Ética en situación de guerra

Los invito a leer mi ensayo titulado Ética en situación de guerra

Si bien está escrito de manera general, y no referido específicamente a Israel, aprovecho este espacio en El Rejunte para hacer un breve comentario y decir que considero correcto si Tzahal decide abrazar los principios éticos enunciados en el texto.

El gran e histórico Ejército de Defensa de Israel, del cual me siento orgulloso y al que le brindo mi apoyo, puede mejorar, y mi intención es contribuir a este propósito escribiendo y difundiendo las ideas sobre la  ética en situación de guerra.

Por supuesto, podemos iniciar aquí un debate sobre las ideas del ensayo aplicadas concretamente a Tzahal.

 

Anuncios

6 comentarios

  1. El ensayo es muy bueno: bien estructurado, bien argumentado y coherente. Pero el contenido me lleva a muchas dudas en la aplicación práctica.

    Pongo un ejemplo. Hablamos de ejércitos de voluntarios y de que “el hombre debe ser libre de elegir si quiere pelear. No debe ser coaccionado a hacerlo”. Imaginemos un país democrático, en el que tienes un ejército de voluntarios, pero cuando se declara una guerra, la mitad de los soldados dice que eso es una salvajada, que esa guerra no la quiere nadie y que ellos están ahí para defender a su país, no para ir a una guerra que un hatajo de políticos que duermen por las tardes en el Senado ha tenido la maravillosa idea de declararla. Estos soldados que se niegan a ir a una guerra, son desertores.

    Otro ejemplo. Imaginemos un país teocrático tiránico. Puede ser que el ejército no sea realmente de voluntarios, sino que estén obligados a ello, pero un lavado de cerebro bien hecho hace que estén entusiasmados con una guerra que ha declarado el tirano de turno. De hecho, no son del todo “libres” porque son medio analfabetos, porque la censura controla todos los mensajes que le llegan y porque la religión ha sido usada en dicho país para manipularles. Estos soldados no se enteran de nada y van contentos a una guerra en la que quizás mueran, pero no los fusilarán como a los desertores del país democrático.

    A.

  2. A.
    Gracias por el comentario, me alegra que te guste el ensayo.

    Respecto de tus dudas, la cuestión del ejército voluntario es sobre todo moral. Obligarlos a pelear una guerra que no quieren es someterlos a servidumbre involuntaria y jugar con sus vidas. Si realmente es una guerra de autodefensa por una causa justa, los soldados querrán pelearla, por algo son voluntarios en un ejército. Y si la guerra es una perogrullada, un invento de los políticos, entonces a sabiendas de que no contarán con el respaldo de los soldados, no se animarán a declararla.

    El segundo caso que planteas es muy significativo; y precisamente por eso que describís, es tan importante respetar la voluntad del hombre, y también que los individuos estén bien educados, y no hayan recibido un adoctrinamiento letal de parte de organismos estatales que los quieren sumar a sus propias filas.

  3. Adhiero plenamente a la doctrina del egoísmo nacional para pelear y ganar una guerra. En 2005 se estrenó una película norteamericana muy buena, con excelentes efectos y cuya trama se situaba en un futuro cercano en 2016. Se llama Stealth y se basaba en una historia sobre tres pilotos de la marina estadounidense que manejaban aviones militares de última generación de tecnología invisible, pero se les unió un mejor avión no tripulado (UCAV) llamado Edi que no era manejado por humanos, sino que tenía su propia inteligencia y aprendizaje artificial. En otras palabras, un super-robot inteligente que “se manejaba solo”. La cuestión es que en una de las misiones sobre Tayikistán, se le ordena a los pilotos destruir unas bombas de plutonio secuestradas por un líder terrorista en una fortaleza montañosa del país asiático. En ese entonces, mientras están volando, los tres pilotos deciden abortar la misión, sin autorización de sus superiores, porque descubrieron que la explosión de esas bombas provocaría una radiación letal que afectaría a 1.000 granjeros de una población cercana al sitio donde se ocultaban las armas, pero Edi desobecede al líder del escuadrón y prosigue con la misión, destruyendo efectivamente el objetivo y ocasionando daños a la población cercana producto de la radiación, mientras que obliga al resto del escuadrón a protegerlo y destruir toda la base enemiga que los ataca con fuego antiaéreo (algo que consiguen con una facilidad pasmosa). Lógicamente el líder del escuadrón se enfada muchísimo por esos civiles inocentes que sufrieron los efectos de la radiación y necesitan atención médica urgente.

    En ese caso hipotético de una película de ciencia ficción, los pilotos actuaron como un ejército altruista, ya que prefirieron poner en riesgo innecesario a su nación, las vidas de cientos de miles de civiles y el mundo entero abortando una misión que podrían llevar a cabo perfectamente para eliminar las armas nucleares en poder de un peligroso terrorista extranjero, con el solo objeto de evitar que sea dañado un poblado campesino del país enemigo con un millar de habitantes. Mientras que Edi, que no se rige por conductas humanas sino puramente mecánico-racionales en favor de la misión y los intereses del país encargado de proteger, actúa como parte de un ejército racional-egoísta, ya que su objetivo es destruir esas peligrosas armas para evitar daños futuros a los suyos y considerando que los granjeros del poblado aledaño son bajas colaterales por culpa, no de ellos, sino el señor de la guerra tayiko que secuestró las bombas de plutonio y las escondió en su propio país.

    Pues eso, espero que Israel destruya TODAS las centrales nucleares e instalaciones responsables del programa nuclear iraní sin consideraciones a las poblaciones civiles del enemigo. Lo mismo se aplica para los cohetes que lanza Hamás y Hezbollah desde zonas densamente pobladas. Siempre que sea posible, es conveniente y moralmente justo evitar bajas innecesarias en otra población civil, pero nunca a costa de los soldados y civiles propios que uno tiene el deber de proteger, ni de la misión que tiene la obligación de llevar a cabo para tal fin.

  4. Por último, creo que el altruismo en algunos contextos es un valor rescatable (por ejemplo, ayudar a la familia, ayudar a un amigo, ayudar a un pobre en la calle, etc). Yo personalmente estoy dispuesto a sacrificar mi vida y mi bienestar por dos cosas: mis familiares cercanos e Israel. En una guerra, el único altruismo que debe contar es el destinado a tu pueblo y tu camarada en armas que pelea a tu lado. No estoy diciendo que con los civiles del otro bando “vale todo”, es decir, nunca aplicar maldad gratuita a los que no te agredieron, pero tampoco arriesgar a los tuyos por ellos. Así de simple.

  5. 2 cosas. 1- Lei el articulo y me parecio excelente! Creo que hay mas para analizar, pero obvio, todo junto no se puede.

    2- Me emocione cuando vi tu foto! Me deben conocerlos en carne y hueso!! (todos Uds.!) No tienen idea lo que significan para mi. Respect!

    • 1- Muchas gracias David, me alegro que te haya gustado. Sin dudas quedan más temas por tocar (por ejemplo, ataques preventivos).
      2- Es una foto de las “rescatables” jeje. Realmente espero que podamos conocerte también a vos. Valoro mucho (y mis compañeros también) tus comentarios y aportes al Blog, siempre muy pertinentes. ¡Un saludo!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: