El día después

Como dijo Bibi: Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, inmediatamente después del ataque contra las centrales nucleares iraníes, una sensación de alivio se esparcirá por toda la región y el planeta. Mas bien se relajarán las tensiones en Oriente Próximo. Los países árabes, que temen con todos sus huesos un Irán con armas nucleares y odian a ese régimen mas que a los israelíes, darán las gracias a puertas cerradas. El ataque a Irán probablemente será el mayor regalo de Israel al mundo árabe, además teniendo en cuenta que todos los costos de dicha acción recaerá únicamente sobre el Estado hebreo. En otras palabras, luego de la derrota iraní, este mundo será un poquito mejor.

Judíos de Francia e Inglaterra: Hagan Aliá antes de que sea demasiado tarde o al menos prepárense para la batalla con los musulmanes. Están en medio de un volcán a punto de estallar!

Ética en situación de guerra

Los invito a leer mi ensayo titulado Ética en situación de guerra

Si bien está escrito de manera general, y no referido específicamente a Israel, aprovecho este espacio en El Rejunte para hacer un breve comentario y decir que considero correcto si Tzahal decide abrazar los principios éticos enunciados en el texto.

El gran e histórico Ejército de Defensa de Israel, del cual me siento orgulloso y al que le brindo mi apoyo, puede mejorar, y mi intención es contribuir a este propósito escribiendo y difundiendo las ideas sobre la  ética en situación de guerra.

Por supuesto, podemos iniciar aquí un debate sobre las ideas del ensayo aplicadas concretamente a Tzahal.

 

Gustavo Perednik en Rosario

El ataque actual y la guerra que se viene (antes de marzo?)

Sobre el ataque a la fábrica de armas de la Guardia Revolucionaria iraní en Jartum – que probablemente servía para proveer armamento a los grupos terroristas de Gaza – fueron reproducidas unas declaraciones de un oficial de defensa israelí que me gustaría recalcar:

“Fue una muestra de fuerza, pero solamente una fracción de nuestra capacidad – y de lo que los iraníes pueden esperar en la cuenta final hacia la primavera”

También me gustaría destacar la facilidad pasmosa mediante la cual la fuerza aérea israelí operó en territorio enemigo a mil kilómetros de distancia, sin siquiera ser detectada, como ocurrió con Siria en septiembre de 2007. Pues eso, plena confianza en las FDI y las sorpresas que se llevará el mundo entero.

BBC: Periodismo inmoral, manipulador, antisemita y pedófilo‏

Escándalo en la BBC

Por Julián Schvindlerman

Comunidades– 31/10/12
Para quienes hemos observado a lo largo de los años la profundamente sesgada cobertura periodística de la British Broadcasting Corporation (BBC) sobre el conflicto palestino-israelí, hace tiempo hemos advertido la putrefacción moral que anida en el corazón de la cultura organizacional de ese prominente medio de comunicación inglés. Si la BBC podía tan desfachatadamente engañar a sus oyentes sobre este tema, nos preguntábamos, ¿no era acaso razonable asumir que los podría engañar sobre cualquier otro? Si mentía sobre Israel, ¿cómo no considerar que mentía sobre otros países también? Este el principal problema que enfrenta la prensa cuando queda expuesta en una incorrección informativa: pierde, por completo, la confianza del público. Pues uno no puede seguir creyéndole en los demás asuntos sobre los que informa cuando su cobertura sobre uno de ellos, uno sabe, es notablemente parcial. Israel fue apenas un epifenómeno en el cosmos de la BBC, una manifestación singular de un fenómeno de tendenciosidad y supresión de la verdad mucho mayor.

Días atrás nos hemos enterado de que -por décadas- uno de sus periodistas estrella abusó de cientos de niñas (y aparentemente también de niños) en los estudios de la BBC, en su casa rodante, en orfanatos, hospitales y otras instituciones que el personaje patrocinaba, sin que sus jefes y colegas de la BBC hicieran algo al respecto. Sus paseos en un Rolls Royce convertible blanco, su melena rubia y larga al viento, fumando grandes habanos, mostrando sus cadenas de oro, vistiendo ropas fluorescentes han hecho de Jimmy Savile una figura excéntrica. Su popularidad durante los años setenta y ochenta fue enorme en tanto DJ de vanguardia y conductor de los programas “Top of the Pops” y ”Jim´ll Fix it”. Detrás de su fama se escondía un depredador sexual. “Era de público conocimiento que Savile llevaba a chicas a su oficina” dijo ahora Jeffrey Collins, un ex asistente suyo en la BBC. Un previo supervisor de una discoteca en la que Savile fue DJ, Dennis Lemmon, aseguró que tenía reputación de “ir por las más jóvenes”. Bob Langley, quién cubrió una noticia junto a Savile, afirmó haber visto chicas de “12, 13 y posiblemente 14 años” salir de su casa rodante. ¿Podía la BBC no saber nada al respecto?  Difícilmente. De hecho, estaban tan propagados los rumores sobre la conducta sexual de Savile en la industria del entretenimiento que en 1999 se le preguntó en un programa de televisión al respecto. “Allí le pongo las manos arriba a todo lo que puedo” respondió en tono de broma. La audiencia aplaudió. Jimmy Savile falleció el año pasado.

La Policía Metropolitana británica abrió una investigación penal póstuma. Scotland Yard dice estar siguiendo cuatrocientas líneas de pesquisa. Se habla de cientos de víctimas abusadas a lo largo de todo el territorio nacional. Pero esta es sólo una parte del problema. Ella atañe a la conducta sátira de un periodista emblema de la BBC cuya reputación ya está hecha trizas. La otra parte del problema atañe a la propia BBC cuya actitud largamente tolerante de sus delitos aberrantes emerge como uno de los más grandes escándalos de la historia de la prensa británica.

No sólo el comportamiento pasado de la BBC en los lejanos setenta y ochenta está en el tapete, sino su proceder reciente. Pues trascendió que un programa sobre Savile de la propia BBC, un programa que exponía sus transgresiones de pederasta, fue censurado y privado de ser publicado. El director del programa en cuestión, “Newsnight”, sostuvo que nadie jerárquico lo presionó para descartar la emisión. Pero periodistas que trabajaron en el exposé dijeron que éste estaba entusiasmado con las revelaciones hasta que abruptamente cambió de postura y les informó que el programa no saldría al aire. ¿Trabó la BBC una investigación periodística? ¿Censuró la BBC a un programa propio? ¿Intentó la BBC privar a su audiencia de saber la verdad sobre este tema? Así parece y en ello radica un escándalo no menor: ya no pecar por la vieja e inadmisible cultura de tolerancia a los abusos sexuales de uno de sus periodistas más encumbrados, sino la falla ética en informar al público inglés sobre una noticia reveladora actual.

Sabemos de este penoso asunto por un documental publicado a inicios de octubre por la cadena competidora de la emisora pública, ITV. La propia BBC no hizo demasiado por informarnos al respecto y, aparentemente, sí hizo mucho por mantenernos en la ignorancia sobre estos graves hechos. Tal como su ídolo mediático de antaño ahora caído en desgracia, también el prestigio institucional de la BBC está cayendo en picada.

Hanan Ashrawi debe estar lamentando ello. Yo no.

Encuesta Ha’aretz Apartheid israelí

Ha’aretz Crea un Inexistente Estado Apartheid

Nombre del medio: Ha’aretz <!–Autor original: HR-RH –>País: Mundo<!– Traducción: –>
Comunicado del 23 de Octubre del 2012
Artículo traducido y editado por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker
Ha’aretz es una fuente muy importante de artículos críticos y anti-israelíes para los medios internacionales. En el último ejemplo, el comentarista de izquierda de Ha’aretz , Gideon Levy, ha alimentado deliberadamente a los medios de comunicación internacionales con una subjetiva y parcializada lectura de una encuesta que proclama que: “La mayoría de los israelíes judíos apoyaría un régimen de apartheid de Israel“.
Gideon Levy regularmente sataniza al Estado judío ante el público extranjero y desde sus propias columnas periodísticas. Regularmente va más allá de la crítica legítima de Israel, cruzando las líneas rojas y aliándose con aquellos que se refieren a Israel como un racista “estado de apartheid”, promover el boicot, desinversión y sanciones (BDS) y desea ver la destrucción de Israel.
Sobre la base de que Levy promueve la patraña del “apartheid” de Israel, es el último periodista que podría dar un análisis objetivo de los resultados de estas encuestas.
Su artículo comienza con la siguiente premisa:
La mayor parte de la población judía en Israel apoya el establecimiento de un régimen de apartheid en Israel si se anexa formalmente la Ribera Occidental.
Pero echemos un vistazo a los resultados:
Traducción de los gráficos:
1_ Usted apoya un intercambio de tierras que permitiría a Israel  mantener los asentamientos?
36% apoya el intercambio de tierras
48% se opone a la anexión
16% no sabe
2_ ¿Usted quisiera que Israel anexe los asentamientos en  Cisjordania?
38% apoya la anexión
48% se opone a la anexión
14% no sabe
3_ ¿El derecho a voto se le concedería a los palestinos si Israel anexa Cisjordania?
69% no
19% si
12% no sabe
La entera premisa de Gideon Levy se basa en una situación hipotética donde Israel anexaría Cisjordania. Sin embargo, tal vez la verdadera historia aquí es que la pluralidad de la opinión pública israelí no favorece la anexión de los asentamientos de Cisjordania por no hablar de la Ribera Occidental en su totalidad.
Esto hace que la pregunta sobre los derechos de voto de los palestinos en Cisjordania anexada sea totalmente irrelevante. Que una tan gran mayoría de la opinión pública israelí niegue ese derecho a los palestinos no es sorprendente teniendo en cuenta que esto efectivamente llevaría al fin de Israel como un Estado judío si permitiera votar a los palestinos como ciudadanos iguales o hacia al fin de Israel como un Estado democrático si se les negase a los palestinos estos derechos.
Que es exactamente por lo que el público israelí no apoya esta política, precisamente porque la mayoría de los israelíes no quieren ser asociados con el apartheid.
Otras estadísticas arrojadas casualmente por Levy para apoyar su visión de Israel como un Estado de apartheid:
Un arrasador 74 por ciento de la mayoría está a favor de carreteras separadas para los israelíes y los palestinos en la Ribera Occidental. Una cuarta parte – 24 por ciento – creen que caminos separados son “una buena situación” y 50 por ciento creen que son “una situación necesaria”.
Traducción del gráfico:
¿Cuál es su opinión sobre la separación de los sistemas viales entre israelíes y palestinos en Cisjordania?
74% apoya la separación, de los cuales: 24% dice que “Es bueno”, y el 50% dice que “Es Necesario”.
17% debe detenerse
9% no sabe
Lo que Levy no aclara es que esta forma de separación no se realiza sobre una base racial, sino únicamente en la ciudadanía. Los árabes israelíes tienen tanto derecho como los judíos israelíes de viajar en las carreteras que deseen. Cualquier separación de la red de carreteras de Cisjordania (y hay un montón de caminos compartidos) se debe exclusivamente a la seguridad y no tiene nada que ver con los reclamos del apartheid.
Levy opta por destacar las opiniones minoritarias significativas que le convienen. Por ejemplo:
El 42 por ciento no quiere vivir en el mismo edificio con los árabes y el 42 por ciento no quiere a sus hijos en la misma clase con niños árabes. Un tercio de la población judía quiere una ley que prohíba a los árabes israelíes votar en el Knesset (Parlamento).
Sin embargo, algunos de los gráficos que acompañan a la versión online hebrea del artículo no se adjuntan en la versión en inglés. Una pluralidad de israelíes judíos (49%) no tiene objeción de tener niños árabes en la misma clase que sus hijos y al 53% no le preocuparía tener un vecino árabe en el mismo edificio.
Y en lugar del tercio que expresó una opinión negativa, ¿qué pasa con la gran mayoría (59%) de los israelíes judíos que no apoyan la prohibición hacia los árabes israelíes para que voten en la Knesset?
Estos son ejemplos de la tendencia de Levy para tomar las estadísticas y retorcerlas para que se ajusten a su desagradable agenda .
Tome una muestra de 503 judíos sobre 6 millones que viven en Israel y usted encontrará los prejuicios y sesgos que están presentes en las poblaciones de cualquiera de los países del mundo. Mientras que los judíos no son los únicos en este sentido, un miedo al “otro” puede ser mejor comprendido por las circunstancias particulares en las que los israelíes se sienten cuando se trata de su seguridad personal en un barrio muy peligroso.
Este estudio, sin embargo, no es la prueba que Levy busca para respaldar sus afirmaciones de que la sociedad israelí es inherentemente racista y fundamentalista.
Encuesta desautorizada
Levy afirma que la encuesta fue encargada por el Fondo New Israel Fund´s Yisraela Goldblum. Tal vez un indicador de cuán politizada y tóxica sea esta encuesta sea el hecho de que el mismo Fondo se desvinculó de ella. NIF ha emitido una aclaración (en hebreo) afirmando que no está detrás de la encuesta y no está relacionado con ella de ninguna manera.
La historia original de Ha’aretz ya ha sido recogida por algunos medios de comunicación internacionales que buscan dar un golpe bajo a Israel, como The Guardian y The Daily Telegraph en el Reino Unido. Puede que sólo sea cuestión de horas antes de que algunos de la prensa de EE.UU. sigue su ejemplo.
En español, ya pudimos encontrarla en El Periódico de España, en La Vanguardia y en El Espectador de Uruguay.

Ayn Rand sobre Israel (Lectura en el Ford Hall Forum, 1974)

Ayn Rand sobre Israel (Lectura en el Ford Hall Forum, 1974)

Pregunta: ¿Qué debería hacer Estados Unidos respecto de la guerra árabe israelí (1973)?

Ayn Rand: Darle toda la ayuda posible a Israel. Considere lo que está en juego. No es el deber moral de ningún país el enviar hombres a morir para ayudar a otro país. La ayuda que Israel necesita es tecnología y armas militares -y las necesitan desesperadamente-. ¿Por qué deberíamos ayudar a Israel? Israel no está luchando solamente contra los árabes sino también contra la Unión Soviética, que les envía armamento a los árabes. Rusia va por el control del Mediterráneo y el petróleo.
Además, ¿por qué están los árabes en contra de Israel? (esta es la razón principal por la cual apoyo a Israel). Los árabes son una de las culturas menos desarrolladas. Son tipicamente nómades. Su cultura es primitiva, y les molesta Israel porque es el único foco de ciencia moderna y civilización en su continente. Cuando tienes hombres civilizados luchando contra salvajes, apoyas a los hombres civilizados, no importa quienes sean. Israel es una economía mixta inclinada al socialismo. Pero cuando se trata del poder de la mente -el desarrollo de industria en ese continente desértico desperdiciado- versus salvajes que no quieren usar su mente, entonces si a uno le importa el futuro de la civilización, no hay que esperar a que el gobierno haga algo. Da cualquier cosa que puedas dar. Esta es la primera vez que he contribuido a una causa pública: ayudando a Israel en una emergencia.

Fuente: In moral defense of Israel. – Ayn Rand Center for Individual Rights.  

Tres notas sobre tres temas

Tres notas sobre tres temas:
Muere el superviviente más longevo de Auschwitz. Se trata de Antoni Dobrowolski, que murió el lunes a los 108 años.

Fidel Castro reclutó a exnazis en la crisis de 1962. Nota ya publicada por Zionist1948, ahora en idioma castellano.

Carta Abierta al Canciller Héctor Timerman. Crítica a la vergonzosa reunión que mantuvo el impresentable funcionario argentino con el gobierno iraní por el tema AMIA.

Las sanciones corroen al régimen por dentro

Está confirmado por ellos mismos. Su economía se va a pique, no pueden importar y exportar libremente sus productos más básicos (exportar petróleo e importar todo el resto, típico modelo chavista), el rial se devaluó un tercio en pocas semanas y tienen la inflación más alta del mundo (que los expertos estiman en 50-70%, aunque el régimen ayatolá miente descaradamente y dice que es “solamente” de un 24% anual). Encima la pésima administración económica de Ahmadinejad empeoró las cosas. Hay caos socio-político y un espíritu rebelde entre esa población que tal vez hará parecer el levantamiento de 2009 una escaramuza insignificante. Si esto sigue así, preferible retrasar la guerra y dejar que las sanciones hagan el trabajo “ablandando” al enemigo antes de destruir militarmente sus instalaciones nucleares.

De todas formas los ayatolás son capaces de darle de comer uranio a sus hijos. Son capaces de sacrificar medio país para alcanzar la capacidad de producir armas nucleares. Según lo que admiten los propios europeos, la fecha tope para llegar a la “línea roja” es junio de 2013. Vale decir, la línea roja es cuando tendrán la capacidad de fabricar la bomba cuando quieran sin que ningún ataque militar pueda cambiar el resultado. Una vez que enriquecen uranio al 90%, después pueden ensamblar la bomba en cualquier taller del tamaño de un aula sin que la CIA, el Mossad o los cientos de satélites espía siquiera se den por enterado.

No queda mucho tiempo, pero mientras tanto hay que apostar a las sanciones, provenientes hasta ahora de EE UU y Europa. Además el próximo presidente estadounidense, sea Obama o Romney, apoyará cualquier medida que Israel decida tomar para neutralizar la amenaza iraní. En eso no hay mucha diferencia entre demócratas y republicanos. Sino miren el último debate.

Pero no es solo trabajo de ellos. Netanyahu hizo una campaña impecable de esclarecimiento y relaciones públicas a nivel internacional que alertó al mundo entero (o al menos puso el tema sobre la agenda) del peligro que constituye el programa nuclear iraní. Creo que Bibi ahora no es tan apreciado como debería, pero en unos poquitos años se le reconocerá todo lo que hizo por su nación y el mundo libre. No me quepa la menor duda que el resultado de la próxima guerra en Medio Oriente será un remake de 1967, potenciado a la centésima. El tiempo dirá.

Sobre los asesinatos políticos en Líbano… y algo más

Los fantasmas de Damasco

Autor:

Treinta años después del inicio de la guerra civil, Líbano registró un terremoto político de proporciones globales cuando 1.200 kilos de TNT volaron al PM Hariri. Siete años después del crimen se especula con que el ataque fue ejecutado por ‘los fantasmas de siempre’. Lo mismo ocurre con otros asesinatos de políticos antisirios, nada se ha sabido acerca de esos crímenes y se sospecha, como es usual, de ‘los fantasmas’. Es así como se expresa desde posiciones políticamente correctas la decadente comunidad internacional encabezada por Naciones Unidas. Mientras tanto, el accionar de ‘los fantasmas’ continúa ensañándose económica y psicológicamente con el pueblo libanés.

La nueva victima ha sido el General Wisam Hasan, jefe de la inteligencia policial que investigo y detuvo al diputado prosirio Michel Samaha con dinero y explosivos provenientes de Damasco dos meses atrás. El final era predecible, Hasan acabo asesinado el viernes. Líbano es victima de ‘los fantasmas’ que siguen ensañándose con el pueblo libanés como hace cuarenta años. La seguridad es inexistente para quien se oponga al régimen sirio. Desde 2005 las explosiones y asesinatos políticos aumento y los muertos pertenecen siempre al mismo sector. Aun así, el nombre que gusta utilizar el sector pro-sirio y la prensa progresista para referirse a los asesinos sigue siendo el de “fantasmas”. Los adherentes a Siria e Irán sostienen que los fantasmas vienen del Sur. El otro sector, el que pone la sangre y los muertos, dice que provienen del Este. Más allá del silencio del propio Estado libanés y la comunidad internacional nadie ignora quienes son los fantasmas y sus redes de Inteligencia. Son los mismos que han tenido y tienen control del ejército y la seguridad libanesa. Según Hezbolá no hay fantasmas. ¿Entonces, quién ha estado asesinando a todos los políticos antisirios en Líbano?. Los libaneses se preguntan, quieren saber porque Hezbolá se erigió en la resistencia de la nación islámica a nombre del Líbano. Porque se asesina sistemáticamente a cualquier oponente del régimen sirio. Quién ejecuta los secuestros en la región del Bekaa y el sur de Beirut, quién constituye tribunales militares clandestinos y ejecuta personas sin proceso legal previo o derecho a defensa. La lista de ilegalidades es interminable. La sordina del llamado mundo libre mancha a funcionarios y organismos internacionales por igual. Pero dentro del Líbano, los libaneses mayoritariamente saben que Damasco es el lugar de residencia de ‘los fantasmas’.

Con este clima de descontrol y si no retumba otra explosión que se lleve por delante algún político más. Así es como se llegara a las parlamentarias libanesas de abril próximo, en ellas, hasta puede resultar electo ‘un fantasma’. Nadie puede asegurar otra cosa ante la sumisión y la inacción del Estado y la influencia de regimenes canallas en Líbano.

UPDATE:

¿Cómo será la situación en un futuro cercano? ¿Hay esperanza para Siria o esta “primavera” es un preludio para mayor islamización, caos, fanatismo, masacre y guerras? Lo único que realmente puedo afirmar, en mi humilde opinión, que trajo como positivo estos levantamientos es que muchas caretas se cayeron. Ahora nadie puede hacerse el distraído sobre qué representan los ayatolás, Assad, Hezbollah y Chávez. Vemos claramente dónde está la civilización y dónde la barbarie, dónde los derechos humanos, la libertad, el bienestar, la democracia y el progreso; y donde el atraso, la miseria y la muerte. Vemos claramente que el “problema palestino” es un pretexto de los tiranos de turno para distraer a sus pueblos de sus verdaderos problemas internos y propios. También se le cayó la careta a la izquierda, a cuyas agrupaciones en este último año y medio no vimos salir a la calle NI UNA SOLA VEZ para protestar por la carnicería perpetrada en Siria (ni quemar banderas, ni protestar en embajadas, ni organizar flotillas). “Solidaridad” miope se llama. Me temo que nunca podrá haber paz en Líbano mientras no sea erradicado el régimen sirio, iraní y Hezbollah. El tiempo dirá.

Personalmente, durante 18 meses esperé en vano alguna declaración de repudio, manifestación o siquiera comentario de la CTA, el PC, el PO, PI, Convergencia Marxista, MST, el verborrágico “humanista” Luis D’Elía, Madres de Plaza de Mayo, organizaciones de izquierda u organismos de derechos humanos en Argentina sobre la carnicería que Assad (el amigo humanitario de Chavez… ¿o ese era Gadaffi?), con ayuda de Hezbollah e Irán, estaba perpetrando contra sus propios civiles (no Jews, no News). No han dicho una sola palabra ni movido una sola columna partidaria frente a la embajada siria en nuestro país. Cuando Israel defiende a sus ciudadanos del terrorismo promovido por asesinos como Assad, es cuestión de horas para que ellos salgan a putear. El estruendoso silencio sobre Siria y la hipocresía desplegada solo me demuestra que a ellos les importan un rábano los árabes, palestinos o los “pueblos oprimidos del Tercer Mundo”. Ellos odian a los judíos y punto. Los viejos antisemitas al menos lo admitían.

Pero no importa, Assad tiene los días contados y espero que con ese carnicero asesino caigan todos sus amigos y los que lo apoyan, sea abiertamente o con su silencio.

A quienes puedan asistir: Seminario sobre Antisemitismo en Barcelona

Seminario sobre Antisemitismo en Barcelona

con el apoyo del Ayuntamiento e invitados de Israel

 

El Primer Seminario Internacional sobre Antisemitismo en Cataluña, se llevará a cabo a en Barcelona los días 7 y 8 de noviembre próximos.

El seminario es organizado por el Ayuntamiento de Barcelona, bajo los auspicios de la concejalía de Derechos Civiles, y por la Fundación Baruch Spinoza. Cuenta además con el apoyo de una decena de instituciones españolas, incluida la Universidad de Barcelona, cuyo profesor Xavier Torrens es el director del seminario.

La recepción oficial se realizará en el Palacio de Gobierno de Cataluña, y las conferencias tendrán lugar en el Espacio Francesca Bonnemaison. Especialmente invitados desde Israel llegarán los profesores Robert Wistrich y Gustavo Perednik. Entre los disertantes españoles destacan: Joan B. Culla de la Universidad Autónoma ; Francesc Marc Álvaro de la Universitat Ramon Llull; Xavier Boltaina, profesor de Derecho de la Universidad de Barcelona, el Fiscal Miguel Angel Aguilar, y los periodistas Vicenz Vilatoro y Pilar Rahola. Durante el seminario se proyectará la reciente película El Estigma, una realización de Martí Sans, que indaga las formas del antisemitismo en España.

 

Mensaje a los europeos

Traduzco en palabras simples: Jerusalén no es ningún asentamiento, sino la capital unificada, eterna e indivisible de Israel. Seguiremos construyendo en nuestra capital como todos los gobiernos israelíes hicieron desde Eshkol y Golda Meir hasta la fecha, igual que ustedes construyen en Londres, Paris y Moscú. Mejor ocúpense de sus propios problemas (que no son pocos). Y para los extorsionadores que dicen – como el fracasado de Shlomo Ben Ami… que forme un partido político en Israel a ver cuántos lo votan después de que sus políticas entreguistas hayan causado 1.500 israelíes muertos – que el problema de Irán está condicionado a un avance en las negociaciones con los palestinos, sepan que los europeos no nos hacen ningún favor imponiendo sanciones al régimen ayatolá, lo hacen por ellos mismos, porque a ellos tampoco les conviene que Irán tenga la bomba o que hagamos el trabajo por nuestra cuenta. ¿O acaso alguien cree que los europeos moverían un dedo por Israel?

En otras palabras, me remito al Diego para contestarle a Catherine Ashton. Prefiero que Israel se equivoque con los americanos antes de darle la razón a los europeos.

Judeofobia sudamericana

UN CABALLO DESBOCADO

Por Natalio Steiner

El reelegido presidente de Venezuela, Hugo Chavez, parece un caballo desbocado que en su afan continuista no vacila en arrasar todo lo que se pone en su camino.

En este sentido la comunidad judía de Venezuela, que supo tener hasta hace 12 años a unos 20.000 miembros y hoy tiene sólo unos 8.000, ha sido víctima nuevamente de actitudes antisemitas por parte del aparato de un gobierno autodenominado “socialista y populista”, cuando en verdad es un engendro demagógico que extrañamente es reivindicado en la Argentina por un gobierno que también se autodenomina populista y progresista.
En la reciente campaña electoral en Venezuela abundaron los epítetos antijudíos contra el candidato opositor, Henrique Capriles, una católico con antepasados judíos víctimas de la Shoa, algo que Capriles no olvida.
Chavéz tildó a Capriles en plena campaña de “cochino”, término que deviene de marrano, y en su aparato propagandístico han aparecido inmensas alusiones antijudías. De hecho la web chavista Aporrea llegó a publicar una guía de instrucciones antisemitas en la que invitaba a denunciar con nombre y apellido a los miembros de la comunidad hebrea y confiscar sus bienes.
Bajo el extenso gobierno chavista la comunidad judía de Caracas vio asaltado su centro social en el 2004 y en el 2007 bajo el pretexto extravagante de buscar armas del “Mossad sionista” (solo a algunos ingenuos se les ocurrre pensar que hay diferencias entre antisionismo y antijudaísmo siendo que el primero lleva al segundo).
En el 2009 fue profanada la sinagoga Tiferet Israel a la vez que pintaron cruces esvásticas dentro de la sinagoga y aparecieron frases escritas como “Judíos fuera” y  “muerte a los sionistas”.
El asalto a la sinagoga ocurrió apenas después que Venezuela rompiera relaciones con Israel luego del operativo israelí en Gaza, Plomo Fundido.
Venezuela es un aliado incondicional de Siria e Irán y calla ante las masacres atroces de Assad y abre las puertas al terrorismo iraní en Latinoamérica. Nada de esto parece conmover a la insípida política exterior de Argentina, más interesada en montarse en el triunfo del venezolano para legitimar su “modelo” económico.
Nada bueno les espera a los judíos venezolanos en los próximos años como así tampoco a los judíos sudamericanos que vivan en este tipo de regímenes y sus lacayos como el boliviano, ecuatoriano y nicaraguense.
En este sentido los judíos argentinos deben preocuparse ya que el actual gobierno ha ponderado a Chavez en reiteradas oportunidades, quizas por la dependencia energética.
Si a esto le sumamos el acercamiento argentino a Irán con  la excusa pueril de la causa AMIA y las erróneas analogías de la presidenta argentina comparando torpemente la causa Malvinas con el conflicto palestino- israelí, no pasará mucho tiempo hasta que el antisionismo y el antijudaísmo de izquierda vuelva a levantar cabeza en nuestro país tal como lo hiciera en el 2006 y el 2009 de la mano de Luis D’Elía y ante un pesado silencio gubernamental.
Pintada antisemita en Caracas reivindicando al Hamás
UPDATE:
A Natalio le faltó agregar que en febrero de este año, el candidato opositor de la última elección presidencial en Venezuela, fue objeto de lo que numerosos periodistas extranjeros calificaron como “ataques viciosos por parte de fuentes mediáticas controladas por el Estado”. El Wall Street Jorunal dijo que Capriles fue “vilificado en una campaña en que los medios oficialistas lo tildaron de homosexual y agente sionista, entre otras cosas”. En un artículo de opinión del 13 de febrero de 2012 publicado en la oficialista Radio Nacional de Venezuela, titulado “El enemigo es el sionismo”, se atacó a Capriles por sus ancestros judíos y se lo vinculó con “grupos nacionales judíos” porque se había reunido con dirigentes de la comunidad judía local. En el artículo se afirmó que “Este es nuestro enemigo, el sionismo que Capriles hoy representa… el sionismo, junto con el capitalismo, es reponsable por el 90% de la pobreza mundial y las guerras imperialistas”. Der Stürmer no lo podría haber dicho mejor… sin embargo, para algunos personajes del gobierno argentino la victoria de Chávez es “nuestra victoria”. No obstante, el Chavismo tiene los días contados. Hace seis años, la oposición obtuvo poco más de un 30% de los votos, en la última Capriles obtuvo un 44%, a pesar de tener todas las reglas de juego en contra, con un voto cautivo del gobierno (gente muy pobre a quien le quitaría los planes sociales y el alimento en caso de no obedecerlo) y en su contra a todo el aparato del Estado (que ha sido fagocitado por el Chavismo). El precio del petróleo se encuentra estable, no está tan alto como antes y el simio bolivariano tiene demasiados problemas en casa (hiperinflación, pobreza, inseguridad, una de las tasas más altas de criminalidad y homicidios del mundo, etc) para andar repartiendo su chequera y protagonismo en el mundo. El peligro de Chávez es directamente proporcional al único recurso del cual depende el “modelo” para sostentarse: oro negro. Es un buen momento para que el mundo encuentre energías alternativas y haga caer unos cuantos tiranos. Y cuando caiga el régimen islamofascista iraní y el carnicero Assad, a Chávez le quedarán pocos amigos en el mundo. Por eso es imprescindible – también para acabar con el Chavismo que es la puerta de entrada de Irán a Latinoamérica – saldar cuentas con los ayatolás lo antes posible. Todos los que se oponen al Chavismo tienen que apoyar la caída del régimen iraní, y visceversa. Pues una llevará inevitablemente a la otra.

Sobre el avioncito de Hezbollah

“El drone de Hezbollah lanzado sobre Israel podría desatar una guerra regional”  

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, elevó ante el Consejo de Seguridad un reporte muy duro sobre la situación en el Líbano, incluyendo una crítica demoledora contra el grupo terrorista chií libanés Hezbollah.

Ban Ki moon afirmó que el avión no tripulado de fabricación iraní lanzado por Hezbollah contra Israel, a principios de este mes, fue una “provocación imprudente” que podría conducir a un conflicto regional.

El reporte especifica que el avión no tripulado lanzado contra el espacio aéreo de Israel el 6 de octubre pasado constituye “una provocación temeraria que podría conducir a una peligrosa escalada amenazando la estabilidad del Líbano”.

El autor del reporte es Terje Rod-Larsen, el enviado especial de el secretario general de la ONU para la implementación de la Resolución 1559 del Consejo de Seguridad, aprobada en 2004, que insta a la retirada de las fuerzas sirias del Líbano, la disolución de todas las milicias, y el control de todo el territorio libanés por parte del Gobierno.

Mientras que el ejército sirio se tuvo que retirar del Líbano, tras ser percibido el régimen de Damasco como uno de los responsables del asesinato del entonces primer ministro, Rafik Harir, en 2005; las organizaciones palestinas y Hezbollah no se han desarmado.

El informe puntualiza que el grupo paramilitar Hezbollah “es un desafío fundamental a la seguridad de los civiles del Líbano y al monopolio del uso legítimo de la fuerza por parte del Gobierno”.

Hezbollah ha alcanzado “las capacidades de casi un ejército regular”, indica el reporte.

“El mantenimiento por parte de Hezbollah de considerables capacidades militares sofisticadas fuera del control del Gobierno del Líbano constituye una cuestión de grave preocupación”. El informe añade que esto “particularmente crea una atmósfera de intimidación en el país y constituye una amenaza para la paz y la estabilidad regional. Insto a Hezbollah a no involucrarse en ninguna actividad militante dentro o fuera del Líbano”, manifestó el secretario general de la ONU.

Ban Ki-moon llamó a los líderes de Hezbollah a desarmarse y limitar sus actividades a las de un partido político libanés. “En un estado democrático es una anomalía que un partido político mantenga su propia milicia”, subrayó.

El secretario general de la ONU instó al gobierno del Líbano a emplear su ejército para prevenir que Hezbollah continúe armándose e impedir que desarrolle un poder militar “por fuera de la autoridad del Estado”.

Ban Ki-moon también acusó a Irán de armar a esa organización. El informe añade que Hezbollah está combatiendo en la guerra civil siria junto a las fuerzas del régimen de Asad, “contradiciendo y socavando la política del Gobierno libanés, del cual Hezbollah es miembro de la coalición”.

Por esta razón, los rebeldes sirios se refieren generalmente a Hizb Allah (Partido de Dios) como Hizb Shaytan (Partido de Satanás).

El informe también critica a Israel y lo llama a detener los vuelos que practica la Fuerza Aérea sobre el espacio aéreo del Líbano.

El reporte llama al Líbano a continuar colaborando con el Tribunal Internacional para el Líbano (TEL), que investiga el asesinato Hariri. TEL acusó, en 2010, a cuatro altos miembros de Hezbollah por el magnicidio; pero el grupo terrorista chií se niega a entregarlos a la justicia.

Fuente: AURORA

Homenaje a Ron Arad

Recordamos y rendimos homenaje en esta fecha a Ron Arad, quien hace 26 años fue capturado por terroristas del movimiento Amal en el Líbano. Se desconoce su paradero hasta el día de hoy. El caso de Ron está clasificado como “desaparecido en acción” y se presume que está muerto.

 

Donde quiera que estés Ron, te enviamos fuerzas y apoyo.

 

En la foto extraída del grupo de facebook Hindus United for Israel lo vemos con su hija Yuval.

Sobre Hezbollah

Días después de que el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, asumiera públicamente la responsabilidad por el drone enviado a Israel, el embajador israelí ante la ONU, Ron Prosor, advirtió hoy al Consejo de Seguridad que “las continuas provocaciones y el rearme de Hezbollah podrían tener consecuencias devastadoras para la región.”

Prosor, en un franco discurso durante el debate mensual del Consejo de Seguridad sobre Medio Oriente, dijo – en referencia a la UE – que “algunos países representados en esta mesa continúan definiendo al Hezbollah como una organización política y caritativa, no una organización terrorista. Esto no es menos ridículo que describir a la mafia como un club social de caballeros”.

Prosor dijo que Hezbollah – cuyos líderes admitieron que ser colocado en la lista de organizaciones terroristas de la UE destruiría a la agrupación – recoge dinero de partidarios en Europa “como si fuera la Cruz Roja.”
“¿Cuánto tiempo durará este absurdo? ¿Cuántos inocentes tendrán que caer víctimas del terror de Hezbollah antes de que Europa actúe?” preguntó. “Es tiempo de que todas las naciones responsables llamen al Hezbollah exactamente lo que es: una organización terrorista global.”

Hezbollah actualmente tiene más misiles que muchos países de la OTAN, afirmó Prosor, diciendo que Nasrallah y el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad “se sientan en el consejo consultivo de Bashar al-Assad, ofreciendo al tirano de Damasco consejos sobre cómo masacrar más eficazmente al pueblo sirio.”

“Yo se que no hay escasez de aquellos dispuestos a expresar su compromiso con la seguridad de Israel en este recinto,” dijo. “Sin embargo, las demostraciones de compromiso con la seguridad de Israel han sido difíciles de encontrar en los últimos seis años mientras Hezbollah tornaba el sur del Líbano en una instalación de almacenaje gigantesca para albergar 50.000 misiles.”

Respecto a Irán, Prosor caracterizó como un “engaño” y una “vergüenza” que Irán hablaría “luego de este debate” en nombre del Movimiento de los No-Alineados, que actualmente preside.
“Es tiempo para todos aquellos países del Movimiento que se interesan por la paz y la seguridad realinear el Movimiento de los No-Alineados,” dijo. “Y es tiempo para que la comunidad internacional finalmente actúe para impedir que el régimen iraní adquiera armas nucleares.”

Más información aqui

Aclaración:

El discurso de Prosor viene a colación de la vez en que la Unión Europea – luego de haber sufrido un atentado en su suelo contra uno de sus miembros (Bulgaria), perpetrado por Hezbollah el 18 de julio pasado – se negara a incluir a dicha organización en su listado de organizaciones terroristas. Una vergüenza más a la que nos tienen acostumbrados los autoproclamados Premio Nóbel de la Paz. De todas formas bienvenido sean las nuevas sanciones.

Por si Todavía no Quedó Claro

Que este tipo es y siempre fué una lacra apestosa:

“Papers released this week by the Bundesnachrichtendienst (BND) – the German foreign intelligence agency – show information gathered by German operatives 50 years ago during the tense days of the Cubanmissile crisis.

They reveal that Castro personally approved a plan to hire former Nazi officers to instruct the Cuban revolutionary army, offering them wages that were four times the average salary in Germany at the time and the chance to start a new life in Havana.

They papers, dating from October 1962, show that four former officers from the elite Nazi death squads had been invited to the Cuban capital, although subsequent reports could only confirm that two had arrived.

It also showed how the Castro regime negotiated with two traffickers linked with Germany’s far Right to purchase Belgian made pistols to arm the Cuban forces.”

Antes sospechaba que la longevidad era una injusticia para todos estos asesinos en masa. Pero ahora que lo pienso mejor, a modo de Raskolnikov en “Crimen y Castigo”, la culpa que subconsciente o concientemente estos detestables deben sentir es una agonía atroz. Y si no la sienten, al menos para quienes tuvieron o tienen una idea de vida post-mortem, la mera idea de un posible castigo los debe volver locos. Efectivamente, ese es su castigo. Y para los que no sienten nada, sea como sea, alguna vez la tierra los va a tapar, a ellos y su impunidad.

Los Hijos de Hitler

Interesante documental sobre los descendientes de algunos de los peores genocidas de la historia humana. Siempre me llamó la atención esta gente, puesto que si bién són individuos que no deben ser juzgados por el accionar de sus parientes, ya que esto es completamente irracional, la atrocidad brutal de las acciones de estos últimos es una marca tan profunda que los ha afectado por toda la vida haciendolos sentir parte de dichas atrocidades. Y los seguirá afectando.

“Nacieron en familias acomodadas, muy cercanas al núcleo más poderoso del III Reich. Heredaron apellidos como Himmler, Goering, Goeth…Crecieron arropados por el silencio de sus familias, quienes les negaron todo lo ocurrido, pero no pueden evitar sentirse culpables…

“Es difícil explicar la culpa” dice en el documental el nieto de Rudolf Hoess, a quien se le atribuye la muerte de dos millones de judíos en Auchswitz. “Pero cargo con esa culpa, no puedo evitar sentirme culpable”.Como él, otros de los protagonistas de “los hijos de Hitler” no pudieron imaginar que su padre o su abuelo hubieran dirigido las “SS”, o que abrieran campos de concentración como el de Auschwitz, donde supervisaron el exterminio de millones de personas en las cámaras de gas. En sus familias, como explica Niklas Frank, el hijo de uno de los colaboradores más próximos de Hitler y gobernador de la Polonia ocupada, “todo terminó el 8 de mayo e 1945”.

Algunos de estos descendientes de los criminales del nacionalsocialismo se han enfrentado a su infierno privado y han querido redimir sus culpas, pidiendo perdón por los horrores que cometieron sus familiares, a los parientes de las víctimas del Holocausto.

 

Nazismo, comunismo, islamofascismo, dictadura, antisemitismo e Irán: Toda la mierda junta, eso representa Ceresole y su discípulo Chávez

La furia antisemita del chavismo
El antisemitismo, cáncer milenario de la  humanidad, ha hecho presa en Venezuela de la mano del caudillo bolivariano Hugo  Chávez Frías. La judeofobia del Espadón de Barinas da para un estudio; incluso  para dos: “Antisemitism in Venezuela’s presidential election”, de Lidia Lerner,  y “Chávez, Jews and the Left”, de Claudio Lomnitz y Rafael Sánchez, por poner  como ejemplos los dos que me han servido para la composición de estas líneas. Por Mario NoyaHugo Chávez es el antisemita total, la  síntesis de las judeofobias de ayer y hoy. Como tal, como Hombre Nuevo de  semejante engendro, maneja con igual soltura los prejuicios de cariz religioso  (el judío es el pueblo deicida) y los de orden económico y político (los judíos,  explotadores usurarios de los más débiles, manejan todos los resortes del poder,  que detentan en la sombra a base de conspiraciones de toda clase), tan caros a  los nazis en el siglo XX y a la extrema izquierda en el XXI. Por supuesto o  sobre todo, también incurre en el antisionismo y la abominación del Estado de  Israel, otro punto de contacto entre los fascismos rojo y negro.El  golpista venezolano está revelando ser el mejor discípulo del argentino Norberto  Ceresole, uno de sus primeros mentores. Ceresole (1943-2003), negacionista del  Holocausto, montonero, carapintada, miembro de la Academia de Ciencias de la  URSS, representante de Hezbolá en Madrid, el totalitario perfecto, escribió  obras como Terrorismo fundamentalista judío (1996), en la que “relanzó la teoría  de una conspiración judía internacional activamente empeñada en dominar  Latinoamérica” (v. Enrique Krauze, El poder y el delirio, Tusquets, Barcelona,  2009), y Caudillo, ejército, pueblo (1999), sobre “la Venezuela del comandante  Chávez”, según reza el subtítulo; por lo que hace al título, es de obvias y  desde luego no casuales resonancias nazis: Ein Völk, ein Reich, ein Führer!,  clamaban los secuaces de Hitler.

El antisemitismo de Hugo Chávez es de  larga data, recuerda Lidia Lerner en su referido estudio: en 1998 la prensa  popular venezolana recogió manifestaciones en las que minimizaba el Holocausto;  en 2002 acusó al Mossad de estar detrás de la intentona golpista que ese mismo  año quiso desalojarlo del poder; en 2004, pocos días después de superar el muy  controvertido referéndum revocatorio de su mandato, clamó: “¡No os dejéis  engañar por esos judíos errantes!”, en supuesta referencia a la oposición. Son  sólo tres ejemplos, a los que podríamos añadir éste de 2006: “El mundo tiene  riqueza para todos, pero algunas minorías, los descendientes de los que  crucificaron a Cristo, se han quedado con toda”.

Lejos de arreciar, la  judeofobia chavista no ha hecho sino cobrar fuerza, especialmente a partir del  pasado mes de febrero, en que se supo que el candidato único de la oposición  para las presidenciales del próximo día 7 sería Enrique Capriles Radonski. Nada  más conocerse la candidatura de este ferviente católico de origen judío, el  mejor amigo hispanoamericano de Mahmud Ahmadineyad bramó: “Por más que te  disfraces, majunche [mindundi], tienes rabo de cochino, tienes orejas de  cochino, roncas como un cochino: eres un cochino”. Como recuerda la Real  Academia de la Lengua, en tiempos de la Inquisición se tachaba de marrano al  converso “acusado de judaizar ocultamente”.

Qué no le habrán dicho al  “católico-sionista Ratonsky [sic]” el caudillo ceresoliano y sus lacayos:  “nazi”, “genéticamente fascista”, “punta del iceberg del capital-sionismo más  abyecto que pretende controlar y expoliar la inmensa riqueza de Venezuela y  América Latina”… Tendría el “voto seguro” de Caifás; incluso no le importaría  que su propia gente lo asesinara para desencadenar una guerra civil y, así,  provocar una intervención extranjera que se saldase con el derrocamiento de  Chávez…

Las organizaciones judías, venezolanas e internacionales, han  puesto numerosas veces el grito en el cielo. En cuanto a Capriles, se ha negado  a rebajarse al nivel de sus enemigos y sólo les ha pedido, con contenida  insistencia, que no embarren el nombre de sus familiares, especialmente de  aquellos que sobrevivieron al Holocausto o lucharon contra el  nacionalsocialismo.

Así las cosas, y habida cuenta tanto de la pésima  situación económica como de la pavorosa inseguridad, no es de extrañar que  Venezuela haya experimentado un auténtico éxodo judío desde que Chávez está en  el poder. Si en 2000 había unos 18.000 israelitas en aquellas tierras, en 2010  no quedaban sino 9.000. En estos dos años se han seguido marchando. A Colombia,  a Estados Unidos, al “asesino y genocida” Estado de Israel, con el que Chávez  rompió relaciones diplomáticas en 2009. Si el caudillo ceresoliano consigue o se  roba la victoria en las elecciones del domingo, ¿podrá regalar a su gran amigo  Ahmadineyad, en su próxima visita a Caracas, una Venezuela Judenrein? Imposible  imaginar mejor homenaje póstumo a su mentor, el nazi argentino distinguido por  la Academia soviética y captado por Hezbolá.

UPDATE:

Escuche a Patricia Bullrich. En lo personal, espero que el actual gobierno argentino no esté encaminado a eso, aunque tenga claras simpatías y convergencias ideológicas con el autoritarismo chavista. Sería una lástima que se junte con todo eso un gobierno que dice defender la democracia, la inclusión y los derechos humanos. Felicito al diputado socialista que pidió explicaciones al canciller Timerman sobre el diálogo de sordos con el régimen terrorista iraní. Escuche este programa.

La mayoría de los familiares de las víctimas denuncian diálogo de sordos con Irán

Una vergonzosa rendición argentina

Por Marcos Aguinis | LA NACION

Era difícil de imaginar siquiera. A veinte años del atentado contra la embajada de Israel y dieciocho del asesinato masivo que tuvo lugar en la AMIA, los criminales que planearon, financiaron y pusieron en marcha esas acciones acaban de obtener un triunfo resonante. Les fue servido en bandeja por el oportunismo irresponsable de nuestra política exterior. Ahora, no se buscará “justicia” -palabra intensamente repetida por familiares y sinceros amigos -, sino “verdad”. Para colmo, una verdad que guste a ambas partes, es decir, a las víctimas y los victimarios. Una verdad que no será la verdad, porque deberá alejarse de los culpables claramente identificados por la justicia argentina y encontrarlos en algún lejano día en el fondo de una galera llena de sospechosos creados por la imaginación, a cuya cabeza están ubicados los sionistas, es decir, los judíos.

En otras palabras, se vuelve al argumento del “autoatentado”. Hace tiempo que muchos progres y teocráticos islámicos lanzaron esas flechas; ya no sería una novedad. Por eso, únicamente los ingenuos, los alienados o los indignos pueden creer que el actual régimen de Irán entregaría a sus funcionarios y ex funcionarios que contribuyen a sostenerlo. Irán no ha decidido colaborar con la Argentina, sino que la Argentina se ha convertido en un lastimoso salvavidas de Irán, disminuyéndole el aislamiento que se ejerce contra su gobierno para hacerlo desistir de un agresivo programa atómico.

La alternativa que puso en marcha nuestra Presidenta mediante una forzada analogía con el caso Lockerbie es ridícula desde su base. Revela precipitación o ignorancia. El mecanismo de un tercer país que se utilizó entonces y que haría más ecuánime el juicio estuvo precedido por condiciones que no existen ni existirán. Libia, autora de la explosión que derribó un avión sobre la localidad escocesa de Lockerbie y produjo 270 muertos, reconoció su autoría y entregó a los máximos responsables. ¡Los entregó! Fue un gesto notable, pese a que reinaba el dictador Muammar Khadafy. No propuso “buscar una verdad que satisfaga a las dos partes”. El juicio se desarrolló en Holanda para bajar los decibles del malestar, pero fue conducido por jueces de Escocia -no de un tercer país- y a esos jueces no les tembló la mano en el momento de dictaminar. En otras palabras, si se quiere proseguir con el parecido a Lockerbie, Irán debería hacer lo mismo que Libia: confesar ya mismo su culpa, entregar a los sospechosos y aceptar que el juicio sea conducido por la justicia argentina, aunque tenga lugar en Holanda o en el Polo Norte. Pero nada de esto ha ocurrido. Ni ocurrirá. Más grave es la genuflexión del gobierno nacional, cuando se torna evidente que el acercamiento con Irán no es el resultado de una ocurrencia súbita, sino de una tarea larga e intensa, empaquetada por un secreto que no respondía sólo a razones de Estado, sino a ocultar la vil traición que se infligía a los reclamos de los deudos y demás ciudadanos que no aceptamos la sanguinaria agresión cometida en nuestro territorio.

En enero de 2011 tuvo lugar en la ciudad siria de Aleppo una reunión secreta entre el canciller Timerman y su contraparte iraní. El moderador del oscuro encuentro fue el presidente Bashar al-Assad, sostenido por Irán y convertido ahora en el carnicero de Medio Oriente. La reunión se mantuvo en un silencio estricto. Como en una película de espías, Timerman se había desprendido sigilosamente de la comitiva presidencial que viajaba por la zona (por orden de Cristina, es obvio) y conversó en voz baja con esos personajes. Planearon la mejor forma de presentar una vergonzosa rendición argentina. Era preciso sacar del camino las piedras de los atentados para mejorar el comercio con Irán y asimilarse más aún a la política de Chávez.
En marzo, Pepe Eliaschev hizo gala de su solvencia periodística y de su valor personal cuando publicó una extensa investigación titulada “El Gobierno negocia un pacto secreto con Irán para olvidar los atentados”. Tal vez la inverosímil gravedad de esa denuncia influyó para que no se la comentara. No parecía creíble. Meses después, el 23 de julio, Eliaschev regresó sobre el tema al especificar “las condiciones que pone Irán para dialogar”. Entonces, sí estalló la noticia y nuestro canciller insultó a Eliaschev como “seudoperiodista”. No fue original, porque correspondía a la fórmula kirchnerista de descalificar sin fundamentos. Ni siquiera pudo salir de su estupor el fiscal Alberto Nissman, quien envió seis comisiones policiales al domicilio del periodista y le ordenó presentarse “con la documentación respaldatoria”. Le exigió la revelación de sus fuentes, que Eliaschev, lógicamente, se cuidó de mantener en reserva.
En julio de 2011, Irán salió de su mutismo y dijo querer “ayudar” a la Argentina para encontrar a los “verdaderos” culpables de los atentados. En su mensaje manifestó que “la búsqueda de la verdad sobre esa acción criminal se ha convertido en objeto de conjuras y juegos políticos”. Es decir, todo lo obrado por la justicia argentina es despreciable y responde a juegos políticos. Respecto de los ocho funcionarios iraníes cuya captura había pedido nuestro país, fundada en una aluvional carga de pruebas, afirmaba que “de acuerdo con las leyes de la República Islámica de Irán y el derecho internacional, el Ministerio de Relaciones Exteriores está obligado a impedir que los derechos de los súbditos iraníes sean violados, y a defenderlos contra acciones injustas y extremistas que infringen sus derechos fundamentales”.
En otras palabras, afirma que la justicia argentina -que ha trabajado el caso durante años- pretende violar derechos, cometer acciones injustas y realizar acciones extremistas. Buen rosario de piropos que el gobierno nacional no tuvo el coraje de rebatir.
Los asesinos han triunfado. Nuestro gobierno ha preferido bajar la cabeza e ignorar las impúdicas jugadas de la diplomacia iraní. Basta con tener en cuenta la capacidad que han desarrollado sus funcionarios para simular corrección mientras avanzan con planes que se consideran de extremo peligro, para darse cuenta de que un diálogo con esa teocracia medieval no conducirá a esclarecimiento alguno y que la tan añorada justicia será cada vez más difícil de obtener.
¿No alcanza con seguir las vueltas que el gobierno iraní le hace dar a la IAEA (sigla en inglés de la Agencia Internacional de Energía Atómica)? Cada tanto los iraníes afirman estar dispuestos a mostrar que su programa nuclear sólo tiene fines pacíficos. Con ese objeto se efectúan reuniones, surgen esperanzas, pareciera que se acerca un acuerdo duradero y. ¡plaf! Se suspenden las negociaciones, mientras Irán prosigue con la cuestionada fabricación de armas nucleares. En agosto pasado, ante la reiniciación de otra ronda de estériles conversaciones, la IAEA denunció que fueron instaladas nuevas centrífugas para enriquecer uranio en la planta subterránea de Fordow.
Lo mismo ocurrirá con las conversaciones que ya inauguró Timerman. Habrá idas y venidas, noticias irrelevantes, anuncios sin consecuencias, búsqueda de culpables imaginarios, pérdida de tiempo. Todo esto para que se olviden los atentados y se apaguen las llamas que arden sin cesar en el corazón de tantos familiares y amigos auténticos. El 18 de julio de 2013, cuando vuelva a efectuarse la evocación del atentado contra la AMIA, tendremos motivo para llorar como nunca.

El gobierno argentino quiere encajonar la causa AMIA

Detrás del reacercamiento entre Argentina e Irán

Escrito por Ana Jerozolimski

Nuestra política exterior

Las informaciones sobre el reciente encuentro entre el canciller argentino Héctor Timerman y su par iraní, Ali Akbar Salehi, y sobre el comunicado posterior que lo resumió, hablando de la decisión de mantener reuniones en el correr de este mes y de buscar conjuntamente un mecanismo especial «para hallar una solución» al tema de la AMIA, son realmente preocupantes.

Podemos limitarnos a la reacción visceral, o al menos emocional – que también tiene su lugar – recordando a las 85 víctimas de la explosión en la AMIA, hablar de impunidad. Recordar que entre los muertos hubos argentinos judíos y no judíos, y llorar por su memoria, por la que las autoridades argentinas, al actuar tal cual lo están haciendo ahora, parecen haber perdido el respeto.


Pero en realidad, hay algo que va mucho más allá de ello. Y cabe preguntarse ¿por qué? ¿Cuál es la razón de ese paso? ¿Qué está escondiendo Argentina? De Irán ni se habla, ya que vive escondiendo intenciones diabólicas, pero Argentina habla repetidamente de justicia; y cabe por lo menos preguntarse si acaso eso es realmente lo que la está guiando.


En el marco de la investigación del caso AMIA, que tuvo un giro dramático cuando el equipo fue puesto bajo la dirección del fiscal Alberto Nisman, se llegó a una conclusión clara, según él mismo nos dijo en una entrevista que nos concediera en marzo de este año, durante una visita a Jerusalén, en relación al primer atentado en Buenos Aires, el perpetrado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires en 1992.


Contrariamente a lo alegado en su momento, que el atentado había sido una venganza de la organización pro iraní Hezbolá contra Israel por el operativo en el que había asesinado a su secretario general, Abbás Musawí, antecesor de Hassan Nasrallah, Nisman afirmó que la razón por la cual se cometió ese ataque, fue un deseo de Irán de vengarse de Argentina por la suspensión de la colaboración nuclear que en su momento el presidente Carlos Menem había ordenado. El Dr. Ely Karmón, experto en terrorismo y en la inserción iraní y de Hezbolá en América Latina, lo reiteró categóricamente hace pocas semanas en un congreso del Instituto de Política Antiterrorista en el Centro Interdisciplinario de Herzlía.


En dicho congreso, en el mismo panel en el que disertó el mencionado especialista, hablaron entre otros dos personas que se dedican hace años a investigar precisamente el tema de Irán y Hezbolá en América Latina. Ambos llevan adelante un proyecto especial sobre el particular, en el marco del Centro de Investigaciones (think-tank) American Enterprise Institute en Washington.
El primero es el embajador Roger Noriega, quien hasta 2005 fue miembro del Departamento de Estado norteamericano, siendo su último cargo Asistente del Secretario de Estado para el Hemisferio Occidental, incluyendo América Latina. Noriega advirtió con tono de urgencia en una entrevista que nos concedió luego de su charla, que el continente latinoamericano debería comprender rápidamente que el precio de este avance iraní y de Hezbolá se medirá en víctimas latinoamericanas, cuando decidan volver a atacar.


El otro investigador, con quien tuvimos luego cuatro horas de entrevista separada, apasionante y sumamente preocupante, es Martín Rodil, nacido en Venezuela, que abandonó su país a los 24 años al comprender el rumbo que tomaría bajo la presidencia de Hugo Chávez.


Gran parte del material relevante para esta nota y muchas más sobre este tema, no puede ser revelado aún. Pero hay elementos que sí.


Uno de ellos, según nos dijo Martin Rodil, es un documento firmado por el presidente Chávez, conocido como «punto de cuenta», o sea la ejecución de una orden presidencial, que data de 2010, en la cual se hace referencia al proyecto de «200 fábricas socialistas». Se trataría de un proyecto supuestamente de elaboración de alimentos para el que Venezuela tomó dos socios: Argentina e Irán; aunque Irán no tiene experiencia alguna en la materia.


Pues en el punto de cuenta en cuestión aparece una transferencia de dinero de Irán a Venezuela y de Venezuela a Argentina, de aproximadamente 250 millones de dólares. La entrada de ese dinero a Argentina no quedó registrada en el Banco Central. No se sabe por qué vía llegó.


El punto de cuenta dice que el dinero es por unas fábricas, pero las fábricas no existen. Ello, dicho sea de paso, está especificado en el propio documento, donde figura que las fábricas no se construyeron. Pero el dinero, las transacciones, sí pasaron. ¿Por qué? ¿A cambio de qué?


El acercamiento comercial entre Irán y Argentina es notorio en los últimos años. Se ha reestablecido la venta de soja y otros alimentos argentinos a Irán; algo que hace unos años no existía.


¿Pero eso es todo?

«El hecho que Venezuela, Argentina e Irán tengan una relación tan estrecha es suficientemente preocupante como para pensar que esa relación tripartita sirva como un canal de transferencia de tecnología o de reactivar la cooperación nuclear, no directamente, sino a través de un tercero», dice Martín Rodil, investigador del American Enterprise Institute en Washington, dedicado hace años a estudiar la inserción iraní en el continente latinoamericano.


Está el punto de cuenta, están los pagos millonarios… y están las interrogantes.


«Básicamente, Venezuela paga a Argentina en un mismo programa donde Irán tiene participación, pero no le paga nada a Irán aunque supuestamente está construyendo las 200 fábricas», aclara Rodil. «La pregunta es ¿por qué va un pago a Argentina? ¿qué está dando Argentina a cambio?»


Rodil agrega: «Existe un precedente de una colaboración nuclear entre Argentina e Irán que se cortó en el año 90-91 con Menem y no me sorprendería en absoluto que Irán ande buscando restablecer esa relación con Argentina ahora que ha encontrado allí oídos amigos; una presidenta que decidió abrirles las puertas de nuevo a quien ha matado a numerosos argentinos en dos atentados».


La memoria de las víctimas de la AMIA y del atentado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, es ofendida al aceptar colaborar con los asesinos. Sería doblemente manchada si se comprobara que lo que hay por detrás, es la reanudación de la ayuda nuclear argentina a Irán, el único país del mundo que amenaza con destruir a otro, Israel, algo en lo que inevitablemente se piensa cuando Irán busca tener poderío atómico.


Para terminar y dejar todo más que claro, o sea de qué se trata cuando hablamos de Irán, volvamos al Fiscal Nisman, reproduciendo algunos párrafos de la ya citada entrevista.


«P: Dr. Nisman, la investigación que usted encabeza ha logrado pruebas contundentes sobre el rol de Irán en el atentado contra la AMIA; algo que no se había conseguido antes, pero no ha logrado concretar la detención de los responsables.


R: La investigación determinó y ya sabemos quién organizó, quién planificó, quién financió el atentado, cuál fue el motivo, cómo actuó el grupo local, etc, etc. Pero hay una gran realidad: los culpables no están presos, no hay justicia. Y los culpables no están presos porque hay un Estado absolutamente emparentado con el terrorismo, que comete actos de terrorismo – esto está escrito y probado -, que protege a los terroristas, los apaña, no los entrega, y además, provocativamente, les da a determinadas personas cargos con inmunidad diplomática para no entregarlos. En la AMIA lo hemos visto con gran claridad.


Es una obligación que se sepa todo esto en todos los ámbitos, porque hace a la actuación de un Estado que promueve el terrorismo. Y vamos a seguir reclamando ante todas las instancias internacionales. Es importante también que la comunidad internacional nos siga acompañando en nuestro hasta ahora lamentablemente infructuoso reclamo, porque las personas no están detenidas, para que sean juzgadas y condenadas.


Solamente cuando estas personas estén tras las rejas y condenadas, mi labor habrá terminado. Pero recién en ese momento y no antes, las víctimas van a poder descansar en paz».


Fuente: Semanario Hebreo de Uruguay

Las sanciones están funcionando

A propósito de esto

No es que a los ayatolás les importe demasiado sacrificar 15 millones de sus ciudadanos (o súbditos?) para tener la bomba (ya lo dijo Rafsanjani). Si fuera por ellos le darían de comer uranio a sus hijos y que el pueblo entero se sacrifique por Alá. Están dispuestos a que millones de “mártires” perezcan por ellos (si mandan a sus niños a limpiar campos minados… de qué se extrañan). La importancia de las sanciones reside en que, a pesar de todo, Irán no es Corea del Norte. Legalmente el país entero le pertenece al Líder Supremo y sus testaferros, pero la revolución islámica no lavó el cerebro de 78 millones de iraníes, no todos en ese país son suicidas. Después de todo, los persas en algún momento fueron libres. Hay muchos millones de iraníes que quieren trabajar y ganarse la vida honestamente para darle una vida tranquila a su familia, les importa un comino “Palestina”, la lealtad a un régimen o el advenimiento del Mahdi. Si el pueblo iraní – especialmente las generaciones jóvenes – percibe que sus gobernantes los están pasando por encima y son contrarios a sus intereses, se rebelarán como hicieron en 2009, o peor. Y en ese caso, el régimen no durará mucho. Aunque me temo que los ayatolás no cederán en su programa nuclear ni su permanencia en el poder, de manera que todo el pueblo pagará las consecuencias de la guerra. Pero aún si no logra el efecto deseado y es necesaria la acción militar para detener la carrera nuclear iraní, las sanciones debilitan al enemigo y lo hacen más vulnerable. Si todavía queda tiempo y no se corre el riesgo de fracasar en la campaña bélica, hay que darle espacio a las sanciones como última opción antes de abrir fuego. Aunque Bibi es el que tendrá la última palabra… y confiamos plenamente en sus cálculos.

¿Domingo histórico?

Este domingo puede pasar a la historia como el día en que comenzó la muerte — y toda muerte es un suicidio, decía Schopenhauer — de la izquierda fascista en América Latina.

Fuerza Capriles!

¿Hacia dónde va la Argentina?

¿Nuestra política exterior está en manos de Chávez?

Por Rodolfo H. Gil EX EMBAJADOR

Sería ingenuo no advertir la influencia del presidente venezolano en la  tan controvertida relación con Irán y en nuestro dramático aislamiento  internacional, desconocido en tiempos de democracia.

En las diversas experiencias de los gobiernos K, la política exterior ha tenido por objetivo central, con relativo éxito, la acumulación de poder interno  en vez de fortificar, en la escena internacional, una presencia del país que redunde en el mejoramiento de las condiciones de vida de los argentinos. Esa monserga fue un recurso facilista  para intentar explicar, o exculpar, los desaguisados cometidos más allá de nuestras fronteras, notablemente agravados desde que Héctor Timerman se hizo cargo de la Cancillería.

Pero en los últimos meses esta táctica parecería comenzar a producir el efecto contrario. Dos ejemplos.

Primero: la excursión de Moreno a Azerbaiján . País de nueve millones de habitantes; un PBI de 64 billones de dólares -su economía depende casi exclusivamente de las exportaciones de petróleo, y marginalmente de gas- y su intercambio comercial con Argentina bascula en los 200 millones de la misma moneda.

Con estos datos ¿cuál podría ser la “explosión” positiva en el comercio bilateral? Prácticamente ninguna.

Pero en el plano político ignoró un dato no menor.

Ese dato se llama Nagorno-Karabaj,  zona fronteriza donde, desde hace décadas, disputan armenios y azeríes, por medios pacíficos y bélicos, con el agregado de denuncias graves sobre “limpieza étnica” llevada adelante por los azeríes. No es difícil imaginar cómo esas acusaciones rozan la piel de una nación que ha sufrido uno de los dos genocidios -reconocido como tal por Argentina- más importantes del siglo XX.

El gobierno de Armenia ha expresado su honda preocupación por esta visita.

La comunidad de argentinos de raíces armenias, su desagrado y consternación . La administración Kirchner-Boudou ha agraviado a esta vibrante comunidad de compatriotas, que tanto han aportado a la construcción de la Nación, por … nada.

Segundo: atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA . Argentina fue el primer país de América Latina que reconoció al Estado de Israel (1948). A partir de allí establecimos con él sólidas relaciones de amistad. Contra su embajada se perpetró una fanática agresión terrorista. La excusa fue la globalización de un conflicto lejano a nuestras fronteras, problemáticas e intereses, lo que no quita el inalterable compromiso nacional de cooperar en pos de una solución pacífica y que sea justa, tanto para palestinos como israelíes.

Meses después fue la voladura de una organización comunitaria de argentinos que reconocen lazos comunes -de religión, tradición e historia- en su judaísmo.

El ataque a estos compatriotas fue un agravio a todo el país.

Nuestra justicia ha exigido la comparecencia de altos funcionarios iraníes, entre ellos un ex presidente y un actual ministro, fuertemente sospechados de participar en el atentado.

Irán ha sido en todos estos largos años totalmente renuente a colaborar.

Por primera vez, en la Asamblea de Naciones Unidas del año pasado, el embajador Jorge Argüello fue una solitaria presencia nacional, en medio del retiro masivo de países que se negaban a escuchar a Ahmadinejad amenazar con borrar a Israel del mapa y negaba el Holocausto. Este año hubo un upgrade  en la presencia argentina.

Ya no fue el embajador ante la ONU sino el vicecanciller quien testimonió la congratulación del líder iraní por la creación de misteriosos “grupos de trabajo” y “expandir la relación”.

La actitud argentina, en el marco del diálogo y la negociación que implica la actividad diplomática, debió haber exigido un prerrequisito a cualquier avance en las conversaciones. Que los iraníes expresasen su compromiso irrevocable de poner, ¡luego de veinte años!, a los sospechados a disposición de la justicia argentina.

¿Qué se obtuvo? Nueva agresión a los argentinos y pura ganancia para la contraparte.

Para los iraníes está en juego romper su aislamiento internacional, Siria, la influencia sobre el futuro asiento argentino en el Consejo de Seguridad y su política (capitaneada regionalmente por Chávez) de hacer pie en América Latina como desafío a los EE.UU. y demás países que se oponen a su pretensión de poseer armamento nuclear.

Semejante escasez de resultados para Argentina lleva a la sospecha de que “algo está podrido en Dinamarca”o a la corroboración de la incapacidad en la gestión de los asuntos internacionales .

Pero esta nueva relación “especial” con Irán excede lo meramente puntual. Es quizás la cuenta más refulgente de un rosario que va marcando una tendencia en CFK: su cada día mayor asimilación al sistema de toma de decisiones del chavismo . Sería más que ingenuo no ver la larga mano del presidente venezolano detrás del nuevo relacionamiento argentino-iraní.

La agudización de las divisiones dentro de la sociedad; los ataques contra los que piensan distinto; la política para acallar a medios de comunicación críticos (RTV/TN, Canal 13); los avances (o amenazas) confiscatorios sobre el sector privado; el aumento de los controles estatales sobre la libertad de los individuos para decidir sobre el destino de su patrimonio; una política exterior que lleva al país a un aislamiento internacional desconocido en tiempos de democracia …¿vale la pena seguir con la enumeración?

A los entusiastas lectores que en los 70 (y pareciera que hoy también) se abandonaron a las facilidades de Marta Harnecker, les recomendamos que se sumerjan en la profundidad de los cuadernos carcelarios de Antonio Gramsci y se pregunten: ¿es la decadencia argentina tan pronunciada que han cedido la “conducción moral e intelectual” de este pretendido modelo a un personaje como Hugo Chávez?

Los acuerdos u opinión que yo personalmente pueda tener con el gobierno argentino por cuestiones domésticas e internas, de ninguna manera me impedirán criticarlo cuando perciba que su política exterior es contraria a los valores ideológicos que dice sostener respecto a los derechos humanos, y lo más importante que es la búsqueda incondicional de justicia por los muertos de la AMIA y el castigo a los culpables. En ese sentido comparto plenamente las palabras de Julián. Espero que los familiares de las víctimas argentinas del régimen iraní no se dejen engañar.

¿Cómo puede ser que el comercio con Irán haya pasado de 1 a 400 millones de dólares en el último lustro cuando un dictamen de la justicia argentina, avalado por Interpol, prueba que estos funcionarios orquestaron la peor masacre terrorista de la historia argentina? Me refiero a un dictamen de 800 páginas del fiscal Alberto Nismann donde detalla a la perfección cómo se ordenó y planificó el atentado en la ciudad iraní de Mashad, cómo operó la conexión local dirigida por Mohsen Rabbani, cómo se efectuaron los pagos correspondientes, cómo se trajo al inmolado Hussein Berro, qué llamadas se hicieron desde cada teléfono, cómo la banda de Galeano ocultó pruebas, y quiénes fueron los encubridores. El que afirma que no existen pruebas fehacientes de la participación iraní, es que no leyó ni la primer carilla.

Yo me pregunto qué maldita autoridad tiene el poder ejecutivo para encajonar una causa de la justicia por cuestiones políticas o monetarias de un gobierno de turno. Así tal vez funcionarán las cosas en Irán, donde el ayatolá solo rinde cuentas a su “sabiduría” y todo se reduce a una cuestión de “negocios entre mandatarios”; pero en una democracia como la argentina las cosas funcionan de otra manera (división de poderes se llama, Mahmud). ¿Qué tipo de “lazos culturales y de amistad” puede existir entre esos dos países? Dos gobiernos con posiciones y valores diametralmente opuestos en asuntos tan básicos ligados a la defensa de los derechos humanos y civiles. Argentina ha consagrado la Ley de Matrimonio Igualitario, en Irán la homosexualidad es considerada una aberración punible con la muerte que debe ser reprimida desde el Estado sin piedad ni misericordia (más información aquí… vean lo que apoya la izquierda latinoamericana). El gobierno argentino está promoviendo una reforma del Código Civil que excluye de la normativa el “deber de fidelidad” entre cónyuges, y el régimen de Teheran considera que las mujeres adúlteras merecen ser lapidadas. Son dos naciones que van por caminos – ya no distintos – sino completamente opuestos. Argentina está años luz por encima de Irán, por más que yo sea el primero en reconocer que acá hay muchas cosas mal. Y no hay “equivalencia cultural o de costumbres”. La cultura argentina no es compatible con la iraní porque esta primera consagra el derecho a la vida, la libertad de pensar distinto, la libertad sexual, las libertades civiles e individuales (como cualquier sociedad occidental medianamente civilizada y democrática)… en Irán esas cosas no existen, no porque sea innato de la cultura persa destruir aquello que permite al hombre ser feliz, sino porque el régimen fundamentalista, teocrático e islamofascista que ha secuestrado a esa gran nación desde 1979 así lo dicta.

Si Canadá rompió relaciones diplomáticas con Irán por mucho menos que eso, Argentina con 85 muertos encima hace rato debería haberlo hecho.

Desafortunadamente hay demasiados kirchneristas entre la sociedad civil que apoyan a Irán y perdieron la vergüenza a la hora de admitirlo… muchos más de lo que me gustaría. Es un hecho innegable después de escuchar tanto el Canal 7, Radio Nacional, Página/12, el programa radial de Víctor Hugo Morales y sus oyentes (el otro “monopolio”). Y el que calla otorga, Víctor Hugo. Me temo que todo el movimiento político pagará caro haberse posicionado del lado equivocado de la historia, los valores y la civilización humana. Porque desde el momento en que son cómplices del peor régimen antisemita y asesino del presente siglo, todo lo bueno que pudieron haber hecho se va por la cloaca a ojos de mucha gente buena y decente en el mundo… Fui ingenuo al haber apoyado el modelo en tantas oportunidades? Puede ser. Me equivoco? A veces. Pero traicionar a mi pueblo para apoyar un gobierno en la diáspora? Jamás! ¿Entienden esa diferencia los señores Wainfeld, Brieguer, Granovksy (se nota que no tenés ni la menor idea, está probado, los acusados tienen pedido de captura internacional y son siete los funcionarios iraníes acusados, no tres, es información pública que la encontrás en Google pedazo de salame devenido en periodista “mi-amigo-moishe-progre”) y compañía? Conmigo perdieron.

Y si no se detiene cuanto antes a los ayatolás, la penetración iraní en Latinoamérica será cada vez mayor y más peligrosa. Lo siento, pero el tiempo se agota demasiado rápido como para andar ocultando la verdad porque es molesta para algunos.


UPDATE:

Confieso que hoy estaba un poco indeciso respecto a la conveniencia de publicar esta entrada, tan crítica con la política exterior de un país que no es abiertamente hostil a Israel, pero ahora que acabo de leer este comunicado en respuesta a la última cumbre de los países árabes con el Mercosur, me siento realizado y en paz conmigo mismo.

A %d blogueros les gusta esto: