Netanel Yahalomi Z”L

Otro soldado víctima de la furia asesina terrorista. Algún día Tzahal debería actuar como actuaría cualquier país y eliminar la amenaza terrorista de una vez y para siempre. El altruismo de Israel no funciona ni para la opinión pública; y es lógico, sacrificarse por el que quiere matarte te lleva a un solo lugar: el cementerio.

Anuncios

Una respuesta

  1. Estoy de acuerdo, pero no me parece que el altruismo de los soldados israelíes que quisieron proporcionar comida y agua a los refugiados africanos sea condenable. A los infiltrados e inmigrantes ilegales hay que expulsarlos e impedirles la entrada al país, pero de ninguna manera son enemigos o asesinos como la basura islamofascista. Fueron los terroristas los que, disfrazados de civiles (armados hasta los dientes con cinturones explosivos, cargadores, lanzagrandas RPG y ametralladoras de alto calibre), emboscaron a los soldados cuando interactuaban con los inmigrantes. Los africanos no tuvieron nada que ver en esto, no son cómplices. A menos que vos tengas otra información.

    Israel está evaluando si fue un ataque orquestado desde Gaza en respuesta a la liquidación selectiva de tres jerarcas del Hamás (o una escisión de esa organización) que estaban preparando un megaatentado, o simplemente una iniciativa de los salafistas y extremistas en el Sinaí. En cualquier caso, pagarán el precio. Por el momento los tres terroristas directamente involucrados fueron liquidados. Ahora vamos por los planificadores, infraestructura y líderes.

    Bendito sea Yahalomi, con 20 años ofrendó su vida por Israel y salvó incontables vidas inocentes de una matanza indiscriminada (que era exactamente lo que planeaban los asesinos).

    Pensar que en lo que va de 2012, ningún israelí murió a causa de acciones hostiles o terrorismo palestino (no porque ellos dejen de intentarlo, sino porque nosotros no se lo permitimos). Pero en los últimos nueve meses cayeron tres israelíes producto de ataques desde el Sinaí (perpetrados mayormente por beduinos radicalizados) – dos soldados y un trabajador árabe-israelí. A pesar de esas pérdidas, Tzahal salvó incontables vidas abortando y neutralizando innumerables ataques desde el Sinaí, a veces incluso atacando primero. Y el asesinato cobarde de Netanel (asesinado por un francotirador a 100 metros de distancia) lo pudieron perpetrar porque en los 17 kilómetros de frontera donde se encontraba la patrulla, todavía no se terminó de construir la cerca fronteriza con Egipto. Cuando se termine por completo en octubre o noviembre, les será casi imposible atacar a nuestras fuerzas. Faltan poquitos kilómetros para terminar la valla.

    El problema de seguridad en la frontera sur está cada vez más resuelto, pero la lamentable muerte de Netanel demuestra que falta camino por recorrer.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: