por un científico iraní a la empresa finlandesa de seguridad informática F-Secure.

Mikko Hypponen, investigador principal de la compañía finlandesa, subió al blog de la empresa el e-mail. De acuerdo con el mensaje, las instalaciones nucleares de Natanz y Fordo fueron atacadas por el virus que emite la canción “Thunderstruck” (petrificado) del grupo australiano de rock pesado AC/DC.

El virus apaga las computadoras del sistema e inutiliza o desconecta el hardware de Siemens.

Hypponen no está seguro sobre la exactitud de los detalles del virus, pero ha podido confirmar que el e-mail fue enviado desde un servidor localizado en Irán.

Según Hypponen, el e-mail fue enviado “por un científico que trabaja en la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI, por sus siglas en inglés).

Fuente: AURORA

Antisemitismo violento aplaudido en televisión egipcia

Aparentemente se trata de una “Cámara Oculta” en la TV egipcia: le hacen creer a los entrevistados que es para un canal israelí, y reaccionan con una furia que habla por sí sola. Un asco:

Como si no fuera poco la violencia, el antisemitismo, el racismo, la xenofobia disfrazada de patriotismo, la violencia contra la mujer y esa frase “es tu culpa” que le dice el golpeador a la reportera, todavía se pasó con la frase del final, que en cualquier lugar hubiera sido el punto final para una carrera artística: “venite al auto y te pongo cremita en la espalda”. Pura misoginia. No hay palabras. Es puro espanto. Y eso que los entrevistados no parecen ser talibanes ni nada por el estilo, mas bien seculares, gente “común y corriente”. Si ellos no tienen problema en decir lo que dicen y actuar como actúan en TV, ni me quiero imaginar cómo actúan en su casa o lo que en realidad piensan aquellos que actúan de otra forma en público. Además, lejos de estar avergonzados o pedir disculpas por su comportamiento inaceptable, el tipo dice “Me trajiste alguien que luce como un judío… Odio a los judíos hasta la muerte”. No son casos excepcionales, más bien todo lo contrario. Están acostumbrados a decir cuánto odian a los judíos, de hecho, difícilmente pueden hablar de otra cosa.

Asco de país, asco de gente. Con estas bestias se supone que hicimos la paz… me pregunto cómo serán aquellos con quienes NO hicimos la paz.

Por otra parte, he visto la gran diferencia entre esas tres reacciones con los clientes israelíes de un programa de cámara oculta en la que a una chica árabe (actriz), el vendedor israelí (actor) no quiere venderle porque “no aceptan árabes” en un supermercado de una gasolinera de Holon. Pero no sólo hay diferencia en la conducta de la gente que se visiona y responde indignada acusando de racismo al vendedor, sino en el programa en sí: uno pretende demostrar lo buenos y patriotas que somos porque queremos matar al vecino; el otro pretende demostrar lo buenos que somos porque no aceptamos discriminar al vecino. Véase la diferencia a continuación:

Europa, EE UU, Latinoamérica y el mundo no tiene ni una décima parte de la decencia moral que tiene la sociedad israelí como para dar lecciones o exigir concesiones y decir que “no hacemos suficiente esfuerzo por la paz”, después de todas las amenazas, la violencia, las bombas, las guerras, el terrorismo, la difamación y las arengas antisemitas del enemigo, aún después de firmar una paz definitiva. Comparen la judeofobia, la misoginia, la homofobia, la violencia, la miseria, el autoritarismo, el racismo y el odio que hay en cada una de las sociedades… La diferencia entre judíos y árabes es abismal. Habrá paz cuando los árabes aprendan a amar a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros (Golda Meir)


UPDATE:

Escuchen esta entrevista

Chavez ayuda al régimen iraní a evadir sanciones… ¿Vuelven las acciones del Gran Monete?

Espero que pronto este gigante buque carguero de PDVSA tenga uno de esos “accidentes” al que estamos acostumbrados a presenciar en las centrales nucleares iraníes cada tanto. Ellos matan turistas inocentes, pero otros atacan objetivos militares legítimos… porque aún si son aparentemente civiles, como los científicos o los barcos petroleros, desde el momento en que están trabajando directamente para los ayatolás, están ayudando a que ese régimen tenga los medios para materializar el exterminio de Israel. Desde ese momento, el científico o el barquito de Chavez pasa a ser un soldado enemigo, ni más ni menos. Como tal, tiene que ser liquidado. Y si es liquidado, no me parece mal tomarse unos segundos para festejar que Irán es un poquito más débil y el mundo un poquito más seguro. Además me gustaría que el payaso bolivariano pague el precio de apoyar y juntarse con la peor basura humana.

A trabajar muchachos

A %d blogueros les gusta esto: