Preocupante

Londres está mediando en conversaciones indirectas entre EE UU y Hezbollah, principalmente para cooperar en la lucha contra Al-Qaeda, en favor de la estabilidad regional y otros asuntos de la política libanesa e internacional… ¿Qué demonios está planeando Obama?

Obsesión anti-israelí de la ONU desenmascarada nuevamente

El Primer Ministro israelí le ofreció trabajo si resulta despedida

Gantz: “Nunca estaremos indefensos frente a nuestros enemigos”

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel, Teniente General Benny Gantz, estuvo en Berlín con motivo de la conmemoración del aniversario de la Kristallnacht (Noche de los Cristales Rotos).

Hablando en el monumento de la estación Grunewald, utilizada por los nazis como sitio de deportación para enviar a los judíos a los campos de concentración durante el Holocausto, Gantz dijo:

El Estado de Israel en 2013 es fuerte. El estado-nación judío es un país democrático y avanzado con un poderoso ejército que disuade a sus enemigos. Hoy también, tenemos que tratar con Estados y organizaciones hostiles que buscan hacernos daño, pero a diferencia del pasado, enfrentamos a nuestros enemigos desde una posición de fuerza – más fuertes que nunca.

No permitiremos que los horrores del pasado retornen, no permitiremos que aquellos que buscan hacernos daño levanten sus cabezas. No estaremos indefensos al enfrentar a nuestros enemigos. La nación de Israel siempre tendrá la fuerza más competente para protegerse. Contra cualquier amenaza, desde cualquier distancia, seremos poderosos e independientes en nuestras habilidades para defendernos a nosotros mismos. No inclinaremos la cabeza ante ningún peligro que amenace al pueblo judío en su tierra. Las FDI son la respuesta del pueblo judío a los hornos crematorios, las cámaras de gas, las fosas comunes y los asesinatos. Las FDI son el renacimiento del pueblo judío.

Fuente: Jerusalem Post

Sobre la liberación de terroristas asesinos

PROCESO DE PAZ coexisthahvi-vi

En lo personal, me enfurece mucho que Bibi justamente haya accedido a la más horripilante, inmoral, injusta e inconveniente de las tres precondiciones palestinas para retomar el diálogo de “paz”. Aceptar un congelamiento de la construcción en los asentamientos hubiera sido una opción temporal, reversible y mucho más aceptable (tanto interna como externamente) antes que liberar asesinos convictos. Bennett acaba de afirmar que nunca se le presentó la oportunidad a su partido de aceptar entre un congelamiento o la liberación de prisioneros, sino que se le comunicó la decisión del gobierno a último momento. A lo mejor fue un acuerdo entre Netanyahu y Kerry. De cualquier forma, Abbas sigue difamando a Israel a los cuatro vientos y pidiendo un boicot ante cualquier gobierno que visita. La violencia en los territorios sigue en alza, incluyendo tres israelíes muertos y otros heridos desde que se reiniciaron las conversaciones. Ante este panorama, uno se pregunta qué gana Israel con la reanudación de las conversaciones de “paz” con la Autoridad Palestina.

Este es el peligro que conlleva dejar vivos a los asesinos de israelíes (en cambio si se tratara de negociar con los cadáveres de esos repugnantes asesinos, no me molestaría demasiado). Y no es un error solo de este gobierno, sino de los anteriores y el sistema judicial israelí. Deberían condenar a la pena capital a cualquier terrorista que tenga las manos manchadas de sangre. La cárcel debe ser para delitos menores, no asesinos de gente inocente. Y si no se puede hacer por las vías legales, que se tome la decisión militar de llevar a cabo eliminaciones selectivas contra cualquier persona (aunque sea un simple “perejil”) que haya asesinado, no solo contra jerarcas terroristas del nivel de Yassin o Jabari. Incluso la Corte Suprema israelí determinó en diciembre del 2006 que son legales las eliminaciones selectivas.

Un resumen de la clase de gentuza que Israel está por liberar y los palestinos veneran como “héroes”.

Sobre el lobo iraní mal vestido de cordero

El extraño caso del Dr. Jeckyll y el Sr. Hyde en Irán

Por Julián Schvindlerman
Comunidades

Rouhani wolf in sheep's clothing
Uno puede sonreír, y sonreír, y ser un villano — Hamlet

A fines de septiembre una epidemia de optimismo se esparció en Nueva York ante la presencia del flamante y presuntamente moderado presidente iraní. En una visible campaña de relaciones públicas diseñada para alterar la imagen de Irán ante la opinión pública occidental, Hassan Rohani aterrizó en los Estados Unidos donde disertó ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, publicó una nota de opinión en el Washington Post, concedió entrevistas televisivas a CNN y NBC en las que mostró un rostro conciliador, disertó ante un influyente think-tank e instruyó a su canciller a que se reuniera con su contraparte norteamericano. Aquellos que han estado buscando un líder moderado en la república islámica durante las últimas tres décadas, instantáneamente abrazaron con entusiasmo las palabras y gestos del iraní. Aquellos que miramos con sospecha la repentina retórica pacifista de un régimen teocrático preservamos nuestro tradicional escepticismo.

La desconfianza se sustenta en un hecho simple: hay un nuevo presidente en Irán pero el régimen es el mismo de siempre y al que Rohani ha estado sirviendo desde 1979 en distintos cargos de la estructura gubernamental.

Considere el caso de Saeed Abedini y pregúntese honestamente donde está la moderación de los ayatollahs, es decir, los jefes de Rouhani y quienes en última instancia son los hacedores de la política persa. El señor Abedini es un pastor cristiano nacido en Irán. Por practicar su fe pacíficamente él fue arrestado y sometido a palizas brutales. Abandonó el país y retornó años después con la autorización de las autoridades para construir un orfanato para los niños de Irán. El año pasado fue nuevamente encarcelado, juzgado por “crímenes contra la seguridad nacional” y condenado a ocho años de cárcel. Abedini envió una carta al gobierno en la que marcó la ironía de su situación: por asistir a niños huérfanos en Irán, sus propios hijos quedaron privados de su compañía. La semana previa al arribo del presidente Rouhani a las Naciones Unidas, el régimen liberó a ochenta prisioneros políticos en una maniobra cínica calculada sólo para mejorar la imagen presidencial. El pastor Abedini no estuvo entre ellos. Hoy continúa internado en la notoria prisión Evin.

Luego está la ambigüedad declarativa de la presidencia de Irán. En sus pronunciamientos Rohani habló de paz y diálogo, pero rehusó reunirse con el presidente Obama aun cuando éste se mostró dispuesto a ello; incluso rechazó coordinar un fugaz apretón de manos con el presidente estadounidense en los pasillos de la ONU. A último minuto -cuando estaba viajando hacia el aeropuerto- Rohani mantuvo una conversación desde su celular con Obama en lo que fue descrito como un llamado histórico.

Pero ha sido en sus pronunciamientos en torno a los judíos donde más puede verse la ambivalencia del liderazgo persa. Entre los integrantes de la delegación oficial se contaba al único miembro judío del parlamento iraní… y a la vez un gran antisionista. En ocasión del año nuevo judío, a comienzos de septiembre, Rohani envió un twitter de salutación a la comunidad judía mundial. Ante la sorpresa internacional, el gobierno iraní zigzagueó para confirmar si la cuenta de twitter era del presidente. Luego el saludo fue reiterado desde la cuenta oficial del canciller. Anteriormente, cuando se conmemoró el Día Al-Quds en Teherán en agosto, se atribuyó a Rohani haber comparado a Israel con “una herida” que debía “ser erradicada”. El régimen ayatollah posteriormente negó que el presidente hubiera afirmado tal cosa.  Es asimismo interesante leer el modo en que Rohani respondió a una pregunta de la CNN sobre el genocidio judío: “Yo no soy un estudioso de la historia… los aspectos de los que usted habla, la clarificación de estos aspectos es el deber de los historiadores e investigadores”. Esto mismo dijo a la NBC cuando le preguntaron si el Holocausto era un mito: “No soy un historiador, soy un político”. Esta postura es la que suelen adoptar los revisionistas al reconocer que un crimen fue cometido contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial pero relativizan la magnitud del mismo.

Ahora que Teherán y Washington parecen próximos a iniciar algún tipo de diálogo, prepárese a encontrar otros muchos ejemplos de esta típica duplicidad iraní.

Mientras tanto, funcionarios israelíes advierten que “ningún acuerdo es mejor a un mal acuerdo” con Irán. El mensaje pronto será transmitido públicamente en Europa. En otras palabras, un acuerdo parcial que no contemple las cuatro condiciones que Netanyahu expuso para desmantelar el programa de armas nucleares de Irán, es peor que directamente no llegar a pactar acuerdo alguno. Por ejemplo, si desmantelan la instalación de Qom pero conservan el uranio enriquecido, la planta de agua pesada en Arak y 20.000 centrifugadoras para enriquecer uranio cuando les plazca, no tiene sentido levantar las sanciones, ya que es otra forma de los ayatolás para ganar tiempo mientras avanzan en su programa nuclear. Quiera el Rey del Universo que la intransigencia de nuestros enemigos nos salve nuevamente.

Irán está reclutando latinoamericanos

Israel como Estado judío y democrático: El fin de la amenaza demográfica

El promedio de natalidad entre la población judía israelí como conjunto sigue siendo levemente inferior a la árabe-islámica (aunque mayor que la cristiana y drusa). Pero según las estimaciones del Centro de Estadísticas de Israel, para el año 2035 (cuando los judíos sean un 73% de la población israelí, a diferencia del 75% actual) la tendencia se invertirá y serán los judíos los que superen el promedio de natalidad de los árabes e incluso de sus países vecinos (2,70 será la tasa de natalidad entre mujeres musulmanas en comparación con 3,04 entre judías). Además según esta otra proyección, habrán más religiosos que seculares.

Respecto a los Haredim (ortodoxos no-sionistas), cada vez más se parecen a los Datim Leumim (religiosos sionistas, que por cierto también tienen muchos hijos). Hay unidades enteras en el ejército compuesta por Haredim.
Actualmente un 17% de los judíos israelíes se define como “sionista religioso”, mientras que un 8% como Haredí (el resto se divide entre tradicionalistas y seculares). Ver aqui. Pero en un futuro, la mayoría de los haredim serán patriotas, sionistas, estudiarán, trabajarán y harán el ejército como los otros judíos, haciendo prácticamente imperceptible la diferencia con los Datim Leumim.

Hasta ahora la Oficina Central de Estadísticas de Israel ha probado estar en lo cierto en cada una de sus estadísticas y proyecciones a futuro. Esperemos que tampoco se equivoquen en esta ocasión.

Los escalofríos de Cristina

1373400570_extra_big

A la presidente argentina le “corrió frío por la espalda” cuando se enteró por medio del ex-espía Snowden que EE UU espíaba a países sudamericanos para obtener información sobre energía y narcóticos en México, petróleo y compras militares de Venezuela o estar al tanto de los movimientos de las FARC en Colombia. OK, es entendible. Se puede tomar como una injerencia en la soberanía de otros países. Pero yo me pregunto… ¿por qué Cristina Kirchner no dijo que “le corrió un frío por la espalda” cuando la propia justicia argentina acusó a Irán de haber establecido bases de inteligencia en toda Latinoamérica para cometer atentados terroristas como el de 1994 que mató a 85 personas en Buenos Aires? ¿Será porque ya se quieren sacar de encima al fiscal Nisman?

Sobre el “moderado” Rohani

Hassan-Rohani1

Jerusalem Post:

El nuevo Presidente iraní formó parte del comité especial que planificó el atentado a la AMIA. Según el dictamen de 2006 del fiscal Alberto Nisman, la decisión de perpetrar el atentado en Argentina fue tomada por un comité de operaciones especiales relacionado con el poderoso Consejo Supremo de Seguridad Nacional el 14 de agosto de 1993 en la ciudad de Mashad. De acuerdo con el reporte, el antiguo oficial de inteligencia Abolghasem Mesbahi testificó en 2006 que Rohani era miembro del comité especial, ya que servía en ese entonces como secretario del consejo.

El gobierno iraní me recuerda a una pandilla criminal de Los Ángeles cuyos miembros tienen que matar a alguien (cualquiera) antes de poder ingresar a sus filas.

We are better than you

Israelíes que desenmascaran a quienes operando bajo el nombre de Anonymus prometieron “borrar a Israel del ciberespacio”.

“We are better than you”. Suscribo.

Bibi Netanyahu: El derecho de Israel a la autodefensa no está abierto al debate

imagesJerusalem Post:

Se necesitan 250 kilos de uranio enriquecido al 20% para fabricar una bomba nuclear. Recientemente Irán ha aumentado su capacidad de 110 a 170 kilos.

Las Fuerzas de Defensa de Israel tienen el derecho de salvaguardar a sus ciudadanos si Irán cruza la línea de no-retorno. Los Estados Unidos nunca han cuestionado ese derecho.

El derecho de Israel a defender su existencia no está sujeto a un semáforo o luz verde. No necesitamos que nadie nos otorgue el derecho de prevenir un nuevo Holocausto. Es un derecho que ejercemos si necesitamos hacerlo.

Irán está determinado a construir una bomba nuclear y aceptó participar en las negociaciones con la comunidad internacional simplemente como una maniobra para ganar tiempo y continuar enriqueciendo uranio.

La amenaza de un ataque de Corea del Norte ha resaltado el peligro del programa nuclear iraní. El mundo entero está paralizado, trastornado, desestabilizado por ese Estado paria que tiene armas nucleares.

Irán es mucho más fuerte que Corea del Norte, tanto en Producto Bruto Interno, como en tendencias agresivas, aspiraciones globales y la red mundial de terror que tienen.

Teherán armó a terroristas con misiles y tiene la habilidad de cortar el suministro de petróleo mundial. Si ellos tienen un arma nuclear, desatará una carrera nuclear en la región más volátil del mundo.

Medio Oriente se convertirá en una caja de Pandora. Un Irán con armas nucleares es una amenaza directa a la existencia de Israel, pero también es una grave amenaza a la paz en el mundo entero.

Marcha por la vida en Auschwitz: Palabras de Benny Gantz, Ramatkal e hijo de una sobreviviente del Holocausto

ShowImage

Jerusalem Post:

Como una fuerza militar al tope de la tecnología moderna y las capacidades operativas, nosotros sabemos muy bien que los enemigos que intenten lastimar a nuestros civiles – están pidiendo su propia desaparición […] Nuestra fuerza y determinación ha aumentado a lo largo de esta marcha, pues no hay ningún arma o intención malvada que pueda prevalecer contra el ejército del pueblo judío […]

El heroísmo judío empezó con la huída de un niño que robó un pedazo de pan para alimentar a su familia mientras se moría de hambre en el gueto, con la madre que protegió a su pequeño hijo con su cuerpo a pesar de las balas de los asesinos. Continuó con los valientes ataques de los partisanos, los combatientes en los guetos, en los campos y la Brigada Judía que se enfrentó a los nazis y sus cómplices, con simples armas pero inmensa fuerza de espíritu […] Continuó con aquellos sobrevivientes que se unieron al esfuerzo judío por asentarse en la tierra y construir un Estado, luchando por su existencia y seguridad; en los campos de batalla y a través de la herencia de siete guerras e incontables operaciones – tanto públicas como secretas – que hemos conocido en nuestros 65 años de independencia.

Nunca más una calamidad como aquella sucederá en nuestro mundo. Nunca habrá un segundo Holocausto. No olvidaremos ni permitiremos que sea olvidado. Y les puedo asegurar que nunca más, nunca estaremos de nuevo desprevenidos o desprotegidos.

Israel permite asegurar que un horror como ese no ocurrirá de nuevo. Las Fuerzas de Defensa de Israel son el escudo defensivo del hogar nacional, un paraíso seguro para el pueblo judío. Estoy orgulloso, en el nombre de los sobrevivientes del Holocausto, de poder aprender las lecciones del pasado para resguardar la seguridad del futuro.

El portavoz de las FDI, Brigadier General Yoav Mordejai, formaba parte de la delegación militar israelí que visitó Polonia. Relató la siguiente reunión en una columna publicada en la edición digital del Canal 2:

El anciano sobreviviente estrechó la mano del Jefe del Estado Mayor israelí, y preguntó: “¿Dónde estaban hace 70 años?”. Entonces bajamos nuestras cabezas. Un escalofrío pasó entre nosotros, pero esta vez, no era debido al frío congelante.

También nos preguntamos eso a nosotros mismos. El corazón se ensancha con el entendimiento de que estaremos aquí por mucho más tiempo que los próximos 70 años. No permitiremos que se tengan que hacer esas preguntas nunca más.

Aquí, sobre el suelo de Birkenau, luego de 30 años de servicio, la mayor parte en el campo de batalla, me siento realizado y mi propósito cumplido. La presencia aquí de las Fuerzas de Defensa de Israel, es testimonio de que – desde el fuego, la ceniza y la guerra – nosotros emergimos y nos convertimos en una nación poderosa.

Opinión de Jabotito:

Yo siempre dije que Israel no puede entenderse sin el Holocausto. No estoy sugiriendo ni remotamente que el vínculo del pueblo judío con la Tierra de Israel se gestara a partir del sufrimiento y las numerosas persecuciones en el exilio, o que el movimiento sionista no existiera mucho antes del nazismo. Pero que los israelíes recuerden el Holocausto como propio, una tragedia personal, le otorga mucha más fuerza moral a esa nación, le permite construir un futuro sin olvidar su pasado, le recuerda lo que sufrirá el pueblo judío si no tiene un pequeño refugio donde vivir, donde ser una mayoría libre dueña de su propio destino, un país fuerte que lo proteja a toda costa. Israel con su enorme progreso y victorias militares, no tiene ningún sentido sin el recuerdo de sus seis millones de hermanos que quedaron enterrados en suelo europeo, precisamente por no tener una patria independiente. Como decía Weizmann en 1938: “El mundo está dividido en dos lugares: países en donde los judíos no pueden entrar, y países donde los judíos no pueden vivir”. Ya no más.

De esta forma Israel tiene otras seis millones de razones para existir, prosperar, defenderse y destruir a los enemigos que amenazan con borrarlo del mapa. Personalmente he comenzado a ver a Israel como un parque nacional protegido para el pueblo judío. Es el lugar en donde se supone que el mundo debe dejarnos vivir, vagar en libertad, juguetear, redescubrir lo que significa ser una nación en su propia tierra.

Es como si fuésemos una especie en peligro de extinción. Los palestinos lo saben, al igual que Ahmadinejad. El tema es que somos un pueblo increíblemente capaz; somos pocos en número, como dice la Torá, pero inmensurablemente poderosos. Hemos sido heridos, pero nunca derrotados; existe un pacto prometiendo que eso nunca ocurrirá. Moisés vio al árbol ardiendo en el desierto, pero jamás perecer. Esta vez no necesitamos apoyarnos en otros para bombardear el tren que se dirige a Auschwitz; podemos hacerlo nosotros mismos – y con la ayuda de D’s, lo haremos. El Sr. Ahmadinejad debe entenderlo, el Presidente Obama también. Los judíos no serán el sacrificio del mundo a los dictadores, malvados y fascistas por segunda vez en un siglo. Israel fue establecido para ser un refugio seguro para el pueblo judío y, con la ayuda del Santo Bendito Sea, lo será. No nos hemos reunido convenientemente en un país para que haya un segundo Holocausto. Nos hemos reunido en nuestra tierra patria para servirle a nuestro D’s y defender nuestro derecho a existir. Nadie nos quitará eso; no sin que demos pelea. El mundo se tendrá que acostumbrar a que los judíos ya no estarán indefensos, sufrientes, crucificados y sin un Estado. Solo contigo, mi amado Sión, yo siento que merece la pena vivir como judío.

En otras noticias, la promocionada campaña #OpIsrael de Anonymous y sus aliados musulmanes – los perdedores con máscara de Guy Fawkes (ni siquiera son originales, lo sacaron de una película de los hermanos Wachowski) que juegan a ser superhéroes en su tiempo libre, creyendo que pueden chantajear y cambiar al mundo detrás de un teclado – ha fracasado rotundamente. No es la primera vez que lo intentan, pero en esta ocasión se juntaron todos y se esforzaron al máximo… sin mejores resultados. Esta es la tercera vez que Anonymous declara la guerra a Israel, es la tercera vez que fallan estrepitosamente en mostrar resultados concretos (a menos que su objetivo sea difundir una campaña de relaciones públicas y hacerse famosa como organización). Israel no fue borrado de Internet como prometían, ni mucho menos. Los daños fueron mínimos, contra sitios insignificantes y aún así les costó caro (esta vez tuvieron muchas bajas). Los únicos sitios afectados por estos vándalos fueron los que no dependían del gobierno ni contaban con protección adecuada, como peluquerías, florerías y pequeños negocios (esos sitios web fueron restaurados o lo serán en breve). Exponer los datos de israelíes comunes y corrientes por el simple hecho de su nacionalidad es un accionar claramente antisemita o racista, y constituye un crimen ciberterrorista contra civiles inocentes. Aunque en realidad muchas de las personas cuyos datos fueron expuestos vivían en Delaware, ni siquiera eran ciudadanos israelíes. En represalia también se publicaron los datos de hackers musulmanes y se hackearon incontables páginas de Irán, Siria, la Autoridad Palestina, Turquía, Paquistán, sitios afiliados al Hezbollah y páginas de varios países del norte de África (jaja! incluso engañaron a los hackers musulmanes para que atacaran B’Tselem, una página que consideran “aliada”). Todo esto fue obra de una docena de experimentados hackers israelíes que decidieron obrar a título personal, sin relación con el gobierno. Pero lo más indignante es que los criminales de Anonymous atacaron la página de Yad Vashem el día en que se recuerda el Holocausto en Israel (no es ninguna coincidencia, el enemigo no tiene una pizca de humanismo). Por supuesto fallaron. Atacar el sitio de Yad Vashem en “solidaridad con los palestinos” demuestra nuevamente que no hay tal cosa como “solidaridad con los palestinos” (ahora mismo los está matando Assad en los campos de refugiados sin que sus amigos en Occidente se escandalicen demasiado), sino que hay puro, simple y básico odio judeofóbico, actualmente bajo la variante antisionista.

De todas formas, los expertos israelíes en informática se están riendo a carcajadas desde el Departamento Nacional de Seguridad Cibernética creado por Netanyahu en enero del 2012. Como reconocieron abiertamente los propios encargados de proteger a Israel en el ciberespacio, esta iniciativa de Anonymous les viene muy bien para practicar, experimentar sus habilidades y mejorar las defensas para cuando haya ataques más serios… y de paso divertirse un rato.

Viva la nación del Stuxnet! La que creó el primer antivirus y firewall del mundo, entre muchas otras cosas.

Lo que Israel debería hacer con Turquía

erdogan3

Para empezar, dejar de venderle armas. Después comenzar a financiar las actividades armadas del PKK que lucha por la libertad del Kurdistán, denunciar activamente ante todos los países y en todos los foros internacionales la ocupación ilegal turca del norte de Chipre (mandar flotillas tal vez?), afianzar los lazos políticos y militares con Grecia, pero lo más importante de todo, construir un museo/monumento gigante al lado de la embajada turca en Israel para conmemorar el genocidio armenio… un millón y medio de hombres, mujeres y niños asesinados cruelmente por la Turquía genocida, imperialista, negacionista y nunca-jamás-europea. ¿Esa nación con un historial patético en derechos humanos y libertades civiles, con un gobierno islamofascista y un patotero de cuarta a la cabeza, quiere dar lecciones de moral y derecho internacional a Israel? Hasta la Corte Suprema israelí (no precisamente un nido de derechistas) declaró que los soldados israelíes actuaron en defensa propia durante el abordaje de la flotilla pro-Hamás en 2010, luego de haber bajado con pistolas de paintball ante una turba de turcos islamistas dispuestos a lincharlos. Lo que hicieron esos pacifistas de cuchillo en ese entonces para romper el bloqueo de armas sobre Hamás (bloqueo legal hasta para la Comisión Palmer de la ONU), hubiera justificado incluso hundir el barco. Aparte las relaciones entre Turquía e Israel se degradaron ya en 2009 por deseo exclusivo de Erdogan.

Pero bueno… la realpolitik determinó que a Israel le conviene en estos momentos reestablecer relaciones con Turquía, aún a costa de una disculpa “por los posibles errores operacionales que derivaron en muertos y heridos”. En lo personal, me fastidia mucho que Israel tenga que disculparse cuando actuó correctamente y encima ante semejante gobierno de semejante país. Los israelíes no pueden ser rehenes o meros peones de un tiranuelo musulmán cada vez que un mandatario otomano los quiera patotear o intimidar para ganar popularidad en la calle árabe. No obstante, a pesar de todo, entiendo que los diplomáticos israelíes no nacieron ayer y Netanyahu sabe muy bien lo que hace. Entre el orgullo y la estrategia geopolítica, preferible sacrificar lo primero. Pero que quede claro tres cosas:

  • La entrada de bienes y materiales a la Franja de Gaza dependerá –como siempre sucedió y quedó plasmado en las “disculpas” formales– de la calma que exista en la zona. Vale decir, Israel en ningún momento se comprometió a no responder al terrorismo que emana desde su vecindad. Si ellos no tiran cohetes, los bienes seguirán entrando y habrá calma. Si ellos abren fuego, Israel responderá como se le cante sin importar lo que opinen los turcos.
  • Si Erdogan quiere adentrarse en una nueva aventura marítima sobre Gaza, Israel actuará exactamente de la misma forma que hace tres años (o incluso con menor benevolencia) y a los flotilleros no los salvará ni el Capitán Sparrow. La seguridad de los ciudadanos israelíes y el honor de sus soldados no serán hipotecados ni vendidos por nada a nadie.
  • Que no haya dudas: Ninguna nación le hace un favor a Israel por reestablecer lazos con ese país. Más bien al revés.

Encuesta en la opinión pública: La simpatía de los americanos por Israel es la más alta de todos los tiempos

Una encuesta de Gallup encuentra que, en el marco de la próxima visita del Presidente Obama a Israel, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs 12%, igualando los porcentajes de la encuesta de 1991 realizada durante la Guerra del Golfo.

ShowImageUna trabajadora en una fábrica de Kfar Saba arregla banderas estadounidenses pedidas con anticipación por la visita de Obama a Israel. Foto: Reuters

La simpatía de los americanos por Israel iguala la más alta de todos los tiempos según una encuesta de la prestigiosa organización Gallup publicada el viernes, exactamente cinco días antes de la visita programada del Presidente norteamericano Barack Obama a Israel, por primera vez como Presidente.

Según los datos de la encuesta, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs. 12%.

Mientras la parcialidad por Israel ha subido consistentemente al 60% desde 2010, el 64% registrado en la encuesta del viernes iguala los datos previos registrados en 1991, durante la primera Guerra del Golfo. En la encuesta de 1991 realizada por Gallup, solo el 7% de los encuestados simpatizaba más con los palestinos que con los israelíes.

Análisis de los datos de la última encuesta muestran que Republicanos, conservadores y adultos de mayor edad son más propensos a ser parciales a favor de Israel.

Los Republicanos (78%) son mucho más propensos a simpatizar con Israel que los Demócratas (55%), según la encuesta. El apoyo Demócrata por Israel se ha incrementado en cuatro puntos desde 2001, mientras el apoyo Republicano por el Estado judío ha saltado 18 puntos de porcentaje en el mismo período.

El porcentaje de encuestados que favorecen a los palestinos se incrementa con la educación formal, oscilando desde 8% para aquellos sin experiencia universitaria al 20% para aquellos que poseen al menos un postgrado.

“Los palestinos reciben la mayor simpatía por parte de Demócratas, liberales y postgraduados, pero incluso entre ese grupo, el apoyo llega como máximo al 24%”, según Gallup.

Véase también: Cerca del 90% de los americanos tiene una visión desfavorable de Irán

Opinión de Jabotito:

Qué “lobby” ni qué “lobby” (llámese judío, sionista o israelí). Los americanos apoyan a Israel porque QUIEREN (sí, principalmente los cristianos), por cuestiones ideológicas, geopolíticas, históricas, culturales y morales. Eso se manifiesta especialmente en el Congreso, representante del pueblo. Pero además porque les conviene, mucho más de lo que ustedes imaginan. Con la información de inteligencia que le provee Israel a los EE UU, se pueden evitar montones de atentados terroristas en suelo norteamericano o contra objetivos de ese país en el mundo. Eso por no mencionar el interés estratégico, militar, político, etc. Respecto al apoyo y simpatía por Estados Unidos entre el público israelí, los porcentajes son mucho mayores. Uno de los pocos países en el mundo que se podría llamar auténticamente “pro-americano” es Israel. Con el agregado de que, a diferencia del caso con otros aliados, ninguna madre estadounidense tiene que arriesgar la vida de su hijo para proteger al Estado hebreo… nosotros nos protegemos solos, y muy bien.

Contrariamente al pensamiento antisemita, el pueblo judío y el sionismo se caracterizaron por ser movimientos débiles, pero aún así cosecharon simpatías entre el pueblo americano desde sus orígenes. Esta simpatía siempre estuvo presente, aunque por intereses geopolíticos recién se fortaleció y plasmó en ayuda militar y económica concreta desde fines de la década del ’60 o principios del ’70.

Las relaciones especiales de Israel con Estados Unidos no pueden explicarse tan solo en términos materiales o estratégicos, ni por la mera influencia del mitológico “lobby judío”. Ningún grupo de presión, por más poderoso que sea, puede doblegar la voluntad de una nación y desviarla de su curso natural o intereses básicos. ¿O acaso la opinión pública norteamericana simpatiza con Arabia Saudita por ser un país aliado por conveniencia? (les aseguro que no). El sionismo gentil en Estados Unidos ha sido en todo momento al menos tan poderoso, activo y enérgico como el judío. En verdad no existe nada en el sistema internacional que se parezca a la relación única entre Estados Unidos e Israel. A los detractores de esta enigmática alianza les cuesta creer que el significado de Israel para los estadounidenses sea ante todo sentimental, y el compromiso con su supervivencia un voto moral, en ocasiones un acto de caballerosidad. Para muchos estadounidenses, Israel es la recreación de su propia historia. El colono judío que echa raíces en una tierra yerma y un entorno hostil contra todas las adversidades, y el espíritu pionero de una nueva nación israelí formada por un pueblo perseguido en busca de libertad, caló hondo en la mentalidad estadounidense y le recordó sus propios orígenes y juventud. Para muchos, la lucha sionista por Palestina no difería del combate que las colonias americanas llevaron a cabo, tanto contra la población indígena, como contra el Imperio británico. Nación de fieles de misa y lectores de la Biblia, que valoraban al pueblo del Libro con su historia y no solo al Libro como mera abstracción, los estadounidenses asistieron con admiración el revivir de la nación bíblica en Tierra Santa. Esta conexión bíblica a buen seguro era más fuerte en el caso de los fundamentalistas cristianos, pero nunca fue exclusiva de ellos. Y ellos son la potencia mundial número uno.

“OH, ISRAEL, AL QUE TE BENDIJERE, BENDECIRÉ, Y AL QUE TE MALDIJERE, MALDECIRÉ” (Génesis.12:3a)

¿Por qué no podemos confiar nuestra seguridad ni siquiera a verdaderos amigos como Obama, Merkel o Stephen Harper?

El mundo libre permaneció indiferente ante el horrendo exterminio

Por Guideón Hausner, fiscal en el proceso contra Adolf Eichmann*

new holocaust

Tal como hacemos todos los años, nos hemos reunido para honrar la memoria de nuestros mártires sagrados, extraer las enseñanzas del Holocausto y recordarle al mundo su culpa.

El peligro que acechaba a los judíos de Europa era evidente desde los primeros días de la llegada del nazismo al poder. Hitler rechazó incluso el pedido del presidente de Alemania, mariscal Hindenburg, quien había rogado que se apiadara de los judíos lisiados, veteranos de la Primera Guerra Mundial.

El mundo vio el peligro y guardó silencio, tal como lo guarda hoy cuando mortíferas armas sofisticadas de Alemania están a punto de pasar a las manos de los enemigos de Israel. Si el mundo libre hubiera tomado en serio la obvia amenaza de Hitler, habría preparado a tiempo refugios para la corriente de refugiados y habría asumido públicamente la defensa de los judíos. Disponía de medios de transporte, millares de refugiados polacos fueron transportados por el largo camino de la Unión Soviética al Golfo Pérsico.

Pero el mundo libre no quiso transportar a los refugiados judíos: ni antes del Holocausto, ni en las horas de peligro y tampoco después del desastre. Aunque ya se tenía la plena convicción de que sólo la adopción de medidas de represalia podría atemorizar a los nazis, aunque ya no se dudaba de la necesidad de recurrir a los bombardeos áereos de represalia– tal como habían hecho las potencias aliadas después del bombardeo de las ciudades de Inglaterra–, los países de Occidente todavía se rehusaban a prestar su cooperación. El bombardeo de Auschwitz era factible desde las bases aéreas en Italia, pero los aliados se negaron a hacerlo, a pesar que no les faltaron aviones para atacar las instalaciones de Szebnie, situadas a sólo 20 kilómetros de distancia de Auschwitz, mientras los confinados en el campo de exterminio lo veían con sus propios ojos.

La Conferencia de Evián, en 1938, fue convocada para encontrar lugares que sirvieran de asilo para los refugiados. Pero fue una conferencia ilusoria, una cruel burla que, desde un principio, trató de engañar al mundo y que fracasó aún antes de haber comenzado. Las cuotas de inmigración a los Estados Unidos se hallaban en ese entonces en manos de un fascista antisemita–el subsecretario de Estado, Breckinridge Long– quien adoptó todas las medidas posibles para impedir la entrada de refugiados judíos en los Estados Unidos, aunque fueren niños. Atemorizó a Norteamérica con cuentos fingidos sobre presuntos espías que se podrían introducir subrepticiamente entre los refugiados y declaró también que ni siquiera se dejaría llegar paquetes con comestibles a los campos de concentración, pues ello significaría liberar a Alemania del “deber” de alimentar a los cautivos. Long rechazó una propuesta de permitir la entrada de 20.000 niños judíos en los Estados Unidos. Hitler afirmaba entonces, muy ufano, que los países de Occidente simulaban conducirse con rectitud, pero en realidad no movían un dedo para ayudar a los judíos. Lamentablemente tenía razón al respecto. Roosevelt no planteó en ninguna conferencia internacional la cuestión de los refugiados como problema de urgencia: no lo hizo en Casablanca (enero de 1943), en Quebec (agosto de ese mismo año), Moscú (octubre de 1943), Teherán (noviembre de 1943), y tampoco en las conferencias de Yalta y Potsdam.

No fue una necesidad de la guerra lo que impidió la salvación de los judíos de Europa, sino la falta de interés. Roosevelt levantó una pared de papel frente a la obsesión que se había posesionado de Hitler, la de exterminar a los judíos. La actitud de los Estados Unidos hacia el rescate de judíos no pasaba de ser un palabrerío vano. James MacDonald, comisionado a cargo de los refugiados, declaró aún antes de la guerra, que no creía que los judíos norteamericanos no pudieran salvar a sus hermanos de Alemania.

También otros países amigos se rehusaron a prestar ayuda. Después de la guerra se le preguntó a un alto funcionario de Canadá cuántos refugiados recibiría su país. Su respuesta fue inequívoca: “Si dijera ninguno, sería también demasiado”.

La suerte que corrieron dos familias de Bratislava–Cohen y Landau– fue elocuente y típica de esos tiempos. Tenían derecho a visas de entrada en Canadá, pues eran agricultores de buena posición, adinerados, pero sus solicitudes de ingreso fueron rechazadas; sin embargo se les aconsejó volver a presentar su solicitud, aunque a título de “cristianos”. Hicieron caso y a los dos meses ya se hallaban en viaje hacia la libertad.

Jan Karski, delegado de la “Organización de resistencia clandestina polaca”, fue recibido en audiencia por el Presidente Roosevelt y éste le dijo que no entreveía ninguna posibilidad de salvar a los judíos hasta después de la victoria. Sobre ese trasfondo se puede comprender el paso dado por Szmul Zygielbojm, miembro del Consejo Nacional Polaco, que se quitó la vida. Antes de suicidarse, en una carta postrera, escribió: “No puedo guardar silencio mientras los remanentes del judaísmo polaco, a quienes represento, son asesinados. Con este acto quiero expresar mi más enérgica protesta contra la indiferencia del mundo, que permite el exterminio del pueblo judío”.

Nosotros, la generación posterior al Holocausto, hemos aprendido la lección. No podemos confiar en nadie, sólo en nosotros mismos.

Desbarataremos a tiempo todo intento de liquidar al Estado de los sobrevivientes.

* Artículo publicado en 1984 (cualquier semejanza con la actualidad es pura coincidencia)

Del Jerusalem Post:

‘Irán definitivamente usaría un arma nuclear contra Israel’

En una entrevista exclusiva con el Canal 2, Mohammed Razza Hidari, ex-diplomático iraní dice que si se le permite a Teherán ganar más tiempo, podría tener el conocimiento necesario para armar una bomba nuclear en un año; agrega que Venezuela provee a la República Islámica de uranio.

Si Irán fabrica una bomba nuclear “definitivamente la usaría contra Israel o cualquier otro Estado enemigo”, dijo un ex-representante del Ministerio de Exteriores iraní en una entrevista exclusiva transmitida el viernes en el Canal 2 de la televisión israelí.

“El régimen [iraní] piensa que si tiene varias bombas atómicas, tendrá garantizada una póliza de seguro”, dijo Mohammed Razza Hidari. “Ellos creen que si tienen un arma nuclear, el mundo los trataría de la forma que lo hace con Corea del Norte”.

También advirtió que si a Irán se le permite andarse con rodeos por más tiempo, “tendrán el conocimiento para armar una bomba nuclear en menos de un año”.

Hidari, que también fue designado para trabajar en el Aeropuerto Internacional de Teherán y supervisó muchos vuelos entrantes, le dijo a Enrique Zimmerman del Canal 2 que Venezuela provee uranio para el programa nuclear de Irán.

“Venezuela compra armas de criminales y las envía a Irán”, dijo Hidari al Canal 2. “Entre otras cosas que transporta Venezuela, se incluye por ejemplo uranio comprado a organizaciones mafiosas y enviadas a la República Islámica”.

Durante su estadía en el aeropuerto, Hidari vio “muchos grupos y hombres del Hezbollah que fueron a Irán para adquirir conocimiento, entre otras cosas”.

También reveló que los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán están en contacto con organizaciones terroristas en Irak y Afganistán, ligadas al Talibán y Al-Qaeda.

Hidari también sirvió como enviado iraní en diferentes países, entre ellos Georgia y Noruega. Allí trabajó para reclutar científicos nucleares occidentales prometiéndoles un salario enorme.

Hace dos años, Hidari desertó luego de ver cómo el régimen de Teherán suprime las protestas de oposición masacrando a sus ciudadanos, por lo que escapó y pasó a la clandestinidad en Oslo, donde vive escondido y trabaja para derrocar al régimen islámico en Irán.

“Occidente debería imponer sanciones políticas a Irán, tales como cerrar todas las embajadas iraníes y no permitir que ministros iraníes visiten otros países, como se hizo con el régimen del Apartheid”, concluyó Hidari.

Comentario de Jabotito:

Ahmadinejad niega la Shoá, mientras amenaza e intenta llevar a cabo una nueva. Al hablar un inglés fluido, tengo la ventaja de poder comunicarme bastante seguido con muchos iraníes en Internet y les puedo asegurar que una proporción enorme de ese pueblo recuerda con nostalgia los días en que el rey persa Ciro el Grande permitió a los judíos retornar a su capital, ellos están más ansiosos que yo por derrocar al régimen ayatolá y reestablecer en su país una República laica y democrática que libere a sus ciudadanos. Y si bien Irán tiene la peor reputación en el mundo, todavía le queda unos pocos aliados. Son los mismos que quieren minimizar la tragedia del Holocausto, restarle importancia, decir que fue hace muchos años y es un invento de los judíos para controlar el mundo. Lo se porque leo permanentemente lo que escriben sus partidarios en la web. Regímenes como el de Irán y Venezuela pronto descubrirán que la voluntad judía por sobrevivir es más fuerte que todas sus artimañas, propaganda e intentos encubiertos por destruir a Israel. Espero que paguen el precio con intereses y, como les gusta decir a ellos, desproporcionadamente.

También del JP:

“Vivimos en un mundo lleno de prejuicio y violencia. Un mundo en el cual el antisemitismo es patrocinado, extendido y difundido por gobiernos, clérigos, y profesores,” dijo el embajador israelí en la ONU.

Allan J. Jacobs, presidente de B’nai B’rith Internacional, advirtió que los negacionistas seguirán existiendo mientras el tiempo pasa y más testigos del horror van falleciendo. “Sabemos que esto va a pasar,” dijo Jacobs. “Ciertamente existe una dicotomía. Y seguiremos luchando contra ella en cada escenario que podamos, incluyendo la ONU“.

El momento más ruidoso vino en forma de aplauso gigante al final del discurso de Prosor:

“De las colinas de Jerusalén, a los campos de Treblinka, a los pasillos de las Naciones Unidas,” declaró Prosor, “nosotros decimos — como hemos hecho por cientos de años antes, y nuestros hijos dirán después de nosotros — Am Israel Jai. El pueblo de Israel vivirá”.

La mejor contribución de George Orwell a desenmarañar la judeofobia la formuló en el contexto de su crítica al pacifismo. En su ensayo Reflexiones acerca de Ghandhi sostiene Orwell que Gandhi nunca percibió la naturaleza brutal del totalitarismo y por ende suponía toda lucha como una extrapolación de su propia disputa con el Imperio Británico. En dicho ensayo, Orwell incluye una específica mención de los judíos, en forma de una de las preguntas incómodas que hoy saltean quienes se oponen a un posible ataque contra el régimen de los ayatolás iraníes. Decía Orwell en 1949:

Con respecto a la última guerra, una pregunta que todo pacifista tenía una clara obligación de responder era: “¿Y qué de los judíos? ¿Está usted dispuesto a que se los extermine? Si no lo está, ¿cómo propone usted que se los salve sin recurrir a la guerra?”

Debo decir que nunca escuché una respuesta honesta a esta pregunta por parte de un pacifista occidental, aunque escuché muchas evasivas. A Gandhi se le preguntó algo similar en 1938 y su respuesta está incluida en “Gandhi y Stalin” de Louis Fischer: “Los judíos alemanes debían cometer suicidio colectivo, lo que habría levantado al mundo y al pueblo alemán contra la violencia de Hitler”.

Después de la guerra, Gandhi se justificó: “los judíos habían sido de todos modos asesinados, así que podrían haber muerto de modo significativo”.

Para los judíos, la pregunta que formulaba Orwell acerca de la Segunda Guerra contra el nazismo no es diferente de la de ahora en la Tercera Guerra Mundial contra el islamismo. La autocracia iraní amenaza con una “tormenta islámica que derribará al pútrido árbol del país sionista” y, pese a las advertencias de la comunidad internacional y las sanciones económicas de las grandes potencias, continúa impertérrita hacia la obtención de armas nucleares. Por ello los pacifistas deberían responder a la pregunta: “¿Está usted dispuesto a que se borre a Israel del mapa con armas atómicas? ¿Otra vez seis millones de judíos exterminados? Si no lo está, ¿cómo propone usted que se los salve sin recurrir a la guerra?”

Lo que nos enseñó Pilar Defensivo

Analizando las estadísticas las cosas no resultaron tan mal como piensan tantos israelíes enojados por la tregua. Durante la Operación Plomo Fundido, que duró 22 días y fue mucho más intensa, las organizaciones terroristas en Gaza lanzaron poco más de 400 misiles, cohetes y morteros asesinando 4 israelíes. Mientras que durante los ocho días que duró Pilar Defensivo, los palestinos lanzaron más de 1.500 misiles (muchos de ellos llegando a zonas cercanas a Tel Aviv, Jerusalem, etc) asesinando 6 israelíes. Como conclusión se puede extraer que al Hamás le dolió la eliminación de Jabari y sus Fajr-5, por lo que evidentemente “abrió las puertas del infierno”, así como el evidente hecho de que el arsenal terrorista aumentó considerablemente desde 2009… sin embargo, también se puede concluir algo positivo: los sistemas de defensa de la retaguardia (Cúpula de Hierro, refugios, etc) fue tan exitoso que, aún cuando los palestinos hayan lanzado casi cuatro veces la cantidad de misiles que hace cuatro años, no pudieron matar ni dos veces más la cantidad de israelíes que en esa ocasión.

Y con esta operación quedó demostrada la inmensa capacidad de resistencia y fortaleza anímica de la sociedad civil israelí. Quién sabe, a lo mejor esta operación sirvió para instaurar una tregua duradera que dejara a Hamás fuera de la próxima guerra con Irán y Hezbollah, además de probar las defensas ante el conflicto enserio que se viene.

Después de la guerra con Irán, eventualmente se tomará la decisión de lanzar una ofensiva de varios meses para derrocar al Hamás y terminar con el problema en Gaza definitivamente. Pero como dijo Barak, eso le corresponde decidir al gobierno, el liderazgo que cuenta con la información y pragmatismo suficiente para servir a los intereses de Israel, no es algo que decidirá el público israelí, porque obviamente lo que quieren es destruir a los terroristas aqui y ahora. Tranquilos, el momento llegará a su tiempo. Tiene que llegar. Hasta entonces, firme el timón.

Cuatro “terroristas top” más eliminados – por David Lev

IDF planes on Monday targeted and eliminated another four senior Hamas and Islamic Jihad terrorists. The four were eliminated as part of the IDF’s efforts to dismantle the Hamas terror infrastructure in Gaza, and to restore calm and quiet to southern Israel, the army said in a statement.

The four were eliminated in a joint operation of the IDF and the Shabak, the General Security Service, the report said.

They were in a multi-storied apartment building, but were killed in a pinpointed “surgical” attack that did not hit any of the international media representatives whose offices are in the builidng.

That the loss of the four was significant to Gaza Arab terrorists was evident from the fact that Hamas denied that the IDF had eliminated the four. In a statement, Hamas said that it could not confirm that the four had been killed by the IDF, and said that they were “out of communication range.”

Among the four was Abu al-Attah, a member of the Hamas senior military council. Al-Attah directed hundreds of rocket attacks against Israel, including long-range attacks. He was also a senior figure in the manufacture of rockets in Gaza. Although a Hamas member, he collaborated with Islamic Jihad on their rocket attacks on Israel. He was also involved in planning several terror attacks against Israel.

Also eliminated was Tisar Mahmoud Mahmad Jabbari, also a member of the council and a senior Hamas member, responsible for organizing numerous terror attacks against Israelis. The other two terrorists – Khalil Bahatini and Ramez Harb – were both senior members of Islamic Jihad who had themselves participated in numerous rocket and terror attacks against Israelis.

Missile strike on Gaza terrorists

Missile strike on Gaza terrorists
Flash 90

Fuente: Israel National News

 

Sin pelos en la lengua, ambigüedad o engaños eufemísticos

Así se dicen las cosas en Israel cuando se trata de la seguridad de sus ciudadanos. El Ministro de Defensa diciendo la pura verdad al pueblo:


Israel no delegará a nadie sus intereses vitales de seguridad, ni siquiera a nuestros aliados más cercanos y confiables.

[…] Todas las opciones están sobre la mesa para impedir que Irán cruce el punto de no retorno. Y lo decimos enserio.

[…] El Estado de Israel fue fundado precisamente para que nuestro destino permanezca en nuestras manos. Cuando se trata del mismo futuro de Israel, y sus intereses vitales de seguridad, no podemos… y no delegaremos a nadie la responsabilidad de tomar la decisión final. Ni siquiera a nuestros aliados más cercanos y confiables[…]

[…]Vivimos en un vecindario duro, donde no hay piedad para el débil ni segundas oportunidades para aquellos que no se pueden defender – ‘una villa en la jungla’, como una vez lo expliqué. En semejante lugar, es imperioso permanecer fuerte, con los ojos abiertos, con ambos pies en la tierra[…]

[…] Siempre decimos que un pesimista en Medio Oriente es simplemente un optimista con experiencia[…]

Respecto a Siria, Barak remarcó que más de 30.000 sirios han muerto en la guerra civil que azota a ese país, añadiendo que “Irán y Hezbollah son los únicos aliados que le quedan a Assad. Sufrirán el mayor golpe con su inevitable caída. Solo podemos esperar que no terminará en un caos total, con otro semillero del terror en nuestras fronteras”.

“Israel tomará acciones militares si descubre algún intento de transferir las armas químicas sirias a terroristas”.

“Teniendo en cuenta los estrechos lazos entre Hezbollah y Siria, he instruído a las FDI para monitorear de cerca cualquier posible transferencia de armamento avanzado y arsenal químico de Assad al Líbano. Tomaremos cualquier acción necesaria para impedir esto”.

Barak también se refirió a los cambios en Egipto, notando que ese país “ha entrado en una nueva era. El régimen de la Hermandad Musulmana provee un viento de cola para Hamás en Gaza y extremistas en Jordania”.

Al mismo tiempo, Barak dijo, “El tratado de paz con Egipto permanece como un bien estratégico para ambos países y esperamos que el nuevo gobierno lo respete, así como sus otras obligaciones internacionales, por el bien de la paz y la estabilidad de toda la región”.

Nada más que agregar. Como dije anteriormente, los israelíes pueden ocultar muchas cosas (no les queda otra), pero cuando dicen algo públicamente, lo dicen enserio. Y cuando se trata de defender al pueblo y los intereses más vitales de seguridad del país, todas las otras consideraciones (derecha, izquierda, halcón, paloma, conservadores, progresistas, economía estatista o liberal, religiosos, laicos, opinión pública mundial, corrección política, Obama, Romney, Europa, palestinos, etc) pasan a segundo plano. En ese sentido no se tranza con nadie ni se apuesta a la ruleta rusa bajo ningún punto de vista. Israel no solo se juega su credibilidad en ello (frente a enemigos, aliados y neutrales), sino su propia existencia.

Las sanciones corroen al régimen por dentro

Está confirmado por ellos mismos. Su economía se va a pique, no pueden importar y exportar libremente sus productos más básicos (exportar petróleo e importar todo el resto, típico modelo chavista), el rial se devaluó un tercio en pocas semanas y tienen la inflación más alta del mundo (que los expertos estiman en 50-70%, aunque el régimen ayatolá miente descaradamente y dice que es “solamente” de un 24% anual). Encima la pésima administración económica de Ahmadinejad empeoró las cosas. Hay caos socio-político y un espíritu rebelde entre esa población que tal vez hará parecer el levantamiento de 2009 una escaramuza insignificante. Si esto sigue así, preferible retrasar la guerra y dejar que las sanciones hagan el trabajo “ablandando” al enemigo antes de destruir militarmente sus instalaciones nucleares.

De todas formas los ayatolás son capaces de darle de comer uranio a sus hijos. Son capaces de sacrificar medio país para alcanzar la capacidad de producir armas nucleares. Según lo que admiten los propios europeos, la fecha tope para llegar a la “línea roja” es junio de 2013. Vale decir, la línea roja es cuando tendrán la capacidad de fabricar la bomba cuando quieran sin que ningún ataque militar pueda cambiar el resultado. Una vez que enriquecen uranio al 90%, después pueden ensamblar la bomba en cualquier taller del tamaño de un aula sin que la CIA, el Mossad o los cientos de satélites espía siquiera se den por enterado.

No queda mucho tiempo, pero mientras tanto hay que apostar a las sanciones, provenientes hasta ahora de EE UU y Europa. Además el próximo presidente estadounidense, sea Obama o Romney, apoyará cualquier medida que Israel decida tomar para neutralizar la amenaza iraní. En eso no hay mucha diferencia entre demócratas y republicanos. Sino miren el último debate.

Pero no es solo trabajo de ellos. Netanyahu hizo una campaña impecable de esclarecimiento y relaciones públicas a nivel internacional que alertó al mundo entero (o al menos puso el tema sobre la agenda) del peligro que constituye el programa nuclear iraní. Creo que Bibi ahora no es tan apreciado como debería, pero en unos poquitos años se le reconocerá todo lo que hizo por su nación y el mundo libre. No me quepa la menor duda que el resultado de la próxima guerra en Medio Oriente será un remake de 1967, potenciado a la centésima. El tiempo dirá.

Mensaje a los europeos

Traduzco en palabras simples: Jerusalén no es ningún asentamiento, sino la capital unificada, eterna e indivisible de Israel. Seguiremos construyendo en nuestra capital como todos los gobiernos israelíes hicieron desde Eshkol y Golda Meir hasta la fecha, igual que ustedes construyen en Londres, Paris y Moscú. Mejor ocúpense de sus propios problemas (que no son pocos). Y para los extorsionadores que dicen – como el fracasado de Shlomo Ben Ami… que forme un partido político en Israel a ver cuántos lo votan después de que sus políticas entreguistas hayan causado 1.500 israelíes muertos – que el problema de Irán está condicionado a un avance en las negociaciones con los palestinos, sepan que los europeos no nos hacen ningún favor imponiendo sanciones al régimen ayatolá, lo hacen por ellos mismos, porque a ellos tampoco les conviene que Irán tenga la bomba o que hagamos el trabajo por nuestra cuenta. ¿O acaso alguien cree que los europeos moverían un dedo por Israel?

En otras palabras, me remito al Diego para contestarle a Catherine Ashton. Prefiero que Israel se equivoque con los americanos antes de darle la razón a los europeos.

Sobre Hezbollah

Días después de que el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, asumiera públicamente la responsabilidad por el drone enviado a Israel, el embajador israelí ante la ONU, Ron Prosor, advirtió hoy al Consejo de Seguridad que “las continuas provocaciones y el rearme de Hezbollah podrían tener consecuencias devastadoras para la región.”

Prosor, en un franco discurso durante el debate mensual del Consejo de Seguridad sobre Medio Oriente, dijo – en referencia a la UE – que “algunos países representados en esta mesa continúan definiendo al Hezbollah como una organización política y caritativa, no una organización terrorista. Esto no es menos ridículo que describir a la mafia como un club social de caballeros”.

Prosor dijo que Hezbollah – cuyos líderes admitieron que ser colocado en la lista de organizaciones terroristas de la UE destruiría a la agrupación – recoge dinero de partidarios en Europa “como si fuera la Cruz Roja.”
“¿Cuánto tiempo durará este absurdo? ¿Cuántos inocentes tendrán que caer víctimas del terror de Hezbollah antes de que Europa actúe?” preguntó. “Es tiempo de que todas las naciones responsables llamen al Hezbollah exactamente lo que es: una organización terrorista global.”

Hezbollah actualmente tiene más misiles que muchos países de la OTAN, afirmó Prosor, diciendo que Nasrallah y el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad “se sientan en el consejo consultivo de Bashar al-Assad, ofreciendo al tirano de Damasco consejos sobre cómo masacrar más eficazmente al pueblo sirio.”

“Yo se que no hay escasez de aquellos dispuestos a expresar su compromiso con la seguridad de Israel en este recinto,” dijo. “Sin embargo, las demostraciones de compromiso con la seguridad de Israel han sido difíciles de encontrar en los últimos seis años mientras Hezbollah tornaba el sur del Líbano en una instalación de almacenaje gigantesca para albergar 50.000 misiles.”

Respecto a Irán, Prosor caracterizó como un “engaño” y una “vergüenza” que Irán hablaría “luego de este debate” en nombre del Movimiento de los No-Alineados, que actualmente preside.
“Es tiempo para todos aquellos países del Movimiento que se interesan por la paz y la seguridad realinear el Movimiento de los No-Alineados,” dijo. “Y es tiempo para que la comunidad internacional finalmente actúe para impedir que el régimen iraní adquiera armas nucleares.”

Más información aqui

Aclaración:

El discurso de Prosor viene a colación de la vez en que la Unión Europea – luego de haber sufrido un atentado en su suelo contra uno de sus miembros (Bulgaria), perpetrado por Hezbollah el 18 de julio pasado – se negara a incluir a dicha organización en su listado de organizaciones terroristas. Una vergüenza más a la que nos tienen acostumbrados los autoproclamados Premio Nóbel de la Paz. De todas formas bienvenido sean las nuevas sanciones.

Las sanciones están funcionando

A propósito de esto

No es que a los ayatolás les importe demasiado sacrificar 15 millones de sus ciudadanos (o súbditos?) para tener la bomba (ya lo dijo Rafsanjani). Si fuera por ellos le darían de comer uranio a sus hijos y que el pueblo entero se sacrifique por Alá. Están dispuestos a que millones de “mártires” perezcan por ellos (si mandan a sus niños a limpiar campos minados… de qué se extrañan). La importancia de las sanciones reside en que, a pesar de todo, Irán no es Corea del Norte. Legalmente el país entero le pertenece al Líder Supremo y sus testaferros, pero la revolución islámica no lavó el cerebro de 78 millones de iraníes, no todos en ese país son suicidas. Después de todo, los persas en algún momento fueron libres. Hay muchos millones de iraníes que quieren trabajar y ganarse la vida honestamente para darle una vida tranquila a su familia, les importa un comino “Palestina”, la lealtad a un régimen o el advenimiento del Mahdi. Si el pueblo iraní – especialmente las generaciones jóvenes – percibe que sus gobernantes los están pasando por encima y son contrarios a sus intereses, se rebelarán como hicieron en 2009, o peor. Y en ese caso, el régimen no durará mucho. Aunque me temo que los ayatolás no cederán en su programa nuclear ni su permanencia en el poder, de manera que todo el pueblo pagará las consecuencias de la guerra. Pero aún si no logra el efecto deseado y es necesaria la acción militar para detener la carrera nuclear iraní, las sanciones debilitan al enemigo y lo hacen más vulnerable. Si todavía queda tiempo y no se corre el riesgo de fracasar en la campaña bélica, hay que darle espacio a las sanciones como última opción antes de abrir fuego. Aunque Bibi es el que tendrá la última palabra… y confiamos plenamente en sus cálculos.

El tiempo se agota, las puertas se cierran

Lo dicen hasta los partidarios de Obama y negociadores europeos. Quiero aclarar que no me place presenciar una guerra – ni siquiera lejos del frente, aún entendiendo que eso es mucho más preferible que un Irán con armas nucleares y también sabiendo que Israel será el victorioso por lejos – pero debemos tener en cuenta que cualquiera de nosotros podría haber nacido en la época de las Cruzadas, la expulsión de Inglaterra o España, sufrir la inquisición, las matanzas de los cosacos, las persecusiones antisemitas en Rusia, la Francia de Dreyffus, el Holocausto o las purgas soviéticas… pero por esas casualidades somos jóvenes hebreos en 2012 (que por cierto no vivimos en Irán ni Venezuela) con las posibilidades materiales e intelectuales para aportar nuestro granito de arena y apreciar un evento que cambiará el mundo. Qué lindo momento para ser judío.

D’s proteja a Israel. Luchemos bien, como nación unida, con todas las fuerzas. Y que sea la última guerra, al menos por medio siglo. Te prometo querida hija que será la última…


PD: Nuestro blog superó las 650 visitas diarias. Gracias a todos.

Feliz año (le desea un verdadero ejército del pueblo)


Por cierto, esto es lo que nosotros queremos que ellos crean. No saben lo que les espera…

Las armas del futuro en manos de Israel

¿Que dirían si les cuento que Israel posee un arma secreta capaz de enviar impulsos electromagnéticos que destruyen todos los dispositivos y aparatos electrónicos, haciendo retroceder un país entero a la edad de piedra? Seguramente me dirían que vi demasiadas veces la trilogía de Star Wars o que afloje con el Call of Duty MoW3 Multiplayer… pues no. Esta vez la realidad ha superado a la ciencia ficción. Por alguna razón siempre soñé que llegaría el día en que un satélite o algún equipo militar pudiera hacer esto, pero nunca pensé que primero lo tuviéramos nosotros.

Bienvenidos al siglo XXI

A %d blogueros les gusta esto: