Tres inocentes secuestrados y tres hipócritas rezando

Tres inocentes secuestrados y tres hipócritas rezando
Ezequiel Eiben
19/6/2014

Tres estudiantes judíos fueron secuestrados en Judea y Samaria el jueves 12/6 a la noche mientras regresaban a sus casas. Las Fuerzas de Defensa de Israel atribuyeron el proceder criminal y confirmaron la responsabilidad de la organización terrorista palestina de Gaza Hamas[1]. Naftali Frenkel tiene 16 años y es ciudadano americano; Gilad Shaar tiene 16 años y es israelí; Eyal Yifrach tiene 19 años y es israelí[2]. Los tres son víctimas del fanatismo terrorista que se incuba en amplísimos y mayoritarios sectores de la sociedad palestina. Como explica Roni Kaplan, Portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel para la prensa hispanoparlante:

“Es menester tener en cuenta que el secuestro no es meramente una motivación coyuntural para los terroristas, sino más bien una cultura operacional, la “cultura del secuestro”. Desde principios de 2013, Hamas y otros grupos terroristas palestinos han procurado realizar 64 secuestros a Israelíes por el mero hecho de ser israelíes. Lamentablemente, esta vez lo lograron (…)”[3].

De hecho muchos palestinos mostraron su apoyo a los secuestros, tanto en las calles como por las redes sociales. Repartieron caramelos, postearon fotos y eslóganes con bromas (por ejemplo, haciendo referencia a tres nuevos Guilad Shalit, en alusión al soldado israelí anteriormente secuestrado por Hamas). Dirigentes de Hamas y Jihad Islámica llamaron a cometer más secuestros[4].

Horas antes del secuestro, e incluso con posterioridad, las Fuerzas de Defensa de Israel informaban que terroristas islamistas disparaban desde Gaza contra Israel. El 11/6 a la mañana se reportó que cohetes fueron lanzados contra el Consejo Regional de Eshkol (ubicado en el noroeste del Negev) poniendo en peligro la vida de cientos de civiles israelíes, niños incluidos[5]. El 14/6 a las 9:21 un cohete cayó en el Sdot Negev Regional Council, comunidad al sur de Israel. El mismo día a las 19:15 tres cohetes fueron disparados, de los cuales tres impactaron contra el Hof Regional Council. La Fuerza Aérea de Israel respondió sendos ataques[6].

Días antes, se anunció con reverencia el final del mandato como Presidente de Israel de Shimon Peres, quien está cumpliendo los últimos días al frente de su cargo[7].

Días antes, domingo 8/6, se juntaron en el Vaticano a rezar por la paz Shimon Peres como Presidente israelí, el presidente palestino de Fatah Mahmoud Abbas, y el Papa Francisco. La invitación, por supuesto, partió de este último. Hubo un acto con oraciones en los jardines del Vaticano, plantaron un olivo simbólico, y después mantuvieron una reunión privada. Durante la ceremonia, Francisco dijo, entre otras expresiones: “Espero que este encuentro sea el comienzo de un camino nuevo en busca de lo que une, para superar lo que divide”; puntualizó que se deben “derribar los muros de enemistad y tomar el camino del diálogo”; y destacó sobre Peres y Abbas: “Su presencia, Señores Presidentes, es un gran signo de fraternidad, que hacen como hijos de Abraham”[8].

Días antes, en mayo, estando en Bethlehem durante su visita por Medio Oriente, el Sumo Pontífice del catolicismo les había hecho la invitación a los presidentes de manera sorpresiva. “Aquí, en el lugar de nacimiento del Príncipe de la Paz, deseo invitarlos a unirse conmigo en cordial oración a Dios por el don de la paz. Ofrezco mi hogar en el Vaticano para este encuentro de oración” manifestó Francisco. Los aludidos aceptaron inmediatamente[9]. Luego, Peres debía obtener aprobación del gobierno israelí para asistir al Vaticano, la que finalmente fue concedida[10].

Días antes, en mayo, Fatah y Hamas comunicaron que habían llegado a un acuerdo para  nombrar a los ministros que serían parte del buscado nuevo gobierno palestino de unidad nacional. El referente de Hamas Musa Abu Marzouk anunció que el acuerdo se había alcanzado en una reunión entre las dos facciones en Gaza[11].

Conclusión:

Tres hipócritas en el Vaticano rezando “para la foto” por la paz, mientras los israelíes (y judíos procedentes de otras latitudes) son asesinados y secuestrados por el terrorismo islamista palestino que no quiere paz.

El presidente israelí queriendo quedar bien ante la cámara antes de terminar el mandato. Es verdad que el gobierno le dio luz verde para ir a la ceremonia; pero también es verdad que aceptó por propia voluntad la invitación y hubiera ido igual en el caso que no hiciera falta autorización. Shimon Peres se ha caracterizado por hablar de la paz con los palestinos aun cuando parece imposible y la realidad demuestra la falta de voluntad de la Autoridad Palestina, y por invitar a Abbas a sumarse a la visión de paz inclusive ante visibles y notorias manifestaciones de rechazo de este último.

El presidente palestino ganando audiencia occidental, lo que le sirve para ocultar a conveniencia su (conocido para ojos que quieran ver) plan de destruir a Israel. Mahmoud Abbas estuvo al lado de Yasser Arafat, y al igual que este lo hacía, ha analizado variables para destruir a Israel: bélicas, terroristas, políticas, diplomáticas, demográficas.

El Papa mostrándose apaciguador y pacificador junto a una figura como la de Abbas, a sabiendas de lo que representó y representa, de lo que hizo y lo que hace. Francisco no puede no saber que Abbas no comparte su visión cristiana occidental de paz para Medio Oriente, ni una visión universalista de armonía. Vale decir también que en el caso del Papa hay una cierta dosis de ingenuidad acompañada por ignorancia: no entiende del todo la guerra contra Israel, y piensa que una jornada de rezos junto al fotogénico Peres y al asesino Abbas va a conducir o ayudar a la solución entre las partes. En verdad, una amenaza real que tiene Israel en el islamismo terrorista no cesará por el simbolismo de la ceremonia. Sobre todo cuando ciertos participantes no creen en su contenido.

Ante un nuevo episodio vendible a las cámaras y a la vez falto de contenido resolutivo real y efectivo, expreso que estoy harto de la hipocresía de la izquierda israelí y de la corrección política de los que pretenden ayudar.
La izquierda israelí (y lo que ha sido también parte del centro del mapa político en el país hebreo) fue al Vaticano a llevarse los laureles de la imagen linda y simbólica pero vacía de significado verdadero en cuanto a solución para Israel. Por supuesto, mientras la izquierda hace su juego redentor, humanista y de “buenas intenciones”, la derecha israelí con el Primer Ministro Biniamin Netanyahu a la cabeza es la que verdaderamente actúa (en mayor medida, y no en todo lo que yo quisiera) en favor del país como tal, ordenando defenderse del terrorismo y solicitando fervientemente no reconocer a la unión Hamas-Fatah. En medio del clima hostil hacia Israel de arreglo entre Fatah y Hamas, y con los chicos ya secuestrados, Netanyahu no fue a sacarse fotos de paz con Abbas. Por el contrario, expresó: “He ordenado (…) que se pida a la Autoridad Palestina, de cuyo territorio provenían los secuestradores, que haga todo lo necesario para ayudar a los rehenes volver a casa sanos y salvos”; “Es la responsabilidad de la Autoridad Palestina”[12]. Izquierda demagoga por un lado; y derecha haciendo lo que hay que hacer aunque no suene bien a los europeos, socialdemócratas estadounidenses (y afines republicanos) y demás adalides del progresismo por otro lado; es otra vez el cuadro de la política israelí.

Hay que citar también lo informado por Roni Kaplan:

Para conseguir sus objetivos operacionales, las Fuerzas de Defensa de Israel ha trabajado en coordinación con los aparatos de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina. Esperamos que esta cooperación se profundice y traiga resultados concretos sobre el terreno. No es una cooperación propiamente dicha, sino más bien una coordinación basada en intereses comunes[13].

Ahora bien, esta coordinación acordada entre Israel y la Autoridad Palestina con objetivos operacionales de incidencia real, dista de ser una acción semejante a la ceremonia simbólica hipócrita en el Vaticano con el rezo por la paz junto a quien se sabe que no la busca.

Y los que pretenden ayudar… primero entiendan la guerra contra Israel para poder hacerlo de modo correcto. Luego, ayuden con armas a liquidar a Hamas y con diplomáticos a aislar a Fatah (lamentablemente este último ya cuenta con un grado de aceptación suficiente como para descartar que pueda realizarse una acción más contundente); o bien manténganse al margen y dejen de invitar a rezar a nuestros enemigos islamistas terroristas, porque con semejante conducta contribuyen a desvirtuar su verdadero rostro asesino y los dejan ante la prensa y el público como personas pacíficas en busca de una solución con Israel, cuando su única solución es sin Israel.

 

[1] https://www.facebook.com/idfonline/posts/791572407532298

[2] https://www.facebook.com/StandWithUs/posts/10152184971667689

[3] Operativo de rescate “Volved hermanos” – Roni Kaplan
http://opinion.infobae.com/roni-kaplan/2014/06/19/operativo-de-rescate-volved-hermanos/

[4] Palestinians Praise Kidnapping of 3 Israeli Teenagers
http://www.idfblog.com/2014/06/15/palestinians-praise-kidnapping-3-israeli-teenagers/

[5] https://www.facebook.com/idfonline/posts/786438111379061

[6] Gaza Terrorists Fire 4 Rockets, IDF Responds
http://www.idfblog.com/2014/06/14/response-rocket-fire-idf-targets-gaza-terror-sites/

[7] El 9/6 le correspondía a la Knesset elegir a quien se convertiría en el décimo Presidente de la historia del país. Resultó elegido Reuven Rivlin, miembro del Likud. Para información sobre los candidatos, ver:
Cinco candidatos aspiran ocupar el sillón de Shimón Peres
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Nacional/58500/

[8] El papa Francisco, en el Vaticano junto a Shimon Peres y a Mahmoud Abbas, pidió “derribar los muros de la enemistad”

http://www.lanacion.com.ar/1699547-el-papa-francisco-recibira-a-shimon-peres-y-a-mahmoud-abbas-para-rezar-por-la-paz

[9] Peres, Abbas accept papal invitation to pray for peace at Vatican – By TOVAH LAZAROFF, JEREMY SHARON, GREER FAY CASHMAN
http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Israel-set-to-provide-rousing-welcome-to-Pope-Francis-today-353264

[10] Despite suspension in talks, Peres gets okay to join Abbas, pope for prayer at Vatican By GREER FAY CASHMAN
http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Despite-suspension-in-talks-Peres-gets-okay-to-join-Abbas-pope-for-prayer-at-Vatican-355576

[11] Hamas, Fatah strike deal on ministers in new Palestinian unity government – Khaled Abu Toameh

http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Hamas-Fatah-strike-deal-on-ministers-in-new-Palestinian-unity-government-352545

[12] Israel: terroristas secuestraron a tres adolescentes en Cisjordania
http://www.infobae.com/2014/06/14/1572963-israel-terroristas-secuestraron-tres-adolescentes-cisjordania

[13] Operativo de rescate “Volved hermanos” – Roni Kaplan
http://opinion.infobae.com/roni-kaplan/2014/06/19/operativo-de-rescate-volved-hermanos/

Sin concesiones

Les dejo un fragmento de mi ensayo “sin concesiones” en el cual trato el modo en que debe proceder Israel actuando por principios. Para leerlo completo, click aquí.

Sin concesiones
Ezequiel Eiben
24/4/2013
14 de Iyyar 5773

Así debe actuar Israel: a través de una política sin concesiones a sus enemigos, que los tiene, y son muchos. El país judío está del lado de la justicia, sus enemigos están del lado de la injusticia. Por lo tanto, cada concesión que Israel haga a quienes desean su obliteración, es un espacio que gana la injusticia, y un retroceso de la justicia.
Israel debe actuar por principios, consistentemente, aferrado a ellos. De tal forma, no le dará lugar a este mal (impotente en sí mismo) que busca extenderse como una plaga anidándose en los resquicios que deja la falta de coherencia y consistencia. Tomando como base primordial el reconocimiento del enemigo (directriz fundamental), veamos a continuación los principios que le servirán a Israel para lograr sus objetivos y defender con éxito su causa ante las amenazantes fuerzas que lo enfrentan.

A) No hay que realizar concesiones a los enemigos:
La renuncia al derecho propio en favor de la sinrazón del contrincante es un acto de autoflagelo y de fortalecimiento al otro. Israel no debe ceder frente a las demandas infundadas y las amenazas de muerte de la Autoridad Palestina y Hamas. La causa de Israel es primordialmente moral; los judíos que allí viven están moralmente legitimados a ejercer sus derechos individuales y practicar la autodefensa. A Israel no le hace falta tener al derecho positivo internacional de su lado, y aun así lo tiene. Los llamados “territorios en disputa” no son territorios “ocupados”, ni son territorios palestinos “confiscados”. Los asentamientos allí ubicados no son “ilegales” ni muestras de “colonización imperial”. El Vice-Ministro de Relaciones Exteriores Danny Ayalon, realiza una muy pertinente explicación: “¿A quién, los israelíes, capturaron la Banda Occidental? ¿A los palestinos? No. En 1967 no había ninguna nación árabe o Estado con el nombre de Palestina. En realidad, nunca lo hubo. Israel tomó la Banda Occidental de manos jordanas en un acto de autodefensa, después que Jordania se uniera a una guerra iniciada por Egipto y Siria con el fin de destruir a Israel. Y a propósito, destruir países, sí es ilegal. (…) La resolución 242 del Consejo de Seguridad (de la ONU) no demandaba un retiro unilateral por parte de Israel, sino que Naciones Unidas llamó a la negociación de la solución (…) Jordania, ¿saben qué?, no tenía ninguna justificación legal para estar allí (en la Banda Occidental). Jordania simplemente ocupó la Banda durante los intentos previos de destruir el joven Estado de Israel en 1948, cambiando el nombre comúnmente aceptado de Judea y Samaria por el de “Banda Occidental del Río Jordán”[1]. (…) Entonces, si Jordania no tenía reclamo legal sobre este territorio y Palestina no existía, ¿de quién es este territorio? (…)” (1).
Debemos recordar a su vez, varios puntos: 1) Gran Bretaña tomó el control de la zona llamada Palestina tras la Primer Guerra Mundial; 2) La posterior presentación del documento de Arthur James Balfour[2], mientras se desempeñaba como Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, en el cual se reconocía el derecho del pueblo judío de levantar su Hogar Nacional en Palestina; 3) El mandato recibido por los británicos de parte de la Liga de las Naciones (antecesora de la ONU) para promover el establecimiento del Hogar Nacional Judío; 4) El mandato recaía sobre todo el territorio de Palestina, es decir, incluía la parte hoy conocida como Banda Occidental y lo que hoy constituye Jordania; 5) La entrega de los británicos de ¾ partes de todo el territorio que se suponía destinado al Hogar Nacional Judío, a manos árabes para que levantaran el Reino Hashemita de Jordania; 6) En conclusión, la pérdida de los judíos de la mayor parte de las tierras donde se iba a levantar su Hogar, actuando los británicos en flagrante contradicción con el mandato entregado por la Liga de las Naciones y en desconocimiento del alcance territorial al que se refería originariamente la mentada Declaración Balfour.
Por todo lo mencionado, es clara la legalidad y afianzada la legitimidad moral en el obrar de Israel. Respecto de la ley, hubo un mandato expreso de la Liga de las Naciones, una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores británico, y resoluciones de la ONU, que avalan la posición israelí sobre los territorios. A esto le sumamos el derecho internacional en lo concerniente a la guerra, para apoyar la acción defensiva israelí en la “Guerra de los 6 días”[3], acontecimiento en el cual Israel toma control de los territorios en cuestión. Y en lo concerniente a los asentamientos, vemos que los ciudadanos israelíes han edificado sobre tierras que forman parte del país al cual ellos pertenecen. No hay ley externa que deba imponérseles para impedir que continúen su desarrollo y expansión. Es más, en las negociaciones de Oslo[4] se previó que el tema de los asentamientos sería tratado en el status final, y que hasta llegar a un arreglo definitivo no debía modificarse la situación de la Banda Occidental, por lo tanto es un enorme incumplimiento que los dirigentes palestinos reclamen y presionen por el congelamiento en la construcción de asentamientos por un lado, y pretendan la declaración unilateral de su Estado y auspicio de la ONU en su traición por el otro.
Respecto de la moralidad, no caeremos en un tratamiento inútil sobre abstracciones, inexistencias y conceptos colectivistas falaces. Por encima de soberanías nacionales, derechos de países y expresiones colectivistas que impregnan la política internacional en la actualidad, se encuentra en el ámbito moral la consideración del individuo. Y aquí hay que defender los derechos individuales de los hombres, en este caso de los hombres judíos, más precisamente los asentadores (mal llamados colonos): han ejercido su legítimo derecho de propiedad para construir sus hogares y sus ciudades, y ninguna invocación mística estatista por parte del gobierno palestino debe prevalecer sobre los auténticos derechos individuales. La abstracción de una soberanía palestina inexistente sobre la tierra no puede ir por encima de derechos de propiedad concretizados en la realidad. Los asentadores habrán elegido una bandera, un himno a cantar, una pertenencia nacional con la cual identificarse; pero la base de su derecho moral a las tierras en las que se encuentran es el principio de los derechos individuales, la propiedad que ejercen sobre el terreno.         

B) No hay que negociar con los enemigos en sus términos sin estar forzados a hacerlo: La letal falacia que guió en gran parte y por mucho tiempo a la política israelí en lo que a la guerra en su contra incumbe, se manifestó con nitidez en la declaración de Itzjak Rabin cuando era Primer Ministro de Israel: “Yo quisiera hacer un tratado de paz con el Príncipe de Mónaco, pero mi enemigo es Arafat y con él hay que hacerlo”. Este razonamiento erróneo ha sido bien llamado por un colega “silogismo de la muerte”:
“1-La paz se hace con el enemigo.
2-Mi enemigo es el terrorismo palestino.
Conclusión: La paz la tengo que hacer con el terrorismo palestino.
Esto es una reductio ad absurdum” (2).
Si la conclusión es hacer la paz con quien pretende asesinarme, entonces debo rebajarme al nivel de mi verdugo, transigir con él, darle mi consideración y permitir que avance en su camino sin exigir que cambie su cometido. Negociar con el enemigo en sus términos (sin que estemos forzados a hacerlo) es negociar con terroristas sin exigir que estos dejen de ser terroristas, es negociar con quien quiere asesinarme sin que el asesino modifique su objetivo. Yo consigo algo inútil (quizás solamente hacer tiempo), y él consigue una transacción de la cual sale victorioso. El terrorista quiere mi vida, y negociando con él yo renuncio al principio de mi derecho a la vida. No se negocia con el enemigo; se negocia con quien no es o ha renunciado a ser nuestro enemigo. Nuestras acciones deben ser pro-vida, y no pro-muerte. Buscar hacer la paz con el enemigo es negociar con él en sus términos (sin estar forzados a hacerlo), es hacerle una concesión sin intimarlo a renunciar a sus aspiraciones a la par que nosotros renunciamos a nuestros fundamentos. La política israelí no debe estar direccionada a la realización de un acuerdo de paz con terroristas, sino a combatirlos para lograr la supervivencia.
Palabras de Leonard Peikoff: ““En cualquier concesión entre comida y veneno”, dice Ayn Rand, “es sólo la muerte la que puede ganar. En cualquier concesión entre el bien y el mal, es sólo el mal el que puede beneficiarse”. La razón de esto no es que el mal sea más potente que el bien. Al contrario, la razón es que el mal es impotente y que, por lo tanto, sólo puede existir como un parásito del bien. Lo bueno es lo racional; es lo que se adhiere a las demandas de la realidad y de esa forma promueve y beneficia la vida del hombre, junto con todos los valores que la vida requiere. Tal política no obtiene ninguna ventaja de su antítesis. (…) Por su propia naturaleza, el bien sólo tiene algo que perder si negocia con el mal. El mal está exactamente en la posición contraria. El mal es lo irracional, es lo que contradice los hechos de la realidad y por lo tanto amenaza la vida del hombre. Tal política no puede ser mantenida como un absoluto o practicada de forma consistente – no, si uno quiere evitar su destrucción inmediata. El mal tiene que contar con algún elemento del bien; el mal puede existir sólo como un parásito, sólo como una excepción a las virtudes con las que está contando” (3).
Querer vivir es bueno, es racional. Querer asesinar es malo, es irracional. En cualquier concesión entre la defensa de la vida y el terrorismo asesino, solo este último se beneficia. El terrorista le arranca algo a la víctima, la víctima no obtiene nada del terrorista. Si Israel quiere evitar la destrucción inmediata, no debe negociar con terroristas islamistas. Israel no tiene nada que ganar del islamismo; este último tiene mucho que ganar de Israel.

No es el momento de hacer concesiones

FIRMADO EN EL HIELO, NO ESCULPIDO EN LA PIEDRA

Melting-ice-polar-bear

ENTREVISTA A YORAM ETTINGER Y ALAN BAKER EN “ISRAEL TODAY”.

Medio Oriente está en llamas. La fachada de la Primavera Árabe hace tiempo que cayó y se ha hecho evidente que esta es simplemente otra ronda del tipo de agitación que hace largo tiempo ha definido a la región.

“No hemos tenido una Primavera Árabe, una Marcha hacia la Democracia o una Revolución de Facebook”, dijo a “Israel Today” el ex embajador israelí Yoram Ettinger. “Lo que hemos vivido es la típica, endémica violencia entre los países árabes de nuestra región”.

Alan Baker, un ex diplomático israelí que trabajó en los tratados de paz con Egipto, Jordania y los palestinos, coincidió: “Me río cuando oigo ‘primavera árabe’, porque creo que es un deseo por parte de los europeos. No hay tal cosa como una primavera árabe. Es un trágico invierno árabe”.

Ettinger dice que los líderes occidentales deben aprender las lecciones de los acontecimientos actuales: “Las revueltas en Túnez y en Egipto, la actual guerra tribal en Libia y la guerra civil en Siria, todas arrojan luz sobre la realidad de Medio Oriente, que en los pasados 1.400 años ha consistido en imprevisibilidad, intolerancia violenta, inestabilidad, falta de fiabilidad y fragmentación”.

Así que los cambios de régimen en toda la región no indican una transformación hacia la democracia. “Cualquier nuevo acuerdo en los países árabes se someterá a los principios superiores de Medio Oriente”, continuó Ettinger. “En otras palabras, cualquier arreglo, por definición, sería provisorio. Los acuerdos en Medio Oriente se firmaron sobre hielo no fueron tallados sobre piedra”.

Incluso el moderado y relativamente estable Reino Hachemita de Jordania no será inmune. “Jordania ya ha sido impactada por el aumento de la Hermandad Musulmana en Egipto, se verá afectada por la guerra civil en Siria y ha sentido los efectos de la fragmentación de Irak, que se está convirtiendo en un puesto de avanzada iraní”, dijo Ettinger. “El Reino Hachemita será barrido. La única pregunta es cuándo, no si”.

En medio de todo esto, Israel se ha convertido en una isla de estabilidad. Sin embargo, Israel sigue siendo señalado como la fuente de los problemas de la región y el que tiene que hacer concesiones para restaurar la calma.

“¿Cómo puede el Presidente Obama y los europeos venir y decir a los israelíes, ‘Oh, ignore todo lo que está sucediendo a su alrededor? ¡Ustedes tienen que demostrar más voluntad de compromiso con los palestinos!'”, preguntó un desconcertado Baker. “¿Por qué? Si el área entera se derrumba, ¿por qué tenemos que ponernos en una situación de mayor riesgo?”

Ettinger argumentó que es hora que la comunidad internacional termine y reduzca a cero la cuestión israelí-palestina. “Esos observadores ingenuos o los políticos que se refieren al conflicto árabe-israelí como el conflicto de Medio Oriente deben reevaluar porque nunca ha sido el principal conflicto”, señaló. “En los últimos dos años, ninguno de los eventos sísmicos desde el Atlántico hasta el Golfo Pérsico han tenido alguna relación con la cuestión palestina”.

Baker dice que Israel no puede firmar un acuerdo de paz seguro en este ambiente sin garantías sustanciales occidentales, pero aún así es un riesgo enorme. “Si después de 34 años del tratado de paz, que ha sido el elemento más estable de la paz árabe-israelí en el Medio Oriente, está siendo desestabilizado por los dirigentes egipcios, ¿qué esperanza tendría alguien de lograr acuerdos genuinos y duraderos con los sirios, libaneses o palestinos?” se preguntó.

Ettinger está de acuerdo: “Si los árabes han violado tan fácil y violentamente los acuerdos nacionales y regionales entre ellos, ¿alguien puede razonablemente esperar que manejen los acuerdos con el estado judío de una manera más pacífica?”.

Por lo tanto, la apuesta más segura para Israel es aferrarse a las conquistas vitales territoriales. “Por lógica, cuanto más impredecible, más alto debe ser el umbral de seguridad”, declaró Ettinger.

“En un umbral de seguridad más alto es que se sustenta la importancia de que Israel mantenga el control de las montañas de valor estratégico en Judea y Samaria (West Bank o Cisjordania).”

FUENTE: ETTINGER-SIGNED-11/03/13

Opinión de Jabotito:

Yo siempre dije que una retirada militar de la Ribera Occidental, sin acuerdos sólidos de seguridad, solo traerá una lluvia de misiles sobre la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Aeropuerto Ben Gurión. Si Israel se va de allí; Hamás, Irán y los misiles vendrán en su lugar. Los resultados de una concesión territorial en un área tan grande como Judea y Samaria serán mucho peores que la desconexión de Gaza, porque 70% de la población israelí vive en la llanura costera a menos de 20 kilómetros de distancia de las áreas palestinas, al tiro perfecto de los cohetes menos sofisticados. La descripción de los expertos mencionados anteriormente confirma que ni siquiera con sólidos acuerdos de seguridad, una solución justa y el final del conflicto con los palestinos, se puede afirmar con certeza que habrá algún grado de paz o tranquilidad duradera.

Hasta un pacifista de ultraizquierda como Shlomó Ben Amí reconoce que los asentamientos no son el problema, además de que “el máximo de lo que los israelíes ofrecen, nunca se encuentra con lo mínimo que los palestinos pretenden”. Se requiere coraje para aceptar la realidad, pero la única seguridad que tendrán los israelíes viene de la mano del Tzahal, sus fuerzas de seguridad e inteligencia, así como la resistencia, ingenio y dureza de su estamento político, no de las concesiones ni una política entreguista hacia los palestinos, que ya demostró su fracaso en demasiadas ocasiones.

Con el debido respeto al Presidente de los Estados Unidos, yo no le creo a Obama cuando dice que su país brindará todo el “apoyo inquebrantable y real” en caso de que Israel esté dispuesto a asumir riesgos para tratar de buscar la paz. Durante la desconexión de Gaza decían lo mismo y el mundo no mostró mayor comprensión hacia Israel cada vez que tuvo que lanzar operaciones militares para detener la lluvia de cohetes desde ese territorio evacuado. La seguridad de los ciudadanos israelíes no debe ser hipotecada ni puesta en riesgo por deseo de los europeos, izquierdistas, la corrección política o la buena imagen de un mandatario de turno. Es muy fácil instar a otros a tomar decisiones riesgosas para quedar bien. Después de todo, el que sufrirá las consecuencias será únicamente Israel y su gente.

Algo de Irán y… ¿De qué se quejan entonces?

Enfrentamiento con Irán será en el 2013

La disputa por el programa nuclear de Irán se dirige hacia un punto crítico el próximo año, de acuerdo con uno de los mejores asesores para Medio Oriente del presidente de EE.UU.

Dennis Ross Enfrentamiento con Irán será el 2013

“Cuando nos fijamos en dónde estamos hoy, yo diría que el 2013 va a ser el año decisivo – de una manera u otra”, dijo Dennis Ross, un ex enviado especial a Oriente Medio, el jueves en Jerusalén.

Ross, quien el año pasado dejó la Casa Blanca después de dos años como director principal del Consejo Nacional de Seguridad, también pidió a israelíes y palestinos  tomar medidas concretas para restablecer la confianza en una solución de dos estados, instando a Jerusalén a detener la construcción fuera de los grandes bloques de asentamientos.

“Una vez que el presidente [Obama] ha adoptado una posición, nuestro objetivo es la prevención [de la capacidad de Irán para construir un arma nuclear], que te pone en una cierta trayectoria de planeo. Si la diplomacia falla, entonces inevitablemente le lleva al uso de la fuerza “, dijo Ross.

Antes de que el gobierno de Obama recurra a un ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán, probablemente trataría de utilizar medios diplomáticos y posiblemente otra serie de sanciones paralizantes en los sectores financieros y económicos del régimen, agregó.

“Aproximadamente un año a partir de ahora, si el ritmo actual del programa nuclear iraní no ha disminuido, probablemente llegará a un punto donde la combinación de la parte baja y media de uranio enriquecido que tienen, y el número de centrifugadoras que tienen, será tal que que va a ser difícil para los EE.UU. saber con certeza si pudiéramos actuar con la suficiente rapidez para evitar que los iraníes presenten al mundo un hecho consumado cuando se trata de estos programas. ”

Obama ha prometido repetidamente que impedirá que Teherán adquiera armas nucleares, y aunque él prefiere resolver el conflicto a través de la diplomacia y las sanciones, no ha tomado ninguna opción fuera de la mesa.

“No se equivoquen: un Irán con armas nucleares no es un desafío que puede ser contenido. Sería una amenaza para la eliminación de Israel, la seguridad de las naciones del Golfo, y la estabilidad de la economía global “, dijo Obama en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre.

De acuerdo con Ross, que hoy sirve como consejero del Instituto para Política del Cercano Oriente, el enfrentamiento entre Occidente e Irán llegará a su fin pronto, porque las sanciones estàn cada vez más empujando al régimen a una esquina.

Las exportaciones de petróleo, que representan un 85 por ciento de los ingresos del gobierno iraní, han sido por debajo de 2,5 millones de barriles en 2009 a menos de un millón. La moneda iraní se está debilitando y el descontento está creciendo entre la población.

“Por un lado, existen las presiones a partir de los mismos [ líderes iraníes], y hay unos cuantos de ellos. Por otro lado, tienes la marcha de su programa y tiene las posiciones de los EE.UU., que es la de la prevención y la no contención “, dijo Ross. “De alguna manera veo que esos elementos se unirán en el transcurso del año [Siguiente].”

Irán es probable que sea “una prioridad nacional de seguridad muy alta” para Obama durante su segundo mandato, Ross estima, y ​​agregó que Washington y Jerusalén están más o menos en sintonía con el tema. “¿Vamos a estar de acuerdo en todos los detalles, vamos a tener la vista exactamente puesta en el mismo momento? Tal vez no, aunque lo que también hemos visto es la conversación en curso entre los Estados Unidos e Israel sobre la gama completa de qué es lo que estamos haciendo cuando nos acercamos a esta estrategia “.

Hablando en una conferencia organizada conjuntamente por el Centro Jerusalén para Asuntos Públicos, Ross también abordó el conflicto israelí-palestino, destacando varias etapas, que cada lado debe tomar para restablecer la confianza en la posibilidad de una solución de dos estados.

Según Ross, los palestinos deben dejar de incitar al odio contra Israel y empezar a reconocer sus lazos históricos con la tierra, adoptar el lenguaje de “dos estados para dos pueblos”; colocar a Israel en los mapas de los libros de texto, y fortalecer el estado de derecho en la Autoridad Palestina .

Israel debe facilitar su control sobre las áreas judías de Cisjordania para mejorar la actividad económica palestina, disminuir el número de incursiones militares en zonas bajo control palestino, y comenzar a ofrecer una compensación financiera y las opciones de creación de alternativas de vivienda para colonos que están dispuestos a trasladarse desde puestos de avanzada en Israel propiamente dicho o de los principales bloques de asentamientos.

“Construye solamente en los bloques”, dijo Ross. “Los bloques son todo para el oeste de la barrera [de seguridad], y se envía una señal. Todo el oeste de la barrera es del ocho por ciento. Eso significa que no estamos construyendo en el 92 por ciento de Cisjordania “.

La Restricción de la construcción para el propio Israel y los asentamientos de Israel espera que mantenga en cualquier futuro un acuerdo de paz, el gobierno enviaría un mensaje inequívoco de que valora la idea de un Estado palestino independiente en el futuro.

“Sería enviar un mensaje inmediato, mira, vamos en serio. Estamos construyendo en lo que debería ser nuestro estado. No estamos construyendo en lo que será su estado. Creo que también va a enviar un mensaje a nivel internacional a los que se centran mucho en este tema “.

Mi opinión:

Respecto a Irán no tengo nada para objetar. Pero me sorprende lo último que dijo el asesor de Obama. Parece algo obvio, pero para muchos europeos e incluso algunos comunicados de la Casa Blanca, no lo es. Justamente el gobierno de Israel (tanto el actual como los anteriores) construye solamente en los grandes bloques de asentamientos al oeste de la barrera de seguridad que permanecerán bajo soberanía israelí en cualquier acuerdo de paz futuro. Bloques que representan solamente un 8% de Judea y Samaria, pero vive más del 80% de la población judía de esos territorios. Esos son precisamente los poblados que rodean Ma’ale Adumim, Jerusalem Este, Immanuel, Ariel, Modi’in Illit, Gush Etzión y Rehan. ¿Entonces por qué demonios chillan tanto? (incluyendo EE UU)

Esta es la izquierda sionista (con sentido común) que queremos

Líder laborista: Israel debe seguir financiando los asentamientos

Líder laborista: Israel debe seguir financiando los asentamientosLa dirigente laborista Shelly Yachimovich afirmó que el Gobierno debe seguir financiando los asentamientos en Judea y Samaria (Cisjordania) hasta que las partes  alcancen un acuerdo de paz.

“No podemos tratar como criminales a los residentes de los asentamientos que fueron creados por decisiones legales de gobiernos, la mayoría liderados por el Partido Laborista”, dijo Yachimovich en una entrevista con el portal del internet del diario Yediot Aharonot.

Yachimovich, que aspira a convertir a su partido en la segunda fuerza política tras las elecciones del próximo 22 de enero, agregó que “no se puede borrar a las personas” que viven en los asentamientos y que el gobierno de Israel “tiene que mostrar plena responsabilidad por los niños que viven en ellos”.

En una inusual entrevista en la que se refirió ampliamente a sus posturas sobre el conflicto árabe-israelí, insistió en la fórmula de dos estados para dos pueblos como única salida posible, y a las fronteras de 1967 como marco de referencia para un canje territorial que deje del lado israelí los tres grandes bloques de asentamientos: Maale Adumim, Gush Etzión y Ariel.

Sobre el futuro de Jerusalén abundó que debe tratarse en una fase más tardía de cualquier acuerdo de paz y que la división de la ciudad debe realizarse en base a la fórmula propuesta en la cumbre de Camp David en 2000.

La propuesta israelí al entonces cabecilla palestino, Yaser Arafat, consistió en que los barrios judíos queden bajo soberanía israelí y los árabes bajo la del estado palestino, fórmula luego retomada por el primer ministro Ehud Olmert en sus negociaciones con el presidente palestino Mahmud Abás.

Las últimas encuestas pronostican que en las elecciones del próximo 22 de enero los laboristas podrían recuperar parte del terreno perdido en la última década y rozar los 20 escaños, lo que le convertiría en la segunda fuerza política detrás de la lista conjunta Likud Beitenu, que encabezan el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el titular de Exteriores, Avigdor Lieberman.

La dirigente laborista, hasta hace unos años una de las periodistas líderes del país, se ha negado a comprometerse a no formar parte de un gobierno encabezado por Netanyahu; sin embargo añadió que la posibilidad de que participe en un gabinete junto con Lieberman tiende a cero”.

Fuente: AURORA

Sobre la construcción en E1

A pesar de las mentiras de los medios de comunicación, la construcción de viviendas que une al bloque de Ma’ale Adumim con Jerusalem, no imposibilita la continuidad territorial de un futuro Estado palestino. Lea por qué.

westBank-E1

En otras palabras, la distancia entre Ma’ale Adumim y la frontera con Jordania (zona que podría formar parte de un Estado palestino), es la misma que existe entre Tulkarem (ciudad palestina) y Netanya (ciudad israelí). La contigüidad palestina en Cisjordania no se vería más cortada con el llamado corredor E1 de lo que lo sería la contigüidad israelí si Israel tuviese que retirarse a las fronteras anteriores a 1967, incluso con pequeñas modificaciones.

Por otra parte, los medios han acusado a Israel de romper, con esa decisión, la posibilidad de una salida negociada al conflicto. Sin embargo fueron los líderes palestinos quienes, con su decisión de acudir a la ONU en busca de su reconocimiento como “Estado observador no miembro”, dieron un paso unilateral contrario a los acuerdos vigentes hasta el momento.

Desde el mismo momento en que entró a la oficina, Netanyahu ofreció a los palestinos negociar una solución de dos Estados para dos pueblos, pero estos últimos se negaron. Incluso impuso una congelación sin precedentes de los asentamientos por diez meses (entre marzo y septiembre de 2010), pero Abbas esperó a último momento, cuando la moratoria estaba por expirar, para sentarse a negociar (en septiembre) y retirarse con la excusa de que “no se congelan los asentamientos”. Ahora el gobierno israelí se cansó y pide estrictamente lo justo: sentarse a negociar sin precondiciones. Pero Abbas rechaza la premisa y prosigue con sus acciones unilaterales e ilegales. Entonces no esperen que Israel se quede de brazos cruzados sin responder de la misma manera.

Video esclarecedor

Declaración de la Independencia Unilateral Palestina – CIDIPAL

Declaración de la Independencia Unilateral Palestina
Talking Points
 Israel no se opone a un Estado palestino, sólo a su declaración unilateral
 Cabe hacer énfasis en que el tema en discusión no es la cuestión del establecimiento de un Estado palestino, sino el medio que está siendo utilizado para lograrlo. Las acciones unilaterales no llevarán a la paz, sino que complicarán cualquier proceso de paz.
 El Gobierno de Israel, en común con los gobiernos anteriores, está dedicado a la solución de dos Estados para dos pueblos, que viven uno al lado del otro, en paz y seguridad.
 Israel continúa comprometida con la búsqueda de la paz y cuenta, desde hace tiempo,  con comprobados antecedentes de realizar concesiones estratégicas con ese fin. A lo largo de las últimas décadas, demostró  su buena voluntad de negociar transferencias de tierras, abandonar Sinaí para la paz con Egipto y desconectarse de Gaza y el sur del Líbano.
 Las negociaciones son el único camino hacia una paz verdadera.  El único camino para alcanzar una paz verdadera y sostenible es a través de las negociaciones. Una declaración unilateral de condición de Estado viola el principio básico de paz negociada.
Israel sigue demostrando su interés en su participación en negociaciones bilaterales para resolver el conflicto. El liderazgo palestino, por otra parte, tomó la  decisión que ya no se encuentra interesado en negociaciones directas con Israel  y prefiere intentar forzar su solución sobre Israel a través de la presión internacional.
 Israel hace un llamado  al liderazgo palestino para retornar a la mesa de negociaciones,  sin precondiciones, de modo que pueda encontrarse  una resolución genuina y duradera.
 Las soluciones impuestas desde afuera no traerán la paz
 Todos los intentos pasados de importar una solución al conflicto por parte de grupos de afuera fallaron. La paz tampoco puede ser impuesta. La historia demostró  que los tratados de paz,  entre Israel y sus vecinos,  fueron posibles a través de negociaciones entre las partes. En este caso también, la paz sólo será alcanzada en negociaciones directas.
 Los asuntos centrales no serán resueltos a través de una resolución de Naciones Unidas
 Incluso si fuera alcanzada en Naciones Unidas una resolución en relación al Estado palestino, los palestinos no podrán evitar las negociaciones con Israel si desean lograr la paz. Ninguno de los temas centrales – incluyendo fronteras, Jerusalén, refugiados y agua – será resuelto por una resolución de Naciones Unidas.
 Una resolución de Naciones Unidas perjudicará los esfuerzos por la paz, encerrando a los palestinos en posturas que no pueden ser sostenidas y descartando los compromisos necesarios para cualquier acuerdo de paz.
 Una declaración unilateral socava los principios básicos del proceso de paz en Medio Oriente
 Una declaración unilateral de un Estado palestino socava todos los marcos aceptados internacionalmente para la paz en Medio Oriente (Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas 242, 338, 1850;  la Hoja de Ruta; declaraciones del Cuarteto, etc.), que llaman a una resolución del conflicto acordada y mutuamente negociada, y que rechazó sistemáticamente las acciones unilaterales.
 Una acción palestina unilateral viola los acuerdos existentes
 Una declaración unilateral del Estado palestino violaría los acuerdos de paz bilaterales existentes palestino – israelíes, más notablemente el Acuerdo Interino desde 1995, que prohíbe expresamente la acción unilateral por cualquiera de las partes para cambiar el estatus de la Margen Occidental y Gaza, previamente a lograr un acuerdo negociado de estatus permanente.
 Las posibilidades de violencia
 Las maniobras palestinas de Naciones Unidas podrían tener implicancias para la situación en el lugar. Ciertos informes indican que, los palestinos, están planificando manifestaciones que coincidan con sus movimientos políticos, demostraciones que podrían terminar en violencia. Más aún, cuando los palestinos tomen conciencia que, sus movimientos políticos, no se traducen en un cambio de sus condiciones, su desilusión también podría llevarlos a la violencia.
 Israel espera que, la Autoridad Palestina, mantenga el orden público y evite que la situación se desintegre en violencia. Israel dará los pasos necesarios para preservar la soberanía de sus fronteras y la seguridad de sus ciudadanos.
 El reconocimiento prematuro de un Estado palestino significa el reconocimiento de terroristas
 Durante la preparación para la declaración unilateral de un Estado, la Autoridad Palestina firmó  un acuerdo de reconciliación con Hamas. Hamas continúa llamando a la destrucción de Israel y rechaza las condiciones más básicas de la comunidad internacional para el reconocimiento como un actor legítimo en la región. Apoyar ese acuerdo, sin ningún cambio de postura por parte de Hamas, serviría como un reconocimiento internacional de facto de la legitimidad de Hamas.
 Hamas continúa siendo reconocido como organización terrorista, fuera de la ley en numerosos estados en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido y los Estados Unidos. Busca la destrucción de Israel y rechaza los tres Principios del Cuarteto (Reconocimiento del derecho a la existencia de Israel, aceptación de los acuerdos existentes y un fin a la violencia).

http://www.cidipal.org/index.php?option=com_content&task=view&id=6750&Itemid=27

Israel se prepara ante posibles choques en septiembre – AURORA DIGITAL

Israel se prepara ante posibles choques en septiembre

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) se prepara para reforzar la seguridad de los asentamientos de Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania) en previsión de que se produzcan disturbios el próximo septiembre, cuando los palestinos estudian acudir unilateralmente a la ONU en busca de reconocimiento internacional.

Así lo informa hoy el diario “Haaretz”, al precisar que las Fuerzas Armadas de Israel están pertrechando a los responsables de seguridad de los asentamientos con gases lacrimógenos y granadas de estruendo y fijando “líneas rojas” alrededor de cada asentamiento a partir de las cuales las tropas podrán disparar a los pies de los manifestantes palestinos.

De acuerdo al medio, el Ejército (Tzáhal) se encuentra actualmente en proceso de finalizar los preparativos de la “Operación Semillas de Verano”, cuyo propósito es preparar a los soldados para la posibilidad de que se produzcan enfrentamientos con palestinos en septiembre, cuando se prevé que la Asamblea General de la ONU vote el pedido unilateral de reconocimiento del Estado palestino.

La principal asunción en medios de Defensa es que una declaración palestina de independencia desencadene un alzamiento popular “que incluirá desórdenes masivos”, reza un documento del que da cuenta el rotativo.

Entre esos incidentes se incluyen “marchas hacia los principales cruces, hacia comunidades israelíes, centros educativos y esfuerzos por dañar símbolos del Gobierno (de Israel)”.

Asimismo, no se

descartan casos en los que se puedan registrar disparos efectuados desde los grupos de manifestantes palestinos o incluso ataques terroristas, aunque uno de los escenarios que al Ejército le preocupa y se esfuerza por evitar es el de una confrontación de palestinos con colonos.

Por esa razón, en las últimas semanas el Ejército ha estado probando la preparación de las brigadas responsables de los asentamientos, así como de los jefes de seguridad de los mismos.

También se ha decidido, en principio, equipar a los oficiales jefes encargados de la seguridad de las colonias de medios para dispersar a manifestantes, que incluyen gases lacrimógenos, y se han llevado a cabo patrullas conjuntas para identificar puntos débiles alrededor de los asentamientos.

Tzáhal ha establecido dos líneas virtuales en los enclaves judíos; si la primera de ellas es cruzada por palestinos, éstos serán respondidos con gases y otros medios antidisturbios.

Y si la segunda, una “línea roja”, es atravesada, los soldados estarán autorizados a abrir fuego contra las piernas de los manifestantes.

Un portavoz de Tzáhal manifestó que “el Ejército de Defensa de Israel lleva a cabo un diálogo profesional con elementos en el liderazgo de los asentamientos y con el personal de seguridad de rutina, y está invirtiendo grandes recursos en entrenar a sus fuerzas desde el punto de vista defensivo así como de la preparación para cualquier escenario posible”. EFE y Aurora

¿De qué socio palestino hablan?

Muchos que piensan que Israel quiere la paz y debe forzosamente avanzar hacia la creación de un Estado palestino, afirman que tiene un socio. Otros afirman que en los proyectos de negociación, ese palestino es el socio que verdaderamente quiere la paz mientras que Israel es el socio ausente que dificulta los procesos. Ambos grupos de analistas, ¿de qué socio palestino hablan? ¿Del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas? Aunque en ocasiones parezca una tomada de pelo, a él se refieren. Lo pintan como un luchador por su pueblo que se basa en el amor hacia sus hermanos y despliega una lucha auténtica en su nombre en aras de la necesitada paz. Por muy romántica que suene esa mentira, no es más que eso: una mentira.
Abbas no puede invocar amor por su pueblo, ni siquiera un proceder racional hacia los  derechos y necesidades de sus miembros. A muchos los mantiene en campos de refugiados para utilizarlos como punta de lanza en sus reclamos, a los fines de conseguir adeptos a la causa. Continúa sometiéndolos a la bajeza para dar lástima ante el mundo y obtener favores políticos. Los denigra y arroja a la degradación humana cual mendigos que dependen únicamente de la beneficencia de otros. No les permite la digna autosustentabilidad.
Abbas es aliado de la agrupación terrorista islamista Hamas, con la cual en conjunto demuestran su desprecio hacia los judíos en particular y a la humanidad en general, promoviendo asesinatos y masacres. Ahora bien, el desprecio también se proyecta, aunque en otro nivel, sobre los propios palestinos. Hamas lleva adelante un gobierno islamista totalitario en la Franja de Gaza que oprime a los palestinos con ferocidad. Los gobernantes se transforman en victimarios de su pueblo víctima, y Abbas lo convalida. No se puede decir que el presidente de la AP sea un amoroso con sus hermanos. Por el contrario, colabora con sus verdugos.

Abbas ve a los palestinos como medios para alcanzar sus fines: ellos sufren los errores de su gobierno; el conflicto con Israel se perpetúa; y él continúa en el poder haciendo movimientos políticos estratégicos, a veces desesperados, que le aseguren su lugar. No lo mueve el amor por los palestinos, ni una consideración racional hacia ellos, ni un limpio interés en verdaderamente ayudarlos a todos, sino su interés de seguir en el poder y que los libros de historia hablen de él en el futuro como un héroe enfrentado a los monstruos más poderosos. Busca conservar un sitio privilegiado desde el cual seguir dando sus directivas que someten a cuerpos y espíritus bajo el látigo de la tiranía. Abbas no es un representante heroico de los palestinos, sino un político malvado que los perjudica.
Abbas tampoco puede alegar seriamente que ha querido con sinceridad ser un socio de Israel para la paz. Junto con Arafat intentó destruirlo a través del terrorismo primero, y luego siguiendo su camino desde la presidencia de la AP por medio de la diplomacia y la presión internacional reclamando el inexistente derecho al retorno palestino para ahogar demográficamente al Estado Judío y hacerlo desaparecer.
¿Éste es el socio que le presentan a Israel y que quieren hacerle creer que se mueve con honestidad? ¿Qué debe hacer Israel frente a este viejo conocido aborrecedor de judíos respecto de sus reclamos territoriales? Para empezar, tener en consideración que los territorios en disputa pertenecen a Israel. Si bien están, como se ha dicho, siendo disputados, el derecho israelí sobre ellos es superior y justificado. No hay ninguna ley que obligue a Israel a desprenderse de ellos y cederlos a los palestinos. No importa la presión internacional que haya en su contra, no importan las amenazas recibidas: el Estado Judío debe obrar según su voluntad, que es la prioridad fundamental, pensando en su propia paz y seguridad. En caso de que Israel decidiera finalmente entregar los territorios, esto solo debería entenderse en el marco de consideraciones humanitarias (para que muchos de los palestinos vivan en un país independiente en vez de sufrir en campos de refugiados, suponiendo que al malvado Abbas se le ocurriera sacarlos de allí, y estando de más agregar que no hay responsabilidad israelí en las turbias maniobras árabes), o por conveniencia y estrategia política (no gobernar población palestina que apunta a destruirlo, sino sacárselos de encima y que definitivamente no dependan más en ninguna medida del gobierno israelí). Pero no hay razones legales ni fundamentos morales ineludibles que obliguen a Israel a ceder los territorios a una postura palestina que algunos creen más fuerte y superior. Por lo tanto, en el caso de que Israel resolviera poner fin al asunto de la creación de un Estado palestino en Gaza y Judea y Samaria, y anexar todos los territorios, estaría justificado y tendría razones de sobra para defender su determinación. Su respaldo argumentativo sería suficiente.
Respecto de las consideraciones humanitarias y de conveniencia anteriormente aludidas, en caso de que Israel las tuviese en cuenta debiera saber que son solo hipótesis que podrían favorecerlo, pero nada es seguro cuando el gobierno terrorista palestino está del otro lado. Es muy probable que no se diera ni lo uno ni lo otro. Esto es porque, primero, el establecimiento de un Estado palestino no necesariamente es sinónimo de progreso y bienestar para sus futuros ciudadanos. El gobierno de Abbas puede degenerar en una tiranía peor de la que ya es bajo el manto de un Estado totalitario, oprimiendo aún más a sus súbditos. No sería nada del otro mundo, sería una dictadura árabe más entre todas las que existen. Y acerca de lo segundo, nada garantiza que un gran número de palestinos, con Estado nuevo, olvidarán su clásico anhelo de aniquilar a los judíos. Los palestinos continúan siendo educados en el odio hacia Israel, y un Estado propio que no fuera desmilitarizado en este contexto les daría mayor fuerza para bregar por la destrucción del Estado Judío.
Los israelíes deben poner en práctica el egoísmo racional, y no sacrificar el propio interés a otros. Muchos palestinos se autoproclaman enemigos de Israel, y sus necesidades no deben ser hipotecas para el futuro judío. La obligación del gobierno israelí es garantizar la seguridad de sus ciudadanos, proteger los derechos de propiedad judíos sobre las tierras, y la preservación del país, sin ceder a presiones terroristas o diplomáticas que perjudiquen sus legítimos intereses.
El sionismo ya sufrió en el pasado el robo histórico de territorio que implica la creación del Reino Hashemita de Jordania al este del Río Jordán. Ése es el Estado que los británicos le regalaron a los árabes de la entonces llamada Palestina, extirpando la mayor parte de Eretz Israel. Semejante traición a los judíos no debe volver a ocurrir ni permitírsele a Abbas forzar sacrificios israelíes; si otro Estado árabe ha de crearse en territorio que le corresponde a Israel, la iniciativa debe partir de negociaciones entre partes legítimas que incluyan el consentimiento libre y voluntario del Estado Judío con el apoyo de sus ciudadanos y sin que se perjudiquen sus derechos de propiedad, y no ser el nuevo país árabe producto de otra injusticia más contra el pueblo hebreo.

Ezequiel Eiben

Videos esclarecedores


¿A quién pertenecen los territorios?

Estaba por empezar este posteo diciendo “por si queda alguna duda…”, pero la verdad es que a esta altura, y desde mucho antes, no queda ninguna duda sobre la posición de Israel en el conflicto con los palestinos: tenemos más y mejores derechos sobre los territorios que ellos; los territorios son disputados, no ocupados; los asentamientos son legítimos; y en la disputa general, tenemos muchas razones, mientras que los palestinos tienen muchas excusas.
Videito para comprender de manera simple, simpática y un tanto irónica, la legitimidad y la razón de Israel, que se suman al respaldo legal a favor del Estado Judío

Los palestinos lo planearon con anticipación

Posteo aquí una parte de este nuevo ensayo sobre la declaración unilateral del Estado palestino y el acuerdo Hamas-Fatah:

 

Los palestinos lo planearon con anticipación

El plan preconcebido
Los palestinos lo planearon con anticipación. No fue una idea revolucionaria que de repente afloró en la mente de los dirigentes; no fue una reacción contra la supuesta falta de predisposición israelí a proseguir con las tratativas de paz; no es el grito del hartazgo que insinúa el Primer Ministro de la Autoridad Palestina Salam Fayyad tras el predecible fracaso de la reinauguración en 2010 de las conversaciones que se habían interrumpido por la Operación Plomo Fundido. El futuro Estado palestino nacido de una declaración unilateral es un plan preconcebido por la Autoridad Palestina que irremediablemente iba a ser puesto en marcha, sin importar los progresos realistas que pudieran constatarse en mesas de negociación y conferencias internacionales con participación conjunta de Israel.
2010 no fue el año en que la estrategia se urdió. En ese año empezó la campaña de una manera más ruidosa por parte de los palestinos para la obtención de un Estado sin tener que negociar con Israel. Entre los primeros en manifestar su agrado ante la iniciativa, que excluía a quien debía ser el socio en un acuerdo serio, estuvieron naciones latinoamericanas. Argentina, Brasil, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Cuba y Chile, se sumaron a Venezuela y Nicaragua, prestando su reconocimiento al Estado palestino, sin que la creación de este surgiera de un acuerdo negociado. Un episodio tan lamentable como vergonzoso, que no podía más que reforzar la intransigencia palestina en sus posiciones respecto del conflicto con Israel. Los líderes de las naciones latinoamericanas alegaban en sus discursos que sus medidas favorecían a la paz y aceleraban su llegada, pero no solo constituían una contradicción con el principio de un tratado de paz con participación de todas las partes en cuestión precedentemente defendido en otras alocuciones, sino dar la espalda a Israel, el verdadero agredido en esta contienda y el que pagaba el precio del abandono latinoamericano a la justicia de su causa.

Mala memoria de los medios de comunicación
La cobertura mediática se encargó de enmarcar esta determinación palestina en un contexto de frustración ante la negativa israelí a un nuevo congelamiento en la construcción de asentamientos en Judea y Samaria (sin dar mucho crédito al histórico congelamiento que sí se llevó a cabo por parte del predispuesto Israel); un supuesto “extremismo” del Primer Ministro de Israel Biniamin Netanyahu de querer boicotear cualquier esfuerzo de paz a través de sus políticas; y por supuesto a la gran y taquillera mentira, asquerosa a más no poder por cierto, del apartheid israelí que ahoga cualquier esperanza palestina de lograr la independencia y soberanía. Grosso error, ya que la idea de la declaración unilateral del Estado palestino precede a la exigencia palestina del congelamiento de la construcción de asentamientos con anuencia para esto último de Estados Unidos; el Primer Ministro de Israel reiteró una y otra vez en sus discursos su disposición a negociar con los palestinos sin condiciones previas y a intentar lograr un acuerdo histórico para la región; y el apartheid no existe más que en la torpe y malintencionada mentalidad de periodistas, burócratas y militantes judeofóbicos. Paradójicamente, muchos de los medios que atribuían la iniciativa intransigente palestina de 2010 a la culpa de Israel por no encaminar el proceso de paz, habían publicado en sus propios diarios, revistas y webs el mismo plan palestino ¡en el 2009! ¿Debería sorprender esta incapacidad de muchos medios masivos de comunicación de buscar en sus propios archivos de noticias, editoriales y opiniones para ver lo que publicaron con anterioridad? ¿Debería sorprender su inhabilidad para aunque sea googlear en sus propias páginas digitales a los fines de rastrear informes pasados? Para quienes han estudiado la judeofobia y sus diversas manifestaciones, la respuesta a ambas preguntas es un sencillo “no”. A la hora de criticar destructivamente a Israel, de reducirlo a la noción de ente corrupto y culpable de todas las desgracias del mundo (y recién después de eso, de la desgracia particular de los palestinos), la ceguera es total, la sangre hirviendo reservada exclusivamente para las ocasiones en que el Estado Judío mueve un pelo explota (sin importar que el cuerpo de civiles israelíes explote por atentados terroristas palestinos) y el fundamentalismo antiisraelí se convierte en una consigna de imposición obligatoria. Por eso, no sorprende para nada que se obvien detalles tan “simples”, “tontos” si se quiere, como la premeditación palestina con varios meses de anticipación. Lo mismo ocurrió en la Segunda Intifada: varios medios propagandísticos vieron en Ariel Sharon y su visita al Monte del Templo en el 2000 la causa original de la violencia; no importó que la Autoridad Palestina había anunciado días antes que iba a lanzar una oleada de ataques sanguinarios contra Israel. Será que los medios de comunicación tienen mala memoria.

Una sencilla búsqueda
Utilizando la maravillosa herramienta que es Google (es decir, un buscador popular al alcance de cualquier usuario de internet), se pueden hallar noticias respecto del plan palestino, sin necesidad de mucho esfuerzo (tomarse el trabajo de investigar libros, revolver bibliotecas, consultar papers y demás métodos de intelectuales a los que no recurren los representantes de la vagancia judeofóbica por ser la acusación automática contra Israel la opción más simple y rápida). Con esto para nada se pretende minimizar la información circulante en la red (por el contrario, se festeja su amplia disponibilidad), ni la tarea de quienes investigan por internet (de hecho, yo lo hago constantemente), sino que se pretende subrayar la sencillez con la que pueden hallarse los rastros del proyecto palestino del Estado declarado de manera unilateral. Crítica Digital publicó el 25 de agosto de 2009: “El gobierno autónomo palestino planea crear un Estado de facto en los próximos dos años ante el repetido fracaso de las negociaciones con Israel, según anunció este martes el primer ministro palestino, Salam Fayyad. (…) Sostuvo que fueron estériles los 16 años que siguieron a los acuerdos de Oslo, entre Israel y la Organización para la Liberación Palestina (OLP), y que por eso los palestinos ahora decidieron tomar el control de su futuro. “El gobierno palestino lucha con determinación contra un régimen de ocupación hostil (…) con el fin de establecer un estado de facto dentro de los próximos dos años”, manifestó en conferencia de prensa en Ramallah, Cisjordania, y llamó a los palestinos -divididos desde que Hamas conquistó la Franja de Gaza, el territorio más pequeño de los dos del proyectado Estado- a cerrar filas tras el plan. El proyecto incluiría la conjunción de las fuerzas de seguridad y el desarrollo de una economía próspera y sustentable. (…) “Decidimos ser activos, acelerar el fin de la ocupación israelí trabajando duro para construir hechos positivos en el terreno, haciendo surgir nuestro Estado como un hecho que no pueda ser ignorado. Esta es nuestra agenda, que seguiremos con determinación”, subrayó Fayyad” (1). El medio digital Público.es apuntó el mismo día: “El primer ministro palestino, Salam Fayyad, presentó hoy un plan para crear un estado palestino en 2011, aunque éste tenga que ser declarado de forma unilateral y no sea resultado de negociaciones de paz con Israel. “Tenemos que tomar la iniciativa. Sabemos lo que tenemos que hacer y debemos ser capaces de crear nuestro Estado porque Israel nunca tomará la iniciativa por nosotros”, dijo Fayyad en una rueda de prensa en la ciudad cisjordana de Ramallah. Los palestinos tendrán que “trabajar duro para lograr este sueño” y “conseguir todo el apoyo posible” tanto local, como regional e internacional, añadió. “Nuestro proyecto nacional es un proyecto de liberación”, dijo Fayyad, que señaló que los palestinos “no necesitan esperar a una postura israelí al respecto” puesto que “ellos son la potencia ocupante”. Para el primer ministro palestino, los pasos a seguir en este momento son tomar la iniciativa, elegir el mejor momento y, mientras tanto, crear “hechos sobre el terreno” que faciliten el nacimiento del Estado palestino. “Tenemos que dedicar los próximos dos años a construir un Estado” (…)” (2). Esta misma noticia difundida por EFE se puede leer en La Vanguardia, donde también figura, al igual que en el anterior medio digital mencionado, lo siguiente: “El documento presentado por Fayyad hace énfasis en la necesidad del desarrollo económico de los territorios palestinos y presenta propuestas como la construcción y mejora de infraestructuras, incluida la creación de un aeropuerto en Cisjordania que cumpla con los estándares internacionales. “Necesitamos mucho dinero para inversión y desarrollo y trabajaremos para conseguirlo”, dijo Fayyad” (3). Por su parte, también ese 25 de agosto, el Corresponsal Israel Palestina escribió: ““Palestina, fin de la conquista y fundación del estado”. Ese es el titular de un documento de sesenta páginas presentado este martes en Ramallah por el Primer Ministro del Gobierno Autónomo Palestino, Salam Fayyad y en el cual describe el plan de trabajo para los próximos dos años. El documento está destinado a preparar el terreno para la creación de facto de un Estado, aún si no concluye la conquista israelí en la Ribera Occidental para entonces. En el mismo se establecen los objetivos nacionales y los principios políticos del nuevo Estado y se sientan las bases para la creación de las dependencias de gobierno, la bolsa de valores, una economía libre, el sistema educacional, un aeropuerto internacional en el valle del Río Jordán y mucho más” (4). Nadie puede argumentar que no estaba informado de la intención palestina, ni mucho menos atribuirla a los sucesos transcurridos durante 2010.

Campaña de traición, aliados y adherentes
La campaña de flagrante traición de la Autoridad Palestina a Israel (que se suma a una lista mucho más poblada de decepciones e incumplimientos de lo pactado con el Estado Judío), apunta a obtener legitimidad de los gobiernos de distintos países para una virtual declaración unilateral del Estado palestino, así en septiembre de 2011 en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, éste sea reconocido internacionalmente por el organismo que nuclea a los líderes mundiales; todo llevado adelante bajo su creencia de que el aval de la ONU (que siempre se muestra dispuesta a perjudicar a Israel) sea irreversible para el Estado Judío. La propia ONU también se manifestó sobre el tema, y al respecto escribió Rubén Kaplan en Guysen Internacional News: “Corroborando la tradicional posición favorable de la ONU a los intereses árabes y contraria a los israelíes, Robert H. Serry, el diplomático holandés, nacido en 1950 en Calcuta, que ostenta el cargo de Coordinador Especial para el Proceso de Paz en Medio Oriente y Representante Personal ante la Organización de Liberación de Palestina y la Autoridad Nacional Palestina, anunció el martes 26 de octubre que el Consejo de Seguridad del organismo internacional podría apoyar la creación unilateral de un Estado palestino en 2011, si Israel no renueva el congelamiento de viviendas en los asentamientos, expirado el 26 de septiembre luego que la moratoria por 10 meses concedida por Israel, no lograra progresos significativos en las negociaciones directas de paz mantenidas entre las partes” (5). Es decir, el organismo internacional según un alto funcionario oficial, estaría dispuesto a aceptar la propuesta palestina y someter a Israel a las desagradables consecuencias que la errónea determinación podría traer aparejadas.
La Unión Europea cae en el mismo juego que algunos de los latinoamericanos y la ONU, y con la ilusa aspiración de que el apoyo de las naciones a la declaración unilateral contribuirá a acelerar la paz, presta su consentimiento al proceder palestino. La campaña de traición ha logrado cosechar aliados y va por más adherentes. Tomemos por caso España, cuya notable tradición histórica de judeofobia galopante se sigue manteniendo fielmente en algunas ideas de la sociedad en general, y con especial ahínco en la política. El 21 de diciembre de 2010, Aurora informó: “La ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, reafirmó el compromiso de España con la constitución del Estado palestino como fórmula para lograr una “paz global, sostenible y duradera” en Oriente Medio. Jiménez trasladó este mensaje a su homólogo palestino, Riad Al Malki, en la reunión celebrada en Madrid para reforzar la cooperación entre el Gobierno español y la Autoridad Palestina, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. (…) De hecho, la nota de Jiménez implica que España no reconocerá, por ahora, al Estado palestino como exige la AP; pero garantizó que va a seguir cooperando con las autoridades palestinas para que su estado sea “viable” en áreas como el fortalecimiento de sus instituciones, la gestión de los recursos, la situación de los refugiados o la educación” (6). A esto se le agregaba algo que podía generar suspicacias: “el Ministerio español de Exteriores acordó el pasado mes de septiembre elevar el estatuto de la representación palestina en España al grado de misión diplomática, cuyo responsable tiene tratamiento de embajador” (7). Al representante palestino se le asignaba el trato de embajador, como si trabajara para un Estado, en vez de una entidad menor como la AP; pero hasta ahí, España no prestaba su reconocimiento. El 15 de enero de 2011, se agregó: “Israel ha recibido garantías del Gobierno de España de que no apoyará una declaración del Estado palestino este año si no es fruto de la negociación entre las dos partes en conflicto en Oriente Medio. El embajador israelí en España, Raphael Schutz, afirmó que ésta es la postura que le ha trasladado el Ejecutivo español después de que la Autoridad Palestina (AP) haya dado por hecho que su Estado será reconocido por España en 2011, aunque sea sin consenso de Israel y la Unión Europea (UE). Por las conversaciones mantenidas con el Ministerio español de Exteriores, Schutz sostiene que España sigue compartiendo la tesis del Estado judío de que la solución de los dos Estados debe salir de la mesa de diálogo, y no de una medida unilateral. “La posición de España -explicó- no ha cambiado, en el sentido de que apoya la idea de los dos estados, como Israel, pero también retomar las negociaciones directas y que la solución debería conseguirse a través de esta negociación, y no de la imposición”” (8). La postura oficial del ejecutivo español fue comunicada al embajador israelí, en refuerzo de la posición antes explicada. Tan solo 4 meses después, el 31 de mayo, la nueva comunicación sobre el parecer español resultó escandalosa, y más aún dado que este se hizo público en un marco de reconciliación de la AP con organizaciones terroristas asesinas de israelíes: “La Autoridad Palestina anunció que España reconocerá, antes de septiembre, al Estado palestino en base a las fronteras del 1967. Un diplomático español le dijo al negociador palestino Nabil Shaat que Madrid apoyará el ingreso del Estado palestino en las Naciones Unidas. Shaath realizó el anuncio tras dialogar en Ramallah con el cónsul general de España, Alfonso Portabales. Una fuente palestina señaló que Portabales, le confirmó a Shaath que el Gobierno español – que acaba de ser humillado en las elecciones municipales- apoyará la moción palestina en la ONU. Mientras tanto, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas se reunió en El Cairo, bajo el patrocinio de las autoridades egipcias con Ramadan Sallah, secretario general de la organización terrorista palestina Jihad Islámica y su lugarteniente, Ziad Nakleh. El encuentro entre los líderes palestinos tuvo como objetivo la consolidación de la reconciliación nacional, dijo una fuente de la Autoridad Palestina. Ambas partes discutieron la represión de los operativos de la Jihad Islámica y sus simpatizantes en la Cisjordania. La Jihad Islámica ha condenado la continua represión contra su grupo e instó a la Autoridad Palestina a liberar a todos sus miembros” (9). Fuera solo por su siempre presente simpatía a la causa palestina, o también por la necesidad extra de contentar a varios españoles en política internacional para contrarrestar la humillación del gobierno en elecciones municipales, España cambió su postura a pocos meses de la cita mundial en la ONU, sumándose al conjunto de países que buscan ahorcar a Israel, ponerlo contra las cuerdas, y restringir su espacio para maniobrar mientras el escaso tiempo de cara a septiembre le juega una mala pasada. Ya el 21 de abril, el Presidente de la AP Mahmoud Abbas había continuado con sus repetidas amenazas contra Israel, y mientras algunos respaldaron sus afirmaciones, otros las desmintieron: “Abbas manifestó que “la Autoridad Palestina cuenta con la visión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien dijo que quería ver un Estado palestino establecido en septiembre, tal como lo determinó el Cuarteto de Paz para Oriente Medio”. “Más de 130 países están dispuestos a reconocer al Estado palestino dentro de las fronteras de 1967”, dijo Abbas, quien remarcó que naciones que antes no habrían reconocido al Estado palestino tales como el Reino Unido y Francia, ahora lo harán. Abbas realizó estas manifestaciones en su gira por Túnez, desde donde partió rumbo a Francia para reunirse con el presidente Nicolás Sarkozy. Mientras tanto, diplomáticos norteamericanos y europeos advirtieron a Israel que si las conversaciones no se renuevan, reconocerían formalmente al Estado palestino, según un reporte del periódico Los Angeles Times. El Cuarteto, conformado por Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia, debería haberse reunido la semana pasada con el objetivo de discutir una iniciativa del Reino Unido, Francia y Alemania para reiniciar las negociaciones y proponer el esbozo de un acuerdo final. Existe una creciente presión sobre el Primer Ministro Biniamin Netanyahu para que revele una iniciativa de paz o se arriesgue al apoyo formal del Cuarteto a un apoyo a la declaración unilateral palestina de un Estado sobre las fronteras de 1967. Se trata de una posibilidad que ha sido insinuada por el enviado especial del Cuarteto, el ex Primer Ministro británico Tony Blair. Sin embargo, Estados Unidos rechazó los esfuerzos palestinos para obtener en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el reconocimiento unilateral para su Estado en septiembre. “No creemos que esa sea una buena idea, no creemos que eso ayude”, señaló el vocero del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado” (10). Mientras ciertos políticos entienden que el Estado palestino debe ser el resultado de una negociación con la parte que nada más ni nada menos debe facilitar el territorio donde este se erigirá, otros políticos de no poca influencia dan rienda suelta a su imaginación y conciben a un Medio Oriente pacífico arrodillándose ante las exigencias de quienes orgullosamente exhiben su prontuario terrorista. Los que antaño lastimaron a Israel y clamaron por la sangre de todo el pueblo judío, y que en la actualidad no son lo suficientemente claros en afirmar si quieren o no vivir en paz en un Estado vecino, reciben los favores de inteligentes puestos al servicio del mal y de descerebrados sumados a propaganda antiisraelí.

 

Para leerlo completo, este es el link: http://ezequieleiben.blogspot.com/2011/06/los-palestinos-lo-planearon-con.html

LAS TÁCTICAS DE DISTRACCIÓN DE OBAMA‏ – Caroline Glick

Espectacular artículo -como todos los suyos- de Caroline Glick (publicado en el blog de OSA filial Córdoba). Es una mujer que enamora intelectualmente por su valentía, claridad e inteligencia. Así como se dice que Ben Gurión opinó de Golda Meir que ella era su mejor hombre en la knesset, hay que reconocer que Caroline tiene más h$%&Çs que varios.

LAS TÁCTICAS DE DISTRACCIÓN DE OBAMA‏ – Caroline Glick – 23/5/2011

Como el Washington Post señalo el viernes, el Presidente de EEUU Barack Obama provoco intencionalmente la actual lucha con el Primer Ministro Binyamin Netanyahu. El sabia muy bien que Netanyahu no respalda la formulacion palestina que las negociaciones con Israel deben estar basadas en las indefendibles lineas de armisticio de 1949, o lo que es equivocadamente llamado las lineas de 1967. En los dias previos al discurso de Obama el pasado jueves, Israel registro pedidos explicitos y repetidos que el no adopte la posicion palestina que las negociaciones deben estar basadas en aquellas lineas.
Y asi hubo una punzante reproche cuando Obama declaro el jueves: “Las fronteras de Israel y Palestina deben estar basadas en las lineas de 1967 con intercambios mutuamente acordados.” De acuerdo con el Washington Post, Obama escribio estas lineas de su discurso el mismo y Netanyahu fue informado de ellas precisamente cuando tenia agendado volar a EEUU el jueves a la noche. Obama dio el discurso mientras Netanyahu estaba en el aire en su camino a Washington para reunirse con Obama la mañana siguiente. Es dificil pensar en un insulto mas asombroso o una mayor exhibicion de desprecio para el lider de un aliado americano y democracia compañera que las acciones de Obama de la semana pasada. Y es obvio que Netanyahu no tuvo mas opcion que reaccionar energicamente a la provocacion de Obama.
La pregunta es por que Obama actuo como lo hizo? Que deseaba lograr comenzando intencionadamente con tal desagradable lucha con Netanyahu?
Probablemente la mejor forma de imaginar lo que Obama deseaba lograr es considerar lo que el logro, debido a que los dos estan indudablemente relacionados.
EL 4 DE MAYO, dos semanas antes que Obama diera su discurso, Fatah y Hamas firmaron un acuerdo de unidad. Hamas es la rama palestina de la Hermandad Musulmana. Como su Hermandad colega satelite de al-Qaida, Hamas comparte la ideologia de jihad global de la Hermandad, la destruccion de la civilizacion occidental y el establecimiento de un califato mundial. Tambien como al-Qaida, es una organizacion terrorista que, desde su establecimiento en 1987 ha asesinado a mas de mil israelies.
En 2005, Hamas se subcontrato para el regimen irani. Desde entonces, sus hombres han sido entrenados por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria irani y por Hezbollah. Hamas mantiene vinculos operativos con ambos equipos y recibe la mayoria de sus armas y financiacion significativa de Iran.
El acuerdo entre Fatah y Hamas hace a Hamas un socio en el liderazgo de la Autoridad Palestina. Tambien asfalta el camino para que Hamas gane las planeadas elecciones legislativas y presidenciales palestinas que estan agendadas para septiembre justo despues que la Asamblea General de la ONU tiene previsto apoyar la condicion de estado palestino. Establece tambien las condiciones para que Hamas integre sus fuerzas y finalmente tome el poder del ejercito palestino entrenado por EEUU en Judea y Samaria y se una a la OLP.
El acuerdo de unidad Hamas-Fatah constituye un completo repudio de los supuestos que notifican las politicas de Obama hacia los palestinos e Israel. Obama percibe el conflicto como una consecuencia directa de dos cosas: el rechazo previo de las administraciones americanas a “poner luz” entre EEUU e Israel, y la falta de voluntad de Israel a ceder todo el territorio que tomo durante el curso de la Guerra de los Seis Dias de 1967.
El acuerdo de unidad entre Hamas y Fatah es prueba indiscutible que contrariamente a lo que Obama cree, el conflicto no tiene nada que ver con el apoyo a Israel de los gobiernos previos o con el tamaño de Israel. Es en cambio completamente la consecuencia del rechazo de los palestinos al derecho de Israel a existir y su compromiso con lograr la destruccion de Israel.
Forzar a Israel dentro de fronteras indefendibles, (las cuales como Netanyahu explico a Obama en la Casa Blanca el viernes, “no fueron las fronteras de la paz, ellas fueron las fronteras de repetidas guerras debido a que el ataque a Israel era tan atractivo para ellos”), no hara avanzar la causa de la paz. Hara avanzar el objetivo de los palestinos de destruir a Israel.
Obama tenia dos opciones para tratar con el acuerdo de unidad palestino. El podia prestarle atencion o el podia crear una distraccion para ignorarlo. Si el le prestaba atencion, hubiera sido forzado a renegar de su politica de acusar a sus predecesores en la Casa Blanca y a Israel por la ausencia de paz. Creando una distraccion el podria cambiar el tema en una forma que le permitiria mantener aquellas politicas.
Y entonces el escogio una pelea con Netanyahu. Y escogiendo la pelea, el creo una distraccion que, de hecho, ha cambiado el tema y permitio a Obama mantener sus politicas que han sido completamente repudiadas por la realidad del acuerdo de unidad palestino.
Insertando la cita de las lineas de armisticio de 1949 dentro de su discurso, Obama hizo del tamaño de Israel nuevamente el tema.
El acuerdo de unidad entre Hamas y Fatah realmente demuestra que no solo el tamaño de Israel no es la causa del conflicto, es la principal razon por la cual israelies y palestinos viven en relativa paz.
El control de Israel sobre Judea y Samaria y Jerusalem Oriental, y con ellas su capacidad para repeler invasion y ataques en sus principales ciudades es lo que ha evitado guerras. Si Israel fuera mas vulnerable, el estado de terror palestino de facto no estaria sopesando si iniciar o no una nueva guerra de terror como sus lideres de Fatah y Hamas estan haciendo hoy. Estaria llevando a cabo una campaña de terror continua cuyo objetivo claro es la destruccion de Israel nuevamente, como Netanyahu dijo las lineas de armisticio de 1949 hacen de la guerra una opcion atractiva para los enemigos de Israel.
ESCOGIENDO UNA PELEA CON Netanyahu, como el jueves, nadie podria haber notado posiblemente esta verdad basica ya que el tema falso del control de Israel sobre estas areas  – o sea, el tamaño de Israel – ha dominado el discurso global sobre el Medio Oriente.
Obama nunca hubiera podido crear su distraccion del hecho desagradable de la duplicidad y rechazo palestinos a un problema imaginario con el tamaño de Israel sin el apoyo entusiasta que le fue dado por la Izquierda israeli.
Liderada por la lider de oposicion Tzipi Livni, la Izquierda israeli respondio al ataque a gran escala de Obama sobre la legitimidad de Israel lanzando un ataque a gran escala sobre Netanyahu. En vez de respaldar a Netanyahu mientras el lucha por el futuro del pais, Livni le pidio que renuncie y dijo que el estaba destruyendo las relaciones de Israel con EEUU. Haciendo eso, la Izquierda proveyo apoyo para el movimiento de Obama por mantener su falso paradigma anti-Israel para la formulacion de politicas para Medio Oriente frente al repudio de ese modelo por parte del acuerdo de unidad palestino.
El ataque de la Izquierda sobre Netanyahu no es el unico camino que ha permitido a Obama mantener sus politicas pro-palestinas frente a la adopcion del terror y la guerra por parte de los palestinos. En su discurso ante el AIPAC, Obama argumento que Israel tiene que rendir sus fronteras defendibles debido a que los palestinos estan por desafiar demograficamente la mayoria judia de Israel.
Como Obama lo dijo, “La cantidad de palestinos viviendo al occidente del Rio Jordan esta creciendo rapidamente y reformando fundamentalmente las realidades demograficas tanto de Israel como de los territorios palestinos. Esto hara mas y mas dificil – sin un acuerdo de paz – mantener a Israel tanto como un estado judio como un estado democratico.”
La historia de la bomba de tiempo demografica es un invento palestino. En 1997, la Oficina Central de Estadistica Palestina publico un censo palestino falsificado que inflaba los datos de la poblacion palestina en un 50%. La Izquierda israeli adopto este falso informe como propio cuando el terrorismo palestino y la guerra politica convencieron a la mayoria de los israelies que era poco sabio darles ninguna tierra mas y que el proceso de paz era una mentira.
Desde el año 2004, estudios repetidos y en profundidad de las tasas de nacimientos judias y arabes y estadisticas de inmigracion/emigracion al occidente del Rio Jordan emprendidos por investigadores independientes han mostrado que la bomba de tiempo demografica es un fracaso. En enero, el respetado demografo Yaakov Faitelson publico un estudio para el Instituto de Estrategias Sionistas en el cual el definitivamente pone a descansar la historia de esperar la condena demografica judia.
Como Faitelson demostro, las tasas de nacimientos judia y arabe ya estan convergiendo al occidente del Rio Jordan en alrededor de tres hijos por mujer. Y mientras que las tasas de fertilidad estan de arabes israelies, gazanos y residentes de Judea y Samaria estan tendiendo hacia abajo, la fertilidad judia esta creciendo constantemente. Ademas, mientras que los arabes estan experimentando constantemente tasas negativas de inmigracion neta, las tasas de inmigracion judia neta son positivas y elevadas.
Faitelson baso sus proyecciones de muchos años en actuales numeros de poblacion en los cuales los judios comprenden el 58.6% de la poblacion al occidente del Rio Jordan y los musulmanes constituyen el 38.7% de la poblacion general. Las minorias no judias y no musulmanas comprenden el otro 2.7%. Usando lineas base de evaluacion para la inmigracion neta judia bastante por debajo de los promedios actuales, Faitelson mostro que en los años por venir, no solo los judios no perderemos nuestra mayoria demografica. La incrementaremos.
El estudio de Faitelson, como los estudios publicados desde el año 2004 por el Grupo de Investigacion Demografica Americano-Israel muestran que desde una perspectiva demografica, Israel esta en la misma situacion que muchos estados occidentales hoy. A saber, tiene que desarrollar politicas para tratar con una poblacion minoritaria irredenta.
Hay muchas politicas razonables y liberales que Israel puede adoptar. Estas incluyen aplicar el codigo legal israeli a Judea y Samaria y aplicar las leyes de traicion. Es dificil ver por que la mejor politica para Israel es llevar a algunos de esa poblacion irredenta fuera de sus limites estableciendo un estado de terror gobernado por lo que Netanyahu nombro correctamente como “el equivalente palestino de al Qaida” en su frontera.
TODO ESTO NOS TRAE DE REGRESO A Hamas, terrorismo, el rechazo palestino al derecho de Israel a existir, y los movimientos distractorios de Obama para facilitar su preservacion de una politica de Medio Oriente basada en una evaluacion completamente falsa y desacreditada de la realidad y las campañas de facilitacion de Obama por parte de la Izquierda israeli.
Cuando nosotros nos damos cuenta de lo que se propone Obama, nosotros reconocemos tambien lo que Netanyahu debe hacer en respuesta.
En su discurso ante el Congreso el martes y en todas sus apariciones en las proximas semanas y meses, Netanyahu debe tener un objetivo: llevar el enfoque del debate de regreso adonde pertenece – a los palestinos.
En toda oportunidad, Netanyahu tiene que mover el mensaje que el compromiso de los palestinos con la destruccion de Israel es la unica razon por la que no hay paz.
En cuanto a la Izquierda israeli, ya es alta hora que Netanyahu coloque a los de la talla de Livni a la defensiva. Esto involucra dos cosas. Primero, Netanyahu debe atacar las proyecciones demograficas fatalistas de la Izquierda que no tienen base factica y son de hecho antitesis de la realidad. En tanto la mentira demografica pase sin ser desafiada por Netanyahu, la Izquierda continuara argumentando que rechazando construir un estado terrorista en las afueras de Tel Aviv, Netanyahu esta poniendo en peligro a Israel.
Netanyahu merece mucho credito por posicionarse ante Obama el viernes. El mostro enorme valor haciendo eso. Fue su mejor hora hasta la fecha y las encuestas del fin de semana muestran que el publico lo aprecia y apoya por ello. El debe construir sobre ese exito poniendo el foco sobre la verdad.

Fuente: The Jerusalem Post- Traducido especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba
http://soysionista.blogspot.com/2011/05/nuestro-mundo-las-tacticas-de.html

Como extra, un video instructivo sobre las razones que tiene Israel en sus argumentaciones respecto de los futuros límites del Estado y las implicancias del tema respecto de su defensa militar e importancia estratégica:

Simmons for president – Y un artículo sobre los “límites” de Israel

La estrella de Rock de KISS, Gene Simmons, despotrica contra la política de Obama de retorno a las líneas de 1967, diciendo que el presidente de los EEUU (voy a suavizar su comentario) “no tiene la más mínima idea de cómo es el mundo”. También le propone al mandatario algo interesante “¿por qué no vivís vos ahí y tratas de defender esas fronteras indefendibles?”

Respecto del tecnicismo terminológico para expresar ideas adecuadamente, recomiendo leer este artículo expuesto a continuación, ahora que estamos en días donde permanentemente escuchamos “…las fronteras de 1967”:

Las fronteras no se mueven

Autor: Isac Gliksberg*
Una muy difundida y conocida canción del cantautor popular judeo-uruguayo Jorge Drexler, actualmente residente en España, y titulada “Frontera”, tiene un estribillo que dice: “Y las fronteras se mueven como las banderas”.

Claro está que, en un sentido figurado, puedo entender el mensaje de Drexler en esa frase. La humanidad es una sola y las fronteras, dentro de ella, no existen o, mejor dicho, no debieran existir. Pero ello es válido, en la actualidad, exclusivamente como un deseo, como un ideal que, lamentablemente, no se ha podido hacer realidad hasta el presente.
Lo cierto es que, desde el punto de vista geopolítico y de la soberanía de las naciones, las fronteras y los límites, existen y, contrariamente a lo que dice el estribillo de la popular canción, cada nación defiende y protege sus límites y sus fronteras de la manera que mejor convenga a su soberanía. Lo primero que acabe aclarar es que, fronteras y límites, no son la misma cosa. Así de categórico.
Las fronteras son los espacios geográficos, más o menos extendidos, a uno y otro lado de los límites. Las fronteras comienzan, o terminan, donde están los límites nacionales que son los que, en definitiva, delimitan la soberanía nacional.
Las fronteras son el espacio geográfico, y en la actualidad también aéreo, donde existe la influencia idiomática, cultural, sanitaria, etc., de un Estado sobre el otro.
Para dar un ejemplo, en la frontera uruguaya con Brasil, hay una influencia muy notoria del idioma portugués sobre el español, generando el “portuñol”, un lenguaje mezcla de español con portugués. Pero el territorio fronterizo donde se ejerce esa influencia está bajo la soberanía, como es lógico, y como corresponde, del Estado uruguayo.
Lo mismo se da a la inversa, sobre territorio de soberanía brasileña, en el espacio de territorio de Brasil limítrofe con Uruguay.
Los límites son otra cosa. Son los que, definitivamente, marcan el espacio interior territorial, marítimo, lacustre o aéreo, donde las naciones marcan, sostienen y defienden su soberanía como Nación independiente y soberana. Los límites pueden ser naturales, o artificiales. Y pueden ser definitivos o transitorios.
Es extraño que, con excepción de Chile, las naciones latinoamericanas que han declarado últimamente su reconocimiento al inexistente aún Estado palestino, hagan referencia a que, ese reconocimiento debe implicar el retorno a las fronteras anteriores a la Guerra del año 1967, refiriéndose a la denominada “Guerra de los Seis Días”.
Vale la pena dedicar la presente nota al recuerdo y la descripción de cual era el panorama que se vivió en el año 1967 y que determinó que Israel, se viera involucrado en el referido conflicto bélico. Primero, la Guerra de los Seis Días, fue por su importancia, el primer intento de Egipto y Siria, desde la Guerra de Independencia de 1948, de destruir al Estado de Israel y a la nación israelí.
Con ese objetivo, en noviembre de 1966, se firmó un Acuerdo de Defensa entre las dos naciones árabes, limítrofes ambas con Israel, estimulando a Siria a hacer más tensa la situación en el Medio Oriente, hecho que alcanzó a lograrse en la primavera local del año 1967.
Egipto ocupaba y administraba la Franja de Gaza y Jordania lo hacía en lo que es hoy Cisjordania. Los residentes palestinos en uno y otro territorio citado, no levantaron, que sepamos al menos, ni un dedo contra uno u otro de sus dominadores “hermanos” árabes. En Jerusalén, la parte oriental de la ciudad estaba ocupada y administrada por Jordania. Todos los límites de Israel con Líbano, Siria, Jordania y Egipto,
países que participaron de la Guerra de los Seis Días, hasta el estallido de este conflicto, fueron fruto de acuerdos firmados entre la primavera y el verano de 1949, estableciéndose tras el triunfo de Israel, las líneas de Armisticio que rigieron, en forma temporaria, así se había establecido entre las partes.
Al firmarse los acuerdos de Armisticio, las líneas limítrofes fueron trazadas aceptando que las mismas serían con carácter temporal y que serían sustituidas, al cabo de un par de años por límites definitivos. Sin embargo, se mantuvieron en tal estado hasta el año 1967. Recordemos cuál era el panorama, que Israel consideró “causus beli” , existente en la región, previo al estallido del conflicto armado.
En el año 1965 se habían llevado a cabo 35 incursiones contra Israel. Al año siguiente, 1966, el número de incursiones armadas aumentó a cuarenta y uno. En 1967, tan solo en los primeros cuatro meses, se lanzaron 37 ataques contra Israel.
Al mismo tiempo, se venían sucediendo los ataques, desde Siria, a los kibutzim existentes en las Alturas del Golán.
Mientras, el Presidente egipcio Nasser, continuaba haciendo discursos amenazadores contra Israel, los ataques terroristas árabes, seguían aumentando en número y en intensidad.

El 15 de mayo de 1967, día de la Independencia de Israel, tropas egipcias comenzaron a movilizarse hacia el Sinaí, y a concentrarse ceca de los límites con Israel. Nasser ordenó que la Fuerza de Emergencia de ONU, estacionada en el Sinaí desde 1956 se retire el 16 de mayo, lo que fue aceptado por el Secretario General de la ONU, U Thant, dando cumplimiento al pedido de Nasser.
El 18 de mayo, las tropas sirias ya estaban preparadas para la batalla a lo largo de las Alturas del Golán. Luego de la retirada de las Fuerzas de la ONU, la emisora “Voz de los Arabes”, anunciaba el día 18 de mayo: “Desde hoy ya no existe una fuerza de emergencia internacional que proteja a Israel. Se agotó nuestra paciencia. No nos quejaremos más a la ONU respecto de Israel. El único método que aplicaremos contra Israel es la Guerra Total, que resultará en el exterminio de la existencia sionista.”
El 20 de mayo, por su parte, el entonces Ministro de Defensa sirio, se hizo eco a la declaratoria anterior afirmando: “Nuestras fuerzas están ahora enteramente listas, no solo para repeler cualquier agresión, sino a iniciar el acto de liberación mismo, y a hacer estallar la presencia sionista en la patria árabe. El ejército sirio, con su dedo en el gatillo, está unido…Yo, como militar, creo que ha llegado la hora de entrar en una batalla de aniquilación.”
El 22 de mayo, Egipto cerró el Estrecho de Tirán a toda navegación en uno u otro sentido, israelí, y a todos los barcos de cualquier bandera, que se dirijan a Eilat. El 27 de mayo manifestó Nasser: “Nuestro objetivo básico será la destrucción de Israel. El pueblo árabe quiere pelear.”
Y el día siguiente, 28 de mayo, afirmó: “No aceptaremos ninguna coexistencia con Israel. Hoy el problema no es el establecimiento de la paz entre los Estados Arabes e Israel…La guerra con Israel está en vigor desde 1948.”
El 30 de mayo, no obstante las reiteradas gestiones diplomáticas israelíes ante Jordania, el Rey jordano Hussein firmó un pacto con Egipto. Tal hecho, determinó a Nasser a declarar públicamente que “los ejércitos de Egipto, Jordania, Siria y Libano se ciernen sobre los límites de Israel…para enfrentar el desafío, mientras están detrás de nosotros los ejércitos de Irak, Argelia, Kuwait, Sudán y toda la nación árabe. Esta acción asombrará al mundo. Hoy sabrán que los árabes están preparados para la batalla. El momento crítico ha llegado. Hemos alcanzado la etapa de la auténtica acción y no de las declaraciones.”
Finalmente, el 4 de junio, Irak se unió a la alianza militar con Egipto, Jordania y Siria.
El entonces Presidente de Irak, Abdur Rahmán Aref, se unió entonces a la guerra de declaraciones públicas: “La existencia de Israel es un error que debe rectificarse. Esta es nuestra oportunidad de borrar a Israel del mapa.”
¿Qué otra nación hubiera soportado tales declaraciones y actitudes bélicas día tras día? Al momento de estallar el conflicto bélico, rodeaban a Israel, por los límites Sur, Este y Norte, amén de las flotas enemigas que amenazaban la costa mediterránea de Israel, 250.000 soldados, la mitad de ellos instalados en el Sinaí, más de 2000 tanques y más de 700 aviones de combate.
¿Dónde estuvo, en todo este proceso previo al estallido del enfrentamiento armado, la “Nación” palestina? ¿Dónde estaban, entonces, sus límites geográficos, naturales o artificiales?
Desde 1948, los países árabes que perdieron la guerra con Israel y que se avinieron a firmar un Acuerdo de Armisticio para establecer límites temporarios, nunca más se reunieron con Israel para establecerlos definitivamente. El tema da para mucho más y, por nuestra parte, continuaremos analizando algunos mitos que tienen que ver con estas declaratorias de parte de los gobiernos del Mercosur, de “devolver a la Nación Palestina las fronteras (Límites) anteriores a la Guerra de 1967”, más allá, reiteramos, de los derechos de cada nación a reconocer a cualquier Estado.* (Miembro Titular de la Academia Uruguaya de Geopolítica y Estrategia)

Publicado en: http://www.aurora-israel.co.il

Un poco de historia y actualidad en contra de falacias antisionistas

Entre las acusaciones que buscan quitar legitimidad al Estado de Israel y borrar el vínculo histórico existente entre los judíos y su tierra, Eretz Israel, está la demonización de la empresa sionista, ver a los judíos sionistas como invasores, modernos y malignos colonizadores que llegaron a Palestina y expulsaron al pueblo palestino.
Tantas falacias contenidas en un solo argumento resultan desesperantes e irritantes, y es deber de quien se molesta en conocer la historia contrarrestar el peso de semejante ignorancia.
Al tiempo de comenzar el sionismo como movimiento de liberación nacional del pueblo judío, y llegado ya el año de creación del Estado de Israel en 1948, no existía un pueblo palestino. Palestina no estaba inmensamente habitada, y los que allí residían en desparramadas comunidades no tenían una unión como pueblo ni conciencia nacional. Eran árabes cuyo idioma y cultura no se diferenciaban del de los demás árabes de otros países. No constituían una unidad nacional con un elaborado sistema legal propio, ni desarrolladas instituciones que hicieran a una soberanía sobre el territorio. Nunca había existido un estado palestino, ni se pueden encontrar intenciones de establecerlo antes de que se levantara el Estado Judío.
Incluso el Plan de Partición de Palestina en la Resolución 181 de la ONU de 1947 recomienda dividir el territorio en un estado árabe y un estado judío. La resolución no menciona un estado palestino, puesto que no existía la noción de un pueblo palestino. Es más, la noción Palestina en los mapas del mundo y más específicamente de la región de Medio Oriente, fue introducida gracias a los judíos, que negociaban con los británicos en 1918 para que éstos establecieran una unidad territorial independiente, sobre la cual los sionistas levantarían el tan ansiado Hogar Nacional para el Pueblo Judío.
Ni los árabes de Palestina tenían conciencia de sí mismos como pueblo. Hasta eran considerados por los demás árabes y por muchos entre ellos mismos, como una provincia de Siria. Bien se expresa sobre el particular tema Julián Schvindlerman en su libro “Tierras por paz, tierras por guerra”: “Al contrario de los judíos, que establecieron reinados en el bíblico Eretz Israel, nunca en la historia de la humanidad hubo un estado palestino independiente gobernado por musulmanes en la región hoy comúnmente referida como Palestina… Nunca antes del advenimiento del sionismo hubo un interés árabe, ni siquiera moderado, por Palestina”.
La falta de una autodeterminación de los árabes que residían en Palestina, como salta a simple vista, es histórica y por falta de iniciativa propia o sometimiento de los demás países árabes luego, y no culpa del sionismo que llegó para establecer un Estado Judío en la parte del territorio que le correspondía pidiendo por la convivencia pacífica con los vecinos árabes.
Es recién en 1967, año de la desastrosa derrota de las naciones árabes en la Guerra de los Seis Días desatada contra Israel, que los palestinos comienzan a verse a sí mismos como palestinos, y a tener una noción propia como pueblo. Una prueba que afianza el recién allí creado autoreconocimiento como una entidad con identidad propia palestina, es que en 1964, y no antes, se crea la OLP, la Organización para la Liberación de Palestina. Y encima es nacida en Egipto como un instrumento títere para la consecución de los designios de Nasser, quien era el presidente en El Cairo por aquella época.

Luego de analizar el surgimiento del pueblo palestino en 1967, y no antes, destruimos parte de la argumentación antiisraelí acerca de la expulsión de un pueblo. Ahora es necesario hacer hincapié en el hecho de que el sionismo no es responsable de la expulsión de las comunidades árabes que residían en Palestina. El terrorismo árabe y las campañas bélicas contra objetivos judíos en Israel se hicieron una constante antes y a partir de la creación del Estado Judío. El no reconocimiento de las naciones árabes al derecho de autodeterminación del pueblo judío en un Estado propio, fue materializado en una guerra de exterminio contra Israel en la que participaron Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Arabia Saudita e Irak, enviando también Yemen combatientes antiisraelíes. Los propios líderes árabes insistieron a los habitantes árabes de Palestina para que abandonaran sus hogares y no se interpusieran en lo que sería la inexorable marcha a una aplastante victoria que terminaría cumpliendo el objetivo final de “arrojar a todos los judíos al mar”. Son los líderes árabes los que generaron y perpetuaron el problema de los refugiados. Si bien es cierto que habitantes árabes fueron desplazados por fuerzas judías, esto debe entenderse que fue en el marco de una guerra no librada por los judíos, sino por los árabes, con intenciones genocidas, y los acontecimientos se dieron en el fragor de las batallas, decisiones durante combates, y no como política premeditada de los judíos antes de la guerra. Si los judíos no se defendían, no serían desplazados, sino más bien aniquilados en su totalidad.

Se podrá también escuchar por ahí que el sionismo es el quebrantador de la paz en Palestina mientras que el Islam que gobernaba Medio Oriente era muestra de tolerancia y respeto para las minorías existentes. Ni lo uno ni lo otro.
Schvindlerman cita al propio Karl Marx, que no era nada apegado al judaísmo a pesar de su ascendencia judía, quien describe la vida de los judíos bajo dominio de los árabes en Palestina como una vida de perros. El sionismo, por su parte, trajo el innegable progreso del trabajo y la tecnología, y en conjunto con la creación del Estado una sincera propuesta de convivencia pacífica con los vecinos árabes. Israel ofrecía igualdad de derechos para todos sus habitantes. El liderazgo árabe de la época, lo único que ofrecía a los judíos era muerte y destrucción. Basta solo recordar las acciones y discursos del Mufti de Jerusalén Husseini, quien prometía una guerra de exterminio, creyéndose responsable de terminar la tarea que Hitler había comenzado. No es necesario entrar aquí en el detalle de todas las guerras que Israel debió soportar desde su nacimiento; lo que sí no hay que cansarse de resaltar es que Israel es el agredido y no el agresor. Los judíos, claro está, no son los que impusieron los combates, sino la ciega ambición de aniquilación que dominaba la mentalidad árabe.
Un caso de especial injusticia es hacerlo a Israel responsable de la Guerra de los Seis Días, una de las barbaridades que me ha tocado escuchar en ese discurso antiisraelí como sea. Israel bombardeó los aviones de Egipto en su base, es verdad, pero tras rigurosos informes e inconfundibles señales que apuntaban a un ataque egipcio. Y mientras, Jordania y Siria atacaban desde otros frentes. Para comprender mejor el contexto del conflicto y la situación previa que coloreaba el inminente estallido del combate, cabe aquí citar las palabras de un amigo mío: “Y las tropas sobre el Sinaí de Egipto, la retórica asesina de Nasser, la expulsión de las tropas de la ONU, las bases sirias atacando en el Golán, etc. ¿Qué sería eso, gestos de paz?”

Y lo último que veremos aquí, es el tema “central”, para muchos, de los asentamientos israelíes en los territorios en disputa. Esto está tan mal enfocado, con un antijudaísmo galopante, que opiniones de las más desagradables y desacertadas se aprecian en círculos de los cuales uno podría esperar un razonamiento un poco más elaborado, mas que la judeofobia obstaculiza impidiendo pensamientos de mayor elaboración. Incluso muchos judíos e israelíes han caído bajo paradigmas engañosos de la opinión islámica y europea, y se muestran en contra de la construcción de asentamientos con justificativos que demuestran incomprensión del real alcance del asunto.
Con el freno a la construcción de asentamientos no se detendrá el terrorismo. Terrorismo había antes de que existiese un solo asentamiento, y continuara por más que se congelen. Ahora bien, ante ese sucio argumento de que “Israel sufre terrorismo porque construye asentamientos, invadiendo territorios, y si frenara y desmantelara los mismos se acabaría el conflicto” que ya ha sido descalificado fácilmente al demostrar que incluso antes de construcciones los árabes ya atacaban, cabe preguntarse: ¿Qué clase de moral retorcida puede equiparar asentamientos con terrorismo? ¿Qué especie de cinismo, con tintes altamente judeofóbicos, puede poner en la misma balanza el terrorismo palestino demoledor y destructor, con la construcción de asentamientos que se encuentran como mucho entre un 3% y 5% de territorios en disputa? Y hay judíos que han caído dentro de este razonamiento malvado y rechazan a los asentamientos por creerlos un justificativo del terrorismo palestino. Vemos hasta qué punto una moral altruista asume un durísimo sufrimiento, en detrimento de intereses propios o de su propio país, justificando accionares violentos e incongruentes de la parte de enfrente. Este síndrome es sufrido por parte de la izquierda israelí actual. De aquí que tiene que quedar bien en claro que Israel no tiene por qué soportar terrorismo, y debe ejercer su derecho a la autodefensa contra los enemigos que lo acechan. El mensaje es claro: no hay terrorismo para desmantelar asentamientos, hay terrorismo para hacer desaparecer al Estado Judío. No hay que minimizar las intenciones terroristas ni el alcance del problema.
El estado palestino se creará algún día, pero esto no quiere decir que los asentamientos israelíes deban desaparecer. Por el contrario, Israel debe pelear por mantener el control de los mismos y en un futuro acuerdo seguir con la soberanía sobre ellos. Desmantelar asentamientos a causa de un pedido palestino por medio del terror, es darles un premio a los enemigos de Israel, alentándolos a seguir con la violencia, porque se demuestra que por esos medios pueden conseguir sus objetivos. Israel no debe dar la imagen de la debilidad realizando concesiones cuando se lo agrede violentamente. La política de asentamientos no debe frenarse por chantajes terroristas. Esta postura es defendida por seguidores de Jabotinsky, el pensador sionista que mejor entendió el problema con los árabes antes de la creación del Estado de Israel. En La Muralla de Hierro, texto publicado en 1923, Jabotinsky escribió: “Mientras exista una mínima esperanza de que puedan expulsarnos, no negociarán esas esperanzas…”. Israel sabe que no debe darles a sus enemigos esperanzas de que puedan exterminarlo, por lo tanto no sería sensato ceder y traducir en concesiones por presiones terroristas dichos anhelos de limpieza étnica de los terroristas.
Los que piden el desmantelamiento de los asentamientos y el traslado de su gente, ¿sugieren que el estado palestino debería ser judenrein? ¿Qué opinarían al respecto si por el contrario, cuando el estado palestino fuese creado, las autoridades israelíes decidieran deportar a todos los árabes israelíes fuera de Israel? Seguramente con la velocidad de la luz se levantarían de sus sillas para gritar al unísono “¡racistas!”. Y además, de paso, lo llamarían racista a Lieberman cuando su plan de intercambio de territorios justamente propone que los asentamientos judíos en Judea y Samaria queden bajo soberanía israelí, y los pobladores de Wadi Ara bajo soberanía de la Autoridad Palestina. Si lo llaman racista, entonces que no sea por este plan.
Cuando estos fuertes críticos sean superados en el tema asentamientos con respecto al racismo, discutirán por la ilegalidad. “Los asentamientos son ilegales”, exclamarán con la furia de una tormenta. Vale preguntarles en este momento, bajo qué ley son ilegales. La IV Convención de Ginebra, que es el documento al que se alude, se refiere a territorios total o parcialmente ocupados de otro estado. En Palestina no había otro estado. Estuvo el Mandato Británico antes de 1948, y las ocupaciones ilegales de Jordania y Egipto previas a la Guerra de los Seis Días. Israel se apoderó de los territorios en una guerra de autodefensa; territorios que no pertenecían a otro estado. Así que la Convención es inaplicable en este tema. Y por si llegaran a recurrir a los Acuerdos de Oslo para intentar descalificar a los asentamientos, solo hay que contestar que los Acuerdos no contenían ninguna previsión sobre los asentamientos, y que éstos serían tratados en el Status Final, por lo que según la letra de los mismos no se consideraban ilegales y la soberanía israelí sobre los asentamientos se mantenía. De yapa se puede agregar que las negociaciones de paz se derrumbaron con la negativa de Arafat a la propuesta de Barak en Camp David en el año 2000 y el lanzamiento de la violenta Intifada palestina contra Israel. Los mismos palestinos no respetaron y quebraron Oslo.
A esta gente contraria a los asentamientos solo le faltaría plantear que Israel debe salir de Judea y Samaria así nomás y abandonar a sus ciudadanos asentadores para que los maten porque piensan distinto a ellos, dejarlos a merced del terrorismo, y más aún, premiar al terrorismo por su violencia para la consecución de objetivos políticos cediendo ante su presión y realizando concesiones. Desde la legalidad y la moralidad, la postura no puede sostenerse.

El antijudaísmo preponderante en las políticas e imperante en los discursos de los enemigos antiisraelíes o en los críticos injustificados, y que lamentablemente ha absorbido a algunos propios judíos, no debe distorsionar la imagen verdadera que tiene el Estado de Israel, que goza del status de un país legítimo, y sus posturas a la hora de defender su obrar político son las más acertadas, respecto de aquellas opiniones malintencionadas que solo buscan menoscabar sus auténticos derechos. Atención contra las falacias antisionistas que buscan dar vuelta la historia.
El sionismo no es responsable de las guerras ni promotor de un racismo invasor y despiadado; Israel no es el agresor en esta contienda. Sus enemigos sí lo son.

Ezequiel Eiben

Sobre los cristianos palestinos

Han aparecido en todos los medios, con motivos de la visita del Papa a Israel, informes y datos sobre la situación de los cristianos en Israel, Gaza y el West Bank. He leído como muchas veces las políticas israelíes son señaladas como culpable de la disminución de cristianos en la zona, asombrosamente nadie ha mencionado la persecución islámica sobre esta minoría.

Seth Frantzman escribe al respecto en el Jerusalem Post:

La verdad es otra. Había alrededor de 150 000 árabes cristianos en el Mandato Britanico de Palestina en visperas de la Guerra de Independencia de 1948. Alrededor de 75 685 esecparon de las areas que luego se convertirían en Israel, deando 32 mil cristianos en 1949, principalmente en Nazareth, algunos pueblos de la Galilea y en Haifa, Acre y Jaffa. Los programas de reunificación familiar y reptariación hizo que haya 39 mil cristianos en Israel para 1951. La mayoría de los cristianos refugiados provenían de Jaffa, Haifa y la parte oeste de Jerusalem, y la gran mayoría ya se habian escapadado en mayo de 1948.

Los cristianos, se vieron beneficados demograficamente por la creación de Israel, aumentando de 1 en 7 entre la población árabe a ser 1 de cada 3 para los años 1950s.  Conformaron una pequeña minoría que le ha ido mucho mejor que sus contraparte musulmanes.  La mayoría era clase media, educada y hablaba idiomas. Debido a esto, prominentes palestinos cristianos como las familias de Edward Said o John Sununu (jefe de gabinete del gobierno de Reagan) facilmente se pudieron asimilar en occidente. Al ser mayormente urbanos – en 1947 115000 vivian en ciudades – los convirtió en vulnerbales durante la guerra, además de tener mas facilidades para poder escapar.

Respecto de la situación actual dice Frantzman:

Las comunidades cristianas sufrieron principalmente en el West Bank, donde refugiados musulmanes se asnetaban entre ellos. En Ramallah el 90% de la población era cristiana antes de la guerra y estaba compuesta por 5 mil habitantes, mientras que Bethlehem (Belén) tenía 9 mil habitantes, un 80% de ellos cristianos. Para 1967 había  16.000 personas en Belén, de los cuales solo 6 400 eran cristianos, mientras que Ramllah ya se había consolidado como una ciudad con una gran mayoría islámica.

La persecución a los cristianos se ha acentuado en Gaza desde que Hamas esta en el poder. Hemos mencionado varias veces persecuciones religiosas contra los árabes cristianos de la Franja:

Una postal desde Samaria

En My Right Word publican una carta enviada al New York Times en respuesta a otra carta aparecida en ese diario. Como no fue publicada, Yisrael Medad la publicó en su blog y me pareció que era interesante compartirla para entender la realidad desde Israel:

Al New York Times:
Kaveh Afrasiabi (en la carta del 22 de enero) habla de una “creciente cantonización de las zonas árabes al estilo del apartheid, a cargo de unos 700 puestos de control israelíes”, así como del “aumento de la violencia por patrullas de colonos judíos”, como una preocupante realidad.

La semana pasada, mi vecino, Moshe Avitan, que vive en los territorios en disputa, recibió un disparo en la cabeza cuando un terrorista disparó contra su auto mientras viajaba con su mujer (ambos son civiles no son soldados) en una carretera que no es ‘estilo-apartheid’ ya que los árabes también pueden conducir por allí, lo que permitió el disparo por parte de una “patrulla árabe” . Además, escaparon con éxito debido al hecho de que se eliminó un puesto de control, que se vio obligado a quitar Israel por la saliente Secretaria de Estado (Condoleezza Rice)  el pasado mes de marzo.

Además, mi vida en Silo, donde estaba el Tabernáculo, donde la Tierra de Israel se dividió en porciones y tribales, donde el profeta Samuel fue capacitado, no tiene nada que ver con “el expansionismo neocolonial de Israel”, mientras que la presencia árabe tiene mucho que ver con su conquista de la zona en el 638 CE (era común) y sus siglos de ocupación ilegal.

Yisrael Medad
Shiloh, Samaria.

Terrorismo en el 2008

Mientras se desarrollaba la Operación Plomo Fundido salió a luz una estadistica sobre los ataques terroristas en Israel en el 2008.

  • 36 israelíes y turistas asesinados (contra 12 en el 2007, y 19 en 2006)
  • 947 heridos por cohetes lanzados desde la Franja de Gaza (464 en 2007, y 227 en 2006)
  • 1 683 cohetes fueron lanzados desde Gaza e impactaron en Israel, por otra parte 108 cohetes lanzados por los palestinos desde  Gaza, no alcanzaron llegar a Israel e impactaron en la Franja de Gaza.
  • 8 personas fueron asesinadas con ataques de cohetes.
  • 19 fueron asesinadas siendo victimas de disparos.
  • Una persona fue acuchillada hasta la muerte.
  • Uno murio en un atentado suicida.
  • Uno en un taque con bulldozer
  • Ocho soldados murieron en combate.

Violencias y violencias

Parece ser que el criterio para determinar la relevancia de un acto violento es según quien sea el responsable de esta violencia.

La violencia no se la puede justificar por más que la otra parte actúe de la misma manera, sin embargo es necesario juzgarlas de acuerdo a las circunstancias. Generalizar es malo, sin embargo mientras no es politicamente correcto (ni tampoco es correcto) decir que “todos los arabes son terroristas, salvajes y asesinos” la generalización respecto de aquellos judíos que viven en Judea y Samaria no es tan mala, “los ‘colonos’ son agresivos, extremistas, fanaticos, etc” muchas veces he leido y escuchado gente decir eso, y los mismos que saltan, acertadamente, a corregir aquellos que incurren en la primer generalizacion son los primeros que están de acuerdo con la segunda generalización.

Dicho esto paso a traducir una columna de Chagai Segal en el diario israelí Maariv:

“Los incidentes de violencia de los colonos hacia los palestinos no son nada comparados con los muchos de miles de incidentes en la dirección opuesta. En el último año (judío), un año relativamente calmo, ocho colonos fueron asesinados por palestinos. Unos 6000 árboles de frutas fueron arrancados el último verano en un una noche en un huerto en Binyamin, el doble del número de árboles de olivo que los palestinos reclaman fueron arrancados en los últimos tres años, pero la maquinaria propagandista de izquierda tiene éxito en transmitir al público que son solo pocos incidentes en los cuales se ataca judíos”.

“Todas las denuncias de la policía ignorando los crímenes de los colonos son demagogia que busca fortalecer la imagen de Judea y Samaria como un lugar sin leyes. Sí, la policía no siempre captura a los criminales, pero en Gush Dan (Tel Aviv y suburbios) la policía muy raramente atrapa a alguien”.

UPDATE: Ya lo encontré traducido en El Reloj.

Fuente: IMRA

Hamas vs. Fatah

La rivalidad entre Hamas y Fatah no es una cosa nueva, las principales agrupaciones terroristas palestinas han estado luchando entre ambas para obtener una predominancia en la sociedad palestina, y esa lucha fue cualquier cosa menos a través de elecciones.

Al parecer esta proximo a elevarse un nivel mas esta rivalidad, luego de los ultimos informes de un oficial del ejercito israeli:

Hay señales que Fatah se esta preparando para lanzar una operacion a gran escala contra Hamas en el West Bank en las proximas semanas, antes del conflicto esperado cuando el periodo de Mahmoud Abbas como presidente de la ANP termine en enero, le dijo un alto oficial del ejercito israeli al Jerusalem Post.

Esto se debe a que no hay elecciones algunas programadas en la ANP y el sucesor de Abbas en la presidencia debería ser el Presidente del Consejo Legislativo palestino, un miembro de Hamas alojado en una prisión israelí desde 2006.

El clima de tensión en el West Bank va en aumento. Hamas ya anunció que desconocerá cualquier autoridad impuesta por Fatah luego de enero.

Si bien Fatah quiere adelantarse y evitar una confrontación directa tomando el West Bank de manera similar que hizo Hamas con Gaza hace más de un año nadie puede garantizar que el grupo que actualmente controla la Franja de Gaza se anticipe nuevamente.

No os precipitareis (o el disparo al pie palestino)

Acertadamente publica hoy el diario argentino La Nacion, sobre un supuesto incidente filmado en el West Bank por una chica de 14 años. El incidente esta aun siendo investigado por el ejercito israeli pero me gustaria destacar algunos puntos a tener en cuenta.

En primer termino, pase lo que pase, aquellos apologistas de los palestinos tendrán material para varios años de señalar este incidente como “el genocida comportamiento del genocida ejercito israeli en el genocidio que esta realizando”, vale aclarar que cuantas mas veces pueden ubicar la palabra “genocidio” en una frase mejor para ellos, y a su vez la misma cantidad de veces que se menciona la palabra genocidio aumenta proporcionalmente la probabilidad que al hecho que se esten refiriendo no se trate de un genocidio (valga la redundancia)

En segundo lugar hay que tener en claro que Israel esta en una guerra. Lo acontencido, de ser tal como lo denuncia la organizacion de DDHH (para unos pocos)  B’tselem, es definitivamente un exceso del soldado o comandante que dio la orden pero en el marco de una guerra. Y en una guerra siempre hay excesos, acciones deliberadas que se apartan del codigo de conducta del ejercito, afortunadamente en el caso israeli estos son los menos y teniendo en cuenta que se vive un interminable enfrentamiento entre soldados israelies y terroristas palestinos (la relacion inversa es entre terroristas que atacan civiles, y no soldados) es algo para destacar.

En tercer lugar, hay que destacar el comportamiento posterior del ejercito luego del dudoso incidente:

Abu Rahma dijo que la bala le impactó en su dedo pulgar izquierdo y que recibió tratamiento de un médico del Ejército, antes de ser liberado por los soldados.

Una de las pocas industrias de los palestinos es la de Pallywood, ademas del terrorismo y arruinar las huertas que habia en asentamientos judios en Gaza antes de su retirada, y este incidente puede tratarse de otra gran produccion palestina (son tan buenas que hasta de despues de demostrada su falsedad las siguen tomando como si fuesen veridicas) ya que hay indicios de que esto sea asi:

Leivovitz, sin embargo, pone en duda algunos aspectos de la grabación, ya que asegura que “el video está editado, hay secuencias que faltan y hay que preguntarse qué es lo que ha sido borrado. Además, el sonido, no es el sonido real, se oyen a varias personas hablando y no los ruidos de la manifestación”, señala.

Sera cuestion de esperar a los resultados de la investigacion y no precipitarse a sacar conclusiones, un error en el que ya he caido anteriormente y los portavoces del gobierno israeli tambien(el link se los debo)

Hamas y Fatah comienzan la reconciliacion

La iniciativa yemení que apunta a reconciliar a los dos principales grupos terroristas palestinos entre si parece que esta teniendo exito y se ha observado un avance en las conversaciones entre ambos:

El acuerdo aparece como el último esfuerzo de ambas partes por lograr un compromiso sobre el futuro de la Franja de Gaza y Cisjordiania.

El documento, titulado ‘Declaración de Sanaa’ fue firmado por Azzam Al Ahmad, jefe del grupo parlamentario del Fatah, y segundo del buró político del movimiento, Mussa Abu Marzuk, en presencia del presidente yemenita, Alí Abdalá Saleh.

Previamente, el líder yemení mantuvo conversaciones con ambos dirigentes palestinos por separado y conjuntamente, pero no se había logrado ningún acuerdo.

Saleh ha estado presionando a ambas partes para que acuerden negociar a principios de abril un plan de reconciliación.

Yemen propuso que la Franja de Gaza retorne al escenario que había antes de que los islamistas de Hamás tomaran por la fuerza el control del enclave costero.

Mientras tanto Israel permite que se sigan armando los terroristas:

Ante la creciente inseguridad en la margen occidental del Jordán, el gobierno israelí permitió que Rusia entregue 25 vehículos blindados para la policía palestina. Voceros del presidente de la AP, Mamud Abbas, dijeron que el nuevo equipo blindado ayudará a combatir los problemas de órden público causados por extremistas de Hamás y otros grupos terroristas palestinos, principalmente en las problemáticas ciudades de Jenín y Nablús. Según se informó, a pedido del gobierno israelí, los vehículos blindados que entregará Rusia no estarán dotados con armas. El anunció de la entrega fue hecho durante la reciente visita a Israel del canciller ruso, Sergei Lavrov.

No, claro los vehículos blindados serán utilizados por la confiable policía de la ANP

Presencia internacional en Gaza y el West Bank

Una operación en Gaza es inminente, el problema de una operación militar a gran escala en Gaza es el objetivo de ésta. Si es como dicen algunos funcionarios de defensa, y su objetivo es el operativo obligue a que se instalen fuerzas internacionales en Gaza (vía: OM)  el camino no es el correcto, asi como tampoco que se instalen fuerzas internacionales en el West Bank.

Estoy en contra de la presencia de fuerzas internacionales en Gaza y el West Bank por varios motivos. En el caso particular de Gaza un operativo militar debe apuntar a debilitar las estructuras de los grupos terroristas que actúan allí para que cese el lanzamiento de cohetes, acentuado desde la retirada israelí de 2005. La instalación de una fuerza internacional en Gaza sería contraria al objetivo del operativo, ya que no solo Israel no tendrá mas jurisprudencia en auto-defenderse de los ataques provenientes de Gaza, ya que ese mandato estará para dicha fuerza, sino que el cuerpo internacional se convertirá en un escudo humano ideal para obligar a Israel que limite sus acciones en Gaza por que esta presencia será un obstáculo a la hora de realizar operaciones militares.

Por otra parte las fuerzas internacionales en general demostraron ser ineficientes, en el Líbano estuvieron estacionadas 6 años para que luego Hezbollah impunemente comience una guerra, en Darfur seguramente nada cambiará con el envío de tropas, en Eritrea las tropas se están retirando con un fracaso bajo el brazo. Las tropas de cuerpos internacionales resultan un fracaso si no existe un acuerdo de paz o intención de no agredir entre las partes, en mayo de 1967 el Presidente egipcio Nasser le solicitó a las tropas de la ONU que se retiraran, tenía planeado atacar Israel. Las tropas se retiraron como si nada.

Otro punto en contra de las fuerzas internacionales es el mandato limitado, Gaza sin dudas es un territorio difícil y lo mas probable es que las tropas internacionales no tengan un mandato muy claro, su mandato este limitado a controlar las actividades terroristas o cooperar con la policía local (es decir la de Hamas, algo más bien improbable),  y si el mandato es claro, en caso de ser una misión de la ONU, ningún país querrá mandar a sus hombres a luchar en Gaza contra terroristas poniendo en peligro a sus hombres, si costó que enviaran fuerzas  a la UNIFIL, no me quiero imaginar lo que costará que envien fuerzas a Gaza.

Estos dos últimos puntos se aplica al West Bank, sin embargo habría que analizar el desempeño de la OTAN en este tipo de misiones.

Fatah boicotea la paz

El gesto entre los judíos  y árabes, que viven en Hebron es para aplaudirlo de pie. Sin orquestas conformadas por árabes y judíos y sin pedidos de expulsar a los judíos de sus viviendas los habitantes de Hebron celebraron una reunión de conciliación donde demostraron madurez y responsabilidad, lamentablemente este hecho fue opacado por las amenazas proferidas por Fatah contra los líderes árabes que participaron en esta iniciativa:

Los jefes de los clanes palestinos mas grandes en Hebron se reunieron con el jefe del consejo local de Kiryat Arba y promiententes líderes de la comunidad judía en Hebron el miercoles en lo que ambos describieron como una reunión reconciliación, infromó la radio del ejercito.

El Sheikh Abu-Hader Ja’abri, jefe de un prominente clan palestino y pariente del alcalade de Hebrone, y el jefe del clan Abu Sneinah, Haj Akram Abu-Sneinah, se reunieron con el jefe del consejo del asentamiento de Kiryat Arba, Zvi K’tzubar, y los jefes de la comunidad judía en Hebron.

Ambos lados declararon que su objetivo era restaurar la paz y seguridad en la ciudad, llamada Hebron por los judíos y Al-Halil por los árabes.

“No los vemos como colonos sino como habitantes” fue citado el Sheik Ja’abri, jefe de un prominente clan en Hebron

“Hebron tan nuestra como es suya”. Al final de la reuniónn, donde asisitó el comandante del ejercito israelí para el Sur del West Bank, un vocero de los judíos en Hebron dijo que ambos ladosacordaron en unirse y combatir “elementos extremistas que buscan sembrar odio y destrucción en la ciudad”

Los residentes judíos de Hebron dijeron que las conversaciones se llevaron a cabo en una atmósfera positiva.

En respuesta a esta noticia de la reunión, el ala militar de Fatah, las Brigadas de Martires de al-Aqsa, difundieron un panfleto llamando al asesinato de Ja’abri.

A %d blogueros les gusta esto: