Los escalofríos de Cristina

1373400570_extra_big

A la presidente argentina le “corrió frío por la espalda” cuando se enteró por medio del ex-espía Snowden que EE UU espíaba a países sudamericanos para obtener información sobre energía y narcóticos en México, petróleo y compras militares de Venezuela o estar al tanto de los movimientos de las FARC en Colombia. OK, es entendible. Se puede tomar como una injerencia en la soberanía de otros países. Pero yo me pregunto… ¿por qué Cristina Kirchner no dijo que “le corrió un frío por la espalda” cuando la propia justicia argentina acusó a Irán de haber establecido bases de inteligencia en toda Latinoamérica para cometer atentados terroristas como el de 1994 que mató a 85 personas en Buenos Aires? ¿Será porque ya se quieren sacar de encima al fiscal Nisman?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: