Análisis objetivistas sobre el nazismo e ISIS

Dos autores del Objetivismo (la filosofía creada por la genial pensadora de origen judío Ayn Rand) de gran reconocimiento, Leonard Peikoff y Harry Binswanger, analizan al nazismo y a ISIS respectivamente.

Los nazis defendieron sus políticas y el país no se rebeló; aceptó el argumento nazi. Los individuos egoístas puede que sean infelices, dijeron los nazis, pero lo que hemos implantado en Alemania es el sistema ideal, el socialismo. De la forma que los nazis lo usaban, ese vocablo no está restringido a una teoría en economía; ha de ser entendido en un sentido fundamental. “Socialismo” para los nazis denota el principio de colectivismo como tal, y de su corolario, el estatismo, en cada esfera de acción humana, incluyendo a la economía pero no sólo a ella.
“Ser socialista”, dijo Goebbels, “es subordinar el yo al tú; socialismo es sacrificar el individuo a la comunidad”.
Según esta definición, los nazis practicaron lo que predicaban. Lo practicaron en su país y luego en el extranjero. Nadie puede decir que no sacrificaron suficientes individuos.

Leonard Peikoff, The Ominous Parallels

No apoyo ningún tipo de acción militar contra ISIS, y menos aún que enviemos más soldados de tierra, pues ya hemos visto una y otra vez lo inútil que eso resulta. Sólo cuando estemos decididos a mandar a Irán al infierno será apropiado ocuparse de ISIS, Hamas, Al Qaeda, etc., aunque probablemente en ese momento ya no sea necesario. Entonces dejaremos de tener que quitarnos los zapatos en los aeropuertos, de tener miedo de los inmigrantes del Medio Oriente, de poner barreras de concreto enfrente de todos los posibles blancos terroristas (como hacemos aquí en Nueva York), y podremos dejar de escondernos en nuestro caparazón.
Actuemos como hombres. Pero para hacerlo necesitamos una filosofía “pro-hombre”.

Harry Binswanger, ISIS es impotente

Fuentes en Objetivismo.org aquí y aquí

Anuncios

3 comentarios

  1. Uno de los puntos más absurdos de la teoría a las que ustedes adhieren es este de pretender creer que el nazismo fue una forma de socialismo. No lo fue, por más que ustedes tomen las mentiras y delirios de los nazis como si fueran verdades reveladas. ¿Desde cuando ustedes consideran la palabra de ese monstruo, Joseph Goebels, (¡nada menos!), como testimonio confiable? Justamente Goebbels, el tipo que decía que basta repetir al infinito una mentira -por absurda que fuese- para que todos la creyeran. ¿Y quien -aparte de Goebbels- les dijo que “Ser socialista es subordinar el yo al tú; socialismo es sacrificar el individuo a la comunidad”? Ni los nazis eran socialistas ni Ayn Rand fue un genio. En fin, confío en que un día ustedes lleguen a la edad adulta. Y si quieren saber de una fuente confiable en que consiste realmente el socialismo, no lean a esa loca, lean a Augusto Bebel. Ese sí que fue un judío genial (fue quien definió al antisemitismo como el “socialismo de los tontos”).
    Eddie

  2. El que los hitlerianos se llamasen “socialistas” no fue mas que un truco de magógico de la propaganda de aquellos embusteros, similar a que en Cuba o Corea del Norte se hable de “revolución”. Desde el mismo momento en que respetaban la propiedad privada de los medios de producción no lo eran.

  3. Se quedaron dos párrafos:

    Por lo demás los hitlerianos el único “otro” al que sacrificaban el “yo” era al impresentable austríaco que los gobernaba, pero de ninguna manera a la comunidad.

    En cuanto a la segunda cita, la de Peikof, realmente no analiza nada del ISIS

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: