Fracasó intento de Irán de evadir Cúpula de Hierro

Análisis: El contrabando de armas iraní tuvo probablemente como objetivo preparar el terreno para responder a un ataque contra las instalaciones nucleares de Teherán. La pregunta sigue siendo si las armas estaban destinadas a llegar a los grupos terroristas de Gaza o Sinaí. La admirable movida de la inteligencia le ahorró a Israel la respuesta.

por: Ron Ben- Yishai

Fuente: ynetnews

bateria-cupula-de-hierro

La toma de control de la nave Klos-C expuso y desbarató una movida estratégica iraní que, si hubiera tenido éxito, habría sido digna de la definición de “desempate”. La movida tenía como objetivo la creación de una situación en la que, durante un conflicto activo, el sistema de intercepción de misiles y cohetes de las FDI sería neutralizado o, por lo menos, sería ineficiente.

En primer lugar porque, de acuerdo a informes extranjeros, el sistema Cúpula de Hierro es incapaz – o le resulta difícil – interceptar cohetes pesados ​​y de largo alcance, como los M-302 de fabricación siria que fueron capturados. Estos cohetes, de mediano alcance de hasta 250 kilómetros con una cabeza nuclear que pesa más de 140 kilogramos, serían interceptados por otro sistema, Varita Mágica (también llamado Honda de David), que todavía se está desarrollando en Estados Unidos e Israel.

Este crucial sistema, que será la “segunda capa” en el sistema de intercepción de varias capas que el establishment de defensa está planificando, no será operacional antes de 2016. Así que si los cohetes hubieran llegado a Gaza, les habrían permitido a los aliados de los iraníes bordear a Israel atravesando por encima del sistema Cúpula de Hierro, ir por debajo del sistema Flecha y detonar sin trabas en las concentraciones de población de Israel – sobre todo en el Área Metropolitana de Tel Aviv y la bahía de Haifa.

Durante la Segunda Guerra del Líbano, los cohetes  de 302 milímetros M- 302, de planificación y fabricación siria, demostraron cuán letales y fiables son. No son precisos, pero sus pesadas cabezas y la fiabilidad del motor del cohete los hacen un “arma estadística” barata que permite tener como objetivo a grandes comunidades civiles y causar grandes pérdidas y daños.

Recientemente se han efectuado mejoras de software en el sistema Cúpula de Hierro, lo que le permite lidiar también con cohetes más pesados ​​que el Grad, de corto alcance y relativamente livianos. Durante la Operación Pilar de Defensa, Cúpula de Hierro interceptó cohetes medianos de los modelos Fajr-5 o M-75, fabricados independientemente por los palestinos, que tienen un alcance de más de 70 kilómetros.

Pero el número limitado de baterías Cúpula de Hierro que operan las FDI hará que una gran cantidad de cohetes pesados ​​y realmente de largo alcance sea muy difícil de dominar, como el M-202 o M-302, que llegarán desde varias direcciones a la vez, por ejemplo desde Líbano y Gaza, o desde Líbano, Gaza y Siria.

La iniciativa de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria estuvo dirigida, primero y principalmente, a servir a Irán, en lugar de Hamas, Hezbollah o Bashar Assad. La Fuerza Quds organizó aquí una operación logística muy complicada, que costó decenas de millones de dólares y fue llevada a cabo en secreto, arriesgando exponer a Irán y al régimen sirio a una violación de las resoluciones de la ONU.

[La Marina israelí durante la operación para apoderarse de la nave con armas (Foto: Oficina del Portavoz de las FDI)]

[El Jefe de Estado Mayor Benny Gantz, y el Ministro de Defensa Moshe Yaalon (Foto: Ariel Hermoni, Ministerio de Defensa)]

[El arma Desempate (Foto: Oficina del Portavoz de las FDI)]

Desde hace mucho tiempo, Hezbollah y los sirios tienen miles de cohetes pesados M-302 y M-202. La decisión de enviar una gran cantidad de estos ​​cohetes pesados desde Siria a Irán con el fin de equipar con ellos a Hamas y a la Jihad Islámica en Gaza, y probablemente a otros grupos también, apunta a una planificación estratégica.

El comandante de la Fuerza Quds, Qassem Suleimani, no habría entrado en una tal aventura si no fuera un supremo interés estratégico iraní. Por ejemplo, en el caso de que Irán decidiera iniciar una ofensiva general de gran alcance contra Israel por medio de sus mensajeros: Hezbollah, Siria y la gente de Gaza.

¿Cuándo decidirá Irán sobre tal movida?

Es razonable suponer que este es un escenario de respuesta a un ataque de las FDI y/o estadounidense contra instalaciones nucleares de Irán. En tal caso, es completamente razonable calcular que los iraníes exigirían que los sirios y Hezbollah, así como la Jihad Islámica y Hamas en Gaza, y probablemente también los terroristas en el Sinaí, le den a Israel un golpe letal de cohetes y misiles en todo su territorio.

Los iraníes son conscientes de que la situación cambió cuando Israel, con ayuda estadounidense, construyó un sistema de intercepción de cohetes de varias capas. Les preocupa que este sistema, finalmente, afecte su capacidad de darle a Israel un golpe estratégico de alto alcance y, por lo tanto, están preparando un sistema que neutralizaría en gran medida la capacidad de Israel de activar el sistema de defensa durante al menos dos años y tal vez más – hasta que el sistema Varita Mágica sea operacional.

Una prueba más de que este es un supremo interés estratégico de Irán y de que la planificación puede encontrarse en el hecho de que Suleimani y sus hombres de la Guardia Revolucionaria Iraní, así como los hombres de Bashar Assad, estaban dispuestos a meter sus narices y enviar un cargamento de costosas armas estratégicas a su acérrimo enemigo, la organización sunita Hamas, que traicionó al régimen sirio y le dio la espalda durante su dificultoso tiempo.

Es posible que la entrega sólo estuviera destinada a la Jihad Islámica, que ahora está funcionando como rama principal de Irán en el campo palestino, pero no hay ninguna posibilidad de que Hamas habría permitido que un tal cargamento ingresara en la Franja, o incluso en Sinaí, sin un anterior acuerdo con los iraníes. Es posible que la angustiada Hamas, incluso, recibiera ayuda financiera o de otro tipo de los iraníes a cambio de su participación en la operación.

Dirigido a la península del Sinaí

No obstante, la operación iraní plantea dos cuestiones fundamentales. En primer lugar, no está del todo claro cómo los iraníes planeaban transferir una cantidad tan grande de cohetes de largo alcance y pesados, por tierra, desde Sudán a través de Egipto a Gaza. Es suficiente recordar el hecho de que el ejército egipcio está monitoreando estrechamente los túneles de contrabandeo desde el Sinaí a la Franja y destruyéndolos sistemáticamente. ¿Cómo planeaban los iraníes y palestinos transferir dicho traslado a Gaza bajo las narices de los egipcios? La respuesta puede ser que el plan era transferir los cohetes a su destino en “lloviznas”, durante un largo período de tiempo.

Otra pregunta es cómo la gente de Gaza planeaba lanzar estos grandes cohetes desde la Franja. Después de todo, son fácilmente perceptibles desde el aire cuando se están preparando para lanzamiento, y probablemente antes también, y pueden ser bombardeados con precisión desde el aire, mar y tierra, incluso si son activados desde orificios de lanzamiento subterráneos preparados para los mismos.

La conclusión obvia, a la luz de estas dos preguntas, es que una gran parte de los cohetes en el barco con armas – quizás incluso todos – estaban destinados a llegar a Sinaí y ser activados desde allí. Es posible que la gente de Gaza (Hamas, la Jihad Islámica y los Comités de Resistencia Popular) saldrían de la Franja hacia Sinaí y construirían allí un sistema de lanzamiento oculto en una zona aislada que el ejército egipcio considera difícil de alcanzar y controlar, por ejemplo en Jabal Halal (la altura proporciona al M-302 un alcance extra).

Las FDI no entran en el Sinaí y los aviones de la Fuerza Aérea de Israel no vuelan en el espacio aéreo de la península, para no violar la soberanía egipcia. El régimen militar en Egipto es conocido por ser muy sensible acerca de su honor nacional, por lo que un sistema de lanzamiento de M-302 en el Sinaí es ideal.

Es incluso posible que la organización radical sunita Ansar Bait al-Maqdis, que está afiliada a al-Qaeda, se habría unido a la movida iniciada por sus enemigos acérrimos, los iraníes chiítas. Los cohetes habrían sido trasladados poco a poco, bajo la nariz del ejército egipcio, a la zona donde se habría localizado el sistema de lanzamiento oculto – y el resto habría sido escrito en las páginas de la historia.

Oportunidad perdida en los medios de comunicación de EE.UU.

A la luz de las intenciones estratégicas y el esfuerzo realizado por los iraníes, se puede decir que la revelación y toma de control de la embarcación Karine A, en el punto máximo de la segunda Intifada (2002) es el único equivalente a la toma de control del Klos-C en marzo de 2014. Este es un logro admirable de la comunidad de inteligencia.

Como en cualquier exitosa campaña operativa de inteligencia, el logro principal es de los que revelaron la información inicial, la pista, se dieron cuenta de que tenían algo inusual en sus manos y decidieron compartirla con otros en la comunidad y poner en movimiento una acción compleja, en la que el Mossad mostró una habilidad que complementó vitalmente lo que se había logrado con sensores de seguimiento ópticos y electrónicos operados por la Dirección de Inteligencia.

[Netanyahu en EE.UU. Medios de comunicación ocupados con la crisis de Ucrania]

La Dirección de Inteligencia también construyó el panorama general, y su gente no sólo estimó correctamente “lo que está pasando aquí”, sino también fueron capaces de proporcionar inteligencia operativa que permitió a los jefes del sistema operativo de las FDI, dirigidos por el jefe de estado mayor, presentar un óptimo plan de frustración.

Es importante destacar que la información detallada y precisa de inteligencia en tiempo real proporcionó a los líderes militares y políticos con algo que vale una fortuna: La libertad de elección. Pudieron decidir cuál de las opciones de frustración proporcionaría resultados óptimos con un mínimo de bajas y de daños políticos, de opinión pública, jurídicos y de medios de comunicación.

Como es habitual en estos casos, la Dirección de Operaciones y los comandantes de división le presentaron una cantidad de opciones al ministro de defensa, al primer ministro y jefe de estado mayor. Por ejemplo, bombardear desde el aire o incursionar desde el mar u otros tipos de operaciones que se examinaron y resultaron ser confiables en el pasado.

Gracias a la detallada información de inteligencia, el Jefe de Estado Mayor, Benny Gantz, pudo recomendar al Ministro Ya’alon y al Primer Ministro Netanyahu un esquema de operación que estaba de acuerdo con el derecho marítimo internacional, no implicaba ningún riesgo especial para la vida humana y proporcionaba varios resultados deseables: No sólo frustrando los planes iraníes y sus ramificaciones, sino también un buen logro de opinión y relaciones públicas, y sobre todo en un buen momento, con Netanyahu en EE.UU., menos de 24 horas después de que advirtiera al presidente Obama, en una conversación en su oficina, contra los métodos fraudulentos y engañosos utilizados por los iraníes.

Es una lástima, sin embargo, que los medios de comunicación estadounidenses, están principalmente ocupados ahora con el caso de Ucrania y la administración del presupuesto para el próximo año, que Obama presentó al Congreso y al público el martes.

Los medios de comunicación estadounidenses, al igual que los medios de comunicación en todo el mundo, tienen una capacidad de atención limitada y se ocupan principalmente de cuestiones internas.

Así que Israel perdió la oportunidad de ilustrar a la opinión pública estadounidense que la nave Klos-C, enviada en violación de Irán de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, es sólo una alegoría de lo que los ayatollah y los Guardianes de la Revolución están haciendo en Fordo y en otras instalaciones nucleares “con fines pacíficos”.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4495875,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Esa broma de mal gusto denominada Consejo de “Derechos Humanos” de la ONU (donde los autores de crímenes contra la humanidad son los jueces)

Hipocresía a la enésima potencia

cristina-al-assad-y-el-papelon-de-perceval

Por primera vez la cancillería argentina se pronunció sobre la sangrienta guerra civil que atraviesa Siria y se cobró la vida de por lo menos 100.000 personas. ¿Lo hizo para protestar por el uso indiscriminado de armas químicas contra la población civil? No ¿Lo hizo para protestar por la violación de derechos humanos elementales por parte de una tiranía? No, el caradura de Timerman habló únicamente para protestar por una posible intervención militar extranjera. ¿Ahora resulta que al gobierno argentino le importa lo que sucede en Siria? ¿Justo cuando su dictador genocida enfrenta problemas? Nunca escuché a Timerman manifestar su rechazo a la matanza del régimen sirio contra su propio pueblo (ya sabemos, el que calla otorga). ¿Y ahora tiene el descaro de protestar por una posible intervención extranjera para castigar al régimen por haber usado armas químicas contra su propia población civil? ¿Es una broma de mal gusto o qué? En las cancillerías extranjeras se deben estar matando de risa. ¿En ese lugar quiere estar la Argentina? ¿Con lo peor y más retrógrado de la humanidad?

Independientemente de si creo conveniente o no una intervención militar en Siria, agradezco a Israel por haber destruido ese reactor nuclear cerca de Damasco en 2007. De lo contrario, hoy tendríamos un Assad químico y nuclear, dispuesto a cualquier cosa para mantenerse en el poder. Si algo enseñan las atrocidades que están sucediendo en ese país, es que a los regímenes más peligrosos del mundo no se le debe permitir tener acceso a las armas más peligrosas del mundo. Cualquier otra cosa son tonterías o mentalidad mediocre bananero-bolivariana de los mismos fracasados nazibolcheviques de siempre. Tenga la decencia de cerrar el pico, señor Timerman, como viene haciendo desde que empezó la guerra hace dos años.

Muy buen artículo de Alan Dershowitz

Tierras por guerra

RENDICIÓN DE CUENTAS

Por ARI SHAVIT

A nadie le gusta admitir errores. A mí tampoco, pero a veces no hay más remedio. Uno de estos sábados viajé hacia el norte y pasé largas horas observando como los Altos del Golán enrojecían al ponerse el sol. Pero, de a poco, el deleite de esa belleza natural se me fue transformando en un pesado malestar.

No podía dejar de pensar qué estaría sucediendo hoy en día si la posición ideológica que defendí durante años hubiese sido aceptada: Paz a cambio del Golán. No podía dejar de meditar en ello; en lo que estaría pasando ahora si Ehud Barak no hubiera detenido su decisión ante Hafez al-Assad en el 2000, o si Ehud Olmert no se hubiera echado para atrás frente a Bashar al-Assad en 2008.

Debo aceptar que si la concepción en la cual creía hubiera sido implementada, batallones de la Yihad global estarían ahora al lado de Ein Gev y bases de Al Qaeda se encontrarían en las orillas del Kineret. El norte de Israel y sus fuentes hidráulicas limitarían este verano con una entidad extremista islámica incontrolable.
Desde adulto creía en una paz con Siria. Mis argumentos parecían racionales y sólidos. La paz con Siria evitaría un terrible conflicto en el norte y desarmaría la unión de fuerzas que amenazaba dicho frente de Israel. La paz con Siria aislaría a Irán con un golpe estratégico de restricción. La paz con Siria sería tan duradera como la de Egipto. Israel estaría rodeado por un anillo estable de acuerdos políticos. La paz con Siria fortalecería a grupos moderados en el mundo árabe y consolidaría un sistema regional mesurado que llevaría a los palestinos a aceptar concesiones.

Estas suposiciones no fueron exclusivamente mías. Eran también las de Itzjak Rabin, Shimón Peres y las de sus sucesores de centro-izquierda. También fueron adoptadas por todos los jefes del Estado Mayor y por todos los comandantes de Inteligencia militar.

El partido que defendía la paz con Siria no era el izquierdista Meretz, sino el Ejército israelí. Y yo también. Me cansé de escribir en la prensa y de hablar por televisión sobre la necesidad de conseguirla a cambio del Golán. Insistía enérgicamente en la necesidad de una «paz con Siria ahora». La posición opuesta me parecía irrazonable e inmoral. Pensaba que los opositores eran gente peligrosa; estaba furioso con personas como Itzjak Shamir y Ariel Sharón por bloquear las tratativas con Siria e impedir la paz. Me veía convencido de que un día la historia juzgaría su negativismo y se relacionaría a ellos como lo hace ahora con Golda Meir, Moshe Dayán e Israel Galili.

Y resulta que era al revés; ¡todo al revés! Si se hubiera firmado la paz en el 2000, si nos hubiéramos ido a dormir con Assad hace una década, nos hubiéramos despertado este año con la Yihad global en la frontera. Si hubiéramos renunciado a Katzrín y Snir, habríamos recibido terror en Dan y Dafna. Diversas y extrañas sustancias se hubieran derramado en las fuentes del Jordán. Frecuentes incidentes armados estallarían en Tel Katzir y Haón. Los Altos del Golán se habrían transformado en un agujero negro mucho más peligroso que el del desierto del Sinaí. La idea de paz, que en su momento parecía metodológicamente correcta, se habría convertido actualmente en una pesadilla difícil de soportar.

Tarde o temprano, Israel se habría visto obligado a subir nuevamente a Tel Faher y Nafah y a seguir desde allí hasta Kunetra. Sólo que esta vez, escalar el Golán hubiese costado el precio de numerosos misiles balísticos lanzados sobre Tel Aviv. La paz en la que creí y recomendé, se habría convertido en una gran guerra en la que miles de personas, posiblemente, hubieran muerto.

Las montañas del Golán, finalmente, casi desaparecieron en la penumbra. Había llegado el momento de volver a casa. ¿El mensaje es que no se debe perseguir la paz? No; es obligación conseguir una paz real.
¿El mensaje es que debemos aceptar la ocupación? No; debemos tratar de buscar soluciones creativas que pongan fin a la ocupación paulatinamente. Pero con cuidado amigos; con humildad; escuchando las advertencias de quienes piensan diferente y manteniendo una visión sensata del mundo real en el cual vivimos.

Fuente: Haaretz – 24.8.12

Indigna pero no sorprende: Chavez ayuda al régimen sirio a evadir sanciones y perpetrar masacres

“Chávez suministra diesel a Asad para los tanques”

 Chávez suministra diesel a Asad para los tanquesEl presidente de Venezuela, Hugo Chávez, parece empecinado en involucrar a América Latina en los espinosos conflictos étnico-religiosos del Oriente Medio. La empresa de estatal venezolana Petróleos de Venezuela S. A. (PdVSA) está proveyendo crucialmente energía al régimen del presidente Bashar Asad para que pueda resistir las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea, según un reporte del Washington Post.
Los documentos obtenidos por el rotativo indican que PdVSA ha enviado a Siria cuatro barcos con gasoil en los últimos ocho meses. El diesel es esencial para alimentar los tanques y otros blindados del ejército sirio. Siria está intercambiando petróleo por diesel, y de esta
manera evita hacer los pagos en moneda extranjera, justo cuando las reservas en divisas externas se están reduciendo.Siria solía comprar diesel a Europa, pero el suministro fue cortado cuando el régimen del clan Asad, que dirige los destinos de Siria desde hace más de cuatro décadas, extendió la brutal represión contra los opositores.El Washington Post afirma, además, que Venezuela está ayudando a Siria a eludir las sanciones occidentales al comprar productos energéticos sirios, y mediante sus negocios con el Banco Comercial de Siria y la estatal Compañía de Petróleo de Siria.

Ambas empresas han sido puestas en la lista negra por EEUU. Pero aunque Washington observa el comercio que desarrolla Caracas con Damasco; carece de herramientas legales para detener el suministro de gasoil a Siria, por parte del régimen de Chávez.

Fuente: AURORA

Silencios que hablan

Por Natalio Steiner

Probablemente al publicar estas líneas, las mismas esten desactualizadas puesto que se habran producido otras nuevas masacres de civiles en Siria a manos de su propio gobierno. O quizas el lector argentino no haya sido informado en profundidad del ataque de los milicianos progubernamentales sirios que provocaron la muerte de 108 civiles en la aldea de Houla, cerca de Homs y otros posteriores no menos graves casi al ritmo de dos o tres por semana . Más de 12.600 muertos ha costado en un año y medio la llamada represión a la primavera árabe en un año y medio tan solo en Siria, cuyo gobierno sigue masacrando sus propios civiles ante la total impotencia del mundo y la impasibilidad del regimen asesino de Bashir Assad. Por su crueldad, Houla sobresale de los otros desastres. Milicianos de Bashir Assad han entrado casa por casa luego de feroces bombardeos violando mujeres y decapitando hijos delante de sus padres. Y todo esto ante las narices de veedores de la ONU y un plan de ” paz ” de la ONU, hundido en la sangre inocente. Es cierto que la intervención militar foránea en Siria trae aparejados peligros tales como la intervención militar iraní en apoyo de Siria ; expansión de la violencia sobre el Líbano ( país donde el Hizbollah apoya al regimen sirio); reacción militar siria contra Israel en caso de una intervención occidental ( algo asi como apagar el fuego con más fuego) pero la contrapartida a la no intervención no implica no guerra sino la expansión de una guerra civil en Siria con un final impredecible.
Schokeados por el horror, gobiernos occidentales han expulsado a los embajadores sirios de sus países y Francia plantea una operación militar. Mientras tanto, aquí en Argentina, con un gobierno que se vanagloria de ” progresista ” y defensor de los derechos humanos donde estos sean violados, las masacres en Siria, casi semanales, no causan reacción alguna habiendo emitido la cancillería argentina hace varios meses un tímido e impresentable comunicado de repudio. No solo eso. Las siempre omnipresentes Madres de Plaza de Mayo o el Partido Obrero o Convergencia Socialista o el verborragico “humanista “, Luis Delia, no han dicho una sola palabra ni movido una columna partidaria frente a la embajada siria en nuestro país. Eso si; alcanza con que Israel se defienda del terrorismo palestino o se apreste a responder a la belicosidad iraní, para que reaccionen en forma furibunda contra el estado hebreo. Es más que evidente entonces que los derechos humanos en este país son invocados en forma selectiva y usados políticamente contra países democraticos pero nunca contra dictaduras serviles y antinorteamericanas. Esto también deja en claro porque el gobierno argentino obvio los contactos con la oposición angolesa en su última gira.
Esta ambigua y mezquina politica de ” humanismo selectivo ” es contraproducente para Argentina y otros silenciosos países latinoamericanos. La imagen exterior argentina ya luce bastante deteriorada ante los países del primer mundo y la convalidación silenciosa y autista de estas masacres puede tener un costo político alto que la Argentina podría pagar con creces. Por último no puedo menos que contrastar este silencio absurdo con las interferencias que el embajador Gazit tuvo en una conferencia que no alcanzó a brindar en una universidad del sur argentino ante el silencio absurdo del gobierno provincial.
Soplan malos tiempos para la cordura y el sentido común.

A %d blogueros les gusta esto: