El frente de retaguardia está listo: אל תדאג ישראל

Matan Vilnai es un hombre capaz y experimentado con una larga trayectoria en el establishment de seguridad israelí que estuvo a cargo del Frente de Retaguardia durante los últimos cinco años, hasta ser reemplazado recientemente por Avi Dichter (ex-jefe del Shin Bet) y designado embajador en China (donde tiene muy buenos contactos y también puede ser sumamente útil a los intereses del país). Les recomiendo leer esta breve entrevista donde explica el escenario posible en caso de estallar una guerra con Irán y sus satélites. A continuación resalto los dos párrafos más interesantes:

¿Estamos preparados para soportar ataques desde múltiples frentes?

Durante los últimos tres años, Israel se ha preparado de un modo como nunca lo hizo. No hay razón para entrar en la histeria. Nos podemos sentir muy bien sobre lo que hemos hecho. Esto no se parecerá a la Segunda Guerra del Líbano de 2006, cuando no estábamos listos.

¿Qué quiso decir cuando habló aproximadamente de 500 muertos en una guerra de un més de duración?

Que la gente que habló de miles de bajas estaba exagerando. Los números “500” y “un mes” son la evaluación del Ministerio de Defensa para el peor de los casos en los que tenemos que prepararnos basados en la fuerza del enemigo. Estoy de acuerdo con esa evaluación, de modo que eso es para lo que nos hemos preparado. Pero podría ser más y podría ser menos. En la Guerra del Golfo, dos israelíes murieron por el impacto directo de docenas de misiles Scud desde Irak, mientras que 28 infantes de marina estadounidenses en Arabia Saudí murieron por el impacto de un solo misil. En la Segunda Guerra del Líbano, 44 ciudadanos murieron por 4.000 misiles. Ahora hay diez veces más misiles en Líbano. No obstante, no debería existir pánico como si pudieran producirse miles de bajas.

Aún si cayeran 500 israelíes y judíos en el mundo (lo dudo mucho), a pesar de ser una terrible tragedia, sería mucho mejor que un arma nuclear en manos de los ayatolás. Lo que se viene será mejor que 1967. Israel es muchísimo más poderoso que hace 45 años… vamos! hasta es un país completamente distinto del que era en 2006. Y si bien nuestros enemigos no se quedaron atrás, la superioridad militar, tecnológica y de inteligencia israelí con respecto a sus enemigos (incluso con respecto a las principales potencias mundiales) es infinita. La mayoría de los israelíes no lo saben, pero su país es mucho más poderoso de lo que imaginan (y eso que saben perfectamente que son fuertes). La ventaja de Israel con respecto a Irán no es 2 a 1, es 100.000:1. No estoy diciendo tonterías, ya lo verán. Y si Hezbollah y Hamás se meten, dejarán de existir como organizaciones, lo que suceda con Líbano y Gaza hará parecer la “destrucción” del 2006 y 2008-09 un juego de niños. Tener que convivir con un Irán nuclear, con el actual régimen khomeinista, sería mucho más peligroso, inestable y costoso en términos económicos, humanos y de sangre que lanzar una guerra en estos momentos. Todo lo que dicen los políticos, militares retirados, abogados, profesores y opinión pública en Israel son tonterías creadas para confundir al enemigo o bien debate serio pero con mucha ignorancia en el medio (precisamente porque hay información que no es revelada al público). Ni que hablar los que opinan fuera de Israel. Los que realmente saben cuánta capacidad tiene Israel, cómo será la guerra y su resultado son un puñado que se cuenta con la mano. Hay varios israelíes que tienen un poco de miedo porque temen la respuesta del enemigo, pero ellos no saben lo que se viene. No saben que con esta guerra el programa nuclear iraní será completamente eliminado y tendremos cinco décadas de paz segura. Esperando la orden. Cuando llegue el momento, Israel hará lo que tiene que hacer. D’s esté con nosotros.

Anuncios

Una respuesta

  1. Adhiero plenamente con estas palabras

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: