Operación Margen Protector: análisis y consideraciones

Operación Margen Protector: análisis y consideraciones

Ezequiel Eiben
13/8/2014
17 de Av 5774

El comienzo
El lunes 7/7 se notaba en Israel un panorama alarmante que obligaba a tomar decisiones cruciales. 80 cohetes disparados contra el sur de Israel a lo largo de la jornada, en consonancia con la campaña agresiva constante de Hamas que se atribuía los ataques, y encima todo pocos días después de saberse la noticia del asesinato de los tres jóvenes judíos secuestrados, pintaban el cuadro de situación que los dirigentes israelíes analizaban. Para colmo, terroristas de Hamas habían muerto en un túnel debido a la explosión de los propios dispositivos que cargaban, en lo que se informó constituía un intento de atentar contra el ejército israelí. En estos los momentos previos a decidir una operación militar en Gaza, por si acaso, 1500 reservistas fueron movilizados y unidades de infantería colocadas en la frontera. Desde el vamos, una fuente del ejército se pronunció en forma explícita y sin ambigüedades: “El mensaje para Hamas es claro: un cese del fuego sin condiciones”[1]. Como se supo poco después, Hamas no escucharía y provocaría la consiguiente escalada militar.
Gabriel Ben-Tasgal explicó el origen de la escalada pergeñada por Hamas:

La razón verdadera por lo que ocurre en la franja de Gaza es muy simple. El Hamas, durante años, disfrutó de un negocio estupendo. Tres familias, de la ciudad de Rafiah en el sur de la franja de Gaza, cavan túneles e introducen (…) un montón de productos desde el lado egipcio. El Hamas cobra impuestos por eso. Y además, recibe donaciones de Qatar y otros países árabes que apoyan la causa palestina. Estamos hablando de un presupuesto de 500 millones de dólares. Desde que sube al poder Abdelfatah Al-Sisi en Egipto, le cierran los túneles. Y además, debido a los problemas que tiene Qatar en otros países, que está metido en todas las guerras de Medio Oriente, el presupuesto de Hamas bajó a la mitad. Y el desempleo, llegó al 40%. En un caso de una crisis como esa, el Hamas debe provocar una acción militar, que aunque sabe que la va a perder, lo que va a lograr con esto es ver si puede cambiar el acuerdo que había antes, y además lograr la unidad palestina porque todos los palestinos ahora están a favor del que se siente atacado[2].

En aquél día de julio, expresé todo mi apoyo a las IDF, esperando que la hipotética futura operación no fuera un mero correctivo para que después Hamas iniciara nuevamente el ciclo de violencia e Israel tuviera que responder otra vez. A ver si de una vez por todas, pensé, les damos una paliza a los islamistas de Hamas y que no vivan para contarla. Por supuesto, yo sabía que esto era una expresión de deseo y una fijación de mi posición, pero que Israel no llegaría tan lejos como yo quería. Ahora bien, aunque el alcance de la operación no fuera el esperado, por supuesto había que apoyar a Israel, sin dudas el bueno de la película. A la par, se podía alentar desde la intelectualidad a que fuera más allá.

La cobertura mediática judeofóbica
No cabía esperar otra cosa habiendo tanta asquerosa parcialidad pro-terrorismo y judeofobia en los medios de comunicación, argentinos e internacionales. En las guerras anteriores, ya lo habían demostrado defenestrando a Israel, mintiendo sobre su proceder, tergiversando los hechos y su significado, y tomado partido por el bando terrorista. En esta ocasión, no querían ser la excepción; por el contrario, estaban listos para continuar la campaña de desprestigio y hostigamiento a la única república democrática de Medio Oriente que lucha por su supervivencia.
El martes 8/7, TN tituló en grandes letras potenciadas con “negrita”: “Ofensiva militar de Israel con decenas de bombardeos en la franja de Gaza”. A continuación en letras pequeñas, la entrada explicaba: “Los ataques se produjeron en represalia por varios cohetes que cayeron en el sur de ese país, por parte de Palestina. La agrupación Hamas amenazó “ampliar el circulo de objetivos””[3]. Los periodistas de TN encargados de la nota leyeron el manual del buen judeófobo: lo más importante es vender con sensacionalismo la acción militar israelí con letras gigantes, y después mínimamente apuntar que se trata de una represalia. Encima, si se trataba de una represalia, no era un ataque o una ofensiva en el sentido que ellos insinuaban, como si a Israel de repente se le hubiera antojado hacerlo; estrictamente era una defensa, moral, legítima, legal.
Un medio masivo de comunicación internacional, acostumbrado también a difamar a Israel, es CNN. Pero esta vez, no le salió gratis. En una entrevista tendenciosa, con el permanente intento de llevarla favorablemente hacia el lado de los palestinos por la periodista, el anti-israelismo se encontró con una firme oposición: el entrevistado, embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, se plantó y echó en cara la omisión de información y la inadecuada relación entre los datos en el modus operandi de la cadena televisiva. De este tipo de defensas Israel necesita más:

Periodista: Lo que sucedió aquí es horrible y todavía no sabemos el alcance de cuántos niños pueden haber muerto. Informes iniciales indican que al menos 16 murieron, estos dicen que el ataque provino de tanques israelíes. Tal como usted sabe, el ejército israelí dice que pudo haber sido un cohete mal disparado por Hamás. ¿Tiene alguna certeza en este punto?
Embajador: No, no sé, pero sí sé quiénes son los responsables de esto, y es el Hamás ya que usan escuelas como depósitos de armas, y pienso que es deshonesto hacia sus televidentes que un reportero desde Gaza no haya mencionado lo sucedido la semana pasada. Tuvimos dos escuelas de la UNRWA, donde se encontraron cohetes y se los entregaron a Hamás.
(…)
Es información pública a disposición, y es importante que en su reporte lo mencione. Y sumado a esto, pudo haber mencionado una declaración, hecha no por el embajador israelí, no por el vocero de las Fuerzas de Defensa de Israel, sino por el secretario general de la ONU ayer, y quiero leerles lo que dijo ayer, no el año pasado, ayer. Dijo: “El secretario general está alarmado al escuchar que fueron dispuestos cohetes en escuelas de UNRWA en Gaza, y que subsecuentemente estos han desaparecido. Expresa su estupor y pena por el uso de armas en una escuela administrada por la ONU. Al hacerlo (…) aquellos responsables están convirtiendo escuelas en objetivos militares potenciales, y poniendo en peligro la vida de niños inocentes. Empleados de la ONU que trabajan en dichas instalaciones y cualquiera que use las escuelas de la ONU como refugio”. Esto fue ayer. ¿No cree usted que es relevante reportar esto en la CNN? (…).
He estado escuchando informes durante dos horas en CNN, he visto pantallas separadas, imágenes horrendas, imágenes que cualquier ser humano decente se horrorizaría al verlas. No he escuchado ni a una sola persona decir lo que yo le acabo de decir a usted. Y si esto es así, no les da el servicio apropiado a sus televidentes, ni el contenido que necesitan para hacer estos juicios. Hamas está colocando baterías de misiles en escuelas, en hospitales, en mezquitas, y esto debe ser condenado por el mundo para que Hamas le ponga un fin.
Periodista: (…) la razón por la que mostramos estas fotos es porque son niños que fallecieron. ¿Y si Israel se hubiera tomado el tiempo de confirmar que esos niños estaban fuera de las escuelas antes de disparar? Enviar a alguien para inspeccionar. ¿O piensa usted que está bien emitir una advertencia y luego seguir con la agenda y disparar aun habiendo niños adentro? (…)
Embajador: Pienso que usted no tiene ninguna base para decir lo que acaba de decir. Por supuesto que no vamos a disparar directamente. Pero yo no sé lo que sucedió en esa escuela. Lo que entiendo es que le dimos a la gente días para que salgan de esa área. Esto está en el norte de la franja de Gaza, hay una buena posibilidad de que haya sido un cohete de Hamas que impactó. Yo no sé si alguien disparó, un combatiente de Hamas disparando directamente desde esa escuela hacia nuestro ejército que está operando allí, y luego respondimos a ese fuego. Desconozco los hechos. (…) no me malinterprete. No culpo a los medios por mostrar las fotos. Los culpo por no conectar los puntos. Los puntos señalan a la responsabilidad de Hamas por usar escuelas como depósitos de armas, que benefician a Hamas, y es inaceptable, y el enojo del mundo debe dirigirse a Hamas. (…)[4].

Muchos indicios de judeofobia y anti-israelismo en tan solo un par de minutos.
Primer indicio: la entrevistadora busca llevar el reportaje al lugar común de los judeófobos: la muerte de los niños. Pues bien, no hay matanza deliberada de niños por parte de Israel, y la muerte de estos es culpa de Hamas. Pero los medios insisten en acusar a Israel o exigirle presumiendo su culpabilidad que dé explicaciones sobre los fallecimientos. No depositan la culpa donde debe depositarse: en la cuenta de Hamas.
Segundo indicio: la entrevistadora no se disculpa tras haber quedado en evidencia la estrategia de CNN de silenciar mensajes que pueden hablar en favor de Israel, o como mínimo, sin llegar a eso, hablar en contra de Hamas y de los empleados palestinos en la ONU.
Tercer indicio: tras las advertencias en un operativo militar, a la periodista le parece bien “mandar a alguien a inspeccionar” a un lugar convertido en una fortaleza terrorista. Es decir, propone utilizar a un israelí como carnada o arriesgarlo como carne de cañón para que garantice aún más la seguridad de los palestinos. Vale decir, quiere que se ponga por encima de la seguridad de los israelíes a la seguridad de los palestinos. Pide sacrificio a Israel en orden a proteger a los palestinos. Posiciona la seguridad de los palestinos por encima de la protección de los israelíes.
Cuarto indicio: doble estándar contra Israel. Le exige al ejército israelí previsiones extraordinarias que no se le exigen a nadie más. Se mide a Israel con una vara distinta.
Quinto indicio: el foco, permanentemente, sobre Israel. Criticar a Hamás parece ser accesorio, o el guión para un actor de reparto. El protagonista del desastre pareciera ser Israel.

Prensa árabe
Durante esta guerra, cierta prensa árabe, sobre todo egipcia, criticó como nunca antes a Hamas. Inusitada cantidad de comentarios negativos golpearon a la agrupación terrorista en los programas televisivos. Una razón muy invocada en la televisión de Egipto, era el sufrimiento al que sometía al pueblo palestino con sus provocaciones bélicas a Israel. Pero en el fondo, más que solidaridad hacia los palestinos, ocupaba un lugar central la razón de que Hamas se ha vuelto demasiado molesto para El Cairo, una piedra en el zapato que le trae complicaciones estratégicas, políticas y militares (y que encima tuvo el descaro de rechazar la oferta egipcia de cese al fuego). Es decir, la intencionalidad protectora de intereses egipcios, más que una súbita y repentina consideración de humanidad hacia los palestinos (que son ampliamente maltratados en países árabes, siendo mantenidos en campos de refugiados y con un status de ciudadanos de segunda clase), lideró la campaña anti-Hamas.
Osama Mounir, de Mehwar TV, dijo al aire el 16/7:

Quedará grabado en los anales de la historia que cuando Egipto propuso un cese del fuego, Israel aceptó, Estados Unidos le dio la bienvenida, y lo mismo hizo Europa. Todo el mundo ha apoyado la iniciativa egipcia, excepto ustedes [Hamas]. ¿Ustedes qué quieren? (…).
Veamos lo que nuestros hermanos –perdón, nuestros alienados hermanos-, demandan. En principio, no sé cómo llamarlo a esto… están matando a la gente y ustedes hacen demandas. “Si no nos dan lo que queremos, el pueblo palestino puede irse al infierno. No nos importan cuantos palestinos mueran”[frases como hablando por boca de Hamas]. (…) [A continuación enuncia las demandas de Hamas y las critica[5]]. Yo no soporto a Israel, dicho sea de paso. Que Israel sea incendiado con gasolina, perdón por la expresión. Estas personas merecen ser prendidas fuego; pero hoy, oh Hamas, nos encontramos en una situación donde tenemos docenas de funerales por día. Cuando 211 personas inocentes mueren, ustedes no pueden simplemente hacer demandas. [Comenta por último una demanda más, y esta es clave para entender la molestia que Hamas le provoca a Egipto, y como este segundo ve los pedidos como pretensiones de atacar a su soberanía]. Luego ellos demandan la apertura por completo del paso de Rafah. ¡Eso es magnífico! Lo quieren abrir bajo su supervisión, y la supervisión de un país amistoso, y otro país árabe a ser designado por Hamas. ¿Ustedes están locos? ¿Por qué simplemente no vienen y toman la plaza Tahrir? ¿No quieren el edificio gubernamental Mogamma para un paseo? (…) ¿Están fantaseando, o qué? ¿Por qué deberíamos darles el paso de Rafah a ustedes? ¿Por qué yo tengo que abrir mis fronteras a ustedes? ¿No hay ninguna soberanía egipcia sobre nuestras tierras y fronteras? (…) Después de estas diez demandas de Hamas, espero una onceava: restaurar a Mohammed Morsi en la presidencia[6]. (…) Alguien que dice cosas como estas, pertenece a un manicomio. Esto es locura. Quienquiera que sea que frustre la iniciativa egipcia, será responsable por la sangre palestina. (…)”[7].

Más presentadores, comentaristas, y periodistas, se sumaron a las quejas contra Hamas. Algunos hasta se burlaron de sus líderes y los ridiculizaron. Ahmad Mousa, de Sala Al-Balad TV de Egipto, manifestó el 12/7:

Khaled Mashal está librando la guerra desde Qatar, junto a su hermano Al-Qaradhawi. (…) [Las pantallas del estudio exhiben a Mashal llevando una vida de lujo y comodidad en Qatar, utilizando costosos aparatos de gimnasia, dándose un gusto con abundante comida, y mirando televisión] Khaled, la jihad está en Gaza… (…) Ésta es la jihad de Mashal y sus camaradas, los honorables y grandiosos Mujahideen. Mientras ellos libran este tipo de jihad, abandonan a la gente para ser asesinada. Si fueras un hombre de verdad, estarías de vuelta en Gaza a primera hora de la mañana. Deberías tomar el primer vuelo por la mañana. Te dejaremos entrar. Ven a Egipto, y abriremos el paso de Rafah para ti. (…) [A continuación, se muestran imágenes de Ismail Haniyeh con sobrepeso, pateando una pelota de fútbol en una, y distendido en otra] Cuando su peso todavía le permitía correr, Ismail solía jugar al fútbol. Ésta es su jihad (…) ¿Por qué ustedes, en las Brigadas Al-Qassam, se esconden entre civiles? ¿Por qué usan los hogares de la gente? Deberían mantener sus escondites lejos de los hogares de las personas. Ustedes saben bien que cuando disparan un misil desde un hogar, otro misil aterrizará en ese hogar en un minuto. Ustedes le están llevando otra Nakba a su gente[8].

Mohamed Mustafa Sherdy, en su talk show transmitido por la egipcia Al-Mihwar TV, habló el 11/7:

Ninguno de ellos [por miembros de Hamas] pidió disculpas por los cientos de túneles que escavaron[9], a través de los cuales ellos contrabandean toda la riqueza de Egipto (hacia Gaza). Ninguno de ellos dijo una palabra, porque están todos en la toma (…). Están siendo pagados por hacer sus declaraciones (…). Todos viajan en aviones de lujo, tienen cuentas bancarias en Suiza[10].

Mazhar Shanin, conductor de un talk show en Al-Tahrir TV, también de Egipto, arremetió el 12/7 contra Hamas:

Así como morimos en el pasado por la causa palestina, estamos dispuestos a morir hoy por la causa palestina. Pero no estamos preparados para morir en defensa de Hamas. (…) No estamos dispuestos a sacrificar ni un pelo de la ceja, de un soldado o civil egipcio, por la defensa de Hamas y la gente que libra la jihad, mientras se complacen a sí mismos con todo tipo de platos de comida en la pileta. (…) Ustedes son un puñado de mentirosos. No les creemos más. El pueblo está sublevado por ustedes. Piérdanse. Nos dan nauseas. El mundo entero se va al infierno por culpa de ustedes[11].

Frente al nuevo panorama, muchos (a mi entender de manera apresurada, siguiendo el mismo impulso optimista que ante la llamada “primavera árabe”) están hablando de un cambio muy positivo en los árabes que empiezan a denunciar a Hamas. Pero cuidado, este cambio de enfoque no implica necesariamente que Israel pase a ser aceptado en su cosmovisión.
Exponentes egipcios critican a Hamas dándose cuenta de su responsabilidad por los muertos palestinos, pero eso no los lleva a querer a Israel. No hay que cometer aquí una falacia non sequitur y pensar que la condena a Hamas produce aceptación automática de Israel; sobre todo porque la crítica a Hamas es por los muertos palestinos, pero no por la idea de combatir a Israel en sí misma. Miremos el caso de este comentarista de Egipto que critica a Hamas, aunque aclarando terminantemente que no apoya a Israel y que su gente merece arder en llamas. La crítica va dirigida a la demencia de Hamas, pero eso no implica una visión favorable de Israel. O su colega que afirma que los egipcios no harán sacrificios por Hamas, pero que están dispuesto a morir al igual que en el pasado por la causa palestina (léase: la causa contra Israel).
La campaña de la TV egipcia contra Hamas debe visualizarse dentro del contexto en donde la Hermandad Musulmana ha perdido popularidad en Egipto y ha sido descalificada por su gobierno. No es un detalle menor, sino un punto decisivo, el hecho de que Hamas tiene su origen en este grupo terrorista. ¿Por qué de repente comentaristas egipcios empiezan a hablar en contra de Hamas? Esto puede tratarse perfectamente de un arreglo mediático corporativo para criticar al grupo de Gaza, criticando así de manera indirecta a la Hermandad Musulmana, y desligándose de gente “inconveniente” con la que no es rentable o rendidor que a uno lo asocien hoy en día en el país de las pirámides. De ser así, esto no sería un rechazo a Hamas por Principio, sino por ocasional Pragmatismo.
Es más, si bien hay críticas que toman conciencia del sufrimiento de las víctimas palestinas, esto al parecer está lejos de significar una repentina hermandad árabe unida tras la causa palestina con aires de fraternidad y no por mera política. Observen nuevamente cómo el comentarista rechaza apertura de paso a los palestinos. Es cierto que la aducida razón principal del rechazo es no ceder soberanía egipcia al gobierno palestino y no ceder ante demandas de dementes como Hamas; pero tampoco se nota en este punto una visión muy “humanitaria” de apertura de fronteras para refugiados palestinos y recibimiento de estos últimos en óptimas condiciones. Jordania por su parte ha recibido, pero la situación general de los palestinos en los países árabes sigue siendo de desprecio y maltrato, como ya es sabido, mantenidos como rehenes políticos en campos de refugiados y vistos como gente de segunda clase.
En definitiva, mucho en las críticas a Hamas tiene la intencionalidad política de desligarse de lo que tenga que ver con la Hermandad Musulmana, y  aunque hay cierta conciencia por los civiles palestinos, no necesariamente lleva a verlos como hermanos (más allá de la lírica) ni a abrirles las puertas de par en par en otros lugares del mundo árabe.

Analistas plagados de anti-israelismo y corrección política
Analistas, en sus perfiles de Facebook, efectuaban recortes de la realidad, para desdibujar los hechos, o adaptarlos a sus preconceptos ideológicos. Todo en el fondo movilizado por lo hirviendo que se encontraban, a punto de explotar de rabia judeofóbica, al ver que Israel se defendía y lo hacía con éxito.
Por ejemplo, cuando Israel detenía su accionar, y Hamas rechazaba y violaba un cese del fuego, operando reiteradamente sus lanzaderas de misiles (a mitad de julio un civil israelí fue asesinado por un mortero lanzado por el grupo terrorista), no se vieron posteos de los progresistas, socialistas, e incluso de algunos libertarios preocupados por la vida humana, acerca de estos eventos. Será que no les convenía a su prejuiciosa estructura de condenación automática contra Israel. No querían moverse de sus pre-conceptos; querían mover la realidad.
Los políticamente correctos, encubriendo judeofobia, o incurriendo en premisas judeofóbicas aún sin notarlo, minimizaban el profundo significado moral de la defensa israelí, y alguno llegaba a pedir premio nobel de la paz para Daniel Barenboim por su proceder supuestamente en pos de la hermandad y paz palestino-israelí, precisamente un músico israelí con posiciones políticas anti-israelíes. Si uno les citaba el detallado artículo de Gustavo Perednik “Premio innoble de la paz”[12] para demostrar por qué Barenboim no es merecedor del famoso galardón, no se producía efecto alguno, lo que dejaba al descubierto que no les interesaba recibir información adicional que pudiera moverlos de su prejuiciosa y judeofóbica posición. Era moral que Israel liquidara hasta el último terrorista en pie que atacara desde Gaza, que no quedara ni uno que pudiera causarle daño. Pero la corrección política no los dejaba descifrarlo, o admitirlo.
Están aquellos que, para pasar desapercibidos en su verdadera intención, no niegan explícitamente el derecho de Israel a defenderse, sino que pretenden retacearlo hasta hacerlo imposible exigiendo a Israel estándares que no le exige a nadie más. Sostienen que la culpa de que exista Hamas es de Israel, para pintar un cuadro en donde en el fondo el culpable y el que inicia la guerra es Israel que crea a su enemigo. Desconocen todo lo que hace Israel para proteger civiles y que lo pone, de acuerdo a los estándares éticos internacionales que se manejan en la actualidad, en la posición de ejército más moral del mundo. Reconocer el derecho a la defensa de manera lírica y después pretender atarlo de pies y manos sacando a relucir cantidades de muertos (como si esto definiera quién tiene razón) bajo la consigna “esto tiene que parar” (como si fuese un imperativo moral detener la propia defensa por el hecho de que la contraparte está sufriendo bajas o sus civiles están sufriendo), no es un reconocimiento real del derecho a la defensa. Por otra parte, estos sujetos atacan cuestiones internas de Israel (irrelevantes para la situación de marras) como si eso fuera lo determinante en una guerra contra Hamas para decidir si hay que apoyar al Estado Judío firmemente o no. Y ante el sencillo planteo sobre a quién apoyan en una guerra entre Israel y Hamas, eluden la pregunta y lanzan diatribas diciendo que el planteo solo es digno de fanáticos, o recurren a la evasiva de decir que están “del lado de los civiles”, o de los “moderados de ambos bandos”. Este no es un conflicto complejo en lo referente a la identificación de las partes; por el contrario es sumamente sencillo. De un lado está la República liberal, democrática, los valores occidentales, la producción, la vanguardia tecnológica, el respeto por los derechos individuales, la libertad, la civilización; del otro lado está la teocracia islamista, la dictadura, el totalitarismo, el terrorismo, la violencia, la esclavitud, el fanatismo, la más completa represión. Quien no es ignorante, y evade tomar partido en una cuestión tan sencilla, algo refleja de sí mismo.
La maliciosa técnica empleada en los comentarios basados en las ideas con judeofobia, comenzaba con un recuento de muertos en Gaza y le agregaban expresiones como “que terrible”, “que desastre”, que despertaban enardecidas manifestaciones anti-israelíes de sus seguidores. Para estos comentaristas y analistas, parecían no ser importantes las causas ni los tipos de muertos[13], y el planteo que realizaban sugería que las muertes eran todas condenables y trágicas, y que no había que reparar en las causas que llevaban a la muerte. Pues bien, frente a estas incongruencias y manipulaciones, hay que establecer puntos claros:
1) La causa sí es importante. En esta guerra, no hubo muertes porque sí. Israel tiene derecho a defenderse contra la agresión de Hamas. Y este grupo terrorista usa a civiles palestinos como escudos humanos. Allí pueden encontrarse las raíces que llevan a comprender las muertes.
2) Entre los muertos, hay alto porcentaje de terroristas. Y estos merecen morir. También se cuentan civiles palestinos que han votado, apoyado y colaborado con Hamas, y estos, si bien no han sido blancos deliberados del ejército israelí como categoría específica, desde un punto de vista moral también merecen morir como lo merecían alemanes colaboracionistas de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. No hay ninguna “tragedia” en estas muertes[14]. Los civiles inocentes muertos, cuya defunción sí puede llegar a entenderse en términos humanitarios como trágica, son responsabilidad del agresor: Hamas, y sobre su espalda deben cargarse; no son producto de la culpa de la víctima, que moralmente se defiende: Israel.
3) La cantidad de muertos de un lado y del otro no es un argumento para otorgar la razón a un bando. Con ese criterio habría que defender al que pierde más gente, por más injusta que fuera su causa. Hay más muertos del lado palestino porque Israel es más efectivo en sus operaciones para liquidar terroristas que Hamas en sus ataques, y porque Israel protege a sus civiles, mientras que Hamas manda a la muerte a los suyos. ¿Debería Israel disculparse por ser superior moral y militarmente? El argumento de las desigualdades en cantidades de muertos apuntan a decir que no hay una guerra sino una “masacre” incausada, indiscriminada, caprichosa. Pero analizando la realidad, lejos de las maldades e imprecisiones difuminadas por la judeofobia, vemos que efectivamente sí hubo una guerra en términos generales, y que un bando peleara mejor que el otro no es razón para eliminar el concepto de guerra. La judeofobia dirá que no hubo guerra para que todo quede como un “genocidio” o una agresión cuya culpabilidad debe hallarse exclusivamente en Israel.
En resumidas cuentas, Israel tiene razón, y el bando palestino no. Hay mucha mentira dando vueltas en contra de Israel, eso seguro. Pero sirve a su vez, para dejar al descubierto a los anti-israelíes. Algo que habla muy bien de Israel es la clase de personas que hablan en contra de Israel.

La judeofobia del gobierno argentino
El gobierno argentino encabezado por la presidente Cristina Fernández de Kirchner viene sosteniendo sistemáticamente posiciones en contra de Israel y de los judíos.
Apadrina desde hace años al líder piquetero Luis D’elía, un parásito que constantemente pronuncia diatribas judeofóbicas y difunde teorías conspirativas de los judíos e Israel.
En 2011, el gobierno se sumó al desagradable montaje palestino mediante el cual los dirigentes árabes promovían una declaración unilateral de un estado palestino y su reconocimiento en la ONU[15]. El gobierno argentino dio su aprobación a esto, en violación de posiciones previamente asumidas por el país[16].
En septiembre de 2012, miembros de la delegación argentina que viajaron a las instalaciones de la ONU se quedaron en el recinto a escuchar el discurso del presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad durante la Asamblea General. El líder islamista (cuya intención en la esfera internacional era “borrar a Israel del mapa” y repetidamente negaba la Shoá), dejó en claro tras el discurso que quería expandir relaciones con la Argentina y que Irán proponía la conformación de un grupo para alcanzar la verdad[17] acerca del atentado a la AMIA[18].
A principios de 2013 vimos los resultados de los contactos entre el canciller argentino Héctor Timerman y el canciller iraní Alí Akbar Salehi, quienes fueron protagonistas del impresentable Memorándum de Entendimiento firmado por ellos como representantes de ambos países, para el tratamiento de la causa AMIA. El kirchnerismo, despreciando la enorme y precisa investigación llevada a cabo por el fiscal Alberto Nisman, quería cocinar un asunto judicial problemático mediante un arreglo político entre gobiernos, que no le trajera malos ratos en relación a Irán, sino por el contrario, que lo mantuviera en una posición favorable a los ojos del régimen ayatollah cuya penetración en América Latina es bienvenida por los líderes populistas. Para colmo, el senador y militante kirchnerista Miguel Ángel Pichetto, realizó una distinción en el Congreso (durante el debate por el Memorándum) entre “argentinos de religión judía” y “argentinos argentinos”, dejando traslucir su particular clasificación para con los integrantes de la comunidad judía argentina[19].
En tiempos de la Operación Margen Protector, corriendo el mes de julio de 2014, hubo un par de manifestaciones del kirchnerismo que siguieron echando leña al fuego de la judeofobia. El 14, se presentó un Proyecto de Resolución en la Cámara de Diputados, con el siguiente texto:

La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:
Expresar repudio y preocupación por las operaciones militares de Israel sobre Gaza, que ha provocado casi un centenar de muertos civiles y hace llegar su solidaridad con las víctimas.

¿Quiénes firmaban el infame escrito? Diputados del partido de Cristina Fernández de Kirchner “Frente para la Victoria”: María del Carmen Bianchi, Ana Carolina Gaillard, Carlos Kunkel, Griselda Herrera, Verónica Magario, Liliana Mazure, Nanci Parrilli, Julia Perié, Adela Segarra, y Facundo Moyano, integrante del bloque Cultura, Educación y Trabajo. Crítico con el proyecto, Sergio Widder, Director para América Latina del Centro Simon Wiesenthal, expresó: “En lugar de pararse del lado de Hamas, estos diputados podrían promover una iniciativa para el fin de las hostilidades y un cese del fuego que demuestre un interés por preservar a ambas poblaciones civiles, palestina e israelí. Hay que recordar que los ataques con cohetes desde Gaza contra Israel no son nuevos, sino que se vienen produciendo desde hace años. Nuestro Centro hace un llamamiento para que el Congreso rechace este proyecto que, lejos de promover la paz, se orienta a legitimar el terrorismo de Hamas”[20].
El 20/7, salió un comunicado emitido por la cancillería argentina con las siguientes expresiones:

Una vez más (…) la población civil ha quedado atrapada en medio de las acciones armadas de Hamas y el uso desproporcionado y excesivo de la fuerza militar por parte de Israel.
Argentina rinde un homenaje profundo, lleno de dolor, a todos los niños que han sido asesinados en las últimas semanas.
(…)
Condenamos de manera enérgica que Israel, desafiando los llamados del Consejo de Seguridad, del Secretario General y los de muchas otras voces de la comunidad internacional, haya decidido escalar la crisis lanzando una ofensiva terrestre. (…).
Asimismo, condenamos el continuo e indiscriminado lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia las ciudades de Israel.
(…)[21].

El comunicado claramente es tendencioso, en favor de Hamas y con marcado sesgo anti-Israel. Para empezar, habla de meras acciones armadas de Hamas, a las que no adjetiva como terroristas, pero sí se encarga de remarcar que la fuerza militar israelí es excesiva. Luego rinde demagógico e hipócrita homenaje a los niños muertos (no ha homenajeado a jóvenes reprimidos por la dictadura de Castro en Cuba y la tiranía de Nicolás Maduro en Venezuela), destacando con malicia la característica de “niños” de los caídos, como si Israel deliberadamente los matase. Esto no constituye otra cosa que una expresión de corrección política para estar aggiornado a la campaña internacional de desprestigio y difamación contra Israel que lo tilda de genocida asesino de infantes. Tras esto, viene una condena “enérgica” contra Israel por “desafiar” a la ONU, organización mundial que constituye un rejunte de judeófobos que lo único que hacen es condenar a Israel. No hay mención aquí de que Hamas desafíe a las previsiones de la ONU. Se expresa, a su vez, que es Israel quien decidió escalar la violencia, como si los ataques previos de Hamas con cohetes apuntados a población civil, no fueran una escalada destinada a alterar el clima de relativa tranquilidad. Tras estas payasadas, viene una condena menor, no “enérgica”, por los cohetes desde Gaza hacia las “ciudades” de Israel. En esta línea no se menciona a Hamas, mientras que en oportunidades anteriores reiteradamente se menciona a Israel; ¿se lanzan solos los cohetes desde Gaza? Y al parecer, al escritor le pesa escribir que los cohetes se disparan contra civiles, por lo que opta por el menos preciso término de “ciudades”. En definitiva, la posición del gobierno argentino contraria a Israel y funcional al terrorismo de Hamas, está plasmada en pronunciamientos oficiales, disponibles para el que los quiera ver. Los comunicados siguieron con el correr de los días, pero no vale la pena ahora detenerse en las repeticiones de manipulaciones judeofóbicas de los hechos. Basta lo exhibido para reconocer qué clase de personas componen el kirchnerismo[22].
En contra del gobierno kirchnerista, el 18/7 con motivo del vigésimo aniversario del atentado a la AMIA y en plena Operación Margen Protector, el liberal Pedro Benegas[23] efectuó un comentario fantástico, en apoyo de Israel, los judíos, y aquellos que enfrenten la amenaza islamista, reconociéndola como enemigo común:

Un día como hoy, hace 20 años, estando yo en Morón, recibí un llamado de mi papá que me informaba sobre la voladura de AMIA. Este crimen terrorista de lesa humanidad, sigue impune al igual que el atentado contra la embajada de Israel. Las pruebas de la investigación aquí y en Alemania son contundentes, los autores intelectuales son los de siempre, los países fundamentalistas islámicos y su brazo ejecutor, el siniestro terrorismo internacional. Este gobierno, consuetudinario reivindicador de asesinos terroristas, toda vez que muchos de esa calaña están entre sus cuadros, esta vez también es cómplice a través de la aprobación oprobiosa del tratado con Irán que no es otra cosa que paralizar la investigación y el esclarecimiento definitivo de aquel golpe tremendo a nuestro país.
Exigimos, derogación expresa del tratado de la impunidad, reactivación inmediata del pedido de captura internacional de todos los iraníes sospechados, extradición allí donde se los encuentre y finalmente si es necesario ruptura de relaciones diplomáticas con Irán y con todos los países pro-terroristas.
En este especial momento de violencia que se vive en medio oriente, la lucha sigue siendo una sola – No al fundamentalismo islámico. Guerra sin cuartel al terrorismo. Juicio y castigo a todos los instigadores, ejecutores, encubridores y pusilánimes [claudicantes] del atentado a la AMIA. Con el terrorismo no se negocia, al terrorismo se lo combate hasta vencerlo. Viva Israel. Viva occidente, Gloria eterna a las víctimas de la AMIA y del terrorismo[24].

La sensibilidad frente al señalamiento de judeofobia y la distinción entre persona e ideas
Esta es una distinción posible de realizar en la que vale la pena detenerse, la de una persona con ideas judeofóbicas, y un judeófobo. La primera puede no ser una persona judeófoba en su totalidad, sino mantener en este tema en particular premisas judeofóbicas, quizás sin notarlo, sin reconocerlas como tales. Esta persona aplica un doble estándar o una deslegitimación contra los judíos e Israel, pero eso no implica que la totalidad de su cabeza esté programada para odiar a lo judaico; tal vez tenga otras ideas que no son judeofóbicas y le pesen más en alguna situación diferente a la de marras. Pero en este tema le pesan más las ideas judeofóbicas. Algunos pueden alegar que es una buena persona en general; pero hay que entender que esto va más allá del punto que tratamos: aquí nos concentramos en sus ideas sobre esta cuestión específica. En el segundo caso, ser judeófobo exige más, implica una actitud psicológica más profunda, una configuración mental apuntada contra los judíos, un despliegue emocional-sentimental de rabia y odio, y la asunción de un rol en base a ese modo de pensar.
Cuando se le marca a alguien que es un judeófobo o que está empleando ideas judeofóbicas, si este no se reconoce o no se quiere reconocer como tal, o bien no reconoce o no quiere reconocer que realiza ese empleo de ideas, reacciona de mala manera o a la defensiva. Pueden decir, súbitamente envueltos en una sensibilidad que les colorea un humanismo (que no reconocen en los judíos)[25] y reclamando que se les pida perdón por agredirlos[26], que se les está aplicando una falacia ad hominem, que no son judeófobos porque tienen amigos judíos, etc.
Pues bien, la excusa del amigo judío la tienen muchos de los judeófobos modernos políticamente correctos, y no es un argumento. Puede ser verdad o no que tienen un amigo judío, pero eso no les sirve para ganar un debate racional entre argumentos, y eso no es impedimento para desplegar judeofobia respecto del resto de los judíos, o incluso, en cierta medida, respecto del “amigo judío”.
Por otro lado, no hay falacia ad hominem en decir que alguien es judeófobo o que tiene ideas judeofóbicas. En el primer caso, si va acompañada correctamente de una argumentación que contrarreste las premisas vertidas por el oponente, es una identificación válida marcar a alguien como judeófobo, porque exhibe el odio obsesivo que este profiere y desde el cual habla. Es un concepto que describe un hecho, el odio hacia los judíos. En el segundo caso, se habla de las ideas, no de la persona en sí. Las consideraciones que se puedan tener hacia la persona, y los insultos que se piense decirle, pueden ir por fuera del debate de ideas, por fuera de la línea argumental, en otras circunstancias. Identificar argumentos judeofóbicos y probar que lo son de ninguna manera puede ser catalogado como falacia, excepto por la pereza intelectual de quien quiera descalificar al argumento señalándolo como falaz sin tener que refutarlo[27].

El efecto progre-socialista dentro de la comunidad judía
Tzahal informó que el 70% de los ciudadanos israelíes viven bajo el alcance de los disparos de Hamas. En términos proporcionales, esto sería igual a que 224 millones de estadounidenses, 42,7 millones de italianos, 44,8 millones de franceses, y 45 millones de británicos, se encontraran bajo la amenaza de los cohetes islamistas[28]. El mero proceder de Hamas y el incrementado grado potencial de nocividad de sus ataques deberían ser razones suficientes para que los judíos se posicionaran sin medias tintas y sin concesiones en favor de Israel.
Lamentablemente, a muchas personas dentro de la comunidad judía les han quemado la cabeza los progresistas y socialistas a cargo de las instituciones educativas comunitarias.
Veo a cantidades inmensas pidiendo en términos neutrales “paz en Medio Oriente”, casi con la misma pereza intelectual e irresponsabilidad moral con la que los judeófobos del mundo están pidiendo por la exterminación de Israel.
Esto es otro magro resultado del progre-socialismo que copa las instituciones de países (sobre todo las educativas y académicas), tendencia respecto de la cual el micro-mundo de la comunidad judía no es la excepción. Los progre-socialistas judíos están por doquier en puestos de mando y jerarquía dentro de las instituciones comunitarias educativas, académicas, y de liderazgo político.
Que pidan “paz en Medio Oriente” ahora, mientras Israel enfrenta a Hamas, es equivalente a pedir “paz en Europa” con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Así como los nazis excluían toda posibilidad de paz, Hamas hace lo suyo en la misma dirección. Con genocidas y aspirantes a genocidas no se hace la paz.
Hay que dejar de utilizar estos slogans trillados y empleados en más de una ocasión como palabras vacías de contenido, por ejemplo “Con Israel y por la paz”, y sentar de manera firme nuestra posición: “Con Israel y por el triunfo”. Si decimos “Con Israel y por la paz” estamos expresando que apoyamos a Israel, pero que nos mostramos a favor de una opción imposible o suicida, que termina jugando en contra de los intereses que alegamos defender. Si decimos “Con Israel y por el triunfo”, dejamos en claro que apoyamos verdaderamente a Israel y a sus intereses, que queremos que gane su batalla, derrote a sus enemigos declarados y asegure su existencia y la seguridad de los ciudadanos[29].
Les pido a los miembros de la comunidad judía bajo el aparente paraguas del progre-socialismo, que recapaciten. El progre-socialismo no es el paraguas que los protege, sino la lluvia que los molesta. No pidan paz en términos utópicos con cualquiera que ataque a Israel. Pidan una victoria contundente, arrasadora y total del ejército de Israel sobre el enemigo. Eso es lo que se necesita para que en un futuro haya verdadera paz.

Números de Margen Protector
El 6/8 las Fuerzas de Defensa de Israel publicaron números oficiales de la Operación Margen Protector, recopilando hechos desde el 8/7. Repasemos:
3360 cohetes fueron disparados por terroristas desde la franja de Gaza hacia Israel. De estos, 2303 cohetes lograron golpear en Israel. 115 cayeron en áreas pobladas en Israel. 584 cohetes fueron interceptados por el sistema defensivo Cúpula de Hierro. 119 disparos de cohetes fueron fallidos. 475 cohetes golpearon dentro de los límites de la propia Franja de Gaza. La inteligencia israelí había recabado información que los terroristas contaban con 10000 cohetes aproximadamente. Respecto de estos, 1/3 fueron disparados contra Israel y otro 1/3 fue destruido por las fuerzas hebreas[30].
Como se ve a simple vista, Hamas dispara miles de cohetes de manera deliberada contra población civil israelí, logrando algunos de ellos impactar en zonas residenciales. La Cúpula de Hierro ha probado ser, en su calidad de invento magnífico, efectiva a la hora de proteger a los ciudadanos israelíes del terrorismo de Hamas, interceptando cientos de cohetes y salvando vidas. A su vez, se percibe el daño que los propios terroristas ocasionan a sus civiles e infraestructura en Gaza, mediante disparos que impactan en la propia franja.
Acerca de la red de túneles subterráneos, construida por Hamas con el objeto de secuestrar y atacar soldados y civiles israelíes, se hallaron 32 y fueron detonados (14 de los cuales llegaban a territorio israelí, permitiendo la infiltración de terroristas)[31]. Una vez más, los propósitos dañinos de Hamas son palpables (en este caso se informó que los túneles servirían para efectuar un mega atentado atacando en simultáneo dentro de Israel durante Rosh HaShaná). Vale en este punto también la observación de Aryeh Savir:

La construcción de la red de túneles utilizado cientos de toneladas de hormigón, de otro modo podrían haber sido utilizados por los palestinos para la construcción de viviendas, centros comerciales, parques, escuelas, hospitales y bibliotecas. Pero los terroristas optaron por destruir vidas  de otros y no por mejorar la vida de los suyos[32].

Puede agregarse, que Hamas también optó por destruir la vida de los suyos, ya que al menos 160 niños utilizados como trabajadores por los islamistas murieron construyendo los túneles terroristas[33].
Respecto de la infraestructura terrorista, las FDI alcanzaron 4762 objetivos, entre los que se cuentan 1678 sitios de lanzamiento de cohetes, 977 centros de comando y control, 237 instalaciones administrativas militares, 191 instalaciones de almacenamiento y producción de armas, 144 sitios de entrenamiento y capacitación, y 1535 sitios terroristas adicionales. En cuanto a militantes terroristas, catalogados como responsables de la planificación y ejecución de ataques contra soldados y civiles israelíes, se abatieron a 253 terroristas de Hamás; y por lo menos 147 terroristas de Jihad Islámica Palestina, 65 terroristas de otras organizaciones pequeñas, y 603 terroristas de afiliación desconocida. A lo cual se le suman 159 terroristas interrogados por fuerzas de seguridad israelíes, 25 de los cuales se encontraban detenidos al momento de presentar este citado informe[34]. Los números hablan por sí mismos, pero por si hace falta aclarar: viendo la cantidad de objetivos de infraestructura alcanzados, el número de terroristas abatidos, y los pocos civiles caídos en relación al contexto de una guerra de un mes de duración donde hubo operaciones israelíes aéreas en primer lugar y luego terrestres, se concluye que cuando Israel afirma que realiza ataques quirúrgicos contra terroristas, tiene razón y lo dice en serio. Israel tiene la capacidad militar para arrasar con Gaza y hacerla desaparecer en unos segundos; sin embargo, con estos números en frente, uno no puede más que concluir que el Estado Judío es efectivo en sus propósitos de debilitar a organizaciones terroristas y proteger civiles.
Y encima, agregando la preocupación humanitaria de Israel hacia los palestinos, los números también hablan bien acerca del cumplimiento de la ayuda y de la transferencia de ayuda para con los gazatíes. La ayuda humanitaria y la facilitación de su transferencia a Gaza prosiguieron durante la guerra, informándose el 11/8 sobre traspaso de bienes: 248 camiones con alimentos, medicamentos y suministros; 173 toneladas de gas; 571300 litros de combustible[35].

Los palestinos “moderados”
Un cliché de los supuestamente neutrales que quieren el bien para israelíes y palestinos, esgrimido con corrección política durante Margen Protector, con sumo cuidado de no parecer que se tomaba partido por algún bando, fue el de que Israel debe fortalecer a los palestinos moderados y hacer la paz con ellos. Se dice esto como si Israel no lo hubiera intentado en el pasado, resultando todo en el fracaso de: negociar la paz con la OLP (porque la OLP no quería paz, sino muerte de israelíes), encaminar el proceso de paz mediante los acuerdos de Oslo (que para los palestinos fueron una fachada debajo de la cual seguían tramando la destrucción  de los judíos), y colaborar con la “moderada” Autoridad Palestina constituida al efecto (que siguió albergando terroristas en su seno y glorificando a asesinos de judíos).
Echemos el vistazo al espectro palestino de opciones que estos neutrales y políticamente correctos no quieren echar. Hamas por supuesto queda automáticamente excluido, porque no es moderado y no quiere paz. Quedan estos muchachos de la Autoridad Palestina, que supuestamente han cambiado, ya no buscan lo que buscaban en el pasado, y ansían convivencia pacífica con Israel. Declaraciones de  Salah al Zawawi, embajador palestino en Irán, durante una reunión de apoyo a Gaza en Teherán[36]: “La aniquilación de Israel ha comenzado y la nueva generación de Irán seguramente será testigo de nuestra victoria sobre Israel”[37]; “Estados Unidos y los países occidentales crearon un régimen ficticio en Palestina para deshacerse de ella, le suministraron las armas más avanzadas y están tratando de crear un [Estado de] Israel desde el Nilo hasta el Eúfrates”[38]; “(…) el único mecanismo para liberar a Palestina es la resistencia y no hay otra alternativa que la resistencia”[39]; “Nosotros esperamos hacer nuestros misiles más avanzados con la ayuda del conocimiento [tecnológico] de los iraníes”[40]. Que conste: los embajadores palestinos pertenecen a la Autoridad Palestina, no a Hamas. La Autoridad Palestina es la considerada “moderada”, y con quien Israel comenzó a negociar la paz en los acuerdos de Oslo, tiempo durante el cual los palestinos no renunciaron al terrorismo y no quisieron firmar la paz cuando pudieron.
Otro caso elocuente: entrevista de Jake Tapper de CNN a la abogada “experta en derechos humanos” que fue asesora legal de la OLP y que actuó como negociadora entre israelíes y palestinos, Diana Buttu. Con decir en su currículum “experta en evadir preguntas y mentirosa profesional” hubiera bastado[41]:

Tapper: ¿Por qué Hamas ha estado lanzando cohetes contra centros poblados israelíes? ¿Existen algunos otros palestinos tratando de detenerlos?
Buttu: (…) Es importante que organicemos la secuencia de eventos. Ha habido un castigo colectivo[42] impuesto en Cisjordania desde que los tres israelíes desaparecieron[43] y desde entonces los israelíes han bloqueado la franja de Gaza y luego la han bombardeado, así que esto no viene de la nada. Ahora para poder pararlos, ha habido intentos del presidente para lograr un cese del fuego y de llamar a las Naciones Unidas para lograrlo, pero el Primer Ministro Biniamin Netanyahu ha dejado absolutamente en claro que no quiere un cese del fuego, así que viendo esta secuencia de eventos me temo que veremos empeorar las cosas en el largo plazo.
Tapper: (…) Volvamos a mi pregunta (…)
Buttu: (…) ha habido intentos de parar todo esto, pero el hecho es que los israelíes han indicado que no están interesados ahora en alcanzar un cese del fuego (…). Esto no es una pregunta de gente juntándose para parar esto, porque los israelíes han indicado claramente que no quieren que esto pare.
Tapper: Israel dice que Hamas ha lanzado cohetes cada mes por los últimos 10 años y que desde que Israel salió de Gaza en 2005, 8000 cohetes han sido disparados desde Gaza hacia Israel.
Buttu: Eso es incorrecto, y ha habido ceses del fuego en el pasado, y cada uno ha sido violado por Israel, no por Hamas. En términos de números [por los cohetes lanzados], estos suenan devastadores. En términos de los afectados [en referencia a las víctimas], en realidad no. Estamos hablando de cohetes muy primitivos comparados con los F-16 y F-18 que Israel está usando contra los palestinos. Esta no es una guerra pareja. Es una atrocidad unilateral, y esa es la razón por la que creo que es importante para nosotros poner a los civiles en el centro de esto[44] y tratar de asegurarnos que estén protegidos[45] (…).
Tapper: Oficiales del gobierno israelí dicen que tratan desesperadamente de evitar bajas civiles. Y ha habido reportes del vocero de Hamas, en realidad tenemos su video en la televisión palestina, urgiendo al pueblo a servir de escudos humanos quedándose en sus casas incluso si las FDI advierten a las personas dentro de esas casas, porque son casas de oficiales de Hamas, y van a ser destruidas. Hamas les está diciendo que se queden. ¿Encuentras esto del todo reprensible? ¿Usar mujeres y niños como escudos humanos para proteger las casas?
Buttu: No he visto el video, pero si ese fuera el caso, sería reprensible[46]. Creo que el panorama general es que este no es el caso. Lo que hemos visto en los últimos días es más de 80 palestinos muertos entre la población de la franja de Gaza, 43% que son menores de 14 años, y la mitad de los que han sido asesinados son mujeres y niños. La idea de que los palestinos emplean niños como escudos humanos es racista y reprensible. Y la idea de que los israelíes de algún modo están sesgando esto y que nosotros debemos creerles, es también racista.
Tapper: Diana, no es racista que nosotros tenemos el video del vocero de Hamas en televisión diciéndole a la gente que se quede en sus casas, y que es una manera efectiva para asegurar la luchar contra los israelíes. Eso no es racista, son los hechos.
Buttu: No he visto la cinta, y en segundo lugar, como he indicado, si este fuera el caso eso sería repudiable. Sin embargo, no creo que la gente vaya a escuchar a alguien que le diga que permanezca adentro mientras su casa está siendo bombardeada. La gente no quiere morir[47], y el hecho de que los israelíes estén lanzando bombas sobre ellos no hace que deseen más morir. Es un simple hecho el que los israelíes están lanzando bombas de una magnitud que nunca vimos antes, contra población civil infantil y honesta.
Tapper: (…) No puedo creer que diga que la gente no quiere morir, cuando hay una cultura del martirio de la que escuchamos todo el tiempo. Una de las grandes diferencias entre el terrible incidente asesinato de Muhammad Kadeer[48] y el asesinato de los tres israelíes es que quien mató a los tres israelíes, es posible que nombrarán calles en su honor, y recibirá dinero de Hamas o de grupos externos, por matar israelíes; mientras que el gobierno israelí condenó el asesinato de Kadeer.
Buttu: Creo que te equivocas. Si miramos dentro de Israel hay más de 42 ciudades que tienen calles con el nombre de personas que han matado abiertamente palestinos y que están orgullosos por haber matado palestinos. No hay cultura de martirio. Esta es una situación donde palestinos están siendo asesinados por israelíes. (…) la constante referencia a la cultura del martirio es ofensiva (…).

Es palpable el desorden que realiza. Evade las preguntas y dice “esto no viene de la nada” en un intento de justificar a Hamas por las supuestas acciones israelíes, pero en rigor de verdad, Hamas viene lanzando misiles desde mucho antes. Por otra parte, fue Hamas quien violó todos y cada uno de los ceses de fuego que fueron quebrantados con ataques contra Israel. El Estado Judío les dio más de una oportunidad para parar, y no pararon. Hamas quería que la guerra continuase. Luego Buttu minimiza el daño que Hamas ha causado a población civil israelí (y también hay que decir que cada soldado israelí que Hamas ha asesinado, es en términos morales una muerte inocente que hay que imputarle, porque los soldados israelíes son el bando bueno que se defiende). Habla de guerra despareja como si eso fuera un argumento para apoyar a la parte más débil en lo militar; anti-israelíes emplean el argumento, como ya se sabe, para manchar a Israel por ser mejor y apoyar a Hamas por ser peor, sin importar si la banda terrorista es la agresora que inició la contienda, o sin reparar en la causa por la que lucha, que es destruir a Israel. La abogada actúa como si no conociera la estrategia de Hamas de emplear escudos humanos. Da porcentajes de muertos y edades; sin referirse al alto porcentaje de muertos combatientes, sin admitir que estos combatientes son terroristas, y sin reconocer que incluso niños muertos mueren por culpa de Hamas, porque los emplea como escudos o porque los entrena para que efectúen terrorismo en sus campamentos. ¿Acaso un niño armado y empleado para hacer terrorismo no debe ser blanco en el fragor de la batalla, y los soldados deben arriesgarse a morir para salvarlo, por el simple hecho de que es un niño? Para colmo, la malintencionada abogada intenta hacer pasar una acusación seria y documentada por un ataque racista, cuando en rigor, la práctica de los escudos humanos esta explícitamente admitida e incorporada en la cultura palestina, y es admitida por los propios voceros de Hamas. ¿Acusar por racismo y sugerir que miente quien señala un hecho, cuando es el propio Hamas el que lo admite? Buttu miente también sobre que Israel glorifica al terrorismo, y procede a calumniar a los héroes judíos del pasado que batallaron para la creación y el mantenimiento del Estado, que mataron enemigos porque debieron hacerlo en combate, y se sintieron orgullosos de defender a su patria y a su gente; intenta hacernos creer que mataron palestinos por ser palestinos y que el motivo de su orgullo era la nacionalidad palestina de las víctimas. Una mentira y una manipulación conceptual degradantes. Es más, miembros de grupos de auto-defensa previos a la creación del Estado de Israel, e integrantes de Tzahal una vez creado, ni siquiera combatían contra “palestinos” hasta 1967 puesto que no existía el pueblo palestino; combatían contra árabes terroristas. Por último, negar la cultura del martirio es colaborar con su proliferación. Buttu aporta su cuota moral para que Hamas siga cometiendo atrocidades y civiles palestinos mueran; Buttu, además de ser una judeófoba despreciable, es una simpatizante de la muerte de civiles palestinos por ser empleados como carne de cañón.
En fin, que se entienda la realidad. Que la entiendan quienes quieran saber de lo que hablan; sino, que varios sigan hablando sin saber. Será su problema y el problema de su honor. Llamativo: muchos que desde Argentina le exigen a Israel hacer la paz con moderados, haciendo de Israel el foco del problema, no son capaces de lograr que haya, en su medida, paz o reconciliación entre los políticos argentinos de oposición, y unirlos en lo posible para enfrentar al kirchnerismo. Exigen a Israel que de la nada levante una entidad política palestina moderada y significativa para negociar la paz y el establecimiento de un Estado (poquita cosa, ¿no?), mientras que aquí en Argentina no son capaces ni de armar una coalición transitoria de cara a las elecciones, y lo mejor que logran es hacer un desayuno de trabajo invitando a algún que otro candidato a decir generalidades y vaguedades dentro de las puertas de sus ateneos y fundaciones.
Es claro: los mal llamados “moderados” palestinos buscan la aniquilación de Israel. Los moderados palestinos de verdad, aquellos individuos que acepten a Israel como Estado Judío, en el número que sean, no tienen representación política significativa como para negociar con Israel. No existen en el plano político principal. Y no es arriesgado decir, que ni siquiera existen en número significativo en el plano meramente social. En mi caso personal, nunca me crucé en Israel con un palestino o árabe israelí que reconociera el derecho de Israel a existir como Estado Judío.

Conclusión
Nuevamente, Israel se defiende. Israel es el bueno. Israel tiene razón. Israel actúa del lado de la Justicia.
No todas las muertes de los palestinos, victimizados a más no poder por la propaganda izquierdista, a la cual se prenden nacionalistas judeofóbicos de derecha, son lamentables. La muerte de terroristas y colaboradores que se arman para combatir a su lado, no son lamentables.
Hamas es el único responsable por las muertes de palestinos civiles. Hamas agrede. Hamas es malo. Hamas no tiene razón. Hamas actúa del lado de la injusticia.
Cualquier salida pacífica seria de largo plazo que se prevea debe ir acompañada por la erradicación de Hamas.
Nadie niega que pueda existir un diálogo fructífero con quien esté dispuesto a aceptar a Israel como Estado Judío y hacer la paz. Habrá que ver quiénes están dispuestos, y cómo se mueven para conseguirlo. Por ahora, no aparecen en el mapa.

[1] IDF preparing for escalation against Hamas, senior army source says –  Yaakov Lappin
http://www.jpost.com/Defense/IDF-preparing-for-escalation-against-Hamas-senior-IDF-source-says-361792

[2] Gabriel Ben-Tasgal: “Es pensen que el conflicte és per terres. Però el conflicte és religiós”
http://www.8tv.cat/8aldia/videos/gabriel-ben-tasgal-es-pensen-que-el-conflicte-es-per-terres-pero-el-conflicte-es-religios/

[3] Ofensiva militar de Israel con decenas de bombardeos en la franja de Gaza
http://tn.com.ar/internacional/ofensiva-militar-de-israel-con-decenas-de-bombardeos-en-la-franja-de-gaza_513572

[4] El embajador israelí en EE.UU. ataca a la CNN por su informe (UNWRA)

http://www.youtube.com/watch?v=FywO2J0AEnA&feature=share

[5] Las demandas eran irracionales, y hechas a sabiendas de que no serían satisfechas. Típico ejemplo de alguien que pide algo que sabe que es de imposible cumplimiento y que la otra parte nunca accederá. Básicamente, son demandas no para poner un fin al conflicto, sino para perpetuarlo.

[6] Morsi era favorable a la Hermandad Musulmana, de donde proviene Hamas.

[7] #4349 – Egyptian TV Host Osama Mounir to Hamas Leaders: Dream on! You Belong in a Mental Asylum
http://www.memritv.org/clip/en/4349.htm

[8] #4344 – Egyptian TV Hosts Criticize Hamas Leaders: We Are Sick and Tired of You
http://www.memritv.org/clip/en/4344.htm

[9] En referencia a los túneles hacia Egipto.

[10] #4344 – Egyptian TV Hosts Criticize Hamas Leaders: We Are Sick and Tired of You
http://www.memritv.org/clip/en/4344.htm

[11] #4344 – Egyptian TV Hosts Criticize Hamas Leaders: We Are Sick and Tired of You
http://www.memritv.org/clip/en/4344.htm

[12] Premio innoble de la paz – Gustavo D. Perednik
http://www.nodulo.org/ec/2012/n120p05.htm

[13] Por ejemplo: terroristas y civiles. Muertos en combate y muertos por daño colateral sin ser deliberadamente abatidos.

[14] Que se diga que merecen morir no significa que Israel vaya a matarlos o deba hacerlo sí o sí. Por eso se habla de merecimiento, en el sentido de que si terminan muertos, es porque se lo buscaron, porque hicieron “méritos” para terminar así. Significa que no debería haber reparos si su muerte “no les mueve un pelo” en lo sentimental a los defensores de Israel.
Si votaste por Hamas, lo apoyaste, y después te usaron de escudo humano, contribuiste para terminar como terminaste.

[15] Chequear: La exposición de la destrucción – Ezequiel Eiben
http://ezequieleiben.blogspot.com.ar/2011/09/la-exposicion-de-la-destruccion.html

[16] Ver para mayor información: Los palestinos lo planearon con anticipación – Ezequiel Eiben

http://diariojudio.com/opinion/los-palestinos-lo-planearon-con-anticipacion/13351/

[17] Nuevas señales de sintonía entre la Argentina e Irán – Mariano Obarrio
http://www.lanacion.com.ar/1512045-nuevas-senales-de-sintonia-entre-la-argentina-e-iran

[18] Atentado terrorista contra la mutual judía situada en Buenos Aires por el cual funcionarios iraníes tienen pedido de captura internacional y están señalados como responsables del hecho

[19] Leer: Preguntas a Pichetto – Ezequiel Eiben
http://diariojudio.com/opinion/preguntas-a-pichetto/45312/

[20]https://www.facebook.com/CSWLA/photos/a.310889052278661.84214.277465785620988/792485730785655/?type=1

[21] Argentina condena la violencia en la Franja de Gaza e Israel
https://www.mrecic.gov.ar/argentina-condena-la-violencia-en-la-franja-de-gaza-e-israel

[22] Cabre preguntarles a los judíos kirchneristas, qué están esperando para abandonar a esos delincuentes. Si no lo hacen por la República, en vía de extinción bajo la tiranía oficialista, por lo menos podrían hacerlo por su identidad judía.

[23] Entre los liberales argentinos, uno de los que mejor entendió e interpretó la guerra que pelea Israel por su supervivencia y en nombre de los valores de la libertad. Lamentablemente, no todos los liberales lo vieron así, y varios calumniaron a Israel con los mismos artilugios que emplea la extrema izquierda, exhibiendo elocuentemente la ceguera y la obsesión que pueden afectar a los críticos cuando del Estado Judío se trata.

[24] https://www.facebook.com/pedro.benegas.94/posts/831202890237694

[25] En este punto puede darse con frecuencia que tilden de fanático al interlocutor y le espeten que sus propios comentarios son los que hacen que alimentan la verdadera judeofobia. Pero frente a esto, hay que tener en cuenta que la judeofobia ya existe desde hace milenios; no hace falta alimentarla para que esté. Y si los judíos nos tenemos que dejar de defender porque alguno puede sentirse ofendido, y porque se puede disparar la judeofobia latente a la espera de caldo de cultivo, ya estamos muertos de entrada.

[26] Aquí no cabe dar un paso atrás. El día que tenga que pedir perdón por advertir judeofobia y doble estándar en argumentos de una persona contra Israel, será un día nefasto. Afortunadamente para mí y el resto de los defensores de Israel, y desgraciadamente para los anti-israelíes, ese día no es hoy.
Es más,  hay que saber que sus reacciones pueden deberse al hecho de encontrarse sorprendidos; están acostumbrados a hablar sin saber de Israel, sin entender del tema, o agredir en forma gratuita, y de repente y al fin alguien se les planta y les contesta. No pueden creer que ya no sigan desparramando habladurías con impunidad moral.

[27] Es más fácil para la consciencia de la persona que no quiere admitir lo que sus posiciones implican, acusar falsamente de incapaz de debatir o de ser falaz al sujeto contrario, en vez de admitirse a sí misma su deshonestidad intelectual. Por ejemplo, en lo que vimos respecto del modo de presentar los hechos para que se adecuen al políticamente correcto “que desastre” que viene a continuación de la exposición.

[28]https://www.facebook.com/idfonline/photos/a.250335824989295.62131.125249070831305/806952325994306/?type=1

[29] Con Israel y por el triunfo – Ezequiel Eiben
https://elrejunteil.wordpress.com/2012/11/18/con-israel-y-por-el-triunfo/

[30] La operación Margen Protector en números
http://www.idfblog.com/spanish/la-operacion-margen-protector-en-numeros/

[31] La operación Margen Protector en números
http://www.idfblog.com/spanish/la-operacion-margen-protector-en-numeros/

[32] La operación contra Hamas evita un genocidio en Israel
http://unitedwithisrael.org/es/la-operacion-contra-hamas-evita-un-genocidio-en-israel/

[33] Hamás mató a 160 niños palestinos para construir sus túneles de terror http://www.unidosxisrael.org/hamas-mato-a-160-ninos-palestinos-para-construir-sus-tuneles-de-terror/#sthash.mYN8iL3J.dpuf

[34] La operación Margen Protector en números
http://www.idfblog.com/spanish/la-operacion-margen-protector-en-numeros/

[35]https://www.facebook.com/IDFspanish/photos/a.529236180436829.141839.527237257303388/912610058766104/?type=1&theater

[36] Embajador palestino en Irán: “La aniquilación de Israel ya comenzó”
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Diplomacia/59680/

[37] Como se desprende de la declaración, quieren una victoria total sobre Israel para que este deje de existir. No una mera guerra para que después haya armisticio y paz con el Estado Judío.

[38] Mentira típica de que el nacimiento de Israel se debe a Estados Unidos; y teoría conspirativa falsa de que Israel planea mediante sus sucesivos gobiernos expandirse hacia tierra que actualmente controlan musulmanes. Se recurre a la idea de las proporciones del Israel bíblico para victimizarse.
Más allá de palabras equivocadas en bocas sucias, en términos de soberanía política, como se maneja el concepto hoy en día, Israel debiera tener más tierras que las que actualmente posee. Las circunstancias y voluntades políticas llevaron a otra cosa.

[39] Resistencia y lucha armada son dos eufemismos comunes que emplean los palestinos para referirse a terrorismo contra israelíes.

[40] Hamas recibió de parte de Irán para combatir a Israel, misiles Fajr-5 y drones Ababil.

[41] CNN: Jake Tapper desarma a la entrevistada palestina con la verdad
http://www.youtube.com/watch?v=CObZbS-8oDc

[42] Mentira típica difundida por los difamadores de Israel, que consiste en hacer pasar medidas preventivas y de seguridad que adopta Israel para evitar actos de terrorismo, por una especie de encarnizadas determinaciones con el propósito de someter al grueso de la población palestina. Los difamadores cambian el foco (en vez de terrorismo, castigo colectivo) y la intención (en vez de defensa, perjudicar a todos los palestinos).

[43] En referencia a los chicos secuestrados y asesinados por islamistas palestinos.

[44] Ella defiende a Hamas y lo que Hamas hace. Hamas se toma a pecho su recomendación de poner a los civiles en el centro de esto, y por eso usa civiles como escudos humanos, dispara desde zonas residenciales llenas de civiles hacia zonas civiles, y se camufla entre civiles. Sin duda, estos personajes palestinos quieren civiles en el centro.

[45] Hipócrita. Defender a Hamas y proteger civiles es mutuamente excluyente.

[46] Es el caso. Solo que pretende ocultarlo para no tener que admitirlo. Al parecer, piensa que no quedaría bien ante ojos occidentales decir en televisión que en el fondo, ella no condena la utilización de escudos humanos.

[47] Mentira. Muchos quieren morir, para hacer realidad la doctrina del “martirio”. La muerte como mártires de Allah los lleva a un paraíso con 72 vírgenes.

[48] Jóven árabe asesinado luego de conocerse la noticia de los tres jóvenes israelíes asesinados. La policía israelí detuvo seis judíos sospechosos. Tres confesaron haber participado en el asesinato. Se los acusó de haber cometido un crimen con motivo nacionalista. La enorme mayoría de la sociedad israelí reaccionó condenando el asesinato y exigiendo juzgamiento a los criminales.

Tres inocentes secuestrados y tres hipócritas rezando

Tres inocentes secuestrados y tres hipócritas rezando
Ezequiel Eiben
19/6/2014

Tres estudiantes judíos fueron secuestrados en Judea y Samaria el jueves 12/6 a la noche mientras regresaban a sus casas. Las Fuerzas de Defensa de Israel atribuyeron el proceder criminal y confirmaron la responsabilidad de la organización terrorista palestina de Gaza Hamas[1]. Naftali Frenkel tiene 16 años y es ciudadano americano; Gilad Shaar tiene 16 años y es israelí; Eyal Yifrach tiene 19 años y es israelí[2]. Los tres son víctimas del fanatismo terrorista que se incuba en amplísimos y mayoritarios sectores de la sociedad palestina. Como explica Roni Kaplan, Portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel para la prensa hispanoparlante:

“Es menester tener en cuenta que el secuestro no es meramente una motivación coyuntural para los terroristas, sino más bien una cultura operacional, la “cultura del secuestro”. Desde principios de 2013, Hamas y otros grupos terroristas palestinos han procurado realizar 64 secuestros a Israelíes por el mero hecho de ser israelíes. Lamentablemente, esta vez lo lograron (…)”[3].

De hecho muchos palestinos mostraron su apoyo a los secuestros, tanto en las calles como por las redes sociales. Repartieron caramelos, postearon fotos y eslóganes con bromas (por ejemplo, haciendo referencia a tres nuevos Guilad Shalit, en alusión al soldado israelí anteriormente secuestrado por Hamas). Dirigentes de Hamas y Jihad Islámica llamaron a cometer más secuestros[4].

Horas antes del secuestro, e incluso con posterioridad, las Fuerzas de Defensa de Israel informaban que terroristas islamistas disparaban desde Gaza contra Israel. El 11/6 a la mañana se reportó que cohetes fueron lanzados contra el Consejo Regional de Eshkol (ubicado en el noroeste del Negev) poniendo en peligro la vida de cientos de civiles israelíes, niños incluidos[5]. El 14/6 a las 9:21 un cohete cayó en el Sdot Negev Regional Council, comunidad al sur de Israel. El mismo día a las 19:15 tres cohetes fueron disparados, de los cuales tres impactaron contra el Hof Regional Council. La Fuerza Aérea de Israel respondió sendos ataques[6].

Días antes, se anunció con reverencia el final del mandato como Presidente de Israel de Shimon Peres, quien está cumpliendo los últimos días al frente de su cargo[7].

Días antes, domingo 8/6, se juntaron en el Vaticano a rezar por la paz Shimon Peres como Presidente israelí, el presidente palestino de Fatah Mahmoud Abbas, y el Papa Francisco. La invitación, por supuesto, partió de este último. Hubo un acto con oraciones en los jardines del Vaticano, plantaron un olivo simbólico, y después mantuvieron una reunión privada. Durante la ceremonia, Francisco dijo, entre otras expresiones: “Espero que este encuentro sea el comienzo de un camino nuevo en busca de lo que une, para superar lo que divide”; puntualizó que se deben “derribar los muros de enemistad y tomar el camino del diálogo”; y destacó sobre Peres y Abbas: “Su presencia, Señores Presidentes, es un gran signo de fraternidad, que hacen como hijos de Abraham”[8].

Días antes, en mayo, estando en Bethlehem durante su visita por Medio Oriente, el Sumo Pontífice del catolicismo les había hecho la invitación a los presidentes de manera sorpresiva. “Aquí, en el lugar de nacimiento del Príncipe de la Paz, deseo invitarlos a unirse conmigo en cordial oración a Dios por el don de la paz. Ofrezco mi hogar en el Vaticano para este encuentro de oración” manifestó Francisco. Los aludidos aceptaron inmediatamente[9]. Luego, Peres debía obtener aprobación del gobierno israelí para asistir al Vaticano, la que finalmente fue concedida[10].

Días antes, en mayo, Fatah y Hamas comunicaron que habían llegado a un acuerdo para  nombrar a los ministros que serían parte del buscado nuevo gobierno palestino de unidad nacional. El referente de Hamas Musa Abu Marzouk anunció que el acuerdo se había alcanzado en una reunión entre las dos facciones en Gaza[11].

Conclusión:

Tres hipócritas en el Vaticano rezando “para la foto” por la paz, mientras los israelíes (y judíos procedentes de otras latitudes) son asesinados y secuestrados por el terrorismo islamista palestino que no quiere paz.

El presidente israelí queriendo quedar bien ante la cámara antes de terminar el mandato. Es verdad que el gobierno le dio luz verde para ir a la ceremonia; pero también es verdad que aceptó por propia voluntad la invitación y hubiera ido igual en el caso que no hiciera falta autorización. Shimon Peres se ha caracterizado por hablar de la paz con los palestinos aun cuando parece imposible y la realidad demuestra la falta de voluntad de la Autoridad Palestina, y por invitar a Abbas a sumarse a la visión de paz inclusive ante visibles y notorias manifestaciones de rechazo de este último.

El presidente palestino ganando audiencia occidental, lo que le sirve para ocultar a conveniencia su (conocido para ojos que quieran ver) plan de destruir a Israel. Mahmoud Abbas estuvo al lado de Yasser Arafat, y al igual que este lo hacía, ha analizado variables para destruir a Israel: bélicas, terroristas, políticas, diplomáticas, demográficas.

El Papa mostrándose apaciguador y pacificador junto a una figura como la de Abbas, a sabiendas de lo que representó y representa, de lo que hizo y lo que hace. Francisco no puede no saber que Abbas no comparte su visión cristiana occidental de paz para Medio Oriente, ni una visión universalista de armonía. Vale decir también que en el caso del Papa hay una cierta dosis de ingenuidad acompañada por ignorancia: no entiende del todo la guerra contra Israel, y piensa que una jornada de rezos junto al fotogénico Peres y al asesino Abbas va a conducir o ayudar a la solución entre las partes. En verdad, una amenaza real que tiene Israel en el islamismo terrorista no cesará por el simbolismo de la ceremonia. Sobre todo cuando ciertos participantes no creen en su contenido.

Ante un nuevo episodio vendible a las cámaras y a la vez falto de contenido resolutivo real y efectivo, expreso que estoy harto de la hipocresía de la izquierda israelí y de la corrección política de los que pretenden ayudar.
La izquierda israelí (y lo que ha sido también parte del centro del mapa político en el país hebreo) fue al Vaticano a llevarse los laureles de la imagen linda y simbólica pero vacía de significado verdadero en cuanto a solución para Israel. Por supuesto, mientras la izquierda hace su juego redentor, humanista y de “buenas intenciones”, la derecha israelí con el Primer Ministro Biniamin Netanyahu a la cabeza es la que verdaderamente actúa (en mayor medida, y no en todo lo que yo quisiera) en favor del país como tal, ordenando defenderse del terrorismo y solicitando fervientemente no reconocer a la unión Hamas-Fatah. En medio del clima hostil hacia Israel de arreglo entre Fatah y Hamas, y con los chicos ya secuestrados, Netanyahu no fue a sacarse fotos de paz con Abbas. Por el contrario, expresó: “He ordenado (…) que se pida a la Autoridad Palestina, de cuyo territorio provenían los secuestradores, que haga todo lo necesario para ayudar a los rehenes volver a casa sanos y salvos”; “Es la responsabilidad de la Autoridad Palestina”[12]. Izquierda demagoga por un lado; y derecha haciendo lo que hay que hacer aunque no suene bien a los europeos, socialdemócratas estadounidenses (y afines republicanos) y demás adalides del progresismo por otro lado; es otra vez el cuadro de la política israelí.

Hay que citar también lo informado por Roni Kaplan:

Para conseguir sus objetivos operacionales, las Fuerzas de Defensa de Israel ha trabajado en coordinación con los aparatos de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina. Esperamos que esta cooperación se profundice y traiga resultados concretos sobre el terreno. No es una cooperación propiamente dicha, sino más bien una coordinación basada en intereses comunes[13].

Ahora bien, esta coordinación acordada entre Israel y la Autoridad Palestina con objetivos operacionales de incidencia real, dista de ser una acción semejante a la ceremonia simbólica hipócrita en el Vaticano con el rezo por la paz junto a quien se sabe que no la busca.

Y los que pretenden ayudar… primero entiendan la guerra contra Israel para poder hacerlo de modo correcto. Luego, ayuden con armas a liquidar a Hamas y con diplomáticos a aislar a Fatah (lamentablemente este último ya cuenta con un grado de aceptación suficiente como para descartar que pueda realizarse una acción más contundente); o bien manténganse al margen y dejen de invitar a rezar a nuestros enemigos islamistas terroristas, porque con semejante conducta contribuyen a desvirtuar su verdadero rostro asesino y los dejan ante la prensa y el público como personas pacíficas en busca de una solución con Israel, cuando su única solución es sin Israel.

 

[1] https://www.facebook.com/idfonline/posts/791572407532298

[2] https://www.facebook.com/StandWithUs/posts/10152184971667689

[3] Operativo de rescate “Volved hermanos” – Roni Kaplan
http://opinion.infobae.com/roni-kaplan/2014/06/19/operativo-de-rescate-volved-hermanos/

[4] Palestinians Praise Kidnapping of 3 Israeli Teenagers
http://www.idfblog.com/2014/06/15/palestinians-praise-kidnapping-3-israeli-teenagers/

[5] https://www.facebook.com/idfonline/posts/786438111379061

[6] Gaza Terrorists Fire 4 Rockets, IDF Responds
http://www.idfblog.com/2014/06/14/response-rocket-fire-idf-targets-gaza-terror-sites/

[7] El 9/6 le correspondía a la Knesset elegir a quien se convertiría en el décimo Presidente de la historia del país. Resultó elegido Reuven Rivlin, miembro del Likud. Para información sobre los candidatos, ver:
Cinco candidatos aspiran ocupar el sillón de Shimón Peres
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Nacional/58500/

[8] El papa Francisco, en el Vaticano junto a Shimon Peres y a Mahmoud Abbas, pidió “derribar los muros de la enemistad”

http://www.lanacion.com.ar/1699547-el-papa-francisco-recibira-a-shimon-peres-y-a-mahmoud-abbas-para-rezar-por-la-paz

[9] Peres, Abbas accept papal invitation to pray for peace at Vatican – By TOVAH LAZAROFF, JEREMY SHARON, GREER FAY CASHMAN
http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Israel-set-to-provide-rousing-welcome-to-Pope-Francis-today-353264

[10] Despite suspension in talks, Peres gets okay to join Abbas, pope for prayer at Vatican By GREER FAY CASHMAN
http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Despite-suspension-in-talks-Peres-gets-okay-to-join-Abbas-pope-for-prayer-at-Vatican-355576

[11] Hamas, Fatah strike deal on ministers in new Palestinian unity government – Khaled Abu Toameh

http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Hamas-Fatah-strike-deal-on-ministers-in-new-Palestinian-unity-government-352545

[12] Israel: terroristas secuestraron a tres adolescentes en Cisjordania
http://www.infobae.com/2014/06/14/1572963-israel-terroristas-secuestraron-tres-adolescentes-cisjordania

[13] Operativo de rescate “Volved hermanos” – Roni Kaplan
http://opinion.infobae.com/roni-kaplan/2014/06/19/operativo-de-rescate-volved-hermanos/

“Los asesinos serán liberados en vano”

Un familiar de una de las víctimas del terrorismo palestino escribió una carta dirigida al primer ministro, Biniamín Netanyahu, publicada por el diario Yediot Aharonot, para explicarle lo que siente sobre la inminente liberación del asesino de su hermano.

“Señor Primer Ministro, me dirijo a usted como deudo de un hermano a otro.

Por un momento, trate de imaginar al despreciable individuo que asesinó a su hermano Yoni, siendo liberado ante los gritos de júbilo de sus amigos, terroristas y criminales. Lo siento por esta odiosa comparaci[on, pero no veo otra manera de hacerte entender nuestros sentimientos a la luz de esta terrible medida que usted ha tomado (o tal vez le han obligado a tomar, pero eso no importa).

El asesino, Najeh Mohamed Muqbel, tomó la vida de mi hermano, Yaakov Shalom, simplemente porque era judío. Es claro que su excarcelación se llevará a cabo, al igual que la de otros 26 despreciables y repugnantes asesinos que fueron recientemente liberados y recibidos como héroes por la Autoridad Palestina, que está “tan” interesado en

la paz con nosotros.¿Y todo esto para qué? ¿La redención de los presos? ¿Un acuerdo de paz? Por supuesto que no. Los asesinos despreciables y sanguinarios están siendo liberados en vano a cambio del acuerdo de Abbas a sentarse con nosotros en las negociaciones, que muy probablemente no producirán ningún resultado.Cualquier persona verdaderamente interesada en la paz se sienta y habla. No fija condiciones previas y, definitivamente, no exige la liberación de los asesinos. Los palestinos necesitan la paz mucho más que nosotros. ¿Por qué somos nosotros los que estamos pagando el precio más caro?Señor Netanyahu, tengo claro, que la posibilidad de que esta carta vaya a cambiar en algo sus decisiones es cero. Sin embargo, me decidí a escribir sólo para impedir que este acto de locura sea ignorado.

El día que las negociaciones se desvanezcan, usted y sus ministros no podrán lavarse las manos y decir: “Nuestras manos no derramaron esta sangre”.

Rami (Rahamim) Shalom es el hermano del abogado Yaakov Shalom, quien fue asesinado en Jerusalén en mayo de 1990″

Fuente: AURORA

Escuche esta entrevista

Sin concesiones

Les dejo un fragmento de mi ensayo “sin concesiones” en el cual trato el modo en que debe proceder Israel actuando por principios. Para leerlo completo, click aquí.

Sin concesiones
Ezequiel Eiben
24/4/2013
14 de Iyyar 5773

Así debe actuar Israel: a través de una política sin concesiones a sus enemigos, que los tiene, y son muchos. El país judío está del lado de la justicia, sus enemigos están del lado de la injusticia. Por lo tanto, cada concesión que Israel haga a quienes desean su obliteración, es un espacio que gana la injusticia, y un retroceso de la justicia.
Israel debe actuar por principios, consistentemente, aferrado a ellos. De tal forma, no le dará lugar a este mal (impotente en sí mismo) que busca extenderse como una plaga anidándose en los resquicios que deja la falta de coherencia y consistencia. Tomando como base primordial el reconocimiento del enemigo (directriz fundamental), veamos a continuación los principios que le servirán a Israel para lograr sus objetivos y defender con éxito su causa ante las amenazantes fuerzas que lo enfrentan.

A) No hay que realizar concesiones a los enemigos:
La renuncia al derecho propio en favor de la sinrazón del contrincante es un acto de autoflagelo y de fortalecimiento al otro. Israel no debe ceder frente a las demandas infundadas y las amenazas de muerte de la Autoridad Palestina y Hamas. La causa de Israel es primordialmente moral; los judíos que allí viven están moralmente legitimados a ejercer sus derechos individuales y practicar la autodefensa. A Israel no le hace falta tener al derecho positivo internacional de su lado, y aun así lo tiene. Los llamados “territorios en disputa” no son territorios “ocupados”, ni son territorios palestinos “confiscados”. Los asentamientos allí ubicados no son “ilegales” ni muestras de “colonización imperial”. El Vice-Ministro de Relaciones Exteriores Danny Ayalon, realiza una muy pertinente explicación: “¿A quién, los israelíes, capturaron la Banda Occidental? ¿A los palestinos? No. En 1967 no había ninguna nación árabe o Estado con el nombre de Palestina. En realidad, nunca lo hubo. Israel tomó la Banda Occidental de manos jordanas en un acto de autodefensa, después que Jordania se uniera a una guerra iniciada por Egipto y Siria con el fin de destruir a Israel. Y a propósito, destruir países, sí es ilegal. (…) La resolución 242 del Consejo de Seguridad (de la ONU) no demandaba un retiro unilateral por parte de Israel, sino que Naciones Unidas llamó a la negociación de la solución (…) Jordania, ¿saben qué?, no tenía ninguna justificación legal para estar allí (en la Banda Occidental). Jordania simplemente ocupó la Banda durante los intentos previos de destruir el joven Estado de Israel en 1948, cambiando el nombre comúnmente aceptado de Judea y Samaria por el de “Banda Occidental del Río Jordán”[1]. (…) Entonces, si Jordania no tenía reclamo legal sobre este territorio y Palestina no existía, ¿de quién es este territorio? (…)” (1).
Debemos recordar a su vez, varios puntos: 1) Gran Bretaña tomó el control de la zona llamada Palestina tras la Primer Guerra Mundial; 2) La posterior presentación del documento de Arthur James Balfour[2], mientras se desempeñaba como Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, en el cual se reconocía el derecho del pueblo judío de levantar su Hogar Nacional en Palestina; 3) El mandato recibido por los británicos de parte de la Liga de las Naciones (antecesora de la ONU) para promover el establecimiento del Hogar Nacional Judío; 4) El mandato recaía sobre todo el territorio de Palestina, es decir, incluía la parte hoy conocida como Banda Occidental y lo que hoy constituye Jordania; 5) La entrega de los británicos de ¾ partes de todo el territorio que se suponía destinado al Hogar Nacional Judío, a manos árabes para que levantaran el Reino Hashemita de Jordania; 6) En conclusión, la pérdida de los judíos de la mayor parte de las tierras donde se iba a levantar su Hogar, actuando los británicos en flagrante contradicción con el mandato entregado por la Liga de las Naciones y en desconocimiento del alcance territorial al que se refería originariamente la mentada Declaración Balfour.
Por todo lo mencionado, es clara la legalidad y afianzada la legitimidad moral en el obrar de Israel. Respecto de la ley, hubo un mandato expreso de la Liga de las Naciones, una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores británico, y resoluciones de la ONU, que avalan la posición israelí sobre los territorios. A esto le sumamos el derecho internacional en lo concerniente a la guerra, para apoyar la acción defensiva israelí en la “Guerra de los 6 días”[3], acontecimiento en el cual Israel toma control de los territorios en cuestión. Y en lo concerniente a los asentamientos, vemos que los ciudadanos israelíes han edificado sobre tierras que forman parte del país al cual ellos pertenecen. No hay ley externa que deba imponérseles para impedir que continúen su desarrollo y expansión. Es más, en las negociaciones de Oslo[4] se previó que el tema de los asentamientos sería tratado en el status final, y que hasta llegar a un arreglo definitivo no debía modificarse la situación de la Banda Occidental, por lo tanto es un enorme incumplimiento que los dirigentes palestinos reclamen y presionen por el congelamiento en la construcción de asentamientos por un lado, y pretendan la declaración unilateral de su Estado y auspicio de la ONU en su traición por el otro.
Respecto de la moralidad, no caeremos en un tratamiento inútil sobre abstracciones, inexistencias y conceptos colectivistas falaces. Por encima de soberanías nacionales, derechos de países y expresiones colectivistas que impregnan la política internacional en la actualidad, se encuentra en el ámbito moral la consideración del individuo. Y aquí hay que defender los derechos individuales de los hombres, en este caso de los hombres judíos, más precisamente los asentadores (mal llamados colonos): han ejercido su legítimo derecho de propiedad para construir sus hogares y sus ciudades, y ninguna invocación mística estatista por parte del gobierno palestino debe prevalecer sobre los auténticos derechos individuales. La abstracción de una soberanía palestina inexistente sobre la tierra no puede ir por encima de derechos de propiedad concretizados en la realidad. Los asentadores habrán elegido una bandera, un himno a cantar, una pertenencia nacional con la cual identificarse; pero la base de su derecho moral a las tierras en las que se encuentran es el principio de los derechos individuales, la propiedad que ejercen sobre el terreno.         

B) No hay que negociar con los enemigos en sus términos sin estar forzados a hacerlo: La letal falacia que guió en gran parte y por mucho tiempo a la política israelí en lo que a la guerra en su contra incumbe, se manifestó con nitidez en la declaración de Itzjak Rabin cuando era Primer Ministro de Israel: “Yo quisiera hacer un tratado de paz con el Príncipe de Mónaco, pero mi enemigo es Arafat y con él hay que hacerlo”. Este razonamiento erróneo ha sido bien llamado por un colega “silogismo de la muerte”:
“1-La paz se hace con el enemigo.
2-Mi enemigo es el terrorismo palestino.
Conclusión: La paz la tengo que hacer con el terrorismo palestino.
Esto es una reductio ad absurdum” (2).
Si la conclusión es hacer la paz con quien pretende asesinarme, entonces debo rebajarme al nivel de mi verdugo, transigir con él, darle mi consideración y permitir que avance en su camino sin exigir que cambie su cometido. Negociar con el enemigo en sus términos (sin que estemos forzados a hacerlo) es negociar con terroristas sin exigir que estos dejen de ser terroristas, es negociar con quien quiere asesinarme sin que el asesino modifique su objetivo. Yo consigo algo inútil (quizás solamente hacer tiempo), y él consigue una transacción de la cual sale victorioso. El terrorista quiere mi vida, y negociando con él yo renuncio al principio de mi derecho a la vida. No se negocia con el enemigo; se negocia con quien no es o ha renunciado a ser nuestro enemigo. Nuestras acciones deben ser pro-vida, y no pro-muerte. Buscar hacer la paz con el enemigo es negociar con él en sus términos (sin estar forzados a hacerlo), es hacerle una concesión sin intimarlo a renunciar a sus aspiraciones a la par que nosotros renunciamos a nuestros fundamentos. La política israelí no debe estar direccionada a la realización de un acuerdo de paz con terroristas, sino a combatirlos para lograr la supervivencia.
Palabras de Leonard Peikoff: ““En cualquier concesión entre comida y veneno”, dice Ayn Rand, “es sólo la muerte la que puede ganar. En cualquier concesión entre el bien y el mal, es sólo el mal el que puede beneficiarse”. La razón de esto no es que el mal sea más potente que el bien. Al contrario, la razón es que el mal es impotente y que, por lo tanto, sólo puede existir como un parásito del bien. Lo bueno es lo racional; es lo que se adhiere a las demandas de la realidad y de esa forma promueve y beneficia la vida del hombre, junto con todos los valores que la vida requiere. Tal política no obtiene ninguna ventaja de su antítesis. (…) Por su propia naturaleza, el bien sólo tiene algo que perder si negocia con el mal. El mal está exactamente en la posición contraria. El mal es lo irracional, es lo que contradice los hechos de la realidad y por lo tanto amenaza la vida del hombre. Tal política no puede ser mantenida como un absoluto o practicada de forma consistente – no, si uno quiere evitar su destrucción inmediata. El mal tiene que contar con algún elemento del bien; el mal puede existir sólo como un parásito, sólo como una excepción a las virtudes con las que está contando” (3).
Querer vivir es bueno, es racional. Querer asesinar es malo, es irracional. En cualquier concesión entre la defensa de la vida y el terrorismo asesino, solo este último se beneficia. El terrorista le arranca algo a la víctima, la víctima no obtiene nada del terrorista. Si Israel quiere evitar la destrucción inmediata, no debe negociar con terroristas islamistas. Israel no tiene nada que ganar del islamismo; este último tiene mucho que ganar de Israel.

¿Qué pretende Abbas?

Palestina: el nacimiento de una nación, o algo así

 

Por Julián Schvindlerman

Comunidades – 12/12/12

 

“Hoy, el espíritu de Yasser Arafat salió de la tumba para apoyar nuestros esfuerzos en las Naciones Unidas” – Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, 27 de noviembre de 2012.

 

Considerando que los restos del prócer difunto acababan de ser exhumados por científicos suizos, franceses y rusos en busca de polonio, esta frase debe haber provocado un susto a más de uno en Ramallah. Aunque donde cundió el pánico parece haber sido en Jerusalem.

 

Bueno, no exactamente pánico, pero sí inquietud al menos. Y fastidio. No acababa de despejarse el humo de la guerra que Israel debió librar contra Hamas en Gaza, que ella fue atacada diplomáticamente por Fatah desde Cisjordania. El mundo, que mostró algún grado de comprensión con las medidas militares de Israel frente al Hamas, no evidenció similar tolerancia en relación a la represalia política israelí frente a Fatah.

 

Abbas postuló a Palestina como estado observador no-miembro a las Naciones Unidas y una abrumadora mayoría de los países del mundo, aliados tradicionales de Israel incluidos, votó a favor de ello. El gobierno israelí había advertido que no dejaría sin respuesta esa iniciativa hostil unilateral y actuó en conformidad: congeló la transferencia de alrededor de doscientos millones de dólares en impuestos recolectados a trabajadores palestinos y autorizó la construcción de tres mil viviendas en Jerusalem y Cisjordania. Dado que la ANP debe a la compañía eléctrica israelí unos ochocientos millones de dólares y puesto que la construcción de asentamientos no constituye una violación a los Acuerdos de Oslo, uno podría esperar que estas acciones no generaran mayor reacción. Máxime al estar enmarcadas en una respuesta a una provocación previa. Pero tratándose de asuntos relativos al conflicto palestino-israelí, gobernado por una lógica completamente diferente a la dictada por el sentido de la justicia y el sentido común, la protesta internacional fue severa.

 

Abbas actuó de este modo motivado por la ideología y por la coyuntura. Al igual que su predecesor, él no quiere recibir la independencia palestina de manos de Israel. Quiere ganarla en el calor de la batalla.

 

Para Arafat, eso significó recurrir a la violencia. Y así la intifada Al-Aqsa fue lanzada en respuesta a las ofertas más generosas jamás ofrecidas anteriormente por ningún gobierno israelí (o gobierno jordano o egipcio, que también fueron soberanos en esas zonas): un estado palestino independiente asentado sobre el 100% de Gaza, el 97% del Margen Occidental con el 3% restante compensado con tierras dentro de Israel, y soberanía sobre Jerusalem Este, permitiendo que la AP instalara su sede de gobierno allí. Nabil Shaat, entonces Ministro de Planeamiento y Cooperación Internacional de la AP, había anticipado en 1996 las cartas que se guardaban: “Si las negociaciones llegan a un punto muerto, regresaremos a la lucha y la contienda, tal como hemos hecho durante cuarenta años… Excepto que esta vez tendremos treinta mil soldados palestinos armados, los que operarán en áreas en las que tenemos elementos de libertad sin precedentes”.    

 

Abbas prefirió recurrir a la ofensiva diplomática. Fue un camarada de armas de Arafat desde los tiempos de Fatah, atravesando con él los años de terrorismo de la OLP y la retórica antisionista obligada (con tesis negadora de la Shoá y todo) para arribar finalmente a la paz de Oslo y de ahí directamente a “la Palestina ocupada”. Pero él es más sensible a la realidad de su pueblo de lo que alguna vez lo fue Arafat. Abbas es conciente de los estragos que ocasionó la intifada en la economía palestina y de su alta dependencia de la economía de su vecino. Su mayor éxito político fue haber estabilizado económicamente a Cisjordania (en realidad el crédito lo merece Salam Fayyad) y un levantamiento haría trizas esos logros. Él sabe muy bien que resoluciones de papel en Nueva York no crearán estados soberanos en Palestina, pero reconoce que le darán al aura de la victoria que tan desesperadamente necesita. La iniciativa fue intentada infructuosamente el año pasado y reactivada ahora con éxito. La última confrontación militar entre Israel y Gaza le dio urgencia a la misma al haber elevado la popularidad del Movimiento de Resistencia Islámico en la calle palestina.

 

Palestina ha nacido. ¿Y ahora qué? La franja de Gaza está bajo control de Hamas, enemigo histórico de Fatah. Jerusalem en su totalidad está bajo gobierno israelí, como lo está parcialmente Cisjordania. Alrededor del 89%  de sus exportaciones y el 81% de sus importaciones dependen de Israel. Los refugiados palestinos siguen languideciendo en campamentos fronterizos. ¿Qué independencia han alcanzado? Ah sí, ahora supuestamente podrán litigar contra Jerusalem en la Corte Penal Internacional. 

 

En rigor, Palestina ha nacido en el mundo paralelo de la ONU. La resolución de su Asamblea General no ha establecido un nuevo estado-nación, apenas ha elevado el rango de representación de la OLP ante la ONU de “observador” a “estado no-miembro observador”. Para que Palestina nazca en el mundo real, la AP deberá sentarse a negociar con Israel. Aún después de la votación, así son las cosas.

La narrativa nazi se incrementa en la Autoridad Palestina

En las escuelas israelíes se enseña una educación para la paz y la convivencia. Pero mientras el “moderado” y “socio para la paz” Mahmud Abbas no mencionó una sola vez los ataques con cohetes contra civiles inocentes en Israel, demonizó al Estado hebreo y al sionismo, y llamó a la creación de Israel “la limpieza étnica más grande de la historia” en su último discurso en la ONU, en las escuelas palestinas bajo su control se enseñan cosas como esta:

adolf-hitlerPude haber matado a todos los judíos del mundo, pero dejé algunos vivos para que ustedes supieran por qué los maté

Abbas no es un socio para la paz y la población palestina recibe una educación para el odio, es víctima de una narrativa que hace imposible cualquier acuerdo de paz que ponga fin al conflicto. No es un problema de territorios, sino de la misma existencia de un Estado judío. Si Israel se retira de gran parte de la Ribera Occidental como hizo en Gaza y el sur del Líbano, lloverán misiles sobre la Universidad Hebrea y el Aeropuerto Ben Gurión desde las colinas de Judea y Samaria. Tendríamos una base iraní en el corazón de Israel. La retirada de Gaza fue un parto y miren lo que obtuvimos a cambio. Hasta que no sea garantizada la seguridad de los ciudadanos israelíes, hasta que los palestinos no reconozcan a Israel como Estado judío, hasta que no eduquen a su gente para la paz, hasta que no declaren el fin del conflicto y los reclamos, hasta que no acepten un país independiente desmilitarizado que no sea una plataforma para seguir atacando a los israelíes, no habrá un Estado palestino. Nunca. Yo adhiero a la solución de dos Estados para dos pueblos, pero en estas condiciones y con este liderazgo palestino es imposible de implementar. Después de todo, es el propio Abbas el que se niega simplemente a sentarse a negociar sin precondiciones. Espero que Netanyahu y el próximo gobierno no ceda un milímetro. Por el bien de Israel, debemos ser realistas y pragmáticos.

Hamas pide a Fatah que cese los contactos con Israel

Hamas está ofendido por el “individualismo” con el que Fatah maneja los asuntos con Israel, y reclamó el cese de los contactos con el Estado Judío.

Aquí, un breve repaso del historial de asesinatos de Irán en Occidente.

Por último, Foro Judío de México publica el desarrollo y final de la conocida historia de Bertha, escritoria judía israelí a quien una organización española le negó en primera instancia la participación en uno de sus cursos por mantener un boicot contra Israel, pero que después de todo terminó aceptando que formara parte de los cursantes. Leer estas líneas es conocer de manera íntima la judeofobia que impera en algunos españoles.

Políticos palestinos que dicen la verdad

Hay políticos palestinos que dicen la verdad. Que más allá de los circos montados alrededor de las mentiras, calumnias e injurias antiisraelíes, se desenmascaran y ofrecen al público (dependiendo de la audiencia, es como manipularán el mensaje) su verdadero rostro.

Para conocer la verdad, no hace falta escuchar a ningún apologista occidental del terrorismo, ni a los decadentes intelectuales judeofóbicos, ni tampoco a los cleptómanos de la historia o a los altruistas descabellados amantes del suicidio.

Simplemente, en estos casos lo que hace falta es escuchar a los propios representantes palestinos, de manera lisa y llana, sin interpretaciones o deformaciones que intenten acomodar sus dichos. Los mismos protagonistas de las declaraciones arrojan luz sobre las verdaderas intenciones de los gobernantes.

Un ejemplo clarificador en este asunto es el de Adli Sadeq, embajador de la Autoridad Palestina en India. A continuación, palabras suyas:

“(Los israelíes) tienen un error común, o un concepto erróneo por el cual se engañan a sí mismos, dando por hecho que Fatah los acepta y reconoce el derecho de su Estado (Israel) a existir, y de que es solamente Hamas el que los odia y no reconoce el derecho de este Estado a existir. Ellos ignoran el hecho de que este Estado, basado en una fabricada empresa (sionista), nunca tuvo una pizca de derecho a existir… Hamas, Fatah y los demás no están haciendo ahora una guerra contra Israel por razones referidas a equilibrio de poder. No hay dos Palestinos en desacuerdo sobre el hecho de que Israel existe, y el reconocimiento de ello es decir con otras palabras lo obvio, pero el reconocimiento de su derecho a existir es otra cosa, diferente del reconocimiento de su existencia física” (1).

La verdadera visión de Fatah respecto de Israel, está esbozada allí. Simple y concreta; no se requiere darle muchas vueltas al asunto. Israel nunca tuvo ni una pizca de derecho a existir.

¿Qué diría uno de esos paupérrimos intelectuales que busca adaptar la realidad a la ideología en vez de la ideología a la realidad? Es fácil suponerlo, cuando ya hemos visto hasta el hartazgo las engañifas a las que recurren para darles a los mensajes los significados que ellos desean que tengan, por encima del sentido que el propio autor de las palabras les propició. Un defensor de los trogloditas asesinos diría: “En verdad, eso es una declaración hecha solamente por oportunidad y conveniencia ante una audiencia que necesita que le digan lo que ella quiere escuchar. Estas no son las verdaderas intenciones de los líderes palestinos. Ellos realmente desean hacer la paz con Israel, solo que no lo pueden decir porque sino serían destituidos o el pueblo les quitaría su apoyo. Sería como traicionar a su pueblo. Fatah mantiene grandes diferencias con Hamas, y en el pasado Arafat ya reconoció a Israel. Es Israel el que no entiende el tremendo esfuerzo que hacen los palestinos para la paz. Es Israel el culpable de que los procesos de paz no avancen”.

Pues bien, si nos detenemos a analizar el arquetipo de la manifestación políticamente correcta del que cree ser una persona netamente comprometida con la paz aunque eso implique la desaparición forzosa de Israel, se pueden rescatar varios puntos que demuestran la ridiculez de la postura, el mermado entendimiento, y las equívocas técnicas de interpretación.

Lo que se insinúa de semejante mamarracho, en consonancia con la tradicional línea de pensamiento antiisraelí, es lo siguiente:

El mote de “declaraciones hechas por oportunidad y conveniencia” queda relegado a las declaraciones de guerra; cuando una declaración habla (y ya sabemos que recurriendo a la mentira) sobre la paz, automáticamente se toma como verdadera y se pone fuera de todo cuestionamiento acerca de la veracidad, legitimidad e intencionalidad subyacente. Porque los gobernantes palestinos son personas bondadosas; lo demás son deslices o pequeñas mentiritas piadosas.

La “audiencia que necesita que le digan lo que quiere escuchar” no solo se limita al público palestino; un embajador en India también debe manejarse en esos términos (no vaya a ser que los hindúes no puedan vivir tranquilos y den vueltas en la cama a la noche porque Fatah avisará que reconoce el derecho a la existencia de Israel de manera inequívoca). De hecho, en todo el Medio Oriente los representantes diplomáticos palestinos deben mantener la farsa de que odian a Israel cuando realmente lo aman, porque sino se desataría una guerra sin precedentes, y todo por culpa de los sionistas. Como los sionistas son la mayor amenaza a la paz mundial, y los conflictos entre los propios islámicos, islamistas, árabes, persas y turcos son su culpa, y el destino incierto de las revueltas árabes demasiado temprano llamadas “primaveras” son obviamente culpa de Israel, esta mentirita en miniatura que esconde el verdadero amor de los palestinos hacia los sionistas debe ser mantenida. Por su parte, el público occidental no debe considerarse como ese tipo de audiencia que nada más necesita que los líderes árabes le digan lo que quiere escuchar; cuando los árabes hablan en inglés, a los de este lado del mundo nos dicen la verdad en serio. El occidental puede distinguir la sinceridad en la voz de Arafat hablando de ramos de olivos, y su paternalismo le hace comprensible y soportable que a un pobre palestino haya que mentirle y manipularle el conocimiento subordinando sus ansias de verdad a un plan de conveniencia política mayor de los tiranos expertos en opresión.

 

Ahora bien, uno se pregunta: si en verdad los líderes palestinos fueran destituidos en caso de revelar sus auténticos planes, ¿cuál es entonces la legitimidad en su cargo como exponentes de la visión del pueblo palestino? Si los gobernantes llegaran a ser desplazados en caso de ser sinceros con los gobernados, y por lo tanto deben recurrir a la mentira y la falsificación ¿cuál es su representatividad como funcionarios públicos? ¿Es de preferencia el político que miente para conservar su posición y subordina los intereses de los gobernados a su propio plan? Suena a que los apologistas de estos tiranos manejan conceptos de paz, democracia y representación en base a la arbitrariedad. Lo peor de todo esto es que la evidencia demuestra que la verdad es el discurso palestino dirigido a los árabes, y no a los occidentales: la verdad es que los gobernantes palestinos quieren destruir a Israel, en vez de querer hacer la paz con él.
Las diferencias que mantenga Fatah con Hamas, pueden dejarse momentáneamente de lado para cumplir el objetivo máximo de destruir a Israel. Los líderes prefieren firmar acuerdos y unificar representaciones para embestir al enemigo sionista, y recién luego dirimir cuestiones internas. Su naturaleza bestial los lleva a matarse entre ellos como ya ocurrió, y a planear el derrumbamiento del otro; pero un pacto de mutuo acuerdo que perjudique a Israel, es siempre opción viable contra el enemigo sionista aunque dentro de casa no todo se haya limpiado.
Las diferencias en las naturalezas de los reconocimientos a Israel (como Estado, como Estado Judío, o simplemente como realidad de hecho sin derecho) han sido explotadas por los gobernantes palestinos para convencer a unos cuantos con supuestas intenciones de paz, y poder llevar a cabo con mayor margen de operaciones (cuando se trata de obnubilar y engañar al enemigo) el verdadero propósito que es el plan por fases para destruir a Israel enunciado hace ya largo tiempo por Arafat. Después de todo, la victimización palestina, las deformaciones históricas, las putrefacciones políticas y la cooperación de los idiotas útiles funcionales a los fines oprobiosos de los dictadores, harán quedar siempre a Israel como el malo de la película. En definitiva, muchos pueden decir una cosa, muchos pueden decir otra, y al final la culpa siempre la tienen los sionistas.

 

Más allá de cualquier entretejido estafador y de las artimañas a las que recurren los negadores de la realidad y aborrecedores de la verdad, los que realmente se preocupan por la existencia de Israel en óptimas condiciones de seguridad, tienen en cuenta el mensaje constantemente difundido como el pronunciado por el embajador palestino en India: tanto Fatah como Hamas son una banda de criminales deseosa de exterminio contra judíos.

 

No hay que dejar que estos malvados terroristas cumplan su cometido.

 

Fuentes:

(1) PA official: “[Israel] never had any shred of a right to exist” – Itamar Marcus y Nan Jacques Zilberdik

 

El gobierno israelí aprueba el acuerdo con el Hamás para intercambiar a Guilad Shalit por 1000 terroristas palestinos – Material de Hatzad Hasheni

El gobierno de Israel está a punto de aprobar por mayoría absoluta un pre acuerdo firmado el último jueves con el Hamás; gracias a la mediación de Alemania y la colaboración de las autoridades egipcios; para la liberación de 1000 terroristas palestinos a cambio del soldado israelí Guilad Shalit, secuestrado hace más de cinco años por el Hamás. En el pasado, el ejército israelí había descartado la posibilidad de liberar a Shalit por la fuerza ya que se encontraba en un lugar que no permitía una operación militar. El Hamás anunció oficialmente que aprueba el acuerdo.

¿Por qué el intercambio se produce justamente ahora? Por tres razones: 1- Según las explicaciones públicas de Netanyahu, la fracasada y preocupante “primavera árabe” presenta la oportunidad de llegar a un acuerdo “ahora” ya que el futuro presenta muchas incertidumbres. El Hamás, tras el descalabro posible de uno de sus patrones, Siria, entiende que un acuerdo ahora con Israel puede permitir el regreso de la dirigencia terrorista a Gaza, ya que, según algunos informes periodísticos (Canal 2), Israel se habría comprometido a no atentar contra Mashaal, Abu Marsuk y otros líderes del Hamás si estos deciden abandonar Damasco para pasar a la Franja de Gaza, 2- Netanyahu no se encuentra en una encrucijada política interna, no se encuentra en un estado de negociaciones con los palestinos que podría motivar que los que se oponen a posibles acuerdos (por ejemplo, los colonos judíos) se “suban al carro” oponiéndose a un acuerdo por Shalit como otra forma de debilitar la posición de Netanyahu, 3- La Autoridad Palestina y su Presidente Mahmud Abbas impulsa una campaña de deslegitimación contra Israel, una declaración de independencia unilateral y un rechazo a negociar con Israel. Es posible que el gobierno de Israel sienta que no es posible rechazar un acuerdo con el Hamás por Shalit por “temor” a debilitar al Fatah (de Abbas) frente a su enemigo islamista Hamás. Abbas no puede atacar constantemente a Israel en el mundo y esperar confiado que Israel rechace un acuerdo para recobrar con vida a Shalit ya que, supuestamente, este acuerdo debilitará la popularidad de Abbas en la calle palestina.

¿Cómo sería el acuerdo de intercambio entre el gobierno de Israel y el Hamás?  Por lo visto Israel habría aceptado liberar a terroristas originarios de Gaza, originarios de Judea y Samaria pero también ha aceptado una exigencia del Hamás…  la liberación de palestinos del este de Jerusalén y ciudadanos árabes israelíes. Este era un paso importante para el Hamás, que desea presentarse como un representa de “todos” los palestinos, incluso los árabes israelíes que se consideran a sí mismos, por lo menos los implicados en atentados terroristas, como “palestinos”. Según los medio de comunicación de Israel, el gobierno de Netanyahu habría aceptado liberar a 15 de los 60 architerroristas con “mucha sangre en sus manos” exigidos en la lista original del Hamás. En total, Israel habría aceptado liberar 450 terroristas, asesinos demostrados. Parte de estos terroristas podrían regresar a sus casas en Cisjordania mientras que otros serán deportados ala Franja de Gaza. Israel liberaría, además, otros 150 implicados en acciones terroristas, especialmente jóvenes y mujeres. Por último, otros 400 terroristas menores que también serían liberados por el soldado israelí. En total, 1000 palestinos serian liberados. El proceso de intercambio se produciría en pasos, Shalit sería entregado a Egipto, Israel liberaría presos, Shalit regresaría sano y salvo a Israel lo que permitiría la liberación de los otros presos palestinos.

¿Quiénes son los archi terroristas que podrían ser liberados?  Podría ser Marwan Barguit, ex jefe del Tanzin, cursa 5 sentencias de por vida más otros 40 años de condena. Abdallah Barguti – El ingeniero del Hamás, mato a 67 israelíes. Ahmed Saadat – jefe del “frente Popular para la Liberación de Palestina”, asesinó al ministro israelí Rehavam Zeevi. Ibrahim Hamed – jefe del ala militar en Ramallah, responsable de decenas de atentados, sobresalen las matanzas en el café Moment e Hillel…. etc.

Y una pregunta final… ¿existe algún estado en el mundo dispuesto a liberar esta lacra asesina por recuperar a uno de sus hijos?

Material:  Hatzad Hashení – La cara de la verdad
CLAM HASBARÁ
Gabriel Ben Tasgal

Abbas Zaki (Miembro del Comité Central de Fatah) acerca de las verdaderas intenciones del liderazgo palestino

Esa “historia” de los palestinos de una Tierra Santa “libre de judíos”. Dennis Prager‏

Hace unos cinco años, fui invitado por la Institución Hoover para dar una conferencia en la Universidad de Stanford.

Casualmente, el Día de la Independencia de Israel cayó durante esa semana, así que me invitaron a hablar en la ceremonia de conmemoración que celebraban los estudiantes pro-Israel. En mi charla, comenté que el quid de la cuestión en el conflicto palestino-israelí es que la mayoría de los palestinos buscaban que Israel dejara de existir.

Después de mi charla, una mujer se me acercó y se presentó como una activista por la paz. Ella me dijo que no podía estar de acuerdo conmigo porque los palestinos, en su opinión, estaban bastante dispuestos a aceptar la existencia de Israel.

Sucedió que, a unos 50 metros de distancia de donde se celebraba la conmemoración de la existencia de Israel, se llevaba a cabo una manifestación contra Israel dirigida por los estudiantes palestinos. Así que le dije a la mujer que fuera allí y se mezclara con los estudiantes palestinos como una activista por la paz – la manera para obtener de inmediato su confianza -, y que luego les preguntase si estaban dispuestos a reconocer el derecho del Estado judío de Israel a existir.

Le dije que me apostaría 5 dolares a que no responderían de manera afirmativa.

Ella aceptó la apuesta y se dirigió a los estudiantes palestinos. Después de 10 minutos, regresó.

Y bien”, le pregunté, “¿quien ganó la apuesta?“.

No sé“, respondió ella.

No la entiendo“, le contesté. “¿No le respondieron?

Me preguntaron, ¿qué quieres decir?“, me respondió.

Le dije que me debía 5 dolares pero que no se los iba a cobrar.

A principios de este mes estuve en Ramallah, la capital de facto de la Autoridad Palestina, donde entrevisté a Ghassan Khatib, el director de Medios de Comunicación del gobierno de la Autoridad Palestina y el portavoz del presidente palestino Mahmoud Abbas. Yo le hice la misma pregunta: ¿Es que los palestinos van a reconocer a Israel como Estado judío?

Él fue más directo que los estudiantes palestinos en Stanford. Su larga respuesta consistió en un rotundo “No”.

No hay pueblo judío, me dijo, así que ¿cómo puede haber un país judío? La posición palestina es que hay una religión llamada judaísmo, pero que no hay tal cosa como un pueblo judío. (Curiosamente, los judíos sólo hacen referencia a su pertenencia a una religión una vez en toda la Biblia hebrea. En el Libro de Esther, por el antisemita Haman).

En otras palabras, los palestinos – la población que compone un grupo nacional que nunca existió con el nombre de “Palestina” hasta bien entrado el siglo XX – niegan la existencia de la nación más antigua en el mundo – de las que aún permanecen -, una que data de más de 3.000 años.

Eso si que es verdadera chutzpah.

De hecho, los palestinos niegan que los judíos hayan vivido en Israel. Es por eso que Yasser Arafat no podía admitir que Jesús fuera un judío, sino más bien, y de acuerdo con Arafat, “Jesús era un palestino”. Reconocer que Jesús era judío significaría reconocer que los judíos vivieron en Israel miles de años antes – y en un Estado judío por otra parte -, mucho antes de que los musulmanes existieran, mucho antes de que los árabes se trasladaran allí, y miles de años antes de que alguien se llamara a sí mismo un árabe palestino [N.P.: antes también designaba a los judíos residiendo en la Tierra de Israel].

En el discurso del presidente palestino ante las Naciones Unidas la semana pasada, esta negación de la historia judía se reafirmó. Así, en un discurso sobre Israel y los palestinos, ni una sola vez pronunció la palabra “judío” o “judaísmo”.

He aquí un ejemplo de esa historia de Israel/Palestina libre de judíos de Abbas:

“Vengo ante ustedes hoy desde Tierra Santa, la tierra de Palestina, la tierra de los mensajes divinos, de la ascensión del Profeta Muhammad (la paz sea con él) y el lugar de nacimiento de Jesucristo (la paz sea con él)…”.

No se hace mención de los judíos. Al parecer, sólo existían cristianos (¿sabrá Abbas que Jesús era judío?) y musulmanes, los cuales siempre habrían vivido en “Tierra Santa”. Y para Abbas, la Tierra Santa no es Israel, es Palestina. El que fueran los judíos quienes hicieran de esta tierra una Tierra Santa es un hecho histórico negado por los palestinos.

Israel, desde el punto de vista palestino, es el Estado de Israel, no un Estado judío. Como escribió el embajador de Israel en los Estados Unidos, Michael Oren, en un artículo en el The Washington Post del viernes pasado:

“Dos propuestas de paz ha hecho Israel, en 2000 y 2008…, allí se reunieron casi todas las demandas de los palestinos para formar un Estado soberano en las áreas ganadas por Israel en la guerra de 1967 – la Ribera Occidental y Gaza, e inclusive Jerusalén Este -. Sin embargo, el presidente palestino Yasser Arafat rechazó la primera oferta y Abbas ignoró la segunda, por la misma razón que sus predecesores rechazaron el Plan de Partición de 1947.

Cada vez que la aceptación de un Estado palestino significa aceptar al Estado judío, esa concesión se convierte en algo imposible para los palestinos”.

Ese es el problema. No los asentamientos. No los límites. Los palestinos, como la mayoría de sus hermanos árabes y musulmanes, como muchos otros en otros lugares, nunca han reconocido que los judíos regresaron a Israel, ya que nunca han reconocido que los judíos tuvieran un hogar nacional allí. Y encima ni siquiera reconocen que los judíos son un pueblo.

¿Los palestinos quieren la paz? No tengo ninguna duda de que lo desean. Pero no con el Estado judío.

Discurso de Bibi Netanyahu en la ONU 2011 traducido al español

El blog de la OSA Filial Córdoba nos trae la traducción del discurso histórico de Bibi Netanyahu en la Asamblea General de la ONU en 2011. A continuación sus palabras:

Gracias, Sr. Presidente.
Damas y caballeros, Israel ha extendido su mano en paz desde el momento en que fue establecida 63 años atras. En nombre de Israel y el pueblo judio, yo extiendo esa mano nuevamente hoy. Yo la extiendo al pueblo de Egipto y Jordania, con renovada amistad para vecinos con quienes hemos hecho la paz. Yo la extiendo al pueblo de Turquia, con respeto y buena voluntad. Yo la extiendo al pueblo de Libia y Tunez, con admiracion por aquellos que estan intentando construir un futuro democratico. Yo la extiendo a los otros pueblos del Norte de Africa y la Peninsula Arabiga, con quienes queremos forjar un nuevo comienzo. Yo la extiendo al pueblo de Siria, Libano e Iran, con sobrecogimiento por la valentia de aquellos combatiendo la brutal represion.
Pero muy especialmente, yo extiendo mi mano al pueblo palestino, con quienes buscamos una paz justa y duradera.
Damas y caballeros, en Israel nuestra esperanza por la paz nunca se desvanece. Nuestros cientificos, doctores e innovadores aplican su genio para mejorar el mundo de mañana. Nuestros artistas, nuestros escritores, enriquecen el legado de la humanidad. Ahora, yo se que esta no es exactamente la imagen de Israel que es a menudo retratada en esta sala. Despues de todo, fue aqui en 1975 que el antiguo anhelo de mi pueblo por restaurar nuestra vida nacional en nuestra antigua patria biblica — fue entonces que esto fue nombrado vergonzosamente como racismo. Y fue aqui en 1980, justo aqui, que el historico acuerdo de paz entre Israel y Egipto no fue elogiado; fue denunciado! Y es aqui, año tras año que Israel es injustamente señalada para condena. Es acusada para condena mas a menudo que todas las naciones del mundo combinadas. Veintiuna de las 27 resoluciones de la Asamblea General condenan a Israel — la unica democracia verdadera en el Medio Oriente.
Bueno, esta es una parte desafortunada de la institucion ONU. Es el teatro del absurdo. No solamente muestra a Israel como el villano; a menudo muestra a villanos reales en importantes roles: la Libia de Gadhafi presidio la Comision de Derechos Humanos de la ONU; el Irak de Saddam encabezo el Comite de la ONU sobre Desarme. Ustedes podrian decir: Eso es el pasado. Bueno, quie esta lo que esta sucediendo ahora — precisamente ahora, hoy, el Libano controlado por Hezbollah ahora preside el Consejo de Seguridad de la ONU. Esto significa, en efecto, que una organizacion terrorista preside el organismo al que le es confiado garantizar la seguridad del mundo.
Ustedes no podrian inventar algo asi.
Entonces aqui en la ONU, las mayorias automaticas pueden decidir cualquier cosa. Ellas pueden decidir que el sol se ponga en el occidente. Pero ellas tambien pueden decidir — ellas han decidido — que el Muro Occidental en Jerusalem, el lugar mas santo del Judaismo, es territorio palestino ocupado.
Y aun aqui en la Asamblea General, la verdad puede a veces abrirse paso. En 1984 cuando yo fui nombrado embajador de Israel ante las Naciones Unidas, yo visite al Gran Rabino de Lubavich. El me dijo — y damas y caballeros, yo no quiero que ninguno de ustedes sea ofendido debido a la experiencia personal de servir aqui, yo se que hay muchos hombres y mujeres honorables, muchas personas capaces y decentes, sirviendo aqui a sus naciones — Pero aqui esta lo que me dijo el Rebbe. El me dijo, tu estaras sirviendo en una casa de muchas mentiras. Y luego el dijo, recuerda que incluso en el lugar mas oscuro, la luz de una unica vela puede ser vista lejos y clara.
Hoy yo espero que la luz de la verdad brille, aunque sea solo por unos pocos minutos, en una sala que durante mucho tiempo ha sido un lugar de oscuridad para mi pais. Entonces como Primer Ministro de Israel, yo no vine aqui para ganar aplausos. Yo vine aqui para hablar la verdad. La verdad es — la verdad es que Israel quiere paz. La verdad es que yo quiero paz. La verdad es que en el Medio Oriente en todos los tiempos, pero especialmente durante estos dias turbulentos, la paz debe estar anclada en la seguridad. La verdad es que nosotros no podemos alcanzar la paz a traves de resoluciones de la ONU, sino solo a traves de negociaciones directas entre las partes. La verdad es que hasta ahora los palestinos se han rehusado a negociar. La verdad es que Israel quiere la paz con un estado palestino, pero los palestinos quieren un estado sin paz. Y la verdades que ustedes no deben permitir que eso suceda.
Damas y caballeros, cuando yo vine por primera vez aqui 27 años atras, el mundo estaba dividido entre Oriente y Occidente. Desde entonces termino la Guerra Fria, grandes civilizaciones han ascendido de siglos de sopor, cientos de millones han sido sacados de la pobreza, incontables mas van a seguir, y lo destacable es que hasta ahora este monumental cambio historico ha ocurrido en gran parte en forma pacifica. Pero una malignidad esta ahora creciendo entre Oriente y Occidente que amenaza a la paz de todos. Busca no liberar sino esclavizar, no construir sino destruir. Esa malignidad es el Islam militante. Se envuelve en el manto de una gran fe, pero asesina a judios, cristianos y musulmanes por igual con implacable imparcialidad. El ataque del 11 de septiembre mato a miles de americanos, y dejo las torres gemelas en ruinas ardientes. Anoche yo deposite una ofrenda floral en el monumento al 11/S. Fue profundamente conmovedor. Pero cuando yo estaba yendo alli, una cosa se repetia en mi mente: las atroces palabras del presidente de Iran en este podio ayer. El dio a entender que el 11/S fue una conspiracion americana. Algunos de ustedes abandonaron esta sala. Todos ustedes debieron haberlo hecho.
Desde el 11/S, los militantes islamistas masacraron a otros incontables inocentes — en Londres y Madrid, en Bagdad y Mombai, en Tel Aviv y Jerusalem, en cada parte de Israel. Yo creo que el peligro mas grande que enfrenta nuestro mundo es que este fanatismo se arme con armas nucleares. Y esto es precisamente lo que esta intentando hacer Iran.
Pueden ustedes imaginar a ese hombre que despotrico aqui ayer — pueden imaginarlo armado con armas nucleares? La comunidad internacional debe detener a Iran antes que sea demasiado tarde. Si Iran no es detenido, nosotros enfrentaremos el espectro del terrorismo nuclear, y la Primavera Arabe podria pronto convertirse en un Invierno Irani.
Eso seria una tragedia. Millones de arabes han tomado las calles para reemplazar tirania con libertad, y nadie se beneficiaria mas que Israel si aquellos comprometidos con la libertad y la paz prevalecieran.
Esta es mi ferviente esperanza. Pero como el Primer Ministro de Israel, yo no puedo arriesgar el futuro del estado judio bajo ilusiones. Los lideres debemos ver la realidad como es, no como debe ser. Nosotros debemos hacer lo mejor que podamos para formar el futuro, pero nosotros no podemos hacer desaparecer con solo desearlo los peligros del presente. Y el mundo alrededor de los israelies se esta volviendo definitivamente mas peligroso. El Islam militante ya ha tomado el poder en Libano y Gaza. Esta determinado a despedazar los tratados de paz entre Israel y Egipto y entre Israel y Jordania. Ha envenenado muchas mentes arabes contra los judios e Israel, contra America y el Occidente. Se opone no a las politicas de Israel sino a la existencia de Israel.
Ahora, algunos argumentan que la difusion del Islam militante, especialmente en estos tiempos turbulentos — si ustedes quieren retrasarlo, ellos argumentan, Israel debe apresurarse a hacer concesiones, ha asumir compromisos territoriales. Y esta teoria suena simple. Basicamente es asi: Abandonen el territorio, y la paz sera promovida. Los moderados seran fortalecidos, los radicales seran mantenidos a raya. Y no se preocupen por los fastidiosos detalles de como se defendera Israel de hecho; las tropas internacionales haran el trabajo.
Estas personas me dicen constantemente: Solo haz una oferta amplia, y todo funcionara. Ustedes saben, hay solo un problema con esa teoria. Nosotros la hemos intentado y no ha funcionado. En el año 2000 Israel hizo una oferta de paz amplia que reunia practicamente todas las exigencias palestinas. Arafat la rechazo. Los palestinos entonces lanzaron un ataque terrorista que se cobro mil vidas israelies.
El Primer Ministro Olmert luego hizo una oferta aun mas amplia, en el año 2008. El Presidente Abbas ni siquiera respondio a ella.
Pero Israel hizo mas que solo hacer ofertas amplias. Nosotros realmente abandonamos territorio. Nosotros nos retiramos de Libano en el 2000 y de cada pulgada cuadrada de Gaza en el 2005. Eso no calmo a la tormenta islamica, la tormenta islamica militante que nos amenaza. Solo acerco mas la tormenta y la hizo mas fuerte.
Hezbollah y Hamas dispararon miles de cohetes contra nuestras ciudades desde los mismos territorios que nosotros evacuamos. Vean, cuando Israel dejo Libano y Gaza, los moderados no derrotaron a los radicales, los moderados fueron devorados por los radicales. Y yo lamento decir que las tropas internacionales como la UNIFIL en Libano y la EUBAM en Gaza no detuvieron a los radicales para que no ataquen Israel.
Nosotros dejamos Gaza esperando paz.
Nosotros no congelamos los asentamientos en Gaza, nosotros los arrancamos. Nosotros hicimos exactamente lo que la teoria dice: Salgan, regresen a las fronteras de 1967, desmantelen los asentamientos.
Y yo no creo que la gente recuerde cuan lejos fuimos para lograr esto. Nosotros arrancamos a miles de personas de sus hogares. Nosotros quitamos a los niños de — fuera de sus escuelas y sus jardines de infantes. Nosotros arrasamos las sinagogas. Nosotros incluso — nosotros incluso mudamos a los seres amados de sus tumbas. Y luego, habiendo hecho todo eso, nosotros dimos las llaves de Gaza al Presidente Abbas.
Ahora la teoria dice que todo debe funcionar, y el Presidente Abbas y la Autoridad Palestina ahora podrian construir un estado pacifico en Gaza. Ustedes pueden recordar que el mundo entero aplaudio. Ellos aplaudieron nuestra retirada como un acto de gran estadismo. Fue un atrevido acto de paz.
Entonces yo quiero preguntarles. Alguno de ustedes — alguno de ustedes traeria el peligro tan cerca de sus ciudades, de sus familias? Actuarian ustedes tan temerariamente con las vidas de sus ciudadanos? Los israelies estamos preparados para tener un estado palestino en Cisjordania, pero nosotros no estamos preparados para tener otra Gaza alli. Y ese es el motivo por el cuan necesitamos tener acuerdos de seguridad reales, los cuales los palestinos simplemente se rehusan a negociar con nosotros.
Los israelies recordamos las amargas lecciones de Gaza. Muchos de los criticos de Israel las ignoran. Ellos aconsejan en forma irresponsable a Israel que ande este mismo peligroso camino nuevamente. Ustedes leen lo que estas personas dicen y es como si nada hubiera sucedido — solo repitiendo el mismo consejo, las mismas formulas como si nada de esto sucedio.
Y estos criticos continuan presionando a Israel para que haga concesiones de gran alcance sin asegurar primero la seguridad de Israel. Ellos elogian a aquellos que alimentan inconscientemente al insaciable cocodrilo del Islam militante como audaces estadistas. Ellos caracterizan como enemigos de la paz a aquellos de nosotros que insistimos en que primero tenemos que erigir una fuerte barrera para mantener fuera al cocodrilo, o muy al menos atascar una barra de hierro entre sus fauces abiertas.
Entonces frente a las etiquetas y los libelos, Israel debe elegir el mejor consejo. Mejor una mala prensa que un buen elogio, y mejor aun esria una prensa justa cuyo sentido de la historia se extienda mas alla del desayuno, y la cual reconozca las legitimas preocupaciones de seguridad de Israel.
Yo creo que en negociaciones de paz serias, estas necesidades y preocupaciones pueden ser apropiadamente encaradas, pero ellas no seran encaradas sin negociaciones. Y las necesidades son muchas, debido a que Israel es un pais tan pequeño. Sin Judea y Samaria, Cisjordania, Israel es toda de 9 millas de ancho.
Yo quiero ponerlo en perspectiva para ustedes, debido a que todos ustedes estan en la ciudad. Eso es unos dos tercios de la longitud de Manhattan. Es la distancia entre Battery Park y la Universidad de Columbia. Y no se olviden que la gente que vive en Brooklyn y New Jersey es considerablemente mas amable que algunos de los vecinos de Israel.
Entonces como ustedes — como protegen ustedes tan pequeño pais, rodeado por gente juramentada en su destruccion y armada hasta los dientes por Iran? Obviamente ustedes no pueden defenderlo desde dentro de ese estrecho espacio unicamente. Israel necesita mayor profundidad estrategica, y ese es exactamente el motivo por el cual la Resolucion 242 del Consejo de Seguridad no requirio que Israel abandone todos los territorios que capturo en la Guerra de los Seis Dias. Hablo acerca de retirada de territorios, a fronteras seguras y defendibles. Y para defenderse, Israel debe por lo tanto mantener una presencia israeli a largo plazo en areas estrategicas criticas en Cisjordania.
Yo explique esto al Presidente Abbas. El respondio que si un estado palestino iba a ser un pais soberano, nunca podria aceptar tales arreglos. Por que no? America ha tenido tropas en Japon, Alemania y Corea del Sur por mas de medio siglo. Inglaterra ha tenido una base aerea en Chipre. Francia tiene fuerzas en tres naciones africanas independientes. Ninguno de estos estados afirma que ellos son paises no soberanos.
Y hay muchos otros temas vitales de seguridad que tambien deben ser encarados. Tomemos el tema del espacio aereo. Nuevamente, las pequeñas dimensiones de Israel crean enormes problemas de seguridad. America puede ser cruzada en avion en seis horas. Volar a traves de Israel lleva tres minutos. Entonces el pequeño espacio aereo de Israel va a ser cortado a la mitad y dado a un estado palestino que no esta en paz con Israel?
Nuestro principal aeropuerto internacional esta a unos pocos kilometros de distancia de Cisjordania. Sin paz, nuestros aviones se volveran blancos de misiles anti-aereos colocados en el estado palestino adyacente? Y como detendremos el contrabando dentro de Cisjordania? No es simplemente Cisjordania, son las montañas de Cisjordania. Dominan precisamente la planicie costera donde la mayoria de la poblacion de Israel se asienta. Como podriamos evitar el contrabando dentro de estas montañas de aquellos misiles que podrian ser disparados sobre nuestras ciudades?
Yo traigo estos problemas debido a que no son problemas teoricos. Ellos son muy reales. Y para los israelies, son temas de vida o muerte. Todas estas potenciales grietas en la seguridad de Israel deben ser selladas en un acuerdo de paz antes que sea declarado un estado palestino, no despues, debido a que si ustedes lo dejan para despues, ellas no seran selladas. Y estos problemas explotaran en nuestra cara y explotara la paz.
Los palestinos deben primero hacer la paz con Israel y luego obtener su estado. Pero yo tambien quiero decirles esto a ustedes. Despues que tal acuerdo de paz sea firmado, Israel no sera el ultimo pais en dar la bienvenida a un estado palestino como un nuevo miembro de las Naciones Unidas. Nosotros seremos el primero.
Y hay una cosa mas. Hamas ha estado violando el derecho internacional reteniendo a nuestro soldado Gilad Schalit cautivo durante cinco años. Ellos no le han dado ni siquiera una visita de la Cruz Roja. El es retenido en un calabozo, en la oscuridad, contra todas las normas internacionales. Gilad Schalit es el hijo de Aviva y Noam Schalit. El es el nieto de Zvi Schalit, quien escapo del Holocausto al venir a — en la decada de 1930 como un muchacho a la tierra de Israel. Gilad Schalit es el hijo de toda familia israeli. Toda nacion representada aqui debe exigir su liberacion inmediata. Si ustedes quieren aprobar una resolucion acerca del Medio Oriente hoy, esa es la resolucion que ustedes deben aprobar.
Damas y caballeros, el año pasado en la Universidad de Bar-Ilan en Israel, esta año en la Kneset y en el Congreso americano, yo articule mi vision para la paz en la cual un estado palestino desmilitarizado reconoce al estado judio. SI, EL ESTADO JUDIO. Despues de todo este es el organismo que reconocio al estado judio 64 años atras. Ahora, no piensan ustedes que es hora que los palestinos hagan lo mismo?
El estado judio de Israel siempre protegera los derechos de todas sus minorias, incluidos los mas de un millon de ciudadanos arabes de Israel. Yo desearia poder decir lo mismo acerca de un futuro estado palestino, porque como los funcionarios palestinos dejaron en claro el otro dia — de hecho, yo creo que ellos lo hicieron aqui mismo en New York — ellos dijeron que el estado palestino no permitira ningun judio en el. Ellos seran libres de judios — judenrein. Eso es limpieza etnica. Hay leyes hoy en Ramallah que hacen punible a traves de la muerte la venta de tierra a los judios. Eso es racismo. Y ustedes saben a que ley evoca esto.
Israel no tiene intenciones ni nada que se le parezca de cambiar el caracter democratico de nuestro estado. Nosotros solo no queremos que los palestinos intenten cambiar el caracter judio de nuestro estado. Nosotros queremos que renuncien — nosotros queremos que ellos renuncien a la fantasia de inundar a Israel con millones de palestinos.
El Presidente Abbas recien se paro aqui, y el dijo que el centro del conflicto israeli-palestino son los asentamientos. Bueno, eso es extraño. Nuestro conflicto ha estado durando durante — estuvo durando por casi medio siglo antes que hubiera un solo asentamiento en Cisjordania. Entonces si lo que el Presidente Abbas esta diciendo era cierto, entonces el — yo supongo que los asentamientos acerca de los que el esta hablando son Tel Aviv, Haifa, Jaffa, Be’er Sheva. Quizas eso es lo que el quiso decir el otro dia cuando el dijo que Israel ha estado ocupando tierra palestina durante 63 años. El no dijo desde 1967; el dijo desde 1948. Yo espero que alguien se moleste en hacerle a el esta pregunta debido a que ilustra una simple verdad: El centro del conflicto no son los asentamientos. Los asentamientos son un resultado del conflicto.
Los asentamientos tienen que ser — es un tema que tiene que ser encarado y resuelto en el curso de negociaciones. Pero el centro del conflicto siempre ha sido y desafortunadamente continua siendo el rechazo de los palestinos a reconocer un estado judio en cualquier frontera.

Yo pienso que es hora que la dirigencia palestina reconozca lo que todo lider internacional serio ha reconocido, desde Lord Balfour y Lloyd George en 1917, al Presidente Truman en 1948, al Presidente Obama solo dos dias atras aqui mismo: Israel es el estado judio.
Presidente Abbas, deje de dar vueltas sobre este tema. Reconozca al estado judio, y haga la paz con nosotros. En tal paz genuina, Israel esta preparada para asumir dolorosos compromisos. Nosotros creemos que los palestinos no deben ser ni los ciudadanos de Israel ni sus subditos. Ellos deben vivir en un estado libre propio. Pero ellos deben estar listos, como nosotros, para el compromiso. Y nosotros sabremos que ellos estan listos para el compromiso y para la paz cuando ellos comiencen a tomar seriamente los requerimientos de seguridad de Israel y cuando ellos dejen de negar nuestra conexion historica con nuestra antigua patria.
Yo a menudo los escucho a ellos acusar a Israel de judaizar Jerusalem. Eso es como acusar a America de americanizar Washington, o a los ingleses de anglicanizar Londres. Ustedes saben por que nosotros somos llamados “judios”? Porque venimos de Judea.
En mi oficina en Jerusalem, hay un — hay un sello antiguo. Es un anillo de sello de un funcionario judio de la epoca de la Biblia. El sello fue encontrado justo al lado del Muro Occidental, y se retrotrae a 2700 años atras, a la epoca del Rey Jizkiah. Ahora hay un nombre del funcionario inscripto en el anillo en Hebreo. Su nombre era Netanyahu. Ese es mi apellido. Mi primer nombre, Benjamin, se retrotrae unos mil años antes a Benjamin — Binyamin — el hijo de Iacob, quien fue tambien conocido como Israel. Iacob y sus 12 hijos anduvieron estas mismas colinas de Judea y Samaria 4000 años atras, y ha habido continua presencia judia en la tierra desde entonces.
Y en cuanto a aquellos judios que fueron exiliados de nuestra tierra, ellos nunca dejaron de soñar con volver: los judios en España, en la vispera de su expulsion; los judios en Ucrania, huyendo de los pogroms; los judios luchando en el ghetto de Varsovia, mientas los nazis estaban rodeandolo. Ellos nunca dejaron de rezar, ellos nunca dejaron de anhelar. Ellos susurraron: El año proximo en Jerusalem. El año proximo en la tierra prometida.
Como el Primer Ministro de Israel, yo hablo por unas cien generaciones de judios que estuvieron dispersados a traves de las tierras, que sufrieron cada mal bajo el sol, pero que nunca renunciaron a la esperanza de restablecer su vida nacional en el unico y solo estado judio. Damas y caballeros, yo continuo esperando que el Presidente Abbas sea mi socio en la paz. Yo he trabajado duro para promover esa paz. El dia que asumi el cargo, yo pedi negociaciones directas sin precondiciones. El Presidente Abbas no respondio. Yo delinee una vision de paz de dos estados para dos pueblos. El aun no respondio. Yo quite cientos de barricadas y puestos de control, para facilitar la libertad de movimientos en las zonas palestinas; esto facilito un fantastico crecimiento en la economia palestina. Pero nuevamente — ninguna respuesta. Yo tome el paso sin precedentes de congelar las nuevas construcciones en los asentamientos durante 10 meses. Ningun primer ministro hizo eso antes, jamas. Una vez mas — ustedes aplauden, pero no hubo respuesta. Ninguna respuesta.
En los ultimos meses, funcionarios americanos han promovido ideas para recomenzar las conversaciones de paz. Hubo cosas en aquellas ideas acerca de fronteras que no me gustaron. Hubo cosas alli acerca del estado judio que yo estoy seguro que a los palestinos no les gustaron.
Pero con todas mis reservas, yo estuve dispuesto a avanzar sobre estas ideas americanas.
Presidente Abbas, por que usted no se une a mi? Nosotros tenemos que dejar de negociar acerca de las negociaciones. Sigamos simplemente adelante con ello. Negociemos la paz.
Yo pase años defendiendo a Israel en el campo de batalla. Yo pase decadas defendiendo a Israel en el tribunal de la opinion publica. Presidente Abbas, usted ha dedicado su vida a promover la causa palestina. Debe este conflicto continuar por generaciones, o podremos nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos hablar en los años por delante acerca de como nosotros encontramos una forma de terminarlo? A eso debemos apuntar, y eso es lo que yo creo que nosotros podemos conseguir.
En dos años y medio, nosotros nos reunimos en Jerusalem solo una vez, aun cuando mi puerta ha estado siempre abierta para usted. Si usted lo desea, yo ire a Ramallah. De hecho, yo tengo una sugerencia mejor. Ambos de nosotros hemos recien volado miles de millas a New York. Ahora estamos en la misma ciudad. Nosotros estamos en el mismo edificio. Entonces reunamonos aqui hoy en las Naciones Unidas. Quien esta alli para detenernos? Que hay alli que nos detenga? Si nosotros queremos genuinamente la paz, que hay alli que nos detenga de reunirnos hoy y comenzar las negociaciones de paz?
Y yo sugiero que nosotros hablemos abiertamente y honestamente. Escuchemonos uno al otro. Hagamos como decimos en el Medio Oriente: Hablemos “dugri”. Eso significa francamente. Yo le dire a usted mis necesidades y preocupaciones. Usted me dira las suyas. Y con la ayuda de Di-s encontraremos la base comun para la paz.
Hay un viejo refran arabe que dice que usted no puede aplaudir con una mano. Bueno, lo mismo ocurre con la paz. Yo no puedo hacer la paz solo. Yo no puedo hacer la paz sin usted. Presidente Abbas, yo extiendo mi mano — la mano de Israel — en paz. Yo espero que usted agarre esa mano. Ambos de nosotros somos los hijos de Abraham. Mi pueblo lo llama Avraham. Su pueblo lo llama Ibrahim. Nosotros compartimos el mismo patriarca. Nosotros moramos en la misma tierra. Nuestros destinos estan entrelazados. Realicemos la vision de Isaias –(Isaias 9:1en Hebreo) — “El pueblo que camina en la oscuridad vera una gran luz.” Que esa luz sea la luz de la paz.
Fuente: Oficina del Primer Ministro del Estado de Israel, Binyamin Netanyahu- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba

La exposición de la destrucción

Ezequiel Eiben
23/9/2011
24 Elul 5771

Damas y caballeros, “malvenidos” a la exposición de la destrucción.

En este circo repleto de payasos que se llama ONU (aunque no con poca razón alguno podrá expresar “¿qué culpa tienen los circos y los payasos? Ellos alegran a la gente”) asistimos a la debacle moral e intelectual de los negadores de la existencia. La debacle de los que siguen los ritualismos de la violencia y el culto a la muerte. Y sin embargo, al mismo tiempo, asistimos a su triunfo político. ¿Cómo es posible que esto suceda? ¿Cómo es posible que la miseria moral vaya acompañada de la victoria política? ¿Qué mundo racional lo permitiría? ¿Qué mundo con seres pensantes, conscientes y con ganas de vivir sin molestar a los demás se quedaría mirando expectante cómo sus destructores venden la mentira como verdad a cambio de sumisión y obediencia? ¿Qué mundo racional se dejaría intimidar, reconocería al miedo como fuente fecunda de obtención de resultados forzosos sobre los subyugados, y permitiría al terror imponer los términos del modo de vida?

Evidentemente, nuestro mundo no es aquel mundo racional que no lo permitiría. Nuestro mundo lo permitió hoy, de rodillas ante la maldad, rendido ante la violencia, con la cabeza gacha ante la imposición de la injusticia, con la cola entre las piernas ante las amenazas de terror. El terrorista presidente de la terrorista Autoridad Nacional Palestina Mahmoud Abbas presentó su plan del futuro terrorista estado palestino en la Asamblea General de la ONU y muchos lo aplaudieron entusiasmados. Algunos porque apoyan el terrorismo, otros porque lo consideran un medio tan legítimo como las negociaciones entre repúblicas liberales, otros porque si está encaminado a destruir a Israel no puede ser malo (nada que esté dirigido a perjudicar a los judíos puede ser algo condenable).

El detestable Abbas, malvado sin remedio, acusó a Israel de apartheid, de colonialista, de racista. ¡Sinvergüenza! Aquellos que son malvados, nos acusan de ser malvados; aquellos que sirven al apartheid, nos acusan de apartheid; el racismo se queja del supuesto racismo de los demás. La irracionalidad en puntos culminantes.
Estos son los rasgos de la exposición a la que asistimos, la burda exposición de la destrucción. Los líderes palestinos se encargaron de destruir los conceptos, de destruir el lenguaje, de destruir la moral, de que el culto a la muerte superara en estima al amor por la vida. Y su regalo al mundo, envuelto en el falso paquete de buenas intenciones y esperanzas legítimas, ha sido aceptado por este. El terrorismo ha demostrado que triunfa cuando los que deberían combatirlo no cumplen sus deberes. El terrorismo ha demostrado que disfrazándose de payaso y llendo al circo de la ONU puede resultar agradable a los políticos. Si el mal por sí mismo es impotente y necesita de los buenos que lo alimenten para subsistir, y de los buenos que no hagan nada para triunfar, el mal va por buen camino en la ONU. Allí hay varios que se consideran “buenos” que no están dispuestos a hacer nada para interponerse como obstáculos insalvables en la carrera del mal hacia el dominio por la fuerza, y varios que se muestran deseosos de donarle millones de dólares convenciéndose a si mismos que lo hacen por una buena causa.

El mal inventó la leyenda del inexistente pueblo palestino; el mal reclamó como tierra ancestral a un Israel que no le pertenecía; el mal repartió su farsa a través de pistolas, bombas y misiles. Algunos intentaron resistir a los atropellos de los asesinos de la vida humana, la verdad y la historia. Otros aceptaron sus regalos, creyendo que aceptar el paquete bajo la amenaza de un arma en la cabeza realmente constituía una ofrenda a la verdad de parte de seres bondadosos. En Israel hay de las dos clases de personas: los que enfrentaron al mal y los que aceptaron su mensaje como digno de ser considerado para la paz, los que lucharon contra el mal y los que lo legitimaron buscando el “punto medio”. Sí, lamentablemente hubo de esta segunda clase de personas, y ellos permitieron con culpa, negligencia, indiferencia e irracionalidad que el mal llegara hasta donde llegó hoy: al estrado con exigencias basadas en supuestos “derechos inalienables del pueblo palestino”. Te estoy hablando, izquierda israelí, promotora de los palestinos y denigradora de los asentadores. Les estoy hablando también a ustedes, grupo de derechistas que con el tiempo flaquearon y aceptaron los errores de la izquierda como absolutos indiscutibles de cara al futuro del país. Y por supuesto a ustedes, centristas, izquierdistas enmascarados y algunos aún provenientes de un pasado derechista.

La furia que muchos conocedores de la historia de Israel habrán experimentado al oír semejante catarata de mentiras y disparates en boca de Abbas en la ONU, es entendible a la luz de su compromiso con la verdad y la legitimidad del sionismo. La verdad es que Israel tiene razón, y los palestinos no. Es así. De un lado está la verdad, y del otro la mentira. De un lado la razón, y del otro la sinrazón. No hay término medio. No lo hay entre nosotros y nuestros asesinos; no hay un poquito de razón de nuestra parte, y un poquito de razón de su parte, y juntos tomando un café con leche y comiendo golosinas podemos llegar a un acuerdo. La fuerza contra los que emplean la fuerza, es la medida eficaz a adoptar. Nada de pacifismo barato (ese que huye a los compromisos con la defensa de la propia vida y prefiere verla resignada ante las locas aspiraciones del resto); nada de entendimiento (ese que eleva a la categoría de dignos adversarios en un debate a aquellos que desde el arranque no nos reconocen). Abbas cada vez da más señales para que nos convenzamos de que quiere eliminar a Israel. ¿Por qué mirar hacia otro lado? ¿Es que a ciertas personas la realidad se les hace insoportable y la mentira un refugio placentero? ¿Es que la contundencia de los hechos les obliga a revisar postulados que no quieren, mientras que los delirios fuera de la realidad les permiten mantenerse con comodidad sin necesidad de hacer un esfuerzo crítico y reflexivo?

Si hay un momento para hacer autocrítica, es este. Si Israel no hubiera legitimado a la OLP, Abbas no hubiera reclamado hoy por un estado palestino. Si Israel hubiera eliminado a sus enemigos en vez de darles otra oportunidad, sus enemigos no estarían utilizando hoy esa oportunidad para tratar de eliminar a Israel. Y los imbéciles e idiotas útiles no tendrían hoy a ese enemigo para ponerse de su lado y chuparle las medias. Hoy la mención del terrorista Yasser Arafat (el mayor asesino de judíos después de Hitler) como un hombre de paz, despertó aplausos entre la multitud espectadora, el recuerdo de su infame frase “que no se caiga la rama de olivo” despertó elogios y añoranzas en periodistas y comentaristas; si se hubiera hecho lo necesario en su momento para que desapareciera la organización de Arafat el Asesino, heredada por Abbas el Mentiroso, los imbéciles e idiotas útiles estarían añorando otras maldades, pero no ésta tan perjudicial para Israel. No estarían hoy aplaudiendo a la organización que planea de manera consistente y constante la destrucción de Israel. Quizás estarían aplaudiendo a un nuevo enemigo que hubiere aparecido, pero no a este que tuvimos oportunidad de eliminar. A los arquitectos y promotores de los Acuerdos de Oslo les habría venido bien leer el Señor de los Anillos: en una épica batalla el bien derrotó al mal, Isildur venció a Sauron y le quitó el Anillo Único que le daba poder. Pero Isildur no destruyó el Anillo, y le permitió al mal subsistir. Tiempo después el mal reclamó la nueva oportunidad que se le dio y sus ejércitos se rearmaron. Miles de vidas se perdieron hasta que el país del bien, Gondor, pudo imponerse al país del malvado Sauron, Mordor. Y en esta segunda oportunidad, el Anillo fuente de poder del mal se destruyó. Buena lección acerca de no deshacerse del mal cuando se tiene la oportunidad, permitirle subsistir para que luego vuelva a amenazar, y las vidas que se pierden en el nuevo intento por terminarlo.

¿Hasta cuando Israel, tus políticos le van a extender la mano a los verdugos del pueblo judío? ¿Cuándo será el día en que dejen de intercambiar la foto en la que aparecen dándole la mano al asesino, la cual piensan que les garantizará el podio en los anales de la historia, por el sufrimiento de las familias de miles de muertos a manos del terrorismo islamista?
Es porque no rinde la seguridad a cambio de la falsa paz, una de las razones por las que apoyo a Biniamin Netanyahu. No comparto la insistencia con la cual llama a Abbas a sentarse a negociar la paz como socio auténtico (y estoy seguro que en su interior Bibi no le tiene semejante estima), pero me da satisfacción y tranquilidad saber que no resigna el propio interés al pedido de los demás.
Es una cuestión filosófica: el sufrimiento de los demás no es un condicionamiento a nuestro propio bienestar; nosotros no tenemos que sufrir solo por el hecho de que otros sufran. Si hay palestinos que sufren por no tener estado propio, eso no les otorga derecho moral para obligar a Israel a hacer un acto de autosacrificio. Nosotros estamos primero, nosotros somos nuestra prioridad, nuestro interés es nuestro interés. Después de la exposición de la destrucción cuya autoría son los asesinos palestinos, espero seguir escuchando cantos a la vida de parte de Netanyahu y de todo Israel.

Sobre el voto por el estado palestino en la ONU – Reporte Honesto

Voto por Estado palestino en la ONU

Voto por Estado palestino en la ONU: 4 antecedentes peligrosos para el mundo entero

El posible reconocimiento unilateral de un Estado Palestino en la ONU no es tan sencillo como lo pintan los medios. En realidad, el voto a favor sentaría antecedentes peligrosos para el occidente y para el mundo entero, algunos de estos antecedentes peligrosos incluyen:

1. Reconocimiento de un Estado cuyo parlamento (Hamas) persigue explícita y abiertamente la destrucción de un estado vecino (en este caso, Israel).
2. Legitimación de un método basado en imposición unilateral de condiciones, en detrimento de la negociación, el diálogo y la construcción de consenso.
3. Desmerecimiento de los intereses de un país vecino, particularmente la necesidad y el derecho de garantizar la seguridad de sus ciudadanos (en este caso, Israel).
4. Incentivo a los regímenes de la región a obtener logros políticos mediante actos provocativos en contra de Israel (amenazas de Turquía) y en contra de la paz, en este caso con Israel (i.e. reclamos de Irán, disturbios en la Embajada de Israel en Egipto).

Las implicaciones de dichos antecedentes son profundas y trascienden la situación en el medio oriente. Lo que está en juego es más que el reconocimiento de un Estado. Lo que está en juego es el proceso mediante el cuál se deben obtener logros políticos: ¿mediante el diálogo o mediante la imposición? Lo que está en juego son las condiciones que se le exigen a un potencial miembro de la ONU: ¿se permite la inclusión de países que persiguen en forma explícita la destrucción de sus vecinos?

Actúe para asegurar que el público comprenda la complejidad del voto y se forme una opinión informada y responsable.
REPORTE HONESTO

http://soysionista.blogspot.com/

Declaración de la Independencia Unilateral Palestina – CIDIPAL

Declaración de la Independencia Unilateral Palestina
Talking Points
 Israel no se opone a un Estado palestino, sólo a su declaración unilateral
 Cabe hacer énfasis en que el tema en discusión no es la cuestión del establecimiento de un Estado palestino, sino el medio que está siendo utilizado para lograrlo. Las acciones unilaterales no llevarán a la paz, sino que complicarán cualquier proceso de paz.
 El Gobierno de Israel, en común con los gobiernos anteriores, está dedicado a la solución de dos Estados para dos pueblos, que viven uno al lado del otro, en paz y seguridad.
 Israel continúa comprometida con la búsqueda de la paz y cuenta, desde hace tiempo,  con comprobados antecedentes de realizar concesiones estratégicas con ese fin. A lo largo de las últimas décadas, demostró  su buena voluntad de negociar transferencias de tierras, abandonar Sinaí para la paz con Egipto y desconectarse de Gaza y el sur del Líbano.
 Las negociaciones son el único camino hacia una paz verdadera.  El único camino para alcanzar una paz verdadera y sostenible es a través de las negociaciones. Una declaración unilateral de condición de Estado viola el principio básico de paz negociada.
Israel sigue demostrando su interés en su participación en negociaciones bilaterales para resolver el conflicto. El liderazgo palestino, por otra parte, tomó la  decisión que ya no se encuentra interesado en negociaciones directas con Israel  y prefiere intentar forzar su solución sobre Israel a través de la presión internacional.
 Israel hace un llamado  al liderazgo palestino para retornar a la mesa de negociaciones,  sin precondiciones, de modo que pueda encontrarse  una resolución genuina y duradera.
 Las soluciones impuestas desde afuera no traerán la paz
 Todos los intentos pasados de importar una solución al conflicto por parte de grupos de afuera fallaron. La paz tampoco puede ser impuesta. La historia demostró  que los tratados de paz,  entre Israel y sus vecinos,  fueron posibles a través de negociaciones entre las partes. En este caso también, la paz sólo será alcanzada en negociaciones directas.
 Los asuntos centrales no serán resueltos a través de una resolución de Naciones Unidas
 Incluso si fuera alcanzada en Naciones Unidas una resolución en relación al Estado palestino, los palestinos no podrán evitar las negociaciones con Israel si desean lograr la paz. Ninguno de los temas centrales – incluyendo fronteras, Jerusalén, refugiados y agua – será resuelto por una resolución de Naciones Unidas.
 Una resolución de Naciones Unidas perjudicará los esfuerzos por la paz, encerrando a los palestinos en posturas que no pueden ser sostenidas y descartando los compromisos necesarios para cualquier acuerdo de paz.
 Una declaración unilateral socava los principios básicos del proceso de paz en Medio Oriente
 Una declaración unilateral de un Estado palestino socava todos los marcos aceptados internacionalmente para la paz en Medio Oriente (Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas 242, 338, 1850;  la Hoja de Ruta; declaraciones del Cuarteto, etc.), que llaman a una resolución del conflicto acordada y mutuamente negociada, y que rechazó sistemáticamente las acciones unilaterales.
 Una acción palestina unilateral viola los acuerdos existentes
 Una declaración unilateral del Estado palestino violaría los acuerdos de paz bilaterales existentes palestino – israelíes, más notablemente el Acuerdo Interino desde 1995, que prohíbe expresamente la acción unilateral por cualquiera de las partes para cambiar el estatus de la Margen Occidental y Gaza, previamente a lograr un acuerdo negociado de estatus permanente.
 Las posibilidades de violencia
 Las maniobras palestinas de Naciones Unidas podrían tener implicancias para la situación en el lugar. Ciertos informes indican que, los palestinos, están planificando manifestaciones que coincidan con sus movimientos políticos, demostraciones que podrían terminar en violencia. Más aún, cuando los palestinos tomen conciencia que, sus movimientos políticos, no se traducen en un cambio de sus condiciones, su desilusión también podría llevarlos a la violencia.
 Israel espera que, la Autoridad Palestina, mantenga el orden público y evite que la situación se desintegre en violencia. Israel dará los pasos necesarios para preservar la soberanía de sus fronteras y la seguridad de sus ciudadanos.
 El reconocimiento prematuro de un Estado palestino significa el reconocimiento de terroristas
 Durante la preparación para la declaración unilateral de un Estado, la Autoridad Palestina firmó  un acuerdo de reconciliación con Hamas. Hamas continúa llamando a la destrucción de Israel y rechaza las condiciones más básicas de la comunidad internacional para el reconocimiento como un actor legítimo en la región. Apoyar ese acuerdo, sin ningún cambio de postura por parte de Hamas, serviría como un reconocimiento internacional de facto de la legitimidad de Hamas.
 Hamas continúa siendo reconocido como organización terrorista, fuera de la ley en numerosos estados en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido y los Estados Unidos. Busca la destrucción de Israel y rechaza los tres Principios del Cuarteto (Reconocimiento del derecho a la existencia de Israel, aceptación de los acuerdos existentes y un fin a la violencia).

http://www.cidipal.org/index.php?option=com_content&task=view&id=6750&Itemid=27

Israel se prepara ante posibles choques en septiembre – AURORA DIGITAL

Israel se prepara ante posibles choques en septiembre

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) se prepara para reforzar la seguridad de los asentamientos de Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania) en previsión de que se produzcan disturbios el próximo septiembre, cuando los palestinos estudian acudir unilateralmente a la ONU en busca de reconocimiento internacional.

Así lo informa hoy el diario “Haaretz”, al precisar que las Fuerzas Armadas de Israel están pertrechando a los responsables de seguridad de los asentamientos con gases lacrimógenos y granadas de estruendo y fijando “líneas rojas” alrededor de cada asentamiento a partir de las cuales las tropas podrán disparar a los pies de los manifestantes palestinos.

De acuerdo al medio, el Ejército (Tzáhal) se encuentra actualmente en proceso de finalizar los preparativos de la “Operación Semillas de Verano”, cuyo propósito es preparar a los soldados para la posibilidad de que se produzcan enfrentamientos con palestinos en septiembre, cuando se prevé que la Asamblea General de la ONU vote el pedido unilateral de reconocimiento del Estado palestino.

La principal asunción en medios de Defensa es que una declaración palestina de independencia desencadene un alzamiento popular “que incluirá desórdenes masivos”, reza un documento del que da cuenta el rotativo.

Entre esos incidentes se incluyen “marchas hacia los principales cruces, hacia comunidades israelíes, centros educativos y esfuerzos por dañar símbolos del Gobierno (de Israel)”.

Asimismo, no se

descartan casos en los que se puedan registrar disparos efectuados desde los grupos de manifestantes palestinos o incluso ataques terroristas, aunque uno de los escenarios que al Ejército le preocupa y se esfuerza por evitar es el de una confrontación de palestinos con colonos.

Por esa razón, en las últimas semanas el Ejército ha estado probando la preparación de las brigadas responsables de los asentamientos, así como de los jefes de seguridad de los mismos.

También se ha decidido, en principio, equipar a los oficiales jefes encargados de la seguridad de las colonias de medios para dispersar a manifestantes, que incluyen gases lacrimógenos, y se han llevado a cabo patrullas conjuntas para identificar puntos débiles alrededor de los asentamientos.

Tzáhal ha establecido dos líneas virtuales en los enclaves judíos; si la primera de ellas es cruzada por palestinos, éstos serán respondidos con gases y otros medios antidisturbios.

Y si la segunda, una “línea roja”, es atravesada, los soldados estarán autorizados a abrir fuego contra las piernas de los manifestantes.

Un portavoz de Tzáhal manifestó que “el Ejército de Defensa de Israel lleva a cabo un diálogo profesional con elementos en el liderazgo de los asentamientos y con el personal de seguridad de rutina, y está invirtiendo grandes recursos en entrenar a sus fuerzas desde el punto de vista defensivo así como de la preparación para cualquier escenario posible”. EFE y Aurora

¿De qué socio palestino hablan?

Muchos que piensan que Israel quiere la paz y debe forzosamente avanzar hacia la creación de un Estado palestino, afirman que tiene un socio. Otros afirman que en los proyectos de negociación, ese palestino es el socio que verdaderamente quiere la paz mientras que Israel es el socio ausente que dificulta los procesos. Ambos grupos de analistas, ¿de qué socio palestino hablan? ¿Del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas? Aunque en ocasiones parezca una tomada de pelo, a él se refieren. Lo pintan como un luchador por su pueblo que se basa en el amor hacia sus hermanos y despliega una lucha auténtica en su nombre en aras de la necesitada paz. Por muy romántica que suene esa mentira, no es más que eso: una mentira.
Abbas no puede invocar amor por su pueblo, ni siquiera un proceder racional hacia los  derechos y necesidades de sus miembros. A muchos los mantiene en campos de refugiados para utilizarlos como punta de lanza en sus reclamos, a los fines de conseguir adeptos a la causa. Continúa sometiéndolos a la bajeza para dar lástima ante el mundo y obtener favores políticos. Los denigra y arroja a la degradación humana cual mendigos que dependen únicamente de la beneficencia de otros. No les permite la digna autosustentabilidad.
Abbas es aliado de la agrupación terrorista islamista Hamas, con la cual en conjunto demuestran su desprecio hacia los judíos en particular y a la humanidad en general, promoviendo asesinatos y masacres. Ahora bien, el desprecio también se proyecta, aunque en otro nivel, sobre los propios palestinos. Hamas lleva adelante un gobierno islamista totalitario en la Franja de Gaza que oprime a los palestinos con ferocidad. Los gobernantes se transforman en victimarios de su pueblo víctima, y Abbas lo convalida. No se puede decir que el presidente de la AP sea un amoroso con sus hermanos. Por el contrario, colabora con sus verdugos.

Abbas ve a los palestinos como medios para alcanzar sus fines: ellos sufren los errores de su gobierno; el conflicto con Israel se perpetúa; y él continúa en el poder haciendo movimientos políticos estratégicos, a veces desesperados, que le aseguren su lugar. No lo mueve el amor por los palestinos, ni una consideración racional hacia ellos, ni un limpio interés en verdaderamente ayudarlos a todos, sino su interés de seguir en el poder y que los libros de historia hablen de él en el futuro como un héroe enfrentado a los monstruos más poderosos. Busca conservar un sitio privilegiado desde el cual seguir dando sus directivas que someten a cuerpos y espíritus bajo el látigo de la tiranía. Abbas no es un representante heroico de los palestinos, sino un político malvado que los perjudica.
Abbas tampoco puede alegar seriamente que ha querido con sinceridad ser un socio de Israel para la paz. Junto con Arafat intentó destruirlo a través del terrorismo primero, y luego siguiendo su camino desde la presidencia de la AP por medio de la diplomacia y la presión internacional reclamando el inexistente derecho al retorno palestino para ahogar demográficamente al Estado Judío y hacerlo desaparecer.
¿Éste es el socio que le presentan a Israel y que quieren hacerle creer que se mueve con honestidad? ¿Qué debe hacer Israel frente a este viejo conocido aborrecedor de judíos respecto de sus reclamos territoriales? Para empezar, tener en consideración que los territorios en disputa pertenecen a Israel. Si bien están, como se ha dicho, siendo disputados, el derecho israelí sobre ellos es superior y justificado. No hay ninguna ley que obligue a Israel a desprenderse de ellos y cederlos a los palestinos. No importa la presión internacional que haya en su contra, no importan las amenazas recibidas: el Estado Judío debe obrar según su voluntad, que es la prioridad fundamental, pensando en su propia paz y seguridad. En caso de que Israel decidiera finalmente entregar los territorios, esto solo debería entenderse en el marco de consideraciones humanitarias (para que muchos de los palestinos vivan en un país independiente en vez de sufrir en campos de refugiados, suponiendo que al malvado Abbas se le ocurriera sacarlos de allí, y estando de más agregar que no hay responsabilidad israelí en las turbias maniobras árabes), o por conveniencia y estrategia política (no gobernar población palestina que apunta a destruirlo, sino sacárselos de encima y que definitivamente no dependan más en ninguna medida del gobierno israelí). Pero no hay razones legales ni fundamentos morales ineludibles que obliguen a Israel a ceder los territorios a una postura palestina que algunos creen más fuerte y superior. Por lo tanto, en el caso de que Israel resolviera poner fin al asunto de la creación de un Estado palestino en Gaza y Judea y Samaria, y anexar todos los territorios, estaría justificado y tendría razones de sobra para defender su determinación. Su respaldo argumentativo sería suficiente.
Respecto de las consideraciones humanitarias y de conveniencia anteriormente aludidas, en caso de que Israel las tuviese en cuenta debiera saber que son solo hipótesis que podrían favorecerlo, pero nada es seguro cuando el gobierno terrorista palestino está del otro lado. Es muy probable que no se diera ni lo uno ni lo otro. Esto es porque, primero, el establecimiento de un Estado palestino no necesariamente es sinónimo de progreso y bienestar para sus futuros ciudadanos. El gobierno de Abbas puede degenerar en una tiranía peor de la que ya es bajo el manto de un Estado totalitario, oprimiendo aún más a sus súbditos. No sería nada del otro mundo, sería una dictadura árabe más entre todas las que existen. Y acerca de lo segundo, nada garantiza que un gran número de palestinos, con Estado nuevo, olvidarán su clásico anhelo de aniquilar a los judíos. Los palestinos continúan siendo educados en el odio hacia Israel, y un Estado propio que no fuera desmilitarizado en este contexto les daría mayor fuerza para bregar por la destrucción del Estado Judío.
Los israelíes deben poner en práctica el egoísmo racional, y no sacrificar el propio interés a otros. Muchos palestinos se autoproclaman enemigos de Israel, y sus necesidades no deben ser hipotecas para el futuro judío. La obligación del gobierno israelí es garantizar la seguridad de sus ciudadanos, proteger los derechos de propiedad judíos sobre las tierras, y la preservación del país, sin ceder a presiones terroristas o diplomáticas que perjudiquen sus legítimos intereses.
El sionismo ya sufrió en el pasado el robo histórico de territorio que implica la creación del Reino Hashemita de Jordania al este del Río Jordán. Ése es el Estado que los británicos le regalaron a los árabes de la entonces llamada Palestina, extirpando la mayor parte de Eretz Israel. Semejante traición a los judíos no debe volver a ocurrir ni permitírsele a Abbas forzar sacrificios israelíes; si otro Estado árabe ha de crearse en territorio que le corresponde a Israel, la iniciativa debe partir de negociaciones entre partes legítimas que incluyan el consentimiento libre y voluntario del Estado Judío con el apoyo de sus ciudadanos y sin que se perjudiquen sus derechos de propiedad, y no ser el nuevo país árabe producto de otra injusticia más contra el pueblo hebreo.

Ezequiel Eiben

Los palestinos lo planearon con anticipación

Posteo aquí una parte de este nuevo ensayo sobre la declaración unilateral del Estado palestino y el acuerdo Hamas-Fatah:

 

Los palestinos lo planearon con anticipación

El plan preconcebido
Los palestinos lo planearon con anticipación. No fue una idea revolucionaria que de repente afloró en la mente de los dirigentes; no fue una reacción contra la supuesta falta de predisposición israelí a proseguir con las tratativas de paz; no es el grito del hartazgo que insinúa el Primer Ministro de la Autoridad Palestina Salam Fayyad tras el predecible fracaso de la reinauguración en 2010 de las conversaciones que se habían interrumpido por la Operación Plomo Fundido. El futuro Estado palestino nacido de una declaración unilateral es un plan preconcebido por la Autoridad Palestina que irremediablemente iba a ser puesto en marcha, sin importar los progresos realistas que pudieran constatarse en mesas de negociación y conferencias internacionales con participación conjunta de Israel.
2010 no fue el año en que la estrategia se urdió. En ese año empezó la campaña de una manera más ruidosa por parte de los palestinos para la obtención de un Estado sin tener que negociar con Israel. Entre los primeros en manifestar su agrado ante la iniciativa, que excluía a quien debía ser el socio en un acuerdo serio, estuvieron naciones latinoamericanas. Argentina, Brasil, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Cuba y Chile, se sumaron a Venezuela y Nicaragua, prestando su reconocimiento al Estado palestino, sin que la creación de este surgiera de un acuerdo negociado. Un episodio tan lamentable como vergonzoso, que no podía más que reforzar la intransigencia palestina en sus posiciones respecto del conflicto con Israel. Los líderes de las naciones latinoamericanas alegaban en sus discursos que sus medidas favorecían a la paz y aceleraban su llegada, pero no solo constituían una contradicción con el principio de un tratado de paz con participación de todas las partes en cuestión precedentemente defendido en otras alocuciones, sino dar la espalda a Israel, el verdadero agredido en esta contienda y el que pagaba el precio del abandono latinoamericano a la justicia de su causa.

Mala memoria de los medios de comunicación
La cobertura mediática se encargó de enmarcar esta determinación palestina en un contexto de frustración ante la negativa israelí a un nuevo congelamiento en la construcción de asentamientos en Judea y Samaria (sin dar mucho crédito al histórico congelamiento que sí se llevó a cabo por parte del predispuesto Israel); un supuesto “extremismo” del Primer Ministro de Israel Biniamin Netanyahu de querer boicotear cualquier esfuerzo de paz a través de sus políticas; y por supuesto a la gran y taquillera mentira, asquerosa a más no poder por cierto, del apartheid israelí que ahoga cualquier esperanza palestina de lograr la independencia y soberanía. Grosso error, ya que la idea de la declaración unilateral del Estado palestino precede a la exigencia palestina del congelamiento de la construcción de asentamientos con anuencia para esto último de Estados Unidos; el Primer Ministro de Israel reiteró una y otra vez en sus discursos su disposición a negociar con los palestinos sin condiciones previas y a intentar lograr un acuerdo histórico para la región; y el apartheid no existe más que en la torpe y malintencionada mentalidad de periodistas, burócratas y militantes judeofóbicos. Paradójicamente, muchos de los medios que atribuían la iniciativa intransigente palestina de 2010 a la culpa de Israel por no encaminar el proceso de paz, habían publicado en sus propios diarios, revistas y webs el mismo plan palestino ¡en el 2009! ¿Debería sorprender esta incapacidad de muchos medios masivos de comunicación de buscar en sus propios archivos de noticias, editoriales y opiniones para ver lo que publicaron con anterioridad? ¿Debería sorprender su inhabilidad para aunque sea googlear en sus propias páginas digitales a los fines de rastrear informes pasados? Para quienes han estudiado la judeofobia y sus diversas manifestaciones, la respuesta a ambas preguntas es un sencillo “no”. A la hora de criticar destructivamente a Israel, de reducirlo a la noción de ente corrupto y culpable de todas las desgracias del mundo (y recién después de eso, de la desgracia particular de los palestinos), la ceguera es total, la sangre hirviendo reservada exclusivamente para las ocasiones en que el Estado Judío mueve un pelo explota (sin importar que el cuerpo de civiles israelíes explote por atentados terroristas palestinos) y el fundamentalismo antiisraelí se convierte en una consigna de imposición obligatoria. Por eso, no sorprende para nada que se obvien detalles tan “simples”, “tontos” si se quiere, como la premeditación palestina con varios meses de anticipación. Lo mismo ocurrió en la Segunda Intifada: varios medios propagandísticos vieron en Ariel Sharon y su visita al Monte del Templo en el 2000 la causa original de la violencia; no importó que la Autoridad Palestina había anunciado días antes que iba a lanzar una oleada de ataques sanguinarios contra Israel. Será que los medios de comunicación tienen mala memoria.

Una sencilla búsqueda
Utilizando la maravillosa herramienta que es Google (es decir, un buscador popular al alcance de cualquier usuario de internet), se pueden hallar noticias respecto del plan palestino, sin necesidad de mucho esfuerzo (tomarse el trabajo de investigar libros, revolver bibliotecas, consultar papers y demás métodos de intelectuales a los que no recurren los representantes de la vagancia judeofóbica por ser la acusación automática contra Israel la opción más simple y rápida). Con esto para nada se pretende minimizar la información circulante en la red (por el contrario, se festeja su amplia disponibilidad), ni la tarea de quienes investigan por internet (de hecho, yo lo hago constantemente), sino que se pretende subrayar la sencillez con la que pueden hallarse los rastros del proyecto palestino del Estado declarado de manera unilateral. Crítica Digital publicó el 25 de agosto de 2009: “El gobierno autónomo palestino planea crear un Estado de facto en los próximos dos años ante el repetido fracaso de las negociaciones con Israel, según anunció este martes el primer ministro palestino, Salam Fayyad. (…) Sostuvo que fueron estériles los 16 años que siguieron a los acuerdos de Oslo, entre Israel y la Organización para la Liberación Palestina (OLP), y que por eso los palestinos ahora decidieron tomar el control de su futuro. “El gobierno palestino lucha con determinación contra un régimen de ocupación hostil (…) con el fin de establecer un estado de facto dentro de los próximos dos años”, manifestó en conferencia de prensa en Ramallah, Cisjordania, y llamó a los palestinos -divididos desde que Hamas conquistó la Franja de Gaza, el territorio más pequeño de los dos del proyectado Estado- a cerrar filas tras el plan. El proyecto incluiría la conjunción de las fuerzas de seguridad y el desarrollo de una economía próspera y sustentable. (…) “Decidimos ser activos, acelerar el fin de la ocupación israelí trabajando duro para construir hechos positivos en el terreno, haciendo surgir nuestro Estado como un hecho que no pueda ser ignorado. Esta es nuestra agenda, que seguiremos con determinación”, subrayó Fayyad” (1). El medio digital Público.es apuntó el mismo día: “El primer ministro palestino, Salam Fayyad, presentó hoy un plan para crear un estado palestino en 2011, aunque éste tenga que ser declarado de forma unilateral y no sea resultado de negociaciones de paz con Israel. “Tenemos que tomar la iniciativa. Sabemos lo que tenemos que hacer y debemos ser capaces de crear nuestro Estado porque Israel nunca tomará la iniciativa por nosotros”, dijo Fayyad en una rueda de prensa en la ciudad cisjordana de Ramallah. Los palestinos tendrán que “trabajar duro para lograr este sueño” y “conseguir todo el apoyo posible” tanto local, como regional e internacional, añadió. “Nuestro proyecto nacional es un proyecto de liberación”, dijo Fayyad, que señaló que los palestinos “no necesitan esperar a una postura israelí al respecto” puesto que “ellos son la potencia ocupante”. Para el primer ministro palestino, los pasos a seguir en este momento son tomar la iniciativa, elegir el mejor momento y, mientras tanto, crear “hechos sobre el terreno” que faciliten el nacimiento del Estado palestino. “Tenemos que dedicar los próximos dos años a construir un Estado” (…)” (2). Esta misma noticia difundida por EFE se puede leer en La Vanguardia, donde también figura, al igual que en el anterior medio digital mencionado, lo siguiente: “El documento presentado por Fayyad hace énfasis en la necesidad del desarrollo económico de los territorios palestinos y presenta propuestas como la construcción y mejora de infraestructuras, incluida la creación de un aeropuerto en Cisjordania que cumpla con los estándares internacionales. “Necesitamos mucho dinero para inversión y desarrollo y trabajaremos para conseguirlo”, dijo Fayyad” (3). Por su parte, también ese 25 de agosto, el Corresponsal Israel Palestina escribió: ““Palestina, fin de la conquista y fundación del estado”. Ese es el titular de un documento de sesenta páginas presentado este martes en Ramallah por el Primer Ministro del Gobierno Autónomo Palestino, Salam Fayyad y en el cual describe el plan de trabajo para los próximos dos años. El documento está destinado a preparar el terreno para la creación de facto de un Estado, aún si no concluye la conquista israelí en la Ribera Occidental para entonces. En el mismo se establecen los objetivos nacionales y los principios políticos del nuevo Estado y se sientan las bases para la creación de las dependencias de gobierno, la bolsa de valores, una economía libre, el sistema educacional, un aeropuerto internacional en el valle del Río Jordán y mucho más” (4). Nadie puede argumentar que no estaba informado de la intención palestina, ni mucho menos atribuirla a los sucesos transcurridos durante 2010.

Campaña de traición, aliados y adherentes
La campaña de flagrante traición de la Autoridad Palestina a Israel (que se suma a una lista mucho más poblada de decepciones e incumplimientos de lo pactado con el Estado Judío), apunta a obtener legitimidad de los gobiernos de distintos países para una virtual declaración unilateral del Estado palestino, así en septiembre de 2011 en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, éste sea reconocido internacionalmente por el organismo que nuclea a los líderes mundiales; todo llevado adelante bajo su creencia de que el aval de la ONU (que siempre se muestra dispuesta a perjudicar a Israel) sea irreversible para el Estado Judío. La propia ONU también se manifestó sobre el tema, y al respecto escribió Rubén Kaplan en Guysen Internacional News: “Corroborando la tradicional posición favorable de la ONU a los intereses árabes y contraria a los israelíes, Robert H. Serry, el diplomático holandés, nacido en 1950 en Calcuta, que ostenta el cargo de Coordinador Especial para el Proceso de Paz en Medio Oriente y Representante Personal ante la Organización de Liberación de Palestina y la Autoridad Nacional Palestina, anunció el martes 26 de octubre que el Consejo de Seguridad del organismo internacional podría apoyar la creación unilateral de un Estado palestino en 2011, si Israel no renueva el congelamiento de viviendas en los asentamientos, expirado el 26 de septiembre luego que la moratoria por 10 meses concedida por Israel, no lograra progresos significativos en las negociaciones directas de paz mantenidas entre las partes” (5). Es decir, el organismo internacional según un alto funcionario oficial, estaría dispuesto a aceptar la propuesta palestina y someter a Israel a las desagradables consecuencias que la errónea determinación podría traer aparejadas.
La Unión Europea cae en el mismo juego que algunos de los latinoamericanos y la ONU, y con la ilusa aspiración de que el apoyo de las naciones a la declaración unilateral contribuirá a acelerar la paz, presta su consentimiento al proceder palestino. La campaña de traición ha logrado cosechar aliados y va por más adherentes. Tomemos por caso España, cuya notable tradición histórica de judeofobia galopante se sigue manteniendo fielmente en algunas ideas de la sociedad en general, y con especial ahínco en la política. El 21 de diciembre de 2010, Aurora informó: “La ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, reafirmó el compromiso de España con la constitución del Estado palestino como fórmula para lograr una “paz global, sostenible y duradera” en Oriente Medio. Jiménez trasladó este mensaje a su homólogo palestino, Riad Al Malki, en la reunión celebrada en Madrid para reforzar la cooperación entre el Gobierno español y la Autoridad Palestina, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. (…) De hecho, la nota de Jiménez implica que España no reconocerá, por ahora, al Estado palestino como exige la AP; pero garantizó que va a seguir cooperando con las autoridades palestinas para que su estado sea “viable” en áreas como el fortalecimiento de sus instituciones, la gestión de los recursos, la situación de los refugiados o la educación” (6). A esto se le agregaba algo que podía generar suspicacias: “el Ministerio español de Exteriores acordó el pasado mes de septiembre elevar el estatuto de la representación palestina en España al grado de misión diplomática, cuyo responsable tiene tratamiento de embajador” (7). Al representante palestino se le asignaba el trato de embajador, como si trabajara para un Estado, en vez de una entidad menor como la AP; pero hasta ahí, España no prestaba su reconocimiento. El 15 de enero de 2011, se agregó: “Israel ha recibido garantías del Gobierno de España de que no apoyará una declaración del Estado palestino este año si no es fruto de la negociación entre las dos partes en conflicto en Oriente Medio. El embajador israelí en España, Raphael Schutz, afirmó que ésta es la postura que le ha trasladado el Ejecutivo español después de que la Autoridad Palestina (AP) haya dado por hecho que su Estado será reconocido por España en 2011, aunque sea sin consenso de Israel y la Unión Europea (UE). Por las conversaciones mantenidas con el Ministerio español de Exteriores, Schutz sostiene que España sigue compartiendo la tesis del Estado judío de que la solución de los dos Estados debe salir de la mesa de diálogo, y no de una medida unilateral. “La posición de España -explicó- no ha cambiado, en el sentido de que apoya la idea de los dos estados, como Israel, pero también retomar las negociaciones directas y que la solución debería conseguirse a través de esta negociación, y no de la imposición”” (8). La postura oficial del ejecutivo español fue comunicada al embajador israelí, en refuerzo de la posición antes explicada. Tan solo 4 meses después, el 31 de mayo, la nueva comunicación sobre el parecer español resultó escandalosa, y más aún dado que este se hizo público en un marco de reconciliación de la AP con organizaciones terroristas asesinas de israelíes: “La Autoridad Palestina anunció que España reconocerá, antes de septiembre, al Estado palestino en base a las fronteras del 1967. Un diplomático español le dijo al negociador palestino Nabil Shaat que Madrid apoyará el ingreso del Estado palestino en las Naciones Unidas. Shaath realizó el anuncio tras dialogar en Ramallah con el cónsul general de España, Alfonso Portabales. Una fuente palestina señaló que Portabales, le confirmó a Shaath que el Gobierno español – que acaba de ser humillado en las elecciones municipales- apoyará la moción palestina en la ONU. Mientras tanto, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas se reunió en El Cairo, bajo el patrocinio de las autoridades egipcias con Ramadan Sallah, secretario general de la organización terrorista palestina Jihad Islámica y su lugarteniente, Ziad Nakleh. El encuentro entre los líderes palestinos tuvo como objetivo la consolidación de la reconciliación nacional, dijo una fuente de la Autoridad Palestina. Ambas partes discutieron la represión de los operativos de la Jihad Islámica y sus simpatizantes en la Cisjordania. La Jihad Islámica ha condenado la continua represión contra su grupo e instó a la Autoridad Palestina a liberar a todos sus miembros” (9). Fuera solo por su siempre presente simpatía a la causa palestina, o también por la necesidad extra de contentar a varios españoles en política internacional para contrarrestar la humillación del gobierno en elecciones municipales, España cambió su postura a pocos meses de la cita mundial en la ONU, sumándose al conjunto de países que buscan ahorcar a Israel, ponerlo contra las cuerdas, y restringir su espacio para maniobrar mientras el escaso tiempo de cara a septiembre le juega una mala pasada. Ya el 21 de abril, el Presidente de la AP Mahmoud Abbas había continuado con sus repetidas amenazas contra Israel, y mientras algunos respaldaron sus afirmaciones, otros las desmintieron: “Abbas manifestó que “la Autoridad Palestina cuenta con la visión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien dijo que quería ver un Estado palestino establecido en septiembre, tal como lo determinó el Cuarteto de Paz para Oriente Medio”. “Más de 130 países están dispuestos a reconocer al Estado palestino dentro de las fronteras de 1967”, dijo Abbas, quien remarcó que naciones que antes no habrían reconocido al Estado palestino tales como el Reino Unido y Francia, ahora lo harán. Abbas realizó estas manifestaciones en su gira por Túnez, desde donde partió rumbo a Francia para reunirse con el presidente Nicolás Sarkozy. Mientras tanto, diplomáticos norteamericanos y europeos advirtieron a Israel que si las conversaciones no se renuevan, reconocerían formalmente al Estado palestino, según un reporte del periódico Los Angeles Times. El Cuarteto, conformado por Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia, debería haberse reunido la semana pasada con el objetivo de discutir una iniciativa del Reino Unido, Francia y Alemania para reiniciar las negociaciones y proponer el esbozo de un acuerdo final. Existe una creciente presión sobre el Primer Ministro Biniamin Netanyahu para que revele una iniciativa de paz o se arriesgue al apoyo formal del Cuarteto a un apoyo a la declaración unilateral palestina de un Estado sobre las fronteras de 1967. Se trata de una posibilidad que ha sido insinuada por el enviado especial del Cuarteto, el ex Primer Ministro británico Tony Blair. Sin embargo, Estados Unidos rechazó los esfuerzos palestinos para obtener en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el reconocimiento unilateral para su Estado en septiembre. “No creemos que esa sea una buena idea, no creemos que eso ayude”, señaló el vocero del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado” (10). Mientras ciertos políticos entienden que el Estado palestino debe ser el resultado de una negociación con la parte que nada más ni nada menos debe facilitar el territorio donde este se erigirá, otros políticos de no poca influencia dan rienda suelta a su imaginación y conciben a un Medio Oriente pacífico arrodillándose ante las exigencias de quienes orgullosamente exhiben su prontuario terrorista. Los que antaño lastimaron a Israel y clamaron por la sangre de todo el pueblo judío, y que en la actualidad no son lo suficientemente claros en afirmar si quieren o no vivir en paz en un Estado vecino, reciben los favores de inteligentes puestos al servicio del mal y de descerebrados sumados a propaganda antiisraelí.

 

Para leerlo completo, este es el link: http://ezequieleiben.blogspot.com/2011/06/los-palestinos-lo-planearon-con.html

LAS TÁCTICAS DE DISTRACCIÓN DE OBAMA‏ – Caroline Glick

Espectacular artículo -como todos los suyos- de Caroline Glick (publicado en el blog de OSA filial Córdoba). Es una mujer que enamora intelectualmente por su valentía, claridad e inteligencia. Así como se dice que Ben Gurión opinó de Golda Meir que ella era su mejor hombre en la knesset, hay que reconocer que Caroline tiene más h$%&Çs que varios.

LAS TÁCTICAS DE DISTRACCIÓN DE OBAMA‏ – Caroline Glick – 23/5/2011

Como el Washington Post señalo el viernes, el Presidente de EEUU Barack Obama provoco intencionalmente la actual lucha con el Primer Ministro Binyamin Netanyahu. El sabia muy bien que Netanyahu no respalda la formulacion palestina que las negociaciones con Israel deben estar basadas en las indefendibles lineas de armisticio de 1949, o lo que es equivocadamente llamado las lineas de 1967. En los dias previos al discurso de Obama el pasado jueves, Israel registro pedidos explicitos y repetidos que el no adopte la posicion palestina que las negociaciones deben estar basadas en aquellas lineas.
Y asi hubo una punzante reproche cuando Obama declaro el jueves: “Las fronteras de Israel y Palestina deben estar basadas en las lineas de 1967 con intercambios mutuamente acordados.” De acuerdo con el Washington Post, Obama escribio estas lineas de su discurso el mismo y Netanyahu fue informado de ellas precisamente cuando tenia agendado volar a EEUU el jueves a la noche. Obama dio el discurso mientras Netanyahu estaba en el aire en su camino a Washington para reunirse con Obama la mañana siguiente. Es dificil pensar en un insulto mas asombroso o una mayor exhibicion de desprecio para el lider de un aliado americano y democracia compañera que las acciones de Obama de la semana pasada. Y es obvio que Netanyahu no tuvo mas opcion que reaccionar energicamente a la provocacion de Obama.
La pregunta es por que Obama actuo como lo hizo? Que deseaba lograr comenzando intencionadamente con tal desagradable lucha con Netanyahu?
Probablemente la mejor forma de imaginar lo que Obama deseaba lograr es considerar lo que el logro, debido a que los dos estan indudablemente relacionados.
EL 4 DE MAYO, dos semanas antes que Obama diera su discurso, Fatah y Hamas firmaron un acuerdo de unidad. Hamas es la rama palestina de la Hermandad Musulmana. Como su Hermandad colega satelite de al-Qaida, Hamas comparte la ideologia de jihad global de la Hermandad, la destruccion de la civilizacion occidental y el establecimiento de un califato mundial. Tambien como al-Qaida, es una organizacion terrorista que, desde su establecimiento en 1987 ha asesinado a mas de mil israelies.
En 2005, Hamas se subcontrato para el regimen irani. Desde entonces, sus hombres han sido entrenados por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria irani y por Hezbollah. Hamas mantiene vinculos operativos con ambos equipos y recibe la mayoria de sus armas y financiacion significativa de Iran.
El acuerdo entre Fatah y Hamas hace a Hamas un socio en el liderazgo de la Autoridad Palestina. Tambien asfalta el camino para que Hamas gane las planeadas elecciones legislativas y presidenciales palestinas que estan agendadas para septiembre justo despues que la Asamblea General de la ONU tiene previsto apoyar la condicion de estado palestino. Establece tambien las condiciones para que Hamas integre sus fuerzas y finalmente tome el poder del ejercito palestino entrenado por EEUU en Judea y Samaria y se una a la OLP.
El acuerdo de unidad Hamas-Fatah constituye un completo repudio de los supuestos que notifican las politicas de Obama hacia los palestinos e Israel. Obama percibe el conflicto como una consecuencia directa de dos cosas: el rechazo previo de las administraciones americanas a “poner luz” entre EEUU e Israel, y la falta de voluntad de Israel a ceder todo el territorio que tomo durante el curso de la Guerra de los Seis Dias de 1967.
El acuerdo de unidad entre Hamas y Fatah es prueba indiscutible que contrariamente a lo que Obama cree, el conflicto no tiene nada que ver con el apoyo a Israel de los gobiernos previos o con el tamaño de Israel. Es en cambio completamente la consecuencia del rechazo de los palestinos al derecho de Israel a existir y su compromiso con lograr la destruccion de Israel.
Forzar a Israel dentro de fronteras indefendibles, (las cuales como Netanyahu explico a Obama en la Casa Blanca el viernes, “no fueron las fronteras de la paz, ellas fueron las fronteras de repetidas guerras debido a que el ataque a Israel era tan atractivo para ellos”), no hara avanzar la causa de la paz. Hara avanzar el objetivo de los palestinos de destruir a Israel.
Obama tenia dos opciones para tratar con el acuerdo de unidad palestino. El podia prestarle atencion o el podia crear una distraccion para ignorarlo. Si el le prestaba atencion, hubiera sido forzado a renegar de su politica de acusar a sus predecesores en la Casa Blanca y a Israel por la ausencia de paz. Creando una distraccion el podria cambiar el tema en una forma que le permitiria mantener aquellas politicas.
Y entonces el escogio una pelea con Netanyahu. Y escogiendo la pelea, el creo una distraccion que, de hecho, ha cambiado el tema y permitio a Obama mantener sus politicas que han sido completamente repudiadas por la realidad del acuerdo de unidad palestino.
Insertando la cita de las lineas de armisticio de 1949 dentro de su discurso, Obama hizo del tamaño de Israel nuevamente el tema.
El acuerdo de unidad entre Hamas y Fatah realmente demuestra que no solo el tamaño de Israel no es la causa del conflicto, es la principal razon por la cual israelies y palestinos viven en relativa paz.
El control de Israel sobre Judea y Samaria y Jerusalem Oriental, y con ellas su capacidad para repeler invasion y ataques en sus principales ciudades es lo que ha evitado guerras. Si Israel fuera mas vulnerable, el estado de terror palestino de facto no estaria sopesando si iniciar o no una nueva guerra de terror como sus lideres de Fatah y Hamas estan haciendo hoy. Estaria llevando a cabo una campaña de terror continua cuyo objetivo claro es la destruccion de Israel nuevamente, como Netanyahu dijo las lineas de armisticio de 1949 hacen de la guerra una opcion atractiva para los enemigos de Israel.
ESCOGIENDO UNA PELEA CON Netanyahu, como el jueves, nadie podria haber notado posiblemente esta verdad basica ya que el tema falso del control de Israel sobre estas areas  – o sea, el tamaño de Israel – ha dominado el discurso global sobre el Medio Oriente.
Obama nunca hubiera podido crear su distraccion del hecho desagradable de la duplicidad y rechazo palestinos a un problema imaginario con el tamaño de Israel sin el apoyo entusiasta que le fue dado por la Izquierda israeli.
Liderada por la lider de oposicion Tzipi Livni, la Izquierda israeli respondio al ataque a gran escala de Obama sobre la legitimidad de Israel lanzando un ataque a gran escala sobre Netanyahu. En vez de respaldar a Netanyahu mientras el lucha por el futuro del pais, Livni le pidio que renuncie y dijo que el estaba destruyendo las relaciones de Israel con EEUU. Haciendo eso, la Izquierda proveyo apoyo para el movimiento de Obama por mantener su falso paradigma anti-Israel para la formulacion de politicas para Medio Oriente frente al repudio de ese modelo por parte del acuerdo de unidad palestino.
El ataque de la Izquierda sobre Netanyahu no es el unico camino que ha permitido a Obama mantener sus politicas pro-palestinas frente a la adopcion del terror y la guerra por parte de los palestinos. En su discurso ante el AIPAC, Obama argumento que Israel tiene que rendir sus fronteras defendibles debido a que los palestinos estan por desafiar demograficamente la mayoria judia de Israel.
Como Obama lo dijo, “La cantidad de palestinos viviendo al occidente del Rio Jordan esta creciendo rapidamente y reformando fundamentalmente las realidades demograficas tanto de Israel como de los territorios palestinos. Esto hara mas y mas dificil – sin un acuerdo de paz – mantener a Israel tanto como un estado judio como un estado democratico.”
La historia de la bomba de tiempo demografica es un invento palestino. En 1997, la Oficina Central de Estadistica Palestina publico un censo palestino falsificado que inflaba los datos de la poblacion palestina en un 50%. La Izquierda israeli adopto este falso informe como propio cuando el terrorismo palestino y la guerra politica convencieron a la mayoria de los israelies que era poco sabio darles ninguna tierra mas y que el proceso de paz era una mentira.
Desde el año 2004, estudios repetidos y en profundidad de las tasas de nacimientos judias y arabes y estadisticas de inmigracion/emigracion al occidente del Rio Jordan emprendidos por investigadores independientes han mostrado que la bomba de tiempo demografica es un fracaso. En enero, el respetado demografo Yaakov Faitelson publico un estudio para el Instituto de Estrategias Sionistas en el cual el definitivamente pone a descansar la historia de esperar la condena demografica judia.
Como Faitelson demostro, las tasas de nacimientos judia y arabe ya estan convergiendo al occidente del Rio Jordan en alrededor de tres hijos por mujer. Y mientras que las tasas de fertilidad estan de arabes israelies, gazanos y residentes de Judea y Samaria estan tendiendo hacia abajo, la fertilidad judia esta creciendo constantemente. Ademas, mientras que los arabes estan experimentando constantemente tasas negativas de inmigracion neta, las tasas de inmigracion judia neta son positivas y elevadas.
Faitelson baso sus proyecciones de muchos años en actuales numeros de poblacion en los cuales los judios comprenden el 58.6% de la poblacion al occidente del Rio Jordan y los musulmanes constituyen el 38.7% de la poblacion general. Las minorias no judias y no musulmanas comprenden el otro 2.7%. Usando lineas base de evaluacion para la inmigracion neta judia bastante por debajo de los promedios actuales, Faitelson mostro que en los años por venir, no solo los judios no perderemos nuestra mayoria demografica. La incrementaremos.
El estudio de Faitelson, como los estudios publicados desde el año 2004 por el Grupo de Investigacion Demografica Americano-Israel muestran que desde una perspectiva demografica, Israel esta en la misma situacion que muchos estados occidentales hoy. A saber, tiene que desarrollar politicas para tratar con una poblacion minoritaria irredenta.
Hay muchas politicas razonables y liberales que Israel puede adoptar. Estas incluyen aplicar el codigo legal israeli a Judea y Samaria y aplicar las leyes de traicion. Es dificil ver por que la mejor politica para Israel es llevar a algunos de esa poblacion irredenta fuera de sus limites estableciendo un estado de terror gobernado por lo que Netanyahu nombro correctamente como “el equivalente palestino de al Qaida” en su frontera.
TODO ESTO NOS TRAE DE REGRESO A Hamas, terrorismo, el rechazo palestino al derecho de Israel a existir, y los movimientos distractorios de Obama para facilitar su preservacion de una politica de Medio Oriente basada en una evaluacion completamente falsa y desacreditada de la realidad y las campañas de facilitacion de Obama por parte de la Izquierda israeli.
Cuando nosotros nos damos cuenta de lo que se propone Obama, nosotros reconocemos tambien lo que Netanyahu debe hacer en respuesta.
En su discurso ante el Congreso el martes y en todas sus apariciones en las proximas semanas y meses, Netanyahu debe tener un objetivo: llevar el enfoque del debate de regreso adonde pertenece – a los palestinos.
En toda oportunidad, Netanyahu tiene que mover el mensaje que el compromiso de los palestinos con la destruccion de Israel es la unica razon por la que no hay paz.
En cuanto a la Izquierda israeli, ya es alta hora que Netanyahu coloque a los de la talla de Livni a la defensiva. Esto involucra dos cosas. Primero, Netanyahu debe atacar las proyecciones demograficas fatalistas de la Izquierda que no tienen base factica y son de hecho antitesis de la realidad. En tanto la mentira demografica pase sin ser desafiada por Netanyahu, la Izquierda continuara argumentando que rechazando construir un estado terrorista en las afueras de Tel Aviv, Netanyahu esta poniendo en peligro a Israel.
Netanyahu merece mucho credito por posicionarse ante Obama el viernes. El mostro enorme valor haciendo eso. Fue su mejor hora hasta la fecha y las encuestas del fin de semana muestran que el publico lo aprecia y apoya por ello. El debe construir sobre ese exito poniendo el foco sobre la verdad.

Fuente: The Jerusalem Post- Traducido especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba
http://soysionista.blogspot.com/2011/05/nuestro-mundo-las-tacticas-de.html

Como extra, un video instructivo sobre las razones que tiene Israel en sus argumentaciones respecto de los futuros límites del Estado y las implicancias del tema respecto de su defensa militar e importancia estratégica:

Después de los homenajes y festejos, de vuelta al ruedo

Luego de días de euforia por la muerte del terrorista más buscado del mundo, de homenajes por los caídos en Iom Hazikaron, y de festejos por un año más de libertad e independencia en Iom Haatzmaut, volvemos a concentrarnos en el día a día de Israel. Hace poco se celebró el acuerdo Hamas-Fatah para ver si se puede acelerar la destrucción de Israel o a lo sumo la extirpación de parte de su territorio para no perder de mira el gran y conocido objetivo final. Los ilusos lo festejaron como un acuerdo histórico; pero más allá de cualquier interpretación “positiva” que solo podría tener alguien que no conoce la naturaleza de ambas organizaciones (y no hay que ser un erudito para conocerlas, basta escucharlos en sus discursos, leer sus cartas fundacionales) sabemos que es un intento más en la lucha palestina contra el Estado Judío. Por eso es aprovechable el momento para subir este informativo artículo de Ana Jerozolimski, publicado en Hagshama, para visualizar una vez más con quien debe lidiar Israel, y con quien la comunidad internacional y ciertos extremistas de la propia casa quieren obligarlo a negociar.

17/04/2011
Israel y Hamas, entre números e intenciones

Por: Ana Jerozolimski

Hoy quisiéramos analizar el por qué de los números en la última escalada israelo palestina a ambos lados de la frontera entre el sur de Israel y la Franja de Gaza. Pero antes, unas aclaraciones claves.

1) Israel se retiró completamente de la Franja de Gaza el 12 de setiembre del 2005. En agosto habían sido evacuados todos los colonos , destruidos los asentamientos. Luego, se cerró la puerta y todos los militares salieron.
2) El único militar israelí que está en Gaza desde entonces, es el soldado secuestrado Gilad Shalit.
3) Los ataques desde Gaza hacia Israel están dirigidos, todos, hacia blancos civiles, las comunidades habitadas en diferentes partes del sur: Sderot, Beer Sheva, Ashkelon y otras ciudades, así como las poblaciones colectivas y comunitarias, o agricultores trabajando en los campos del lado israelí de la frontera. No son “resistencia a la ocupación”, porque la ocupación no existe. Son agresiones directas a la población de Israel.
4) Cuando atacan desde Gaza a patrullas del ejército, no es a soldados que cruzaron a Gaza, sino a patrullas que cuidan del lado israelí de la frontera. Los terroristas colocan cargas explosivas que intentan detonar a su paso.

EL POR QUÉ DE LOS NÚMEROS
Del lado israelí, un joven de 16 años gravemente herido en la cabeza. Del palestino, 19 muertos en la Franja de Gaza. Quien analiza sólo los números, sin conocer los pormenores de la situación ni sus  detalles, considera que Israel debe ser condenado automáticamente por desproporción y quizás también por malas intenciones.  Sin minimizar en absoluto el hecho que entre los muertos del lado palestino hubo también civiles, no tenemos duda de que un análisis de la situación en base a todos sus factores , debe llevar a otra conclusión.
Y es clave mencionar que en los últimos tres días, fueron disparados hacia  Israel más de 200 misiles, cohetes y morteros. Para comprender el significado, basta con que cada uno, tras leer estas líneas, tratara de imaginarse qué sentiría si su ciudad fuera atacada con un misil-sólo uno- desde la frontera vecina. Multiplíquenlo por 200 en pocos días.
La responsabilidad por lo sucedido es de los grupos radicales en la Franja de Gaza, que no sólo disparan intencionalmente hacia concentraciones civiles del lado israelí sino que lo hacen desde sitios poblados de su propio lado. Con ello, exponen a la población civil palestina a grandes riesgos , dado que cuando Israel capta las coordenadas del sitio desde el cual una célula disparó un misil hacia su territorio y responde para eliminar a esa célula, todo aquel que está cerca corre peligro.  Si Hamas y otros radicales abren fuego en medio de casas, cerca de gente a la que juraron proteger, exponen a esos palestinos al fuego, a sabiendas.
El viernes 8 de abril, una célula armada fue captada por un avión no piloteado de la Fuerza Aérea israelí, que logró filmarlos….en el cementerio de  Sayaíe. Desde allí habían disparado cuatro cohetes hacia la localidad de Najal Oz . Cuando se identificó el punto y se envió al avión al lugar, quedó claro: los terroristas corrían entre las lápidas, tratando de ocultar el lanzacohetes con el que recién habían disparado, sabiendo que seguramente los ven desde arriba. Es fácil imaginar el título..”Israel no deja tranquilos ni a los muertos”…

UNOS SE ESFUERZAN POR MATAR- LOS OTROS, POR PROTEGER.
Hay dos razones puntuales por las cuales del lado israelí hubo estos últimos días “sólo” un herido grave y no  varias decenas de muertos.

  • 1) El misil anti tanque “Kornet” que Hamas disparó el jueves hacia un ómnibus escolar en una carretera del sur de Israel, ubicada a unos dos kilómetros de la frontera con Gaza, impactó en el vehículo pocos minutos después que bajaran en sus poblados casi 50 alumnos que habían finalizado su jornada de estudios. Unos instantes antes, eso habría sido una masacre.Si cuando quedaba en el bus sólo un jovencito, además del conductor, ambos resultaron heridos, no hace falta esforzar mucho la imaginación para comprender qué habría pasado si hubiera estado lleno como lo estaba muy poco antes del impacto.
  • 2) Aproximadamente una decena de misiles Grad y cohetes Qassam disparados por Hamas y otros grupos radicales hacia grandes ciudades del sur-Beer Sheva y Ashkelon más que nada- fueron interceptados y destruidos en el aire por las dos flamantes baterías protectoras “Cùpula de hierro”, instaladas en lugares estratégicos junto a ambas localidades. Para comprender lo que habría podido suceder de no ser por el éxito de estas baterías anti misiles, hay que recordar un elemento claro de su funcionamiento, que aprendimos recientemente , al visitar el lugar en el que fue emplazada la batería destinada a proteger a Beer Sheva.

El radar que capta cada cohete, aunque pequeño, que sale disparado desde Gaza, logra identificar en cuestión de segundos-según el curso del vuelo, la dirección, las coordenadas- cuándo el impacto será en una zona descampada y cuándo en un punto habitado, que también puede ser el centro mismo de una ciudad o cualquier barrio de la misma. La “Cúpula de hierro” es activada y dispara un misil anti misil, únicamente cuando el radar captó que de no ser interceptado, el misil que salió de Gaza caerá en medio de puntos poblados.  Si ven que caerá en una zona deshabitada, la batería no reacciona.  Esto significa que cada uno de la decena de misiles destruidos en el aire en los últimos días, podría haber caído-de no ser por estas nuevas baterías- sobre edificios, casas, escuelas, centros comerciales. Es por eso que el sábado, los terroristas dispararon también hacia otros lados, como la ciudad de Ofakim, conscientes del alcance relativamente limitado de la batería israelí, que no puede cubrir todo el sur de una vez.
No es casualidad que el sábado último, centenares de habitantes de Beer Sheva se presentaron en el lugar en el que está emplazada la “Cúpula de Hierro”, para agradecer a los soldados que la manejan. Tenían motivos : les salvaron la vida.

  • 3) El sistema de alarmas que funciona en todo el sur de Israel, empujan a la gente a buscar resguardo en refugios y piezas reforzadas . Allì adentro, aunque puede que no se salven si el impacto es directo, sí quedan protegidos al menos de esquirlas letales. En la ciudad de Sderot, por ejemplo-y en varios puntos del sur- es posible ver cada varios metros unas estructuras que de lejos pueden parecer simplemente paradas de ómnibus. Pero allí nos han dicho que hay gente que les llama “refugio callejero”…son cubos de hormigón, destinado a frenar las esquirlas que salen disparadas cuando un cohete impacta.Han salvado vidas.

UNA EXTRAÑA ECUACIÓN
Sami Abu Zuhri, uno de los portavoces de Hamas en la Franja de Gaza , habló airado durante el fin de semana, explicando cuál es el problema, a su juicio, en la escalada actual. “No aceptaremos abstenernos de reaccionar cuando Israel mata a hombres nuestros por haber lanzado ataques”. O sea, en traducción libre: “Hamas puede disparar misiles, lanzar cohetes, colocar cargas explosivas, pero si Israel osa responder a ello, tenemos el deber de vengarnos”.
Los grupos radicales palestinos están tratando en las últimas semanas de determinar nuevas reglas del juego: atacar a Israel y no permitir que Israel reaccione. Si Israel mata a radicales a los que intercepta apenas dispararon cohetes, las facciones palestinas reaccionan como si Israel hubiese comenzado la escalada con una provocación .Los grupos palestinos tratan de crear una ecuación en la que ellos pueden abrir fuego todo lo que deseen, sin que Israel tenga derecho a contestar .
Un elemento importante en esta ecuación, es recordar que en general, la respuesta israelí que más muertos suele cobrar, es cuando se dispara hacia la célula que minutos antes lanzó misiles hacia Israel. Muy a menudo, sus miembros son alcanzados por la respuesta israelí. Hamas  o el grupo al que pertenecían, dan a entender que ahí- con los disparos de Israel-comenzó la dinámica.  Al “pequeño detalle” en la secuencia, o sea el hecho que Israel no habría respondido a nada si esa célula no habría lanzado misiles minutos antes, no le dan importancia alguna.

Pero más allá del “orden” cronológico de esta situación, hay un elemento clave que distingue entre dos situaciones: mientras los terroristas disparan intencionalmente hacia blancos civiles, Israel responde hacia los grupos radicales , las células de cohetes y otros blancos de su infraestructura armada.

Un elemento que complica más aún la situación es que Hamas no controla a los otros grupos radicales en el terreno, lo cual se ve influenciado en gran medida por el hecho que ellos mismos, en Hamas, juegan a dos puntas:  sus líderes “políticos”se pronuncian en favor de un cese de fuego y retorno a la calma (que nunca había sido absoluta), mientras en el terreno, sus hombres armados, dejan en claro que no les interesa frenar la escalada.

Al parecer, parte de la explicación radica en la caída del régimen de Mubarak en Egipto, que servía de freno firme ante Hamas desde el sur. El actual liderazgo egipcio, aunque recalca que mantendrá la paz con Israel, tiene una actitud diferente ante Hamas, de mayor apertura y menor control. Los resultados ya se sienten en el terreno. Al parecer, la escalada a ambos lados de la frontera entre Gaza e Israel, es la primera consecuencia directa , en términos israelo palestinos, de la primavera egipcia.

http://hagshama.org.il/es/verart.asp?idart=33190

Un poco de historia y actualidad en contra de falacias antisionistas

Entre las acusaciones que buscan quitar legitimidad al Estado de Israel y borrar el vínculo histórico existente entre los judíos y su tierra, Eretz Israel, está la demonización de la empresa sionista, ver a los judíos sionistas como invasores, modernos y malignos colonizadores que llegaron a Palestina y expulsaron al pueblo palestino.
Tantas falacias contenidas en un solo argumento resultan desesperantes e irritantes, y es deber de quien se molesta en conocer la historia contrarrestar el peso de semejante ignorancia.
Al tiempo de comenzar el sionismo como movimiento de liberación nacional del pueblo judío, y llegado ya el año de creación del Estado de Israel en 1948, no existía un pueblo palestino. Palestina no estaba inmensamente habitada, y los que allí residían en desparramadas comunidades no tenían una unión como pueblo ni conciencia nacional. Eran árabes cuyo idioma y cultura no se diferenciaban del de los demás árabes de otros países. No constituían una unidad nacional con un elaborado sistema legal propio, ni desarrolladas instituciones que hicieran a una soberanía sobre el territorio. Nunca había existido un estado palestino, ni se pueden encontrar intenciones de establecerlo antes de que se levantara el Estado Judío.
Incluso el Plan de Partición de Palestina en la Resolución 181 de la ONU de 1947 recomienda dividir el territorio en un estado árabe y un estado judío. La resolución no menciona un estado palestino, puesto que no existía la noción de un pueblo palestino. Es más, la noción Palestina en los mapas del mundo y más específicamente de la región de Medio Oriente, fue introducida gracias a los judíos, que negociaban con los británicos en 1918 para que éstos establecieran una unidad territorial independiente, sobre la cual los sionistas levantarían el tan ansiado Hogar Nacional para el Pueblo Judío.
Ni los árabes de Palestina tenían conciencia de sí mismos como pueblo. Hasta eran considerados por los demás árabes y por muchos entre ellos mismos, como una provincia de Siria. Bien se expresa sobre el particular tema Julián Schvindlerman en su libro “Tierras por paz, tierras por guerra”: “Al contrario de los judíos, que establecieron reinados en el bíblico Eretz Israel, nunca en la historia de la humanidad hubo un estado palestino independiente gobernado por musulmanes en la región hoy comúnmente referida como Palestina… Nunca antes del advenimiento del sionismo hubo un interés árabe, ni siquiera moderado, por Palestina”.
La falta de una autodeterminación de los árabes que residían en Palestina, como salta a simple vista, es histórica y por falta de iniciativa propia o sometimiento de los demás países árabes luego, y no culpa del sionismo que llegó para establecer un Estado Judío en la parte del territorio que le correspondía pidiendo por la convivencia pacífica con los vecinos árabes.
Es recién en 1967, año de la desastrosa derrota de las naciones árabes en la Guerra de los Seis Días desatada contra Israel, que los palestinos comienzan a verse a sí mismos como palestinos, y a tener una noción propia como pueblo. Una prueba que afianza el recién allí creado autoreconocimiento como una entidad con identidad propia palestina, es que en 1964, y no antes, se crea la OLP, la Organización para la Liberación de Palestina. Y encima es nacida en Egipto como un instrumento títere para la consecución de los designios de Nasser, quien era el presidente en El Cairo por aquella época.

Luego de analizar el surgimiento del pueblo palestino en 1967, y no antes, destruimos parte de la argumentación antiisraelí acerca de la expulsión de un pueblo. Ahora es necesario hacer hincapié en el hecho de que el sionismo no es responsable de la expulsión de las comunidades árabes que residían en Palestina. El terrorismo árabe y las campañas bélicas contra objetivos judíos en Israel se hicieron una constante antes y a partir de la creación del Estado Judío. El no reconocimiento de las naciones árabes al derecho de autodeterminación del pueblo judío en un Estado propio, fue materializado en una guerra de exterminio contra Israel en la que participaron Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Arabia Saudita e Irak, enviando también Yemen combatientes antiisraelíes. Los propios líderes árabes insistieron a los habitantes árabes de Palestina para que abandonaran sus hogares y no se interpusieran en lo que sería la inexorable marcha a una aplastante victoria que terminaría cumpliendo el objetivo final de “arrojar a todos los judíos al mar”. Son los líderes árabes los que generaron y perpetuaron el problema de los refugiados. Si bien es cierto que habitantes árabes fueron desplazados por fuerzas judías, esto debe entenderse que fue en el marco de una guerra no librada por los judíos, sino por los árabes, con intenciones genocidas, y los acontecimientos se dieron en el fragor de las batallas, decisiones durante combates, y no como política premeditada de los judíos antes de la guerra. Si los judíos no se defendían, no serían desplazados, sino más bien aniquilados en su totalidad.

Se podrá también escuchar por ahí que el sionismo es el quebrantador de la paz en Palestina mientras que el Islam que gobernaba Medio Oriente era muestra de tolerancia y respeto para las minorías existentes. Ni lo uno ni lo otro.
Schvindlerman cita al propio Karl Marx, que no era nada apegado al judaísmo a pesar de su ascendencia judía, quien describe la vida de los judíos bajo dominio de los árabes en Palestina como una vida de perros. El sionismo, por su parte, trajo el innegable progreso del trabajo y la tecnología, y en conjunto con la creación del Estado una sincera propuesta de convivencia pacífica con los vecinos árabes. Israel ofrecía igualdad de derechos para todos sus habitantes. El liderazgo árabe de la época, lo único que ofrecía a los judíos era muerte y destrucción. Basta solo recordar las acciones y discursos del Mufti de Jerusalén Husseini, quien prometía una guerra de exterminio, creyéndose responsable de terminar la tarea que Hitler había comenzado. No es necesario entrar aquí en el detalle de todas las guerras que Israel debió soportar desde su nacimiento; lo que sí no hay que cansarse de resaltar es que Israel es el agredido y no el agresor. Los judíos, claro está, no son los que impusieron los combates, sino la ciega ambición de aniquilación que dominaba la mentalidad árabe.
Un caso de especial injusticia es hacerlo a Israel responsable de la Guerra de los Seis Días, una de las barbaridades que me ha tocado escuchar en ese discurso antiisraelí como sea. Israel bombardeó los aviones de Egipto en su base, es verdad, pero tras rigurosos informes e inconfundibles señales que apuntaban a un ataque egipcio. Y mientras, Jordania y Siria atacaban desde otros frentes. Para comprender mejor el contexto del conflicto y la situación previa que coloreaba el inminente estallido del combate, cabe aquí citar las palabras de un amigo mío: “Y las tropas sobre el Sinaí de Egipto, la retórica asesina de Nasser, la expulsión de las tropas de la ONU, las bases sirias atacando en el Golán, etc. ¿Qué sería eso, gestos de paz?”

Y lo último que veremos aquí, es el tema “central”, para muchos, de los asentamientos israelíes en los territorios en disputa. Esto está tan mal enfocado, con un antijudaísmo galopante, que opiniones de las más desagradables y desacertadas se aprecian en círculos de los cuales uno podría esperar un razonamiento un poco más elaborado, mas que la judeofobia obstaculiza impidiendo pensamientos de mayor elaboración. Incluso muchos judíos e israelíes han caído bajo paradigmas engañosos de la opinión islámica y europea, y se muestran en contra de la construcción de asentamientos con justificativos que demuestran incomprensión del real alcance del asunto.
Con el freno a la construcción de asentamientos no se detendrá el terrorismo. Terrorismo había antes de que existiese un solo asentamiento, y continuara por más que se congelen. Ahora bien, ante ese sucio argumento de que “Israel sufre terrorismo porque construye asentamientos, invadiendo territorios, y si frenara y desmantelara los mismos se acabaría el conflicto” que ya ha sido descalificado fácilmente al demostrar que incluso antes de construcciones los árabes ya atacaban, cabe preguntarse: ¿Qué clase de moral retorcida puede equiparar asentamientos con terrorismo? ¿Qué especie de cinismo, con tintes altamente judeofóbicos, puede poner en la misma balanza el terrorismo palestino demoledor y destructor, con la construcción de asentamientos que se encuentran como mucho entre un 3% y 5% de territorios en disputa? Y hay judíos que han caído dentro de este razonamiento malvado y rechazan a los asentamientos por creerlos un justificativo del terrorismo palestino. Vemos hasta qué punto una moral altruista asume un durísimo sufrimiento, en detrimento de intereses propios o de su propio país, justificando accionares violentos e incongruentes de la parte de enfrente. Este síndrome es sufrido por parte de la izquierda israelí actual. De aquí que tiene que quedar bien en claro que Israel no tiene por qué soportar terrorismo, y debe ejercer su derecho a la autodefensa contra los enemigos que lo acechan. El mensaje es claro: no hay terrorismo para desmantelar asentamientos, hay terrorismo para hacer desaparecer al Estado Judío. No hay que minimizar las intenciones terroristas ni el alcance del problema.
El estado palestino se creará algún día, pero esto no quiere decir que los asentamientos israelíes deban desaparecer. Por el contrario, Israel debe pelear por mantener el control de los mismos y en un futuro acuerdo seguir con la soberanía sobre ellos. Desmantelar asentamientos a causa de un pedido palestino por medio del terror, es darles un premio a los enemigos de Israel, alentándolos a seguir con la violencia, porque se demuestra que por esos medios pueden conseguir sus objetivos. Israel no debe dar la imagen de la debilidad realizando concesiones cuando se lo agrede violentamente. La política de asentamientos no debe frenarse por chantajes terroristas. Esta postura es defendida por seguidores de Jabotinsky, el pensador sionista que mejor entendió el problema con los árabes antes de la creación del Estado de Israel. En La Muralla de Hierro, texto publicado en 1923, Jabotinsky escribió: “Mientras exista una mínima esperanza de que puedan expulsarnos, no negociarán esas esperanzas…”. Israel sabe que no debe darles a sus enemigos esperanzas de que puedan exterminarlo, por lo tanto no sería sensato ceder y traducir en concesiones por presiones terroristas dichos anhelos de limpieza étnica de los terroristas.
Los que piden el desmantelamiento de los asentamientos y el traslado de su gente, ¿sugieren que el estado palestino debería ser judenrein? ¿Qué opinarían al respecto si por el contrario, cuando el estado palestino fuese creado, las autoridades israelíes decidieran deportar a todos los árabes israelíes fuera de Israel? Seguramente con la velocidad de la luz se levantarían de sus sillas para gritar al unísono “¡racistas!”. Y además, de paso, lo llamarían racista a Lieberman cuando su plan de intercambio de territorios justamente propone que los asentamientos judíos en Judea y Samaria queden bajo soberanía israelí, y los pobladores de Wadi Ara bajo soberanía de la Autoridad Palestina. Si lo llaman racista, entonces que no sea por este plan.
Cuando estos fuertes críticos sean superados en el tema asentamientos con respecto al racismo, discutirán por la ilegalidad. “Los asentamientos son ilegales”, exclamarán con la furia de una tormenta. Vale preguntarles en este momento, bajo qué ley son ilegales. La IV Convención de Ginebra, que es el documento al que se alude, se refiere a territorios total o parcialmente ocupados de otro estado. En Palestina no había otro estado. Estuvo el Mandato Británico antes de 1948, y las ocupaciones ilegales de Jordania y Egipto previas a la Guerra de los Seis Días. Israel se apoderó de los territorios en una guerra de autodefensa; territorios que no pertenecían a otro estado. Así que la Convención es inaplicable en este tema. Y por si llegaran a recurrir a los Acuerdos de Oslo para intentar descalificar a los asentamientos, solo hay que contestar que los Acuerdos no contenían ninguna previsión sobre los asentamientos, y que éstos serían tratados en el Status Final, por lo que según la letra de los mismos no se consideraban ilegales y la soberanía israelí sobre los asentamientos se mantenía. De yapa se puede agregar que las negociaciones de paz se derrumbaron con la negativa de Arafat a la propuesta de Barak en Camp David en el año 2000 y el lanzamiento de la violenta Intifada palestina contra Israel. Los mismos palestinos no respetaron y quebraron Oslo.
A esta gente contraria a los asentamientos solo le faltaría plantear que Israel debe salir de Judea y Samaria así nomás y abandonar a sus ciudadanos asentadores para que los maten porque piensan distinto a ellos, dejarlos a merced del terrorismo, y más aún, premiar al terrorismo por su violencia para la consecución de objetivos políticos cediendo ante su presión y realizando concesiones. Desde la legalidad y la moralidad, la postura no puede sostenerse.

El antijudaísmo preponderante en las políticas e imperante en los discursos de los enemigos antiisraelíes o en los críticos injustificados, y que lamentablemente ha absorbido a algunos propios judíos, no debe distorsionar la imagen verdadera que tiene el Estado de Israel, que goza del status de un país legítimo, y sus posturas a la hora de defender su obrar político son las más acertadas, respecto de aquellas opiniones malintencionadas que solo buscan menoscabar sus auténticos derechos. Atención contra las falacias antisionistas que buscan dar vuelta la historia.
El sionismo no es responsable de las guerras ni promotor de un racismo invasor y despiadado; Israel no es el agresor en esta contienda. Sus enemigos sí lo son.

Ezequiel Eiben

Desenmascarando a los “moderados”: lobos vestidos de cordero

Muchas veces en este sitio se habían expuesto indicios claros que indicaban que Mahmud Abbas y los dirigentes de la Autoridad Palestina/Fatah/OLP, no eran tan “moderados” como parecía. Pues creo que el último congreso de esta organización que se está celebrando en Belén lo prueba definitivamente. Aquí va un artículo al respecto:

UNA MIRADA PREOCUPADA HACIA BELEN

Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay.

Desde hace pocos días está reunida en la ciudad cisjordana de Belén la Sexta Asamblea General de Al Fatah, la primera que la organización convoca en 20 años, lo cual de por sì es una mala señal respecto a su funcionamiento. Y para comprender la importancia de ello, es imprescindible recordar que Fatah es el componente principal dentro de la OLP, que es el grupo encabezado por el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina Mahmud Abbas (Abu Mazen).

Las divisiones internas en Al-Fatah alteraron la dinámica planeada .Y este miércoles, debido a lo tormentoso de las reuniones, se decidió postergar  los debates hasta nuevo aviso, con lo cual , al cierre de esta edición, no está claro aún cuál será el resumen de los mismos.

Pero ya ahora  hay algunas malas señales desde las sesiones en Belén-y de su antesala- que a nuestro criterio, son claro motivo de preocupación.

Empecemos por lo simbólico, lo que algunos dirán que es meramente anecdótico, pero que nosotros consideramos, justamente porque expresa sentimientos populares  y profundos, que es reflejo de un sentir muy auténtico.

En el congreso participó , entre los 2000 delegados presentes, también Khaled Abu Usbah, uno de los terroristas que en  1978 secuestró un ómnibus de pasajeros en Israel, matando a 37 civiles, entre ellos 12 niños. El ex Primer Ministro Ahmed Qreia (Abu Ala) lo presentó diciendo que “tenemos entre nosotros hoy al héroe Khaled Abu Usbah, héroe de la operación encabezada por la Shahida (mártir) Dalal Al-Mughrabi”. Elevando la voz en señal de entusiasmo y emoción, continuò: “¡Toda la gloria! ¡Toda la gloria! Todas las hermanas hoy aquí presentes, son las hermanas de Dalal!”. Sus palabras fueron transmitidas en vivo este martes 4 de agosto por la televisión de la Autoridad Palestina.

El público, enardecido, aplaudía sin cesar.

Esto es terrible.

Que un ex Premier palestino, quien condujo durante meses el equipo palestino de negociación con Israel en nombre del gobierno “moderado” de Abbas, hable de asesinos de civiles como héroes, es, por decirlo delicadamente, una mala señal. Y que todos los presentes vitoreen a uno de ellos presente y el recuerdo de la terrorista muerta en el atentado, con tan entusiastas aplausos, es otra mala señal.

Es que difícilmente alguien discrepe con que Hamas es la facción más extremista en la arena palestina.¿Pero alcanza con que Fatah sea el “moderado” en comparación con Hamas, cuando de lograr la paz se trata? ¿Acaso el mensaje que sale de la convención de Al Fatah indica que el futuro es promisorio en lo que a negociaciones de paz se trata?

Es que las complicaciones, son inherentes por cierto a todo proceso negociador, y en este campo, tanto los palestinos como Israel tienen que lograr salvarlas y evitar cometer errores. Pero cuando de entrada este es el ambiente en el lado palestino, difícilmente sea posible llegar a un común denominador.

Y la confirmación de la compleja situación al respecto  va mucho más allá del incidente puntual recién detallado.

En un interesante artículo del periodista e investigador israelí Pinjas Inbari-que durante años escribió en el periódico de izquierda “Al Hamishmar”-quedan claras las dudas a plantear respecto a las intenciones de Al Fatah de cara al futuro, en lo relacionado al vínculo con Israel.

Los dos documentos principales que se determinó serian analizados por el Congreso de Fatah son el Programa político y el “Orden interno” de Fatah.

El primero, según explica Inbari, puede ser considerado como cierto progreso  en términos de aceptar una solución política al conflicto con Israel, como alternativa a la violencia, aunque no llega a renunciar al principio de la “lucha armada”.

“El verdadero problema radica en el documento del ´orden interno´, que reinstaura todas las frases que fueron omitidas del Programa político”-explica Inbari. “Mientras el Programa político  aspira a subordinar la lucha a la necesidad de la legitimidad internacional, el orden interno´ es muy claro en su rechazo de todas las iniciativas internacionales de paz”.

Ese documento, central en la convención, Fatah mantiene la lucha armada como una estrategia para la liberación de toda Palestina y hasta de la eliminación de Israel. El articulo 12 exhorta a “liberar completamente Palestina y eliminar el estado de ocupación sionista en lo económico, político, militar y cultural”.

Cabe recordar que “toda Palestina” incluye el territorio del estado soberano de Israel.

El artículo 13 llama a “establecer un estado soberano y democrático palestino sobre todo el territorio palestino!”.Habla sólo de “un estado”.

Por las dudas, el artículo 17 aclara:  “La revolución popular armada es la única forma inevitable de liberar Palestina”, mientras que el artículo 19 agrega que “la lucha no terminará hasta la eliminación de la entidad sionista y la liberación de Palestina”.

Debemos confesar. Siempre creímos que el Presidente Abbas habla en serio cuando menciona su deseo de solucionar pacíficamente el conflicto palestino con Israel. Es que lo oímos personalmente en campamentos de refugiados en Gaza dándole el “no” al terrorismo, con lo cual sin duda arriesgaba su vida.

El problema no es sólo cuál es su auténtico deseo , dónde terminan las convicciones  y comienzan las adaptaciones políticas a la realidad. Si él, al decir tal cual ha dicho en Belén, que la opción es la paz pero que los palestinos se reservan el derecho a la “resistencia popular”-que en terminología israelí significa ”terrorismo”-está dando un doble mensaje simplemente porque capta que ese es el ambiente en el terreno, eso no es menos grave que si él quiere realmente la guerra

Es que el tema no es Abu Mazen, sino el enfoque palestino en general.

También los palestinos, no sólo Israel, necesitan ya descansar y vivir en paz. El tema es que viendo y oyendo lo que sucede en Belén, cabe preguntarse si aùn no lo han logrado por culpa de Israel o de su propia elección, de sus prioridades en términos de guerra y paz.

Y eso que aquí no hemos tocado siquiera la problemática interna, la profunda división palestina, el hecho que 400 miembros de Fatah de Gaza no pudieron llegar a Belèn porque Hamas no les dejó salir y la tormenta que se desatò cuando los jóvenes de Fatah comprobaron que la vieja guardia no presenta informes claros sobre la situación financiera, ni piensa cederles lugar en la dirigencia central.

A eso se referìa el Rey Abdallah de Arabia Saudita en el mensaje enviado al congreso, advirtiendo que no habrá un estado palestino mientras continúe la difícil situación de división interna entre los propios palestinos.

Reenvia: www.porisrael.org

———————————————————————————-

Personalmente opino que es realmente inconcebible que nueve años después de la Segunda Intifada, los jefes de la Autoridad Palestina no hicieron nada para frenarla, y dos años después que perdieron la Franja de Gaza a manos de Hamás y los iraníes, el liderazgo de la Autoridad Palestina, encabezada por Abbas, todavía cree que un conflicto armado llevará a un Estado palestino. Si no fuera por las acciones enérgicas de Israel en contra de la actividad terrorista en Judea y Samaria, los dirigentes de la Autoridad Palestina habrían tenido que huir de Hamas, al igual que huyeron de Gaza. El futuro de la AP depende de la búsqueda de la paz con Israel, en realidad, sin Israel no podría existir (y por más demócrata que sea Obama o pro-palestino que sea Europa, la AP no recibirá un centavo de financiamiento de parte del Cuarteto si Abbas no se atiene a los principios del mismo de reconocer a Israel, renunciar a la violencia terrorista y aceptar los acuerdos previamente firmados, financiación por cierto que posibilita la existencia misma de ese liderazgo palestino). Evidentemente, no aprendieron nada… la retórica intransigente y absolutista del liderazgo palestino no ha logrado más que miseria para su pueblo y mucha menos concesiones de parte de Israel. Los palestinos son realmente graciosos en ciertos aspectos… se lanzan a la guerra y pierden, entonces vuelven a llorar y pedir por lo que rechazaron antes de la última guerra, y así sucesivamente durante las últimas seis décadas. Lo peor es que los que realmente terminan siendo perjudicados, no son nadie más que ellos mismos.

El discurso de Netanyahu y la reaccion palestina

Al final llego el dia en el que el Primer Ministro israelí Binyamin Netanyahu dio el  esperado discurso sobre su plan de paz para los palestinos, pero principalmente para Barack Obama.

RTB612 ha hecho un pequeño resumen de los puntos principales del discurso de Bibi:

Sobre el proceso de paz:
1. Netanyahu se declara dispuesto a renovar las conversaciones de paz con los líderes palestinos moderados, en forma inmediata y sin precondiciones.

Netanyahu, listo para un estado palestino.

Netanyahu, listo para un estado palestino.

2. Netanyahu se dice dispuesto a juntarse con los líderes árabes tanto en Rihad, Damasco y Beirut, como en Jerusalén.
3. Uno de los componentes fundamentales del proceso de paz es el desarrollo económico local y regional. Netanyahu convoca a los empresarios árabes a invertir en emprendimientos en los territorios palestinos que generen empleos y prosperidad. La “paz económica” es un complemento de la paz y no un sustituto.
4. Hamás no formará parte de las negociaciones.

Sobre el estado palestino:
Netanyahu por primera vez en su carrera acepta en forma explícita la creación de un Estado Palestino, pero le antepone dos precondiciones:
1. Los palestinos deberán reconocer al Estado de Israel como el Estado Nacional del Pueblo Judío.
2. El estado palestino será un estado demilitarizado: no podrá tener ejército propio, no podrá pactar alianzas militares, ni tendrá control sobre su espacio aéreo. Se establecerán mecanismos efectivos para impedir el contrabando de armas y evitar que el estado palestino se transformé en una plataforma de ataques a Israel.

Sobre los asentamientos:
1. Israel no construirá nuevos asentamientos ni expandirá el territorio que ocupan los asentamientos existentes.
2. Israel seguirá construyendo dentro de los límites del terreno que ya ocupan los asentamientos existentes.

Sobre Jerusalén:
Jerusalén seguirá unificada bajo soberanía israelí con libertad de culto para todas las religiones.

Sobre los refugiados:
La solución al problema de los refugiados palestinos de la Guerra del 48 se hallará en el territorio palestino y no dentro de las fronteras del Estado de Israel.

El ofrecimiento de Netanyahu no difiere mucho a lo que ha sido en los últimos años la idea de los políticos de derecha que apuestan a la solución de dos estados, pero que a la vez desean evitar que suceda lo que sucedió con la Franja de Gaza que inmediatamente después de la retirada israelí se convirtió en la base terrorista mas grande del mundo.

Debería ahora analizar cuales han sido las reacciones del lado palestino, pero esto no será necesario  pues ni bien Netanyahu terminó su discurso las repercusiones palestinas parecen ser una réplica exacta de cuanto ofrecimiento de paz hizo Israel: no ofrece una “solución justa a los refugiados“, no detiene absolutamente la construcción de y en asentamientos,  etc.

Saeb Erekat, el negociador palestino que en 20 años no ha logrado consolidar ningún acuerdo con Israel, ha desafiado a Obama luego de las declaraciones del premier israelí:

“Presidente Obama, la pelota esta en su cancha” dijo Erekat. “Usted tiene la elección esta noche. Puede tratar con Netanyahu como un Primer MInistro sobre la ley y… cerrar el camino para la paz y encaminar a toda la región hacia la violencia, el caos, el extremismo y los derramamientos de sangre”

Erekat propone como la alternativa para Obama poder hacer que Israel cumpla la Hoja de Ruta, acordada en 2002, Erekat olvida que los palestinos ignoraron sus obligaciones en ese plan de paz.

Es increíble como luego de tantos años nadie se haya dado cuenta que los palestinos creen no tener oblgiación ni responsabilidad alguna en el proceso de paz, y asi utilizar como excusa perfecta para rechazar cualquier ofrecimiento israelí, en el que no se cumplen todos sus requisitos. El modus operandi de los palestinos ante cualquier negociación es el mismo.

Cuando los palestinos entiendan que deben ceder algunas de sus pretensiones, asi como lo hace Israel en cada intento por alcanzar la paz, entonces podrá surgir algo interesante de las conversaciones entre árabes e israelíes.

Por el momento, yo me mantengo esceptico de la solución de los dos estados.

La mirada palestina sobre la solucion de dos estados

Mucha presión se esta ejerciendo sobre Israel por parte de Europa y Estados Unidos para que el gobierno liderado por Netanyahu acepte la solución de dos estados, esto a pesar de que el gobierno ya ha dicho que apoya la solución de dos estados.

Sin embargo no se conoce la visión palestina sobre la única solución que aceptaría la comunidad internacional, es por eso que son importantes estas palabras para entender la posición palestina, mas especificamente la visión de la ANP, “los moderados”.

Las siguientes palabras fueron dichas por Abbaz Zaki, representante de la ANP en el Líbano, y luego de leerlas uno puede entender proque están los palestinos “moderados” tan entusiasmados con la solución de los dos estados sumado a la inmigración masiva de árabes el coctel perfecto para la eliminación del estado judío:

“Con la solución de dos estados, en mi opinión, Israel colapsará, porque si deja Jerusalém, en que se convertirá todo ese palabrerío de la Tierra Prometida y el pueblo elegido?
¿Qué pasará con todos los sacrificios que hicieron – solo para que les digan que se van?
Consideran a Jerusalem como una ciudad  espiritual. Los judios consideran Judea y Samaria como  su sueño  histórico.
Si los judios abandonan esos lugares, todala idea sionista comenzará a derrumbarse.
Es el retroceso de su propia voluntad. Entonces vamos a avanzar “.
(Via MEMRITV)

Muerte a los palestinos que comercien con los judios.

Hace un mes comenté sobre una ley que sanciona a aquellos palestinos que vendan tierra a judíos con la pena de muerte. Los jueces del territorio dominado por los “moderados” de Fatah, ya  dictaron la primer condena un mes después:

En el primer caso de este tipo, un “tribunal militar” de la Autoridad Palestina un “tribunal militar”, condenó el martes a un palestino  a muerte en la horca después de encontrarlo culpable de la venta de tierras a los Judios.
El hombre condenado a muerte es Brigith Anwar, 59, de la aldea de Bet Umar, al norte de Hebrón.

El panel de tres jueces consideró que el acusado era  culpable de violar las leyes de la ANP que prohibe a palestinos la venta de propiedad “al enemigo”.  En su sentencia, el tribunal, que se reunió en Hebrón, dijo que Brigith había actuado en violación de una “ley militar” palestina que se remonta a 1979, que establece que está prohibido para un palestino de vender tierras a los Judios.

El acusado también fue hallado culpable de violar una ley que data de 1958 que insta a un boicot contra Israel, así como otra ley de 1953 que prohíbe el comercio con los israelíes.

Los magistrados emitieron el veredicto por unanimidad, y señaló que el demandado no tiene derecho a apelar. La pena de muerte, sin embargo, debe ser aprobada por el Presidentela de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas.

A %d blogueros les gusta esto: