Hipocresía a la enésima potencia

cristina-al-assad-y-el-papelon-de-perceval

Por primera vez la cancillería argentina se pronunció sobre la sangrienta guerra civil que atraviesa Siria y se cobró la vida de por lo menos 100.000 personas. ¿Lo hizo para protestar por el uso indiscriminado de armas químicas contra la población civil? No ¿Lo hizo para protestar por la violación de derechos humanos elementales por parte de una tiranía? No, el caradura de Timerman habló únicamente para protestar por una posible intervención militar extranjera. ¿Ahora resulta que al gobierno argentino le importa lo que sucede en Siria? ¿Justo cuando su dictador genocida enfrenta problemas? Nunca escuché a Timerman manifestar su rechazo a la matanza del régimen sirio contra su propio pueblo (ya sabemos, el que calla otorga). ¿Y ahora tiene el descaro de protestar por una posible intervención extranjera para castigar al régimen por haber usado armas químicas contra su propia población civil? ¿Es una broma de mal gusto o qué? En las cancillerías extranjeras se deben estar matando de risa. ¿En ese lugar quiere estar la Argentina? ¿Con lo peor y más retrógrado de la humanidad?

Independientemente de si creo conveniente o no una intervención militar en Siria, agradezco a Israel por haber destruido ese reactor nuclear cerca de Damasco en 2007. De lo contrario, hoy tendríamos un Assad químico y nuclear, dispuesto a cualquier cosa para mantenerse en el poder. Si algo enseñan las atrocidades que están sucediendo en ese país, es que a los regímenes más peligrosos del mundo no se le debe permitir tener acceso a las armas más peligrosas del mundo. Cualquier otra cosa son tonterías o mentalidad mediocre bananero-bolivariana de los mismos fracasados nazibolcheviques de siempre. Tenga la decencia de cerrar el pico, señor Timerman, como viene haciendo desde que empezó la guerra hace dos años.

Anuncios

Una respuesta

  1. ¿Los iraníes, sus marionetas de Hizbollá, los saudíes, los qtaríes, no son extranjeros? Por otra parte lo mejor para el mundo es que se sigan matando entre ellos, pero sin que la balanza se decante por ninguno de los extremismos mahometanos, ni los chiitas ni los wahabitas. Eso sí que será una amenaza para la paz mundial

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: