Ahmadinejad explica la mentalidad de los yihadistas

Creo que Ahmadinejad dijo una cosa clave para entender cualquier conflicto ya sea entre musulmanes o entre musulmanes y no-musulmanes, hablo del “martirio”:

El Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad dijo el lunes que la derrota no tiene sentido para aquellos que creen en el martirio.

Dirigiéndose a funcionarios a cargo de la ceremeonia conmemorando el “martirio” de 36 000 comandantes del ejercito durante ocho años de sagrada defensa, dijo que los que buscan el martirio son los que tienen el mejor refugio contra las armas enemigas y las ametralladoras y nadie podrá confrontar a una nación con una moral tan alta.

“El que busca la cultura del martirio nos protegerá contra todos los problemas sociales” dijo

No estamos ante guerras convencionales, y no lo estaremos mientras el enemigo de la humanidad sea el islamofacismo, no es cuestión de matar la mayor cantidad de personas, sino se trata de generar cambios estructurales desde dos perspectivas desde arriba y desde abajo, desde abajo me refiero a la educación y al futuro, evitar generar más fanáticos en las madrasa es decir prevenir la exposición de los chicos a los islamistas y por otra parte desde arriba, deponer los regímenes dictatoriales que abundan en el mundo islámico para evitar que esto no tenga fin y luego terminen saliendo victoriosos solo por una mera cuestión numérica. Y mientras tanto seguir aguantando para frenar la expansión islamista.

Nota: Para los que no son habituales lectores de este blog recuerden que islamismo no es lo mismo que islam.

4 comentarios

  1. No estoy de acuerdo en que islamismo no es lo mismo que islam, como si por un lado habria un islam de paz y por otro, fanaticos en nombre del islam. Todos sabemos que la ”biblia” en que se basamenta dicha religion es el coran, libro que pregona las peores atrocidades humanas, y que llama a destruir a los infieles, principalmente los judios, los cuales son llamados ”monos y cerdos”. Y su principal profeta es mahoma, un asesino, ladron y pedofilo. Un estilo bilam mas contemporaneo

  2. Si se puede decir lo que es justo también se podrá decir que todas las religiones se basan sobre la paz, las que no cumplen este requisito no puede llegar a ser una religión porque la mayoría apoya este derecho que parece que se ha convertido en una virtud, la propaganda de este personaje Ahmanidejad solo pretende justificar sus acciones y enfoca la injusticia sobre el pueblo palestino para alimentarla cuando todos sabemos que ellos mismos matan a palestinos por estar en desacuerdo con estos, su hipocresía y su falacia es inagotable pero seguirán utilizando esta excusa mientras puedan, no hay que dejarse engañar por estos mediocres adalides del odio, solo son bocas que mienten y encima lo hacen mal.

    El respeto y el entendimiento hacia las otras culturas los dejan en nada, esta es su derrota.

  3. Investigador califica de ‘mito’ el concepto de ‘tolerancia en Al-Andalus

    El medievalista de la Universidad de Málaga José Enrique López de Coca consideró hoy que el concepto de terrorismo islámico ‘tiene su origen en el contexto histórico del miedo a Occidente’ y calificó de ‘mito’ la idea de que los musulmanes de Al-Andalus toleraban otras confesiones.

    López de Coca pronunció hoy la conferencia ‘Cristianos en Al-Andalus: de la tolerancia a la represión’, dentro de la XVIII Semana de Estudios Medievales de Nájera (La Rioja).

    Este encuentro, en el que participan más de medio centenar de investigadores de Historia Medieval, analiza las relaciones entre las comunidades cristiana e islámica en la Edad Media.

    Tras pronunciar su conferencia, López de Coca explicó a Efe que a pesar de que en las últimas décadas ‘se había perdido la tradición de estudiar la presencia musulmana en España’ ahora ‘regresa con fuerza ese campo de investigación, quizá por cuestiones relacionadas con la actualidad’ y porque ‘para la historia española es básico conocer bien la relación entre esas comunidades y también la judía’.

    Aseguró que en Al-Andalus ‘los musulmanes más que tolerar a los cristianos, eran permisivos con ellos’ aunque ‘cuando constituyeron una minoría importante se endureció esa actitud’, lo que deparó la expulsión de los cristianos entre los siglos VIII y XII.

    En el territorio ocupado por el Islam sólo continuaron pequeños grupos de cristianos ‘aunque sometidos a diferentes normas’ como la ‘prohibición de hablar contra el Islam, no poder acudir a sus jueces en los pleitos, no tocar las campanas de sus iglesias, no hacer sus casas más altas que las de los musulmanes y avisar de su paso’.

    Además, subrayó, ‘los dirigentes no se fiaban de los cristianos conversos al Islam y les obligaban a llevar un parche de tela amarilla en su ropa’ algo que ‘luego se hizo con los judíos, por los reyes medievales españoles y por los nazis’ aunque ‘su origen es musulmán’.

    ‘En realidad, en España no hubo convivencia, ninguna confesión aceptó a las otras, porque cada cual se consideraba superior a las otras’, explicó.

    Por ello, aseguró, ‘la tolerancia del Islam es un mito, un invento de la ilustración europea’ ya que ‘para criticar a la sociedad del Antiguo Régimen se recurría a la ficción’ e ‘igual que Montesquieu escribió las Cartas Persas, en España las Cartas Marruecas de José Cadalso inventaron la tolerancia del Islam’.

    ‘A veces, cuando una idea se acepta, aunque sea falsa, la gente la cree’, consideró, ‘y eso pasó con este concepto de Al-Andalus, un territorio en el que también existía la esclavitud y la opresión a la mujer’.

    Recalcó que ‘la sociedad musulmana ha cambiado mucho y en la mayoría de los países las elites quieren cambiar y acercarse a occidente’ y para ello ‘necesitan ayuda, no incomprensión o guerras’.

    El doctor de la universidad malagueña consideró que dentro de este contexto ‘el terrorismo islámico encuentra una explicación, el miedo a Occidente’, ya que ‘quienes pretenden continuar con determinadas prácticas, que justifican en la religión, ven en nosotros -los occidentales- un peligro para mantener su tradición’.

  4. No se puede medir los acontecimientos de una determinada época y contrastarlos con otra por el simple hecho de que las épocas implican un cambio natural, la dominación Islámica en Alandalus representaba la misma identidad que la de ahora, su religión, su cultura, en definitiva su identidad, en un territorio dominado suele prevalecer quien domina, cuando llegaron los cristianos fueron ellos quienes se impusieron, y así entre unos y otros, la cultura ludia nunca se propuso dominar en ningún lugar que no fuera el suyo, pero quizás con solo la razón no era suficiente y entre exilios aun se pregunta ¿cuando? las disparidades impositivas de musulmanes y cristianos no tienen nada que ver con la situación del pueblo judío, en Alandalus les daba igual quien gobernara si con ello aun podían conservar su medio de vida en la espera de su vuelta a la tierra prometida, sorprendentemente con la dominación Islámica vivieron mucho mejor y con mas seguridad que con los cristianos, tampoco los cristianos de antes son los de ahora o eso parece, pero esta fue la realidad.

    La situación actual no esta determinada por la cultura como en tiempos de Alandalus sino por manipulaciones y propósitos políticos, esta diferencia es muy significativa, por que en Alandalus lo que se imponía era la cultura Islámica y una prueba de ello eran los numerosos filósofos e intelectuales en su mayoría judíos que emanaron de ella, y esto se valoro y se protegió en medio de una cultura Islámica pero no se valoro y se protegió en la cultura cristiana que solo se dedicaba a sacarles dinero mediante absurdos impuestos, asta que expulsaron a casi todos los judíos, muchos judíos de la época se convirtieron o aparentaron ser musulmanes porque ostentaban altos cargos como médicos principalmente intelectuales muy valorados, hablaban perfectamente el Árabe y el Hebreo entre otras y esto les interesaba a la monarquía Islámica de la época, después pasaron a servir los aristócratas cristianos quienes se servían de ellos para tratar temas comerciales o simplemente para dirigir sus haciendas, todo se movía en razón del interés que podían sacar del judío, al resto los expulsaron, no fueron pocos los que se quedaron en la península y terminaron por ser uno mas de ellos, los dominantes, pero la peculiaridad de judío es que puede ser cualquier cosa en cualquier epoca y ante cualquiera y seguir siendo judío.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: