Sobre la manipulacion de la historia

Howard Jacobson escribe en el Indpendent sobre un asunto que varias veces hemos comentado en este blog, la comparación de Gaza, o los territorios palestinos en general con el gueto de Varsovia o campos de concentración:

A principios de 1940 unos 100.000 Judios y Romanis murieron en el Ghetto de Varsovia por las políticas de hambrear y por enferemdades, otro cuarto de millón fue transportados a los campos de la muerte, y cuando se rebeló el gueto fue liquidado, los últimos 50.000 residentes o fueron asesinados en el lugar o enviados a ser asesinados de una manera más higiénica en Treblinka. No me malentiendan : cada palestino muerto en Gaza es demasiado, pero no hay la más remota similitud, ya sea en la intención o en el hecho – incluso en el más groseramente mal informado de los hechos – entre Gaza y Varsovia.

A pesar del gran número de ciudades que han sido sitiadas y destruidas durante miles de años de implacables guerras sólo hay una explicación de porque se hace esta invocación de Varsovia en este caso – es para herir a los judíos en su mas reciente historia angustia y de castigar a ellos con su propio dolor. Su objetivo es una especie de castigo retrospectivo, anulando todas las deudas de culpabilidad y tristeza. Es como si, por una inversión de la habitual ley causa y efecto, las acciones de los judíos de hoy demuestran que judíos tienen merecido lo sucedido ayer.

Reprender a los judíos con su propia historia, los excluye de la lástima, como si la pena fuese negociable o tiene una fecha de caducidad, es la más novedosa manera de negación del Holocausto, infinitamente más sutil que la versión de David Irving con su contabilidad de  cuerpos y objeciones de poca mona sobre la capacidad de las camaras de gas  y tamaños de las chimeneas. En lugar de decir el Holocausto no sucedió, el sofisticad y moderno negador acepta el evento en toda su terrible magnitud, sólo para acusar a los judios de tratar de beneficiarse de él, ya sea en forma de chantaje moral o incluso el robo territorial. Según este pensamiento, los judios han traicionado el Holocausto y son indignos de él, los verdaderos herederos de su sufrimiento son los palestinos. Así pues, aquí y allá en todo el mundo este año, el día del Holocausto fue anulado temporalmente o boicoteado a cuenta de Gaza, los muertos judios son declarados culpables de los pecados de los vivos.

De esta manera Jacobson expone a los anti-semitas y su vil manipulación de la historia. Luego sigue analizando una desdeñable obra de teatro antisemita que esta siendo presentada en Londres.

Leer artículo completo

(Gracias, Alita)

Eliminar el sionismo es politicamente correcto?

Estaba leyendo sobre toda la polémica que se armo hace bastante tiempo atras sobre declaraciones del presidente iraní de “borrar a Israel del mapa”, en Wikipedia se le dedica un espacio respecto de la precisa o no traducción de esta frase.

Esa frase, y de eso no hay duda alguna, fue dicha en una conferencia denominada “Un Mundo sin Sionismo”, los rabinos “antisionistas” de Neturei Karta son “antisionistas” pero no son “antisemitas”, en el mismo sentido Norman Finkelstein, Noam Chomsky, Luis D’elia y otros personajes conocidos por todos se declaran “antisionistas”.

Claro esta que luego del asesinato de 6 millones de judios en nombre del “antisemitismo” esa etiqueta ha quedado bastante mal vista por la sociedad y ser antisemita abiertamente se convirtio en algo politicamente incorrecto, antes de la Shoa no era algo bien visto pero era tolerable que alguien sienta aversion por los judios.

En los comienzos del S. XXI, hasta el momento, no se olvidó la muerte de 6 millones de judios pero se encontró un eufemismo a la judeofobia: el antisionismo. Ya no se trata de eliminar a los judíos prestamistas, que tenian bajo control los medios de información, que manejaba Wall Street, que se hacian con el poder en Rusia gracias a la Revolucion de Octubre, etc. ahora ese papel lo ocupan  los “sionistas”. El antisionismo se ha creado para que aquellos que no se jactan de ser antisemitas puedan sentirse mas resguardados bajo el otro termino. Pero a fin de cuentas ser antisionista es lo mismo que ser antisemita.

Si como se afirma según una interpretación que Ahmadinejad se refería a que el regimen sionista iba a desaparecer, en un pais democrático como es Israel como se puede hacer desaparecer este regimen:

a. Derrocando a sus gobernantes y oprimiendo a la oposición de un regimen islamico(es decir a los judios)
b. Mantener a la población judia en el territorio que hoy es Israel pero masacrarla para que sean minoría a la hora de votar.
c. Expulsar a los judios del país.

Tanto la opción a), b) y c) nos brinda alguna similitud con el regimen nazi y su politica contra los judios, pero esta vez contra los sionistas.

Es entonces que cuando se habla de instaurar un regimen autoritario y totalitario donde antes imperaba una democracia y el estado de derecho, es decir “borrar de las paginas de la historia al regimen sionista”, uno puede concluir que esto solo se puede lograr el uso de la violencia.

Lo politicamente correcto, el antisionismo, es igual a lo politicamente incorrecto, el antisemitismo, solamente que las palabaras usadas en el ultimo caso fueron leidas en libros de historia y lo que se hizo bajo el regimen nazi es aberrante. Sin embargo aun no tuvimos la posiblidad, por suerte, de leer lo que se hizo en nombre del antisionismo y es por eso que a pesar de ser muy similar al antisemitismo, aun sigue siendo valido anhelar la “eliminación del regimen sionista” y hoy en dia es algo politicamente correcto.
Y antes de terminar me gustaría hacer una salvedad, muchos de los que apoyan la “eliminacion del Estado de Israel” (o como vinimos llamandolo anteriormente “eliminacion del regimen sionista”) son los mismos que abogan por el fin del capitalismo y reemplazarlo por un sistema de valores que avalen sus ideas.

A %d blogueros les gusta esto: