Tres inocentes secuestrados y tres hipócritas rezando

Tres inocentes secuestrados y tres hipócritas rezando
Ezequiel Eiben
19/6/2014

Tres estudiantes judíos fueron secuestrados en Judea y Samaria el jueves 12/6 a la noche mientras regresaban a sus casas. Las Fuerzas de Defensa de Israel atribuyeron el proceder criminal y confirmaron la responsabilidad de la organización terrorista palestina de Gaza Hamas[1]. Naftali Frenkel tiene 16 años y es ciudadano americano; Gilad Shaar tiene 16 años y es israelí; Eyal Yifrach tiene 19 años y es israelí[2]. Los tres son víctimas del fanatismo terrorista que se incuba en amplísimos y mayoritarios sectores de la sociedad palestina. Como explica Roni Kaplan, Portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel para la prensa hispanoparlante:

“Es menester tener en cuenta que el secuestro no es meramente una motivación coyuntural para los terroristas, sino más bien una cultura operacional, la “cultura del secuestro”. Desde principios de 2013, Hamas y otros grupos terroristas palestinos han procurado realizar 64 secuestros a Israelíes por el mero hecho de ser israelíes. Lamentablemente, esta vez lo lograron (…)”[3].

De hecho muchos palestinos mostraron su apoyo a los secuestros, tanto en las calles como por las redes sociales. Repartieron caramelos, postearon fotos y eslóganes con bromas (por ejemplo, haciendo referencia a tres nuevos Guilad Shalit, en alusión al soldado israelí anteriormente secuestrado por Hamas). Dirigentes de Hamas y Jihad Islámica llamaron a cometer más secuestros[4].

Horas antes del secuestro, e incluso con posterioridad, las Fuerzas de Defensa de Israel informaban que terroristas islamistas disparaban desde Gaza contra Israel. El 11/6 a la mañana se reportó que cohetes fueron lanzados contra el Consejo Regional de Eshkol (ubicado en el noroeste del Negev) poniendo en peligro la vida de cientos de civiles israelíes, niños incluidos[5]. El 14/6 a las 9:21 un cohete cayó en el Sdot Negev Regional Council, comunidad al sur de Israel. El mismo día a las 19:15 tres cohetes fueron disparados, de los cuales tres impactaron contra el Hof Regional Council. La Fuerza Aérea de Israel respondió sendos ataques[6].

Días antes, se anunció con reverencia el final del mandato como Presidente de Israel de Shimon Peres, quien está cumpliendo los últimos días al frente de su cargo[7].

Días antes, domingo 8/6, se juntaron en el Vaticano a rezar por la paz Shimon Peres como Presidente israelí, el presidente palestino de Fatah Mahmoud Abbas, y el Papa Francisco. La invitación, por supuesto, partió de este último. Hubo un acto con oraciones en los jardines del Vaticano, plantaron un olivo simbólico, y después mantuvieron una reunión privada. Durante la ceremonia, Francisco dijo, entre otras expresiones: “Espero que este encuentro sea el comienzo de un camino nuevo en busca de lo que une, para superar lo que divide”; puntualizó que se deben “derribar los muros de enemistad y tomar el camino del diálogo”; y destacó sobre Peres y Abbas: “Su presencia, Señores Presidentes, es un gran signo de fraternidad, que hacen como hijos de Abraham”[8].

Días antes, en mayo, estando en Bethlehem durante su visita por Medio Oriente, el Sumo Pontífice del catolicismo les había hecho la invitación a los presidentes de manera sorpresiva. “Aquí, en el lugar de nacimiento del Príncipe de la Paz, deseo invitarlos a unirse conmigo en cordial oración a Dios por el don de la paz. Ofrezco mi hogar en el Vaticano para este encuentro de oración” manifestó Francisco. Los aludidos aceptaron inmediatamente[9]. Luego, Peres debía obtener aprobación del gobierno israelí para asistir al Vaticano, la que finalmente fue concedida[10].

Días antes, en mayo, Fatah y Hamas comunicaron que habían llegado a un acuerdo para  nombrar a los ministros que serían parte del buscado nuevo gobierno palestino de unidad nacional. El referente de Hamas Musa Abu Marzouk anunció que el acuerdo se había alcanzado en una reunión entre las dos facciones en Gaza[11].

Conclusión:

Tres hipócritas en el Vaticano rezando “para la foto” por la paz, mientras los israelíes (y judíos procedentes de otras latitudes) son asesinados y secuestrados por el terrorismo islamista palestino que no quiere paz.

El presidente israelí queriendo quedar bien ante la cámara antes de terminar el mandato. Es verdad que el gobierno le dio luz verde para ir a la ceremonia; pero también es verdad que aceptó por propia voluntad la invitación y hubiera ido igual en el caso que no hiciera falta autorización. Shimon Peres se ha caracterizado por hablar de la paz con los palestinos aun cuando parece imposible y la realidad demuestra la falta de voluntad de la Autoridad Palestina, y por invitar a Abbas a sumarse a la visión de paz inclusive ante visibles y notorias manifestaciones de rechazo de este último.

El presidente palestino ganando audiencia occidental, lo que le sirve para ocultar a conveniencia su (conocido para ojos que quieran ver) plan de destruir a Israel. Mahmoud Abbas estuvo al lado de Yasser Arafat, y al igual que este lo hacía, ha analizado variables para destruir a Israel: bélicas, terroristas, políticas, diplomáticas, demográficas.

El Papa mostrándose apaciguador y pacificador junto a una figura como la de Abbas, a sabiendas de lo que representó y representa, de lo que hizo y lo que hace. Francisco no puede no saber que Abbas no comparte su visión cristiana occidental de paz para Medio Oriente, ni una visión universalista de armonía. Vale decir también que en el caso del Papa hay una cierta dosis de ingenuidad acompañada por ignorancia: no entiende del todo la guerra contra Israel, y piensa que una jornada de rezos junto al fotogénico Peres y al asesino Abbas va a conducir o ayudar a la solución entre las partes. En verdad, una amenaza real que tiene Israel en el islamismo terrorista no cesará por el simbolismo de la ceremonia. Sobre todo cuando ciertos participantes no creen en su contenido.

Ante un nuevo episodio vendible a las cámaras y a la vez falto de contenido resolutivo real y efectivo, expreso que estoy harto de la hipocresía de la izquierda israelí y de la corrección política de los que pretenden ayudar.
La izquierda israelí (y lo que ha sido también parte del centro del mapa político en el país hebreo) fue al Vaticano a llevarse los laureles de la imagen linda y simbólica pero vacía de significado verdadero en cuanto a solución para Israel. Por supuesto, mientras la izquierda hace su juego redentor, humanista y de “buenas intenciones”, la derecha israelí con el Primer Ministro Biniamin Netanyahu a la cabeza es la que verdaderamente actúa (en mayor medida, y no en todo lo que yo quisiera) en favor del país como tal, ordenando defenderse del terrorismo y solicitando fervientemente no reconocer a la unión Hamas-Fatah. En medio del clima hostil hacia Israel de arreglo entre Fatah y Hamas, y con los chicos ya secuestrados, Netanyahu no fue a sacarse fotos de paz con Abbas. Por el contrario, expresó: “He ordenado (…) que se pida a la Autoridad Palestina, de cuyo territorio provenían los secuestradores, que haga todo lo necesario para ayudar a los rehenes volver a casa sanos y salvos”; “Es la responsabilidad de la Autoridad Palestina”[12]. Izquierda demagoga por un lado; y derecha haciendo lo que hay que hacer aunque no suene bien a los europeos, socialdemócratas estadounidenses (y afines republicanos) y demás adalides del progresismo por otro lado; es otra vez el cuadro de la política israelí.

Hay que citar también lo informado por Roni Kaplan:

Para conseguir sus objetivos operacionales, las Fuerzas de Defensa de Israel ha trabajado en coordinación con los aparatos de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina. Esperamos que esta cooperación se profundice y traiga resultados concretos sobre el terreno. No es una cooperación propiamente dicha, sino más bien una coordinación basada en intereses comunes[13].

Ahora bien, esta coordinación acordada entre Israel y la Autoridad Palestina con objetivos operacionales de incidencia real, dista de ser una acción semejante a la ceremonia simbólica hipócrita en el Vaticano con el rezo por la paz junto a quien se sabe que no la busca.

Y los que pretenden ayudar… primero entiendan la guerra contra Israel para poder hacerlo de modo correcto. Luego, ayuden con armas a liquidar a Hamas y con diplomáticos a aislar a Fatah (lamentablemente este último ya cuenta con un grado de aceptación suficiente como para descartar que pueda realizarse una acción más contundente); o bien manténganse al margen y dejen de invitar a rezar a nuestros enemigos islamistas terroristas, porque con semejante conducta contribuyen a desvirtuar su verdadero rostro asesino y los dejan ante la prensa y el público como personas pacíficas en busca de una solución con Israel, cuando su única solución es sin Israel.

 

[1] https://www.facebook.com/idfonline/posts/791572407532298

[2] https://www.facebook.com/StandWithUs/posts/10152184971667689

[3] Operativo de rescate “Volved hermanos” – Roni Kaplan
http://opinion.infobae.com/roni-kaplan/2014/06/19/operativo-de-rescate-volved-hermanos/

[4] Palestinians Praise Kidnapping of 3 Israeli Teenagers
http://www.idfblog.com/2014/06/15/palestinians-praise-kidnapping-3-israeli-teenagers/

[5] https://www.facebook.com/idfonline/posts/786438111379061

[6] Gaza Terrorists Fire 4 Rockets, IDF Responds
http://www.idfblog.com/2014/06/14/response-rocket-fire-idf-targets-gaza-terror-sites/

[7] El 9/6 le correspondía a la Knesset elegir a quien se convertiría en el décimo Presidente de la historia del país. Resultó elegido Reuven Rivlin, miembro del Likud. Para información sobre los candidatos, ver:
Cinco candidatos aspiran ocupar el sillón de Shimón Peres
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Nacional/58500/

[8] El papa Francisco, en el Vaticano junto a Shimon Peres y a Mahmoud Abbas, pidió “derribar los muros de la enemistad”

http://www.lanacion.com.ar/1699547-el-papa-francisco-recibira-a-shimon-peres-y-a-mahmoud-abbas-para-rezar-por-la-paz

[9] Peres, Abbas accept papal invitation to pray for peace at Vatican – By TOVAH LAZAROFF, JEREMY SHARON, GREER FAY CASHMAN
http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Israel-set-to-provide-rousing-welcome-to-Pope-Francis-today-353264

[10] Despite suspension in talks, Peres gets okay to join Abbas, pope for prayer at Vatican By GREER FAY CASHMAN
http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Despite-suspension-in-talks-Peres-gets-okay-to-join-Abbas-pope-for-prayer-at-Vatican-355576

[11] Hamas, Fatah strike deal on ministers in new Palestinian unity government – Khaled Abu Toameh

http://www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/Hamas-Fatah-strike-deal-on-ministers-in-new-Palestinian-unity-government-352545

[12] Israel: terroristas secuestraron a tres adolescentes en Cisjordania
http://www.infobae.com/2014/06/14/1572963-israel-terroristas-secuestraron-tres-adolescentes-cisjordania

[13] Operativo de rescate “Volved hermanos” – Roni Kaplan
http://opinion.infobae.com/roni-kaplan/2014/06/19/operativo-de-rescate-volved-hermanos/

Sin concesiones

Les dejo un fragmento de mi ensayo “sin concesiones” en el cual trato el modo en que debe proceder Israel actuando por principios. Para leerlo completo, click aquí.

Sin concesiones
Ezequiel Eiben
24/4/2013
14 de Iyyar 5773

Así debe actuar Israel: a través de una política sin concesiones a sus enemigos, que los tiene, y son muchos. El país judío está del lado de la justicia, sus enemigos están del lado de la injusticia. Por lo tanto, cada concesión que Israel haga a quienes desean su obliteración, es un espacio que gana la injusticia, y un retroceso de la justicia.
Israel debe actuar por principios, consistentemente, aferrado a ellos. De tal forma, no le dará lugar a este mal (impotente en sí mismo) que busca extenderse como una plaga anidándose en los resquicios que deja la falta de coherencia y consistencia. Tomando como base primordial el reconocimiento del enemigo (directriz fundamental), veamos a continuación los principios que le servirán a Israel para lograr sus objetivos y defender con éxito su causa ante las amenazantes fuerzas que lo enfrentan.

A) No hay que realizar concesiones a los enemigos:
La renuncia al derecho propio en favor de la sinrazón del contrincante es un acto de autoflagelo y de fortalecimiento al otro. Israel no debe ceder frente a las demandas infundadas y las amenazas de muerte de la Autoridad Palestina y Hamas. La causa de Israel es primordialmente moral; los judíos que allí viven están moralmente legitimados a ejercer sus derechos individuales y practicar la autodefensa. A Israel no le hace falta tener al derecho positivo internacional de su lado, y aun así lo tiene. Los llamados “territorios en disputa” no son territorios “ocupados”, ni son territorios palestinos “confiscados”. Los asentamientos allí ubicados no son “ilegales” ni muestras de “colonización imperial”. El Vice-Ministro de Relaciones Exteriores Danny Ayalon, realiza una muy pertinente explicación: “¿A quién, los israelíes, capturaron la Banda Occidental? ¿A los palestinos? No. En 1967 no había ninguna nación árabe o Estado con el nombre de Palestina. En realidad, nunca lo hubo. Israel tomó la Banda Occidental de manos jordanas en un acto de autodefensa, después que Jordania se uniera a una guerra iniciada por Egipto y Siria con el fin de destruir a Israel. Y a propósito, destruir países, sí es ilegal. (…) La resolución 242 del Consejo de Seguridad (de la ONU) no demandaba un retiro unilateral por parte de Israel, sino que Naciones Unidas llamó a la negociación de la solución (…) Jordania, ¿saben qué?, no tenía ninguna justificación legal para estar allí (en la Banda Occidental). Jordania simplemente ocupó la Banda durante los intentos previos de destruir el joven Estado de Israel en 1948, cambiando el nombre comúnmente aceptado de Judea y Samaria por el de “Banda Occidental del Río Jordán”[1]. (…) Entonces, si Jordania no tenía reclamo legal sobre este territorio y Palestina no existía, ¿de quién es este territorio? (…)” (1).
Debemos recordar a su vez, varios puntos: 1) Gran Bretaña tomó el control de la zona llamada Palestina tras la Primer Guerra Mundial; 2) La posterior presentación del documento de Arthur James Balfour[2], mientras se desempeñaba como Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, en el cual se reconocía el derecho del pueblo judío de levantar su Hogar Nacional en Palestina; 3) El mandato recibido por los británicos de parte de la Liga de las Naciones (antecesora de la ONU) para promover el establecimiento del Hogar Nacional Judío; 4) El mandato recaía sobre todo el territorio de Palestina, es decir, incluía la parte hoy conocida como Banda Occidental y lo que hoy constituye Jordania; 5) La entrega de los británicos de ¾ partes de todo el territorio que se suponía destinado al Hogar Nacional Judío, a manos árabes para que levantaran el Reino Hashemita de Jordania; 6) En conclusión, la pérdida de los judíos de la mayor parte de las tierras donde se iba a levantar su Hogar, actuando los británicos en flagrante contradicción con el mandato entregado por la Liga de las Naciones y en desconocimiento del alcance territorial al que se refería originariamente la mentada Declaración Balfour.
Por todo lo mencionado, es clara la legalidad y afianzada la legitimidad moral en el obrar de Israel. Respecto de la ley, hubo un mandato expreso de la Liga de las Naciones, una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores británico, y resoluciones de la ONU, que avalan la posición israelí sobre los territorios. A esto le sumamos el derecho internacional en lo concerniente a la guerra, para apoyar la acción defensiva israelí en la “Guerra de los 6 días”[3], acontecimiento en el cual Israel toma control de los territorios en cuestión. Y en lo concerniente a los asentamientos, vemos que los ciudadanos israelíes han edificado sobre tierras que forman parte del país al cual ellos pertenecen. No hay ley externa que deba imponérseles para impedir que continúen su desarrollo y expansión. Es más, en las negociaciones de Oslo[4] se previó que el tema de los asentamientos sería tratado en el status final, y que hasta llegar a un arreglo definitivo no debía modificarse la situación de la Banda Occidental, por lo tanto es un enorme incumplimiento que los dirigentes palestinos reclamen y presionen por el congelamiento en la construcción de asentamientos por un lado, y pretendan la declaración unilateral de su Estado y auspicio de la ONU en su traición por el otro.
Respecto de la moralidad, no caeremos en un tratamiento inútil sobre abstracciones, inexistencias y conceptos colectivistas falaces. Por encima de soberanías nacionales, derechos de países y expresiones colectivistas que impregnan la política internacional en la actualidad, se encuentra en el ámbito moral la consideración del individuo. Y aquí hay que defender los derechos individuales de los hombres, en este caso de los hombres judíos, más precisamente los asentadores (mal llamados colonos): han ejercido su legítimo derecho de propiedad para construir sus hogares y sus ciudades, y ninguna invocación mística estatista por parte del gobierno palestino debe prevalecer sobre los auténticos derechos individuales. La abstracción de una soberanía palestina inexistente sobre la tierra no puede ir por encima de derechos de propiedad concretizados en la realidad. Los asentadores habrán elegido una bandera, un himno a cantar, una pertenencia nacional con la cual identificarse; pero la base de su derecho moral a las tierras en las que se encuentran es el principio de los derechos individuales, la propiedad que ejercen sobre el terreno.         

B) No hay que negociar con los enemigos en sus términos sin estar forzados a hacerlo: La letal falacia que guió en gran parte y por mucho tiempo a la política israelí en lo que a la guerra en su contra incumbe, se manifestó con nitidez en la declaración de Itzjak Rabin cuando era Primer Ministro de Israel: “Yo quisiera hacer un tratado de paz con el Príncipe de Mónaco, pero mi enemigo es Arafat y con él hay que hacerlo”. Este razonamiento erróneo ha sido bien llamado por un colega “silogismo de la muerte”:
“1-La paz se hace con el enemigo.
2-Mi enemigo es el terrorismo palestino.
Conclusión: La paz la tengo que hacer con el terrorismo palestino.
Esto es una reductio ad absurdum” (2).
Si la conclusión es hacer la paz con quien pretende asesinarme, entonces debo rebajarme al nivel de mi verdugo, transigir con él, darle mi consideración y permitir que avance en su camino sin exigir que cambie su cometido. Negociar con el enemigo en sus términos (sin que estemos forzados a hacerlo) es negociar con terroristas sin exigir que estos dejen de ser terroristas, es negociar con quien quiere asesinarme sin que el asesino modifique su objetivo. Yo consigo algo inútil (quizás solamente hacer tiempo), y él consigue una transacción de la cual sale victorioso. El terrorista quiere mi vida, y negociando con él yo renuncio al principio de mi derecho a la vida. No se negocia con el enemigo; se negocia con quien no es o ha renunciado a ser nuestro enemigo. Nuestras acciones deben ser pro-vida, y no pro-muerte. Buscar hacer la paz con el enemigo es negociar con él en sus términos (sin estar forzados a hacerlo), es hacerle una concesión sin intimarlo a renunciar a sus aspiraciones a la par que nosotros renunciamos a nuestros fundamentos. La política israelí no debe estar direccionada a la realización de un acuerdo de paz con terroristas, sino a combatirlos para lograr la supervivencia.
Palabras de Leonard Peikoff: ““En cualquier concesión entre comida y veneno”, dice Ayn Rand, “es sólo la muerte la que puede ganar. En cualquier concesión entre el bien y el mal, es sólo el mal el que puede beneficiarse”. La razón de esto no es que el mal sea más potente que el bien. Al contrario, la razón es que el mal es impotente y que, por lo tanto, sólo puede existir como un parásito del bien. Lo bueno es lo racional; es lo que se adhiere a las demandas de la realidad y de esa forma promueve y beneficia la vida del hombre, junto con todos los valores que la vida requiere. Tal política no obtiene ninguna ventaja de su antítesis. (…) Por su propia naturaleza, el bien sólo tiene algo que perder si negocia con el mal. El mal está exactamente en la posición contraria. El mal es lo irracional, es lo que contradice los hechos de la realidad y por lo tanto amenaza la vida del hombre. Tal política no puede ser mantenida como un absoluto o practicada de forma consistente – no, si uno quiere evitar su destrucción inmediata. El mal tiene que contar con algún elemento del bien; el mal puede existir sólo como un parásito, sólo como una excepción a las virtudes con las que está contando” (3).
Querer vivir es bueno, es racional. Querer asesinar es malo, es irracional. En cualquier concesión entre la defensa de la vida y el terrorismo asesino, solo este último se beneficia. El terrorista le arranca algo a la víctima, la víctima no obtiene nada del terrorista. Si Israel quiere evitar la destrucción inmediata, no debe negociar con terroristas islamistas. Israel no tiene nada que ganar del islamismo; este último tiene mucho que ganar de Israel.

No es el momento de hacer concesiones

FIRMADO EN EL HIELO, NO ESCULPIDO EN LA PIEDRA

Melting-ice-polar-bear

ENTREVISTA A YORAM ETTINGER Y ALAN BAKER EN “ISRAEL TODAY”.

Medio Oriente está en llamas. La fachada de la Primavera Árabe hace tiempo que cayó y se ha hecho evidente que esta es simplemente otra ronda del tipo de agitación que hace largo tiempo ha definido a la región.

“No hemos tenido una Primavera Árabe, una Marcha hacia la Democracia o una Revolución de Facebook”, dijo a “Israel Today” el ex embajador israelí Yoram Ettinger. “Lo que hemos vivido es la típica, endémica violencia entre los países árabes de nuestra región”.

Alan Baker, un ex diplomático israelí que trabajó en los tratados de paz con Egipto, Jordania y los palestinos, coincidió: “Me río cuando oigo ‘primavera árabe’, porque creo que es un deseo por parte de los europeos. No hay tal cosa como una primavera árabe. Es un trágico invierno árabe”.

Ettinger dice que los líderes occidentales deben aprender las lecciones de los acontecimientos actuales: “Las revueltas en Túnez y en Egipto, la actual guerra tribal en Libia y la guerra civil en Siria, todas arrojan luz sobre la realidad de Medio Oriente, que en los pasados 1.400 años ha consistido en imprevisibilidad, intolerancia violenta, inestabilidad, falta de fiabilidad y fragmentación”.

Así que los cambios de régimen en toda la región no indican una transformación hacia la democracia. “Cualquier nuevo acuerdo en los países árabes se someterá a los principios superiores de Medio Oriente”, continuó Ettinger. “En otras palabras, cualquier arreglo, por definición, sería provisorio. Los acuerdos en Medio Oriente se firmaron sobre hielo no fueron tallados sobre piedra”.

Incluso el moderado y relativamente estable Reino Hachemita de Jordania no será inmune. “Jordania ya ha sido impactada por el aumento de la Hermandad Musulmana en Egipto, se verá afectada por la guerra civil en Siria y ha sentido los efectos de la fragmentación de Irak, que se está convirtiendo en un puesto de avanzada iraní”, dijo Ettinger. “El Reino Hachemita será barrido. La única pregunta es cuándo, no si”.

En medio de todo esto, Israel se ha convertido en una isla de estabilidad. Sin embargo, Israel sigue siendo señalado como la fuente de los problemas de la región y el que tiene que hacer concesiones para restaurar la calma.

“¿Cómo puede el Presidente Obama y los europeos venir y decir a los israelíes, ‘Oh, ignore todo lo que está sucediendo a su alrededor? ¡Ustedes tienen que demostrar más voluntad de compromiso con los palestinos!'”, preguntó un desconcertado Baker. “¿Por qué? Si el área entera se derrumba, ¿por qué tenemos que ponernos en una situación de mayor riesgo?”

Ettinger argumentó que es hora que la comunidad internacional termine y reduzca a cero la cuestión israelí-palestina. “Esos observadores ingenuos o los políticos que se refieren al conflicto árabe-israelí como el conflicto de Medio Oriente deben reevaluar porque nunca ha sido el principal conflicto”, señaló. “En los últimos dos años, ninguno de los eventos sísmicos desde el Atlántico hasta el Golfo Pérsico han tenido alguna relación con la cuestión palestina”.

Baker dice que Israel no puede firmar un acuerdo de paz seguro en este ambiente sin garantías sustanciales occidentales, pero aún así es un riesgo enorme. “Si después de 34 años del tratado de paz, que ha sido el elemento más estable de la paz árabe-israelí en el Medio Oriente, está siendo desestabilizado por los dirigentes egipcios, ¿qué esperanza tendría alguien de lograr acuerdos genuinos y duraderos con los sirios, libaneses o palestinos?” se preguntó.

Ettinger está de acuerdo: “Si los árabes han violado tan fácil y violentamente los acuerdos nacionales y regionales entre ellos, ¿alguien puede razonablemente esperar que manejen los acuerdos con el estado judío de una manera más pacífica?”.

Por lo tanto, la apuesta más segura para Israel es aferrarse a las conquistas vitales territoriales. “Por lógica, cuanto más impredecible, más alto debe ser el umbral de seguridad”, declaró Ettinger.

“En un umbral de seguridad más alto es que se sustenta la importancia de que Israel mantenga el control de las montañas de valor estratégico en Judea y Samaria (West Bank o Cisjordania).”

FUENTE: ETTINGER-SIGNED-11/03/13

Opinión de Jabotito:

Yo siempre dije que una retirada militar de la Ribera Occidental, sin acuerdos sólidos de seguridad, solo traerá una lluvia de misiles sobre la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Aeropuerto Ben Gurión. Si Israel se va de allí; Hamás, Irán y los misiles vendrán en su lugar. Los resultados de una concesión territorial en un área tan grande como Judea y Samaria serán mucho peores que la desconexión de Gaza, porque 70% de la población israelí vive en la llanura costera a menos de 20 kilómetros de distancia de las áreas palestinas, al tiro perfecto de los cohetes menos sofisticados. La descripción de los expertos mencionados anteriormente confirma que ni siquiera con sólidos acuerdos de seguridad, una solución justa y el final del conflicto con los palestinos, se puede afirmar con certeza que habrá algún grado de paz o tranquilidad duradera.

Hasta un pacifista de ultraizquierda como Shlomó Ben Amí reconoce que los asentamientos no son el problema, además de que “el máximo de lo que los israelíes ofrecen, nunca se encuentra con lo mínimo que los palestinos pretenden”. Se requiere coraje para aceptar la realidad, pero la única seguridad que tendrán los israelíes viene de la mano del Tzahal, sus fuerzas de seguridad e inteligencia, así como la resistencia, ingenio y dureza de su estamento político, no de las concesiones ni una política entreguista hacia los palestinos, que ya demostró su fracaso en demasiadas ocasiones.

Con el debido respeto al Presidente de los Estados Unidos, yo no le creo a Obama cuando dice que su país brindará todo el “apoyo inquebrantable y real” en caso de que Israel esté dispuesto a asumir riesgos para tratar de buscar la paz. Durante la desconexión de Gaza decían lo mismo y el mundo no mostró mayor comprensión hacia Israel cada vez que tuvo que lanzar operaciones militares para detener la lluvia de cohetes desde ese territorio evacuado. La seguridad de los ciudadanos israelíes no debe ser hipotecada ni puesta en riesgo por deseo de los europeos, izquierdistas, la corrección política o la buena imagen de un mandatario de turno. Es muy fácil instar a otros a tomar decisiones riesgosas para quedar bien. Después de todo, el que sufrirá las consecuencias será únicamente Israel y su gente.

Algo de Irán y… ¿De qué se quejan entonces?

Enfrentamiento con Irán será en el 2013

La disputa por el programa nuclear de Irán se dirige hacia un punto crítico el próximo año, de acuerdo con uno de los mejores asesores para Medio Oriente del presidente de EE.UU.

Dennis Ross Enfrentamiento con Irán será el 2013

“Cuando nos fijamos en dónde estamos hoy, yo diría que el 2013 va a ser el año decisivo – de una manera u otra”, dijo Dennis Ross, un ex enviado especial a Oriente Medio, el jueves en Jerusalén.

Ross, quien el año pasado dejó la Casa Blanca después de dos años como director principal del Consejo Nacional de Seguridad, también pidió a israelíes y palestinos  tomar medidas concretas para restablecer la confianza en una solución de dos estados, instando a Jerusalén a detener la construcción fuera de los grandes bloques de asentamientos.

“Una vez que el presidente [Obama] ha adoptado una posición, nuestro objetivo es la prevención [de la capacidad de Irán para construir un arma nuclear], que te pone en una cierta trayectoria de planeo. Si la diplomacia falla, entonces inevitablemente le lleva al uso de la fuerza “, dijo Ross.

Antes de que el gobierno de Obama recurra a un ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán, probablemente trataría de utilizar medios diplomáticos y posiblemente otra serie de sanciones paralizantes en los sectores financieros y económicos del régimen, agregó.

“Aproximadamente un año a partir de ahora, si el ritmo actual del programa nuclear iraní no ha disminuido, probablemente llegará a un punto donde la combinación de la parte baja y media de uranio enriquecido que tienen, y el número de centrifugadoras que tienen, será tal que que va a ser difícil para los EE.UU. saber con certeza si pudiéramos actuar con la suficiente rapidez para evitar que los iraníes presenten al mundo un hecho consumado cuando se trata de estos programas. ”

Obama ha prometido repetidamente que impedirá que Teherán adquiera armas nucleares, y aunque él prefiere resolver el conflicto a través de la diplomacia y las sanciones, no ha tomado ninguna opción fuera de la mesa.

“No se equivoquen: un Irán con armas nucleares no es un desafío que puede ser contenido. Sería una amenaza para la eliminación de Israel, la seguridad de las naciones del Golfo, y la estabilidad de la economía global “, dijo Obama en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre.

De acuerdo con Ross, que hoy sirve como consejero del Instituto para Política del Cercano Oriente, el enfrentamiento entre Occidente e Irán llegará a su fin pronto, porque las sanciones estàn cada vez más empujando al régimen a una esquina.

Las exportaciones de petróleo, que representan un 85 por ciento de los ingresos del gobierno iraní, han sido por debajo de 2,5 millones de barriles en 2009 a menos de un millón. La moneda iraní se está debilitando y el descontento está creciendo entre la población.

“Por un lado, existen las presiones a partir de los mismos [ líderes iraníes], y hay unos cuantos de ellos. Por otro lado, tienes la marcha de su programa y tiene las posiciones de los EE.UU., que es la de la prevención y la no contención “, dijo Ross. “De alguna manera veo que esos elementos se unirán en el transcurso del año [Siguiente].”

Irán es probable que sea “una prioridad nacional de seguridad muy alta” para Obama durante su segundo mandato, Ross estima, y ​​agregó que Washington y Jerusalén están más o menos en sintonía con el tema. “¿Vamos a estar de acuerdo en todos los detalles, vamos a tener la vista exactamente puesta en el mismo momento? Tal vez no, aunque lo que también hemos visto es la conversación en curso entre los Estados Unidos e Israel sobre la gama completa de qué es lo que estamos haciendo cuando nos acercamos a esta estrategia “.

Hablando en una conferencia organizada conjuntamente por el Centro Jerusalén para Asuntos Públicos, Ross también abordó el conflicto israelí-palestino, destacando varias etapas, que cada lado debe tomar para restablecer la confianza en la posibilidad de una solución de dos estados.

Según Ross, los palestinos deben dejar de incitar al odio contra Israel y empezar a reconocer sus lazos históricos con la tierra, adoptar el lenguaje de “dos estados para dos pueblos”; colocar a Israel en los mapas de los libros de texto, y fortalecer el estado de derecho en la Autoridad Palestina .

Israel debe facilitar su control sobre las áreas judías de Cisjordania para mejorar la actividad económica palestina, disminuir el número de incursiones militares en zonas bajo control palestino, y comenzar a ofrecer una compensación financiera y las opciones de creación de alternativas de vivienda para colonos que están dispuestos a trasladarse desde puestos de avanzada en Israel propiamente dicho o de los principales bloques de asentamientos.

“Construye solamente en los bloques”, dijo Ross. “Los bloques son todo para el oeste de la barrera [de seguridad], y se envía una señal. Todo el oeste de la barrera es del ocho por ciento. Eso significa que no estamos construyendo en el 92 por ciento de Cisjordania “.

La Restricción de la construcción para el propio Israel y los asentamientos de Israel espera que mantenga en cualquier futuro un acuerdo de paz, el gobierno enviaría un mensaje inequívoco de que valora la idea de un Estado palestino independiente en el futuro.

“Sería enviar un mensaje inmediato, mira, vamos en serio. Estamos construyendo en lo que debería ser nuestro estado. No estamos construyendo en lo que será su estado. Creo que también va a enviar un mensaje a nivel internacional a los que se centran mucho en este tema “.

Mi opinión:

Respecto a Irán no tengo nada para objetar. Pero me sorprende lo último que dijo el asesor de Obama. Parece algo obvio, pero para muchos europeos e incluso algunos comunicados de la Casa Blanca, no lo es. Justamente el gobierno de Israel (tanto el actual como los anteriores) construye solamente en los grandes bloques de asentamientos al oeste de la barrera de seguridad que permanecerán bajo soberanía israelí en cualquier acuerdo de paz futuro. Bloques que representan solamente un 8% de Judea y Samaria, pero vive más del 80% de la población judía de esos territorios. Esos son precisamente los poblados que rodean Ma’ale Adumim, Jerusalem Este, Immanuel, Ariel, Modi’in Illit, Gush Etzión y Rehan. ¿Entonces por qué demonios chillan tanto? (incluyendo EE UU)

Esta es la izquierda sionista (con sentido común) que queremos

Líder laborista: Israel debe seguir financiando los asentamientos

Líder laborista: Israel debe seguir financiando los asentamientosLa dirigente laborista Shelly Yachimovich afirmó que el Gobierno debe seguir financiando los asentamientos en Judea y Samaria (Cisjordania) hasta que las partes  alcancen un acuerdo de paz.

“No podemos tratar como criminales a los residentes de los asentamientos que fueron creados por decisiones legales de gobiernos, la mayoría liderados por el Partido Laborista”, dijo Yachimovich en una entrevista con el portal del internet del diario Yediot Aharonot.

Yachimovich, que aspira a convertir a su partido en la segunda fuerza política tras las elecciones del próximo 22 de enero, agregó que “no se puede borrar a las personas” que viven en los asentamientos y que el gobierno de Israel “tiene que mostrar plena responsabilidad por los niños que viven en ellos”.

En una inusual entrevista en la que se refirió ampliamente a sus posturas sobre el conflicto árabe-israelí, insistió en la fórmula de dos estados para dos pueblos como única salida posible, y a las fronteras de 1967 como marco de referencia para un canje territorial que deje del lado israelí los tres grandes bloques de asentamientos: Maale Adumim, Gush Etzión y Ariel.

Sobre el futuro de Jerusalén abundó que debe tratarse en una fase más tardía de cualquier acuerdo de paz y que la división de la ciudad debe realizarse en base a la fórmula propuesta en la cumbre de Camp David en 2000.

La propuesta israelí al entonces cabecilla palestino, Yaser Arafat, consistió en que los barrios judíos queden bajo soberanía israelí y los árabes bajo la del estado palestino, fórmula luego retomada por el primer ministro Ehud Olmert en sus negociaciones con el presidente palestino Mahmud Abás.

Las últimas encuestas pronostican que en las elecciones del próximo 22 de enero los laboristas podrían recuperar parte del terreno perdido en la última década y rozar los 20 escaños, lo que le convertiría en la segunda fuerza política detrás de la lista conjunta Likud Beitenu, que encabezan el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el titular de Exteriores, Avigdor Lieberman.

La dirigente laborista, hasta hace unos años una de las periodistas líderes del país, se ha negado a comprometerse a no formar parte de un gobierno encabezado por Netanyahu; sin embargo añadió que la posibilidad de que participe en un gabinete junto con Lieberman tiende a cero”.

Fuente: AURORA

Sobre la construcción en E1

A pesar de las mentiras de los medios de comunicación, la construcción de viviendas que une al bloque de Ma’ale Adumim con Jerusalem, no imposibilita la continuidad territorial de un futuro Estado palestino. Lea por qué.

westBank-E1

En otras palabras, la distancia entre Ma’ale Adumim y la frontera con Jordania (zona que podría formar parte de un Estado palestino), es la misma que existe entre Tulkarem (ciudad palestina) y Netanya (ciudad israelí). La contigüidad palestina en Cisjordania no se vería más cortada con el llamado corredor E1 de lo que lo sería la contigüidad israelí si Israel tuviese que retirarse a las fronteras anteriores a 1967, incluso con pequeñas modificaciones.

Por otra parte, los medios han acusado a Israel de romper, con esa decisión, la posibilidad de una salida negociada al conflicto. Sin embargo fueron los líderes palestinos quienes, con su decisión de acudir a la ONU en busca de su reconocimiento como “Estado observador no miembro”, dieron un paso unilateral contrario a los acuerdos vigentes hasta el momento.

Desde el mismo momento en que entró a la oficina, Netanyahu ofreció a los palestinos negociar una solución de dos Estados para dos pueblos, pero estos últimos se negaron. Incluso impuso una congelación sin precedentes de los asentamientos por diez meses (entre marzo y septiembre de 2010), pero Abbas esperó a último momento, cuando la moratoria estaba por expirar, para sentarse a negociar (en septiembre) y retirarse con la excusa de que “no se congelan los asentamientos”. Ahora el gobierno israelí se cansó y pide estrictamente lo justo: sentarse a negociar sin precondiciones. Pero Abbas rechaza la premisa y prosigue con sus acciones unilaterales e ilegales. Entonces no esperen que Israel se quede de brazos cruzados sin responder de la misma manera.

Video esclarecedor

A %d blogueros les gusta esto: