“Desde el juicio a Eichmann” – Nuevo libro de Gustavo Perednik

¡Todos invitados!Siaj 89- anuncio libro DEJAE

¿Para qué soy el Primer Ministro? (emocionante)

http://www.youtube.com/watch?v=XctYHXRU4gI&feature=c4-overview&list=UU4XJnRPZjXhgvVMhXKNSJvQ

PD: Tengo que mostrar solo el link porque de lo contrario el blog me redirige al último video subido por el canal, en vez del que yo quiero. Disculpen las molestias.

Muy grave: Penetración iraní en América Latina + Artículo sobre Judaísmo + Sobre la falacia ad hominem de los iraníes

Encuesta en la opinión pública: La simpatía de los americanos por Israel es la más alta de todos los tiempos

Una encuesta de Gallup encuentra que, en el marco de la próxima visita del Presidente Obama a Israel, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs 12%, igualando los porcentajes de la encuesta de 1991 realizada durante la Guerra del Golfo.

ShowImageUna trabajadora en una fábrica de Kfar Saba arregla banderas estadounidenses pedidas con anticipación por la visita de Obama a Israel. Foto: Reuters

La simpatía de los americanos por Israel iguala la más alta de todos los tiempos según una encuesta de la prestigiosa organización Gallup publicada el viernes, exactamente cinco días antes de la visita programada del Presidente norteamericano Barack Obama a Israel, por primera vez como Presidente.

Según los datos de la encuesta, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs. 12%.

Mientras la parcialidad por Israel ha subido consistentemente al 60% desde 2010, el 64% registrado en la encuesta del viernes iguala los datos previos registrados en 1991, durante la primera Guerra del Golfo. En la encuesta de 1991 realizada por Gallup, solo el 7% de los encuestados simpatizaba más con los palestinos que con los israelíes.

Análisis de los datos de la última encuesta muestran que Republicanos, conservadores y adultos de mayor edad son más propensos a ser parciales a favor de Israel.

Los Republicanos (78%) son mucho más propensos a simpatizar con Israel que los Demócratas (55%), según la encuesta. El apoyo Demócrata por Israel se ha incrementado en cuatro puntos desde 2001, mientras el apoyo Republicano por el Estado judío ha saltado 18 puntos de porcentaje en el mismo período.

El porcentaje de encuestados que favorecen a los palestinos se incrementa con la educación formal, oscilando desde 8% para aquellos sin experiencia universitaria al 20% para aquellos que poseen al menos un postgrado.

“Los palestinos reciben la mayor simpatía por parte de Demócratas, liberales y postgraduados, pero incluso entre ese grupo, el apoyo llega como máximo al 24%”, según Gallup.

Véase también: Cerca del 90% de los americanos tiene una visión desfavorable de Irán

Opinión de Jabotito:

Qué “lobby” ni qué “lobby” (llámese judío, sionista o israelí). Los americanos apoyan a Israel porque QUIEREN (sí, principalmente los cristianos), por cuestiones ideológicas, geopolíticas, históricas, culturales y morales. Eso se manifiesta especialmente en el Congreso, representante del pueblo. Pero además porque les conviene, mucho más de lo que ustedes imaginan. Con la información de inteligencia que le provee Israel a los EE UU, se pueden evitar montones de atentados terroristas en suelo norteamericano o contra objetivos de ese país en el mundo. Eso por no mencionar el interés estratégico, militar, político, etc. Respecto al apoyo y simpatía por Estados Unidos entre el público israelí, los porcentajes son mucho mayores. Uno de los pocos países en el mundo que se podría llamar auténticamente “pro-americano” es Israel. Con el agregado de que, a diferencia del caso con otros aliados, ninguna madre estadounidense tiene que arriesgar la vida de su hijo para proteger al Estado hebreo… nosotros nos protegemos solos, y muy bien.

Contrariamente al pensamiento antisemita, el pueblo judío y el sionismo se caracterizaron por ser movimientos débiles, pero aún así cosecharon simpatías entre el pueblo americano desde sus orígenes. Esta simpatía siempre estuvo presente, aunque por intereses geopolíticos recién se fortaleció y plasmó en ayuda militar y económica concreta desde fines de la década del ’60 o principios del ’70.

Las relaciones especiales de Israel con Estados Unidos no pueden explicarse tan solo en términos materiales o estratégicos, ni por la mera influencia del mitológico “lobby judío”. Ningún grupo de presión, por más poderoso que sea, puede doblegar la voluntad de una nación y desviarla de su curso natural o intereses básicos. ¿O acaso la opinión pública norteamericana simpatiza con Arabia Saudita por ser un país aliado por conveniencia? (les aseguro que no). El sionismo gentil en Estados Unidos ha sido en todo momento al menos tan poderoso, activo y enérgico como el judío. En verdad no existe nada en el sistema internacional que se parezca a la relación única entre Estados Unidos e Israel. A los detractores de esta enigmática alianza les cuesta creer que el significado de Israel para los estadounidenses sea ante todo sentimental, y el compromiso con su supervivencia un voto moral, en ocasiones un acto de caballerosidad. Para muchos estadounidenses, Israel es la recreación de su propia historia. El colono judío que echa raíces en una tierra yerma y un entorno hostil contra todas las adversidades, y el espíritu pionero de una nueva nación israelí formada por un pueblo perseguido en busca de libertad, caló hondo en la mentalidad estadounidense y le recordó sus propios orígenes y juventud. Para muchos, la lucha sionista por Palestina no difería del combate que las colonias americanas llevaron a cabo, tanto contra la población indígena, como contra el Imperio británico. Nación de fieles de misa y lectores de la Biblia, que valoraban al pueblo del Libro con su historia y no solo al Libro como mera abstracción, los estadounidenses asistieron con admiración el revivir de la nación bíblica en Tierra Santa. Esta conexión bíblica a buen seguro era más fuerte en el caso de los fundamentalistas cristianos, pero nunca fue exclusiva de ellos. Y ellos son la potencia mundial número uno.

“OH, ISRAEL, AL QUE TE BENDIJERE, BENDECIRÉ, Y AL QUE TE MALDIJERE, MALDECIRÉ” (Génesis.12:3a)

Carta desesperada de un desesperado militante humanitario del Hamás‏

David Horovitz desde la mente de los palestinos !!!


Los diabólicos judíos y sus innovaciones para salvar vidas

Por David Horovitz

Jpost.com

10/04/2011


¿Cúpula de Hierro? No pensábamos que fuera a funcionar.

¿Puede sacar a nuestros cohetes del cielo? Imposible.

Pero, que el cielo nos ayude, lo hicieron. Esos judíos diabólicos. Nos están haciendo tan difícil matarlos.

Sacaron hasta los últimos padres, madres y niños, fuera de la Franja de Gaza, donde podíamos llegar a ellos fácilmente. También sacaron su ejército.

Hasta el último tanque, hasta el último soldado. Al único que tenemos aquí ahora es Gilad Shalit.

Algunos de ellos pensaron que ésto podría saciar nuestras ambiciones. Idiotas. Pensaron que la “comunidad internacional” nos haría ver el infierno, si continuábamos tratando de matarlos. Tontos. Por supuesto que no íbamos a detenernos, y por supuesto que nadie iba a detenernos. No pararemos hasta que los hayamos aterrorizado hasta que se vayan de Palestina. Y no es que estemos haciendo ningún secreto de eso; todo está ahí, en nuestra carta.

Sin embargo, el cielo nos ayude, no ceden fácilmente. Y realmente valoran la vida.

¡Incluso la de nuestro pueblo!.

Nos aseguramos que nuestros combatientes estén rodeados de mujeres y niños antes de abrir fuego. Nos aseguramos de que nuestros combatientes sean indistinguibles de la población civil, no llevamos uniformes. Y aún así los judíos insisten en contenerse en responder al fuego, hasta que puedan estar razonablemente seguros de que sólo van a matar a nuestros hombres. Increíble: Hacemos todo lo posible para que nuestra gente común muera, y ellos hacen todo lo posible para no matarlos. ¿Qué clase de mundo patas arriba es éste?

¿Cómo saben, siquiera, quiénes son nuestros combatientes? ¡Piensen en los recursos que están gastando para asegurarse de no matar a la gente equivocada! Gracias a Dios, el resto del mundo es demasiado bobo o demasiado estrecho de miras, para internalizar lo que está pasando; gracias, válgame Dios, todavía no se han dado cuenta de que estamos poniendo, deliberadamente, a nuestra gente en peligro y esos judíos están haciendo su mejor esfuerzo para no hacerles daño.

¿Y en lo que respecta a sus vidas? Como dije, cada vez es más difícil matarlos. Tienen sistemas de alerta temprana, alarmas, refugios antiaéreos, habitaciones seguras, cubos de protección de hormigón y fantásticos, heroicos servicios médicos. Imagínense, si adoptáramos este tipo de medidas, no tendríamos a nadie de nuestro pueblo muerto, y entonces ¿dónde estaríamos?

Ahora que lo pienso, si sólo dejáramos de  disparar contra ellos, no tendríamos necesidad de adoptar ninguna de estas medidas. No es como si ellos dispararan primero. Pero si dejáramos de disparar. ¿Cómo podríamos quejarnos ante el mundo acerca de esos despiadados enemigos sionistas? ¿Cómo podríamos mantener a la ONU y al resto de esos imbéciles de nuestro lado? ¿Cómo podríamos mantener al rojo vivo, en nuestro pueblo, el odio al judío? ¿Cómo podríamos servir a nuestra noble y sangrienta causa?

Pero, malditos sean, ellos y sus inteligentes innovaciones, no nos han detenido con las alarmas y los refugios. Ahora se inventaron este artilugio “Cúpula de Hierro”.

Pensábamos que ni en un millón de años iba a funcionar. ¿Van a lanzar cohetes contra nuestros cohetes y sacarlos fuera del cielo?

Sí, claro. Esto no es Xbox o PlayStation. La última vez que miré, había un cielo bastante amplio ahí.

Pero… ¡Bendita sea mi alma! ¡Lo han logrado!. Diez de nuestros cohetes explotaron en el aire, sólo en los últimos dos días. Repugnante. Estábamos seguros de que tendríamos alguna carne muerta por esas salvas.

Quiero decir, ni siquiera se supone que funciona correctamente aún; está todavía en la fase experimental, los medios de comunicación israelíes se reían de sus desarrolladores, estaban seguros de que sería inútil.

A veces, lo juro, empiezo a preguntarme si Dios está de su lado. Loco, ¿eh? No sé lo que está pasando dentro de mí. Pero miren la evidencia: Este fin de semana tuvimos un Grad que aterrizó cerca del edificio de la administración de un kibutz. Tuvimos uno al lado de una escuela en Ofakim. Ni una sola víctima mortal. Unos minutos antes, el jueves, podríamos haberle dado a un autobús lleno de escolares, cerca del Kibbutz Sa’ad. Pero no, se bajaron justo antes de que le diéramos a ese fácil blanco de color amarillo brillante, y todo lo que logramos fue un adolescente y el conductor.

¿Qué? ¿Qué es lo que dices? ¿Dejar las armas? ¿Internalizar la santidad de la vida humana?

Eso es charla ridícula. Seguidamente me dirás que hagamos las paces con ellos. Que reconozcamos que tienen derecho a vivir aquí. Que construyamos un estado al lado del suyo. Que le demos a nuestro pueblo un futuro mejor. Que dirijamos nuestra atención lejos de la guerra, de la violencia, de la muerte y del matar, hacia algo productivo.

Nunca, te lo digo. Nunca.

http://www.jpost.com/NationalNews/Article.aspx?id=215881
Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld
Difusión: www.porisrael.org

Lectura recomendada

Lectura recomendada de otros sitios

En otra rutina de mi sadomazoquismo por leer propaganda basura del “otro lado”, me encontré con la siguiente noticia, cómo no, de Página 12 acerca del reciente informe de Amnesty Internacional que le da con un palo a Israel (como diría mi amigo el Sr. Ironito: que raro che!). Me resultó muy gracioso el hecho de que el periódico antiisraelí en cuestión logró hacer un Rejunte (je!) de todas las acusaciones contra Israel al mezclar Gaza, fronteras, Cisjordania, colonos y agua en una misma ensalada… faltaba que hablen del “monstruo comepalestinos de Lieberman” y se formaba un Big Mac Pallywood Izquierdoso Triple Sabor (aunque habría que aclararles a los “iluminados” de la izquierda antiisraelí que en Gaza los colonos ya no existen, en esa franja se envían toneladas de ayuda humanitaria por mes y que las piscinas de los “colonos” en Cisjordania son tan lindas como la de los palestinos). Ahora hablando enserio, ante el informe acusatorio de la ONG política en cuestión (porque de derechos humanos tiene poco más que nada) que contaba con pocas pruebas serias de sus conclusiones, el Ministerio de Asuntos Exteriores respondió con datos acerca de cómo, no solamente Israel cumplió con sus obligaciones internacionales en la entrega de agua a los palestinos (y más también), sino que ha sido la propia Autoridad Palestina la que violó los acuerdos en esta materia (el dinero multimillonario de las donaciones seguramente fueron a parar a la fabricación de algún Qassam u hombre-bomba), provocando la contaminación de ciertas fuentes de agua. Más allá de que sea una verdad empírica que los israelíes gozan de un nivel de vida promedio más elevado que el de los palestinos, también lo es el hecho de que Amnesty (una vez más) exageró y manipuló datos, amen de culpar a Israel e inventarse cosas como discriminación étnica en el reparto de agua para atacar a su eterno enemigo (cuando hablo de enemigo de los derechos más básicos no me refiero a Arabia Saudí, donde por cierto se apalean periodistas, cuelgan homosexuales, apedrean a las mujeres y se acaba de condenar a una periodista a recibir 60 latigazos porque un invitado a su programa aireó su vida sexual, ese régimen es el “tesorero” de Amnesty, me refiero obviamente al “demonio sionista”). Pero sin entrar más en el tema, les dejo cuatro excelentes textos que resumen la respuesta dada a Amnesty de la mejor manera posible:

A %d blogueros les gusta esto: