Ni homosexuales ni adúlteros, tampoco perros

El régimen iraní ya tomó por costumbre mandar a la horca a homosexuales o adúlteros, sin embargo “el mejor amigo del hombre” tampoco es de agrado en el islam, es por eso que para la depravación moral de tener perros el régimen iraní ha creado carceles para perros: 

La policía iraní ha construido una cárcel para los perros. Miles de jóvenes mujeres y de jóvenes hombres han sido encarcelados o recibido advertimiento de las normas legales que prohíben tener perros en los domicilios.

De acuerdo al Islam, los perros son considerados animales impuros y su posesión está vista como “bajo la influencia occidental”.

El hoyatoleslam Gholamreza Hassani había declarado en octubre del 2002 que los perros y sus dueños tenían que ser arrestados.
En el pasado, los propietarios de perros habían recibido advertencias sobre la posesión de los canes domésticos. A pesar de las advertencias, el número de perros ha aumentado en los últimos años, mayormente entre las jóvenes de Teherán.

A %d blogueros les gusta esto: