Antisemitismo violento aplaudido en televisión egipcia

Aparentemente se trata de una “Cámara Oculta” en la TV egipcia: le hacen creer a los entrevistados que es para un canal israelí, y reaccionan con una furia que habla por sí sola. Un asco:

Como si no fuera poco la violencia, el antisemitismo, el racismo, la xenofobia disfrazada de patriotismo, la violencia contra la mujer y esa frase “es tu culpa” que le dice el golpeador a la reportera, todavía se pasó con la frase del final, que en cualquier lugar hubiera sido el punto final para una carrera artística: “venite al auto y te pongo cremita en la espalda”. Pura misoginia. No hay palabras. Es puro espanto. Y eso que los entrevistados no parecen ser talibanes ni nada por el estilo, mas bien seculares, gente “común y corriente”. Si ellos no tienen problema en decir lo que dicen y actuar como actúan en TV, ni me quiero imaginar cómo actúan en su casa o lo que en realidad piensan aquellos que actúan de otra forma en público. Además, lejos de estar avergonzados o pedir disculpas por su comportamiento inaceptable, el tipo dice “Me trajiste alguien que luce como un judío… Odio a los judíos hasta la muerte”. No son casos excepcionales, más bien todo lo contrario. Están acostumbrados a decir cuánto odian a los judíos, de hecho, difícilmente pueden hablar de otra cosa.

Asco de país, asco de gente. Con estas bestias se supone que hicimos la paz… me pregunto cómo serán aquellos con quienes NO hicimos la paz.

Por otra parte, he visto la gran diferencia entre esas tres reacciones con los clientes israelíes de un programa de cámara oculta en la que a una chica árabe (actriz), el vendedor israelí (actor) no quiere venderle porque “no aceptan árabes” en un supermercado de una gasolinera de Holon. Pero no sólo hay diferencia en la conducta de la gente que se visiona y responde indignada acusando de racismo al vendedor, sino en el programa en sí: uno pretende demostrar lo buenos y patriotas que somos porque queremos matar al vecino; el otro pretende demostrar lo buenos que somos porque no aceptamos discriminar al vecino. Véase la diferencia a continuación:

Europa, EE UU, Latinoamérica y el mundo no tiene ni una décima parte de la decencia moral que tiene la sociedad israelí como para dar lecciones o exigir concesiones y decir que “no hacemos suficiente esfuerzo por la paz”, después de todas las amenazas, la violencia, las bombas, las guerras, el terrorismo, la difamación y las arengas antisemitas del enemigo, aún después de firmar una paz definitiva. Comparen la judeofobia, la misoginia, la homofobia, la violencia, la miseria, el autoritarismo, el racismo y el odio que hay en cada una de las sociedades… La diferencia entre judíos y árabes es abismal. Habrá paz cuando los árabes aprendan a amar a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros (Golda Meir)


UPDATE:

Escuchen esta entrevista

Anuncios

3 comentarios

  1. Sobre este tema, en un post en catalán, uno me comentó otra diferencia: esos dos vídeos llevan a la conclusión de que “la imagen políticamente correcta en Israel es la del respeto y la tolerancia; y postura políticamente correcta en Egipto es la del antisionismo / antisemitismo”. Eso es independiente de que, lógicamente, ni todos los egipcios son beligerantes con Israel (el único que yo conozco, no lo es) ni puede decirse que no exista un ápice de racismo en los israelés (entre musulmanes y judíos o también entre azkenazíes y orientales).

    A.

    • Seguramente hay israelíes racistas, pero el punto es otro: cómo educa y hacia qué valores aspira la sociedad en un caso y en otro. Vale decir, a nadie se le ocurriría felicitar en una TV israelí a un golpeador porque tuvo el “patriotismo” de agredir a una mujer porque creyó que era árabe o pedir perdón al tipo porque casi lo mata “creyendo que era judío”, a diferencia del caso egipcio. En otras palabras, lo que tu acertadamente definiste como políticamente correcto. También debe haber racistas en España, pero no me imagino que el comportamiento del primer video sea aceptable en un canal de televisión ibérico (suponiendo que el objetivo del ataque xenófobo fueran sudacas, moros, homosexuales o incluso judíos, por poner ejemplos hipotéticos).

  2. Yo cuando lo vi me quede helado. Realmente no me imginaba que las cosas podian ser tan asi y menos tan abiertamente.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: