Sobre la construcción en E1

A pesar de las mentiras de los medios de comunicación, la construcción de viviendas que une al bloque de Ma’ale Adumim con Jerusalem, no imposibilita la continuidad territorial de un futuro Estado palestino. Lea por qué.

westBank-E1

En otras palabras, la distancia entre Ma’ale Adumim y la frontera con Jordania (zona que podría formar parte de un Estado palestino), es la misma que existe entre Tulkarem (ciudad palestina) y Netanya (ciudad israelí). La contigüidad palestina en Cisjordania no se vería más cortada con el llamado corredor E1 de lo que lo sería la contigüidad israelí si Israel tuviese que retirarse a las fronteras anteriores a 1967, incluso con pequeñas modificaciones.

Por otra parte, los medios han acusado a Israel de romper, con esa decisión, la posibilidad de una salida negociada al conflicto. Sin embargo fueron los líderes palestinos quienes, con su decisión de acudir a la ONU en busca de su reconocimiento como “Estado observador no miembro”, dieron un paso unilateral contrario a los acuerdos vigentes hasta el momento.

Desde el mismo momento en que entró a la oficina, Netanyahu ofreció a los palestinos negociar una solución de dos Estados para dos pueblos, pero estos últimos se negaron. Incluso impuso una congelación sin precedentes de los asentamientos por diez meses (entre marzo y septiembre de 2010), pero Abbas esperó a último momento, cuando la moratoria estaba por expirar, para sentarse a negociar (en septiembre) y retirarse con la excusa de que “no se congelan los asentamientos”. Ahora el gobierno israelí se cansó y pide estrictamente lo justo: sentarse a negociar sin precondiciones. Pero Abbas rechaza la premisa y prosigue con sus acciones unilaterales e ilegales. Entonces no esperen que Israel se quede de brazos cruzados sin responder de la misma manera.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: