Encuesta en la opinión pública: La simpatía de los americanos por Israel es la más alta de todos los tiempos

Una encuesta de Gallup encuentra que, en el marco de la próxima visita del Presidente Obama a Israel, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs 12%, igualando los porcentajes de la encuesta de 1991 realizada durante la Guerra del Golfo.

ShowImageUna trabajadora en una fábrica de Kfar Saba arregla banderas estadounidenses pedidas con anticipación por la visita de Obama a Israel. Foto: Reuters

La simpatía de los americanos por Israel iguala la más alta de todos los tiempos según una encuesta de la prestigiosa organización Gallup publicada el viernes, exactamente cinco días antes de la visita programada del Presidente norteamericano Barack Obama a Israel, por primera vez como Presidente.

Según los datos de la encuesta, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs. 12%.

Mientras la parcialidad por Israel ha subido consistentemente al 60% desde 2010, el 64% registrado en la encuesta del viernes iguala los datos previos registrados en 1991, durante la primera Guerra del Golfo. En la encuesta de 1991 realizada por Gallup, solo el 7% de los encuestados simpatizaba más con los palestinos que con los israelíes.

Análisis de los datos de la última encuesta muestran que Republicanos, conservadores y adultos de mayor edad son más propensos a ser parciales a favor de Israel.

Los Republicanos (78%) son mucho más propensos a simpatizar con Israel que los Demócratas (55%), según la encuesta. El apoyo Demócrata por Israel se ha incrementado en cuatro puntos desde 2001, mientras el apoyo Republicano por el Estado judío ha saltado 18 puntos de porcentaje en el mismo período.

El porcentaje de encuestados que favorecen a los palestinos se incrementa con la educación formal, oscilando desde 8% para aquellos sin experiencia universitaria al 20% para aquellos que poseen al menos un postgrado.

“Los palestinos reciben la mayor simpatía por parte de Demócratas, liberales y postgraduados, pero incluso entre ese grupo, el apoyo llega como máximo al 24%”, según Gallup.

Véase también: Cerca del 90% de los americanos tiene una visión desfavorable de Irán

Opinión de Jabotito:

Qué “lobby” ni qué “lobby” (llámese judío, sionista o israelí). Los americanos apoyan a Israel porque QUIEREN (sí, principalmente los cristianos), por cuestiones ideológicas, geopolíticas, históricas, culturales y morales. Eso se manifiesta especialmente en el Congreso, representante del pueblo. Pero además porque les conviene, mucho más de lo que ustedes imaginan. Con la información de inteligencia que le provee Israel a los EE UU, se pueden evitar montones de atentados terroristas en suelo norteamericano o contra objetivos de ese país en el mundo. Eso por no mencionar el interés estratégico, militar, político, etc. Respecto al apoyo y simpatía por Estados Unidos entre el público israelí, los porcentajes son mucho mayores. Uno de los pocos países en el mundo que se podría llamar auténticamente “pro-americano” es Israel. Con el agregado de que, a diferencia del caso con otros aliados, ninguna madre estadounidense tiene que arriesgar la vida de su hijo para proteger al Estado hebreo… nosotros nos protegemos solos, y muy bien.

Contrariamente al pensamiento antisemita, el pueblo judío y el sionismo se caracterizaron por ser movimientos débiles, pero aún así cosecharon simpatías entre el pueblo americano desde sus orígenes. Esta simpatía siempre estuvo presente, aunque por intereses geopolíticos recién se fortaleció y plasmó en ayuda militar y económica concreta desde fines de la década del ’60 o principios del ’70.

Las relaciones especiales de Israel con Estados Unidos no pueden explicarse tan solo en términos materiales o estratégicos, ni por la mera influencia del mitológico “lobby judío”. Ningún grupo de presión, por más poderoso que sea, puede doblegar la voluntad de una nación y desviarla de su curso natural o intereses básicos. ¿O acaso la opinión pública norteamericana simpatiza con Arabia Saudita por ser un país aliado por conveniencia? (les aseguro que no). El sionismo gentil en Estados Unidos ha sido en todo momento al menos tan poderoso, activo y enérgico como el judío. En verdad no existe nada en el sistema internacional que se parezca a la relación única entre Estados Unidos e Israel. A los detractores de esta enigmática alianza les cuesta creer que el significado de Israel para los estadounidenses sea ante todo sentimental, y el compromiso con su supervivencia un voto moral, en ocasiones un acto de caballerosidad. Para muchos estadounidenses, Israel es la recreación de su propia historia. El colono judío que echa raíces en una tierra yerma y un entorno hostil contra todas las adversidades, y el espíritu pionero de una nueva nación israelí formada por un pueblo perseguido en busca de libertad, caló hondo en la mentalidad estadounidense y le recordó sus propios orígenes y juventud. Para muchos, la lucha sionista por Palestina no difería del combate que las colonias americanas llevaron a cabo, tanto contra la población indígena, como contra el Imperio británico. Nación de fieles de misa y lectores de la Biblia, que valoraban al pueblo del Libro con su historia y no solo al Libro como mera abstracción, los estadounidenses asistieron con admiración el revivir de la nación bíblica en Tierra Santa. Esta conexión bíblica a buen seguro era más fuerte en el caso de los fundamentalistas cristianos, pero nunca fue exclusiva de ellos. Y ellos son la potencia mundial número uno.

“OH, ISRAEL, AL QUE TE BENDIJERE, BENDECIRÉ, Y AL QUE TE MALDIJERE, MALDECIRÉ” (Génesis.12:3a)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: