Capitulando ante Irán‏

Por Natalio Steiner, co-director de Comunidades
Si llega a haber un tercer atentado en la Argentina ya podríamos tener indicios claros de quienes pueden ser sus autores: yo, el 81% de los judíos argentinos que se oponen al memorandum de entendimiento-acuerdo-pacto espurio con Irán; gran parte de la clase política  y por supuesto, al mejor estilo Luis D`elia, algún servicio de inteligencia extranjero ( eufemismo para el Mossad ). Por lo menos esto es lo que se desprende de los twiter que la presidenta escribió hace unos días en respuesta a las declaraciones de Guillermo Borger.
Según el prestigioso periodista ex director del Buenos Aires Herald, Roberto Cox, la Argentina ha  cometido dos gravísimos errores en materia de política internacional en los últimos 60 años. El primero de ellos fue el tardío alineamiento con los aliados durante la Segunda Guerra y el otro el actual ” entendimiento ” con Irán.
Cuesta entender que beneficios obtendrá Argentina de semejante relación en crecimiento. Sin dudas ha desandado un camino que trazó su extinto esposo y entonces si no puedes con tus enemigos, unete a ellos. La Argentina modelo 2013 parece buscar reemplazar el liderazgo bolivariano que dificilmente Chavez pueda recuperar. No hay que ver en esta toma de posición un tema netamente económico en la ecuación comercial entre Irán y Argentina. Me parece que esta actitud de ” entendimiento ” disfrazada de busqueda de justicia y verdad tiene más que ver con una visión de la política exterior argentina que rechaza de plano todo lo que Occidente significa y se recuesta en países supuestamente progresistas y luchadores por la ” libertad “. Por lo menos si uno observa las giras que el actual gobierno ha realizado por el mundo se da cuenta  que en los últimos años se ha visitado  Siria, Libia, Angola, Venezuela, Cuba,  Vietnam entre otros; todos ellos países de un alto espíritu democratico y defensores de los derechos humanos. No confundirse : la actual política exterior argentina busca ese posicionamiento y va a pagar un altísimo precio por esto, algo que seguramente heredaran otros gobiernos.
Queda claro que Irán es el beneficiario principal en esta jugada. Un país que proclama día a día  la destrucción de Israel, alienta el terrorismo islámico, apoya  al criminal regimen sirio,  niega el Holocausto, busca armas de destrucción masiva encuentra en este memorandum refrendado por el Congreso, una válvula de escape a su aislamiento del mundo occidental y árabe y una  renovada  vía de penetración en América Latina y aprovecha para limpiar su desgastada  imagen.  Cuanto debería aprender la política argentina de la resolución en Alemania del caso Mikonos, en 1992, donde quedo claro la responsabilidad iraní en la muerte de cuatro disidentes del regimen de Teherán.  Curiosamente entre los imputados en esa  oportunidad se encuentran algunos de  los actuales imputados en el atentado contra la AMIA.
Un párrafo aparte merecen las actitudes de insolencia del canciller Timerman  hacia el estado de Israel, estado que en 1980 salvó la vida de su padre. Un columnista del diario israelí Haaretz ya se encargo de tildarlo de ” traidor “. Haaretz no es precisamente un diario de derecha o nacionalista. Pensar que Israel no tiene derecho a vincularse en el caso AMIA, habiendose volado antes la embajada con un modus operandi similar a la AMIA y desconsiderando la relación histórica entre Israel y los judíos allí, donde esten, es tan solo una verguenza y un ejemplo de obsecuencia  política en donde intereses determinados se anteponen a una identidad milenaria .
El tercer atentado esta en marcha : es la denegación de justicia; pactar con el diablo, dar vuelta la historia  y permitir que los intereses de una ideología obsoleta y setentista hagan estragos en la verdad en nombre de la verdad.
 
—————————————————————-
Anshel Pfeffer, columnista del diario Haaretz, en un artículo titulado “La traición de Timerman”, escribe: “Mientras ninguno de los autores ha sido y probablemente nunca será llevado a la Justicia, el cerebro del atentado, el jefe de operaciones de Hezbollah, Imad Mughniyeh, fue asesinado hace ahora cinco años por un coche bomba en Damasco, que, según creencia generalizada, fue operado por Israel. Dura justicia, sin duda, pero hasta ahora la única que han visto en 19 años los familiares de las 85 víctimas en el atentado”.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: