Elecciones en una democracia vibrante

Una democracia en Medio Oriente (mientras en Siria se viola sistemáticamente a las mujeres y nadie organiza marchas o flotillas de “solidaridad”)

220px-Kalpi_israel_18

Hace no mucho tiempo, los izquierdistas y occidentales ingenuos decían que Israel no era la única democracia de la región, ponían otro ejemplo diciendo que también el Egipto de Mubarak lo era (porque “tenía elecciones” cada tanto). Claro que cuando vino la revolución (u otra involución?) en 2011 tuvieron que meterse la lengua por donde les quepe. ¿Ahora también dirán que Egipto es una “democracia” porque el Faraón islamista antisemita (que acaba de recortar los poderes básicos de la Corte Suprema) fue elegido una vez en oposición a un general viejo de la guardia de Mubarak?

Repasemos qué queda en el Gran Medio Oriente…

Jordania: NO
Sudán: NO
Libia: NO (islamista luego de derrocar la tiranía Gadaffi, igual que Egipto)
Túnez: NO
Algeria: NO
Marruecos: NO
Mauritania: NO
Arabia Saudita: NO
Irak: NO
Irán: NO
Siria: NO
Líbano: NO
Yemen: NO
Omán: NO
Emiratos Árabes Unidos: NO
Qatar: NO
Bahrein: NO
Kuwait: NO

Seguimos? Tuvo que haber una ola de levantamientos para que se dieran cuenta que el único país donde se puede cambiar un gobierno pacíficamente, sin necesidad de tiros o muertes, es el Estado de Israel. ¿Y quién hubiera pensado que a estas alturas Israel no sería una dictadura militar teniendo tanta presión y tantas amenazas externas a su seguridad? Pero no lo es, es una democracia ejemplar cuya innovación, tecnología, economía y sistema político rivaliza (e incluso le gana) a muchas democracias europeas. Si no viviéramos en un mundo tan contaminado por la judeofobia, Israel sería amado y el mundo entero se levantaría para aplaudir con admiración ese milagro que redimió el desierto, devolviéndole una patria y dignidad a un pueblo tan perseguido. Me remito al Doctor Martin Luther King Jr.

Una democracia se compone por muchos más elementos que elecciones libres, transparentes e igualitarias. Se trata de algo mucho más profundo… división de poderes, libertad de expresión, libertad de culto, libertad de orientación sexual, prensa libre, debate permanente, amplia variedad de partidos, derechos para las minorías, alternancia de gobierno (no como en Venezuela), derechos civiles, políticos y sociales, cuyos cuidadanos tengan derecho a un juicio justo con garantías… pero por sobre todas las cosas, el derecho de pensar, participar y expresar lo que se te de la reverenda gana sin tener miedo a que el gobernante de turno te censure, te arreste, te meta preso, te torture, te mate, te amenace, te expropie el hogar o te toque a la familia. Espero que a ese Medio Oriente, no nos integremos nunca. Porque únicamente entre democracias no hay guerras.

Israel, única democracia, único país desarrollado, abierto, multicultural y en muchos aspectos EJEMPLAR en medio de una región de muerte, miseria, dictadura, islamofascismo, terrorismo, fanatismo y medioevo. Am Israel Jai! Kol Hakavod por las elecciones en Israel (con una participación voluntaria tan masiva), sin importar el resultado.

UPDATE:

Los resultados preliminares de las elecciones muestran claramente que la sociedad israelí quiere un cambio. Pero no en cuestiones de política exterior (de lo contrario hubieran votado a Livni o Kadima), sino un cambio interno, relacionado con temas económicos y sociales (tal vez también una mayor secularización). En mi humilde opinión, Yesh Atid y/o Shas son excelentes opciones para conformar gobierno junto a Bibi y Bennett, porque son dos partidos que le dan mucha importancia a la justicia social que falta, pero compartiendo en líneas generales las posturas del gobierno en temas referidos a la seguridad y estando dispuestos a formar coalición con Bibi como Premier; a diferencia del Laborismo intransigente. En resumen, veremos una continuidad de las políticas de gobierno pero con mucha mayor atención a la agenda socioeconómica. Vale decir, un mejor gobierno, pero con el mismo capitán al frente del barco. El tiempo dirá…

Anuncios

2 comentarios

  1. Excelente artículo Jabotito!!
    Esperemos que Bibi pueda formar una coalición lo suficientemente diversa para resolver los problemas socio-económicos que afectan al país pero lo suficientemente fuerte y dinámica para enfrentar a nuestros enemigos cuando sea necesario.

    • Esa es la idea. Legalmente Bibi podría armar una coalición solo con el bloque derechista clásico (Likud Beiteinu, Habait Hayehudi, Shas y Yahadut Hatorah forman 61 o 62 diputados), pero no sería moral ni políticamente correcto. Me parece que el mensaje de las elecciones es claro. El pueblo ha hablado. Se busca una mayor prioridad al tercio en Israel que se levanta todas las mañanas a trabajar, paga sus impuestos y hace el ejército (que como dijo Barak es el mismo tercio), así como resolver algunos problemas socioeconómicos. Si estos temas no los atiende el próximo gobierno, un partido como el de Lapid obtendrá muchos más escaños en cualquier elección futura y Bibi no podrá seguir gobernando dentro de cuatro años (o menos). Un estadista debe escuchar los reclamos de la sociedad. Bibi tiene que formar coalición con Yesh Atid como prioridad.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: