Luego del debate en el senado

int-50934

Luego de escuchar el debate en el senado, yo personalmente, debo admitir que no me sentí tan pesimista como antes. Si el memorandum contempla (e Irán se comprometió a ello por escrito) que el juez de la causa interrogue/indague a todos los iraníes imputados por la justicia argentina y sobre los que pesa pedidos de captura internacional con circulares rojas de Interpol (son cinco, incluyendo a Vahidi), para que posteriormente el juez dicte sentencia: falta de mérito o pedido de detención (es obvio la conclusión que tendrá el mismo juez que ordenó la captura de los iraníes luego de examinar las cientos de pruebas en el impecable dictamen de 802 páginas de la fiscalía)… pues entonces, si Irán se niega a entregar a los acusados, la Argentina tendrá una nueva oportunidad de ser abanderada de la justicia, la soberanía, Occidente y la lucha contra el terrorismo internacional, denunciando a Irán en todos los foros internacionales por incumplir el memorandum y/o negarse a cooperar con la justicia argentina luego de habersele dado todas las garantías que pidió para el debido proceso, además de romper relaciones diplomáticas con Irán (por no decir económicas, ya que según la Presidenta ella “no tiene el poder para hacerlo”), tal vez arrastrando en la decisión, en un pedido de solidaridad regional, a varios países latinoamericanos. Si esto llegara a ser así, yo personalmente me comprometo a pedir disculpas por todos los agravios injustificados que expresé contra el gobierno y el señor canciller. Deseo desde lo más profundo de mi corazón tener que pedir esas disculpas en vez de tener razón en mi pesimismo como de costumbre, prefiero que mi credibilidad sea destruida antes que hacerle el kadish a la causa AMIA. Confío en el fiscal Nisman, el juez Canicoba Corral, la dirigencia comunitaria y los familiares de las víctimas para que esto no quede impune. El momento de la verdad será después de que el memorandum sea implementado, con veedores internacionales y todo. Es cierto que la causa estaba paralizada, con señalar a los culpables y tener el aval de Interpol no alcanza, hay que llegar a los imputados para indagarlos, aunque sea en la boca del lobo, tratando con el mismísimo satanás. La otra opción era cortar por lo sano y pedir que entreguen a los acusados o se corta relaciones diplomáticas con el Estado agresor. Veremos si eso sucede después de que Irán viole este memorandum y escupa, una vez más, sobre la justicia argentina e internacional.

De última, espero que Israel se encargue por la fuerza de hacerle pagar a esos ayatolás asesinos por la sangre derramada en Buenos Aires, porque dudo mucho que Irán tenga buenas intenciones y finalmente los acusados se pudran en una cárcel argentina, además de pagar un resarcimiento económico a los familiares de las víctimas, como sucedió en Lockerbie. El tiempo dirá.

Anuncios

5 comentarios

  1. Veo que mis plegarias han sido escuchadas. Que alguna vez podría estar de acuerdo con algún posting de este blog. Y finalmente acaba de suceder. Porque estoy de acuerdo con éste.

  2. Si el memorandum contempla (e Irán se comprometió a ello por escrito) que el juez de la causa interrogue/indague a todos los iraníes imputados por la justicia argentina y sobre los que pesa pedidos de captura internacional con circulares rojas de Interpol (son cinco, incluyendo a Vahidi).

    Lo que no indican, es que los acusados pueden negarse a declarar,
    y por lo tanto se cae el acuerdo.

    • No se que significa legalmente que un acusado se niegue a declarar, pero sí creo -dadas las circunstancias- que ante la opinión pública internacional una actitud así equivaldrá a una confesión. Y eso ya es algo. Considerando que la causa estaba irremediablemente estancada, aún por ese resultado habrá valido la pena el esfuerzo.
      Eddie

  3. […] otro orden de cosas, para escuchar las dos campanas (ya que ahora no tengo una posición tomada tan firme como antes), les comento que anteayer miré el segmento entero de 6, 7, 8 sobre este […]

  4. […] otro orden de cosas, para escuchar las dos campanas (ya que ahora no tengo una posición tomada tan firme como antes), les comento que anteayer miré el segmento entero de 6, 7, 8 sobre este […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: