Sobre el avioncito de Hezbollah

“El drone de Hezbollah lanzado sobre Israel podría desatar una guerra regional”  

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, elevó ante el Consejo de Seguridad un reporte muy duro sobre la situación en el Líbano, incluyendo una crítica demoledora contra el grupo terrorista chií libanés Hezbollah.

Ban Ki moon afirmó que el avión no tripulado de fabricación iraní lanzado por Hezbollah contra Israel, a principios de este mes, fue una “provocación imprudente” que podría conducir a un conflicto regional.

El reporte especifica que el avión no tripulado lanzado contra el espacio aéreo de Israel el 6 de octubre pasado constituye “una provocación temeraria que podría conducir a una peligrosa escalada amenazando la estabilidad del Líbano”.

El autor del reporte es Terje Rod-Larsen, el enviado especial de el secretario general de la ONU para la implementación de la Resolución 1559 del Consejo de Seguridad, aprobada en 2004, que insta a la retirada de las fuerzas sirias del Líbano, la disolución de todas las milicias, y el control de todo el territorio libanés por parte del Gobierno.

Mientras que el ejército sirio se tuvo que retirar del Líbano, tras ser percibido el régimen de Damasco como uno de los responsables del asesinato del entonces primer ministro, Rafik Harir, en 2005; las organizaciones palestinas y Hezbollah no se han desarmado.

El informe puntualiza que el grupo paramilitar Hezbollah “es un desafío fundamental a la seguridad de los civiles del Líbano y al monopolio del uso legítimo de la fuerza por parte del Gobierno”.

Hezbollah ha alcanzado “las capacidades de casi un ejército regular”, indica el reporte.

“El mantenimiento por parte de Hezbollah de considerables capacidades militares sofisticadas fuera del control del Gobierno del Líbano constituye una cuestión de grave preocupación”. El informe añade que esto “particularmente crea una atmósfera de intimidación en el país y constituye una amenaza para la paz y la estabilidad regional. Insto a Hezbollah a no involucrarse en ninguna actividad militante dentro o fuera del Líbano”, manifestó el secretario general de la ONU.

Ban Ki-moon llamó a los líderes de Hezbollah a desarmarse y limitar sus actividades a las de un partido político libanés. “En un estado democrático es una anomalía que un partido político mantenga su propia milicia”, subrayó.

El secretario general de la ONU instó al gobierno del Líbano a emplear su ejército para prevenir que Hezbollah continúe armándose e impedir que desarrolle un poder militar “por fuera de la autoridad del Estado”.

Ban Ki-moon también acusó a Irán de armar a esa organización. El informe añade que Hezbollah está combatiendo en la guerra civil siria junto a las fuerzas del régimen de Asad, “contradiciendo y socavando la política del Gobierno libanés, del cual Hezbollah es miembro de la coalición”.

Por esta razón, los rebeldes sirios se refieren generalmente a Hizb Allah (Partido de Dios) como Hizb Shaytan (Partido de Satanás).

El informe también critica a Israel y lo llama a detener los vuelos que practica la Fuerza Aérea sobre el espacio aéreo del Líbano.

El reporte llama al Líbano a continuar colaborando con el Tribunal Internacional para el Líbano (TEL), que investiga el asesinato Hariri. TEL acusó, en 2010, a cuatro altos miembros de Hezbollah por el magnicidio; pero el grupo terrorista chií se niega a entregarlos a la justicia.

Fuente: AURORA

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: