Ironía

The Telegraph nos cuenta que:

Police in Gaza have arrested at least 41 men on charges of immodesty this April, writes Phoebe Greenwood. And now the city is gripped with fear that Hamas is driving the population towards militant Islamic fundamentalism.

Pero obviamente la culpa es…de Israel:

A population already battered by devastating bouts of conflict with Israel and a six-year blockade will be squeezed even further.

 

Al menos uno de los arabes palestinos se sincera: 

“Hamas is getting stricter and stricter,” he says. “We are already under so much pressure, there are troubles with Israel, troubles with factions, troubles with the economy, and now it’s our jeans and our hairstyles? For me, for anyone, this is too much.”

Espero que eventualmente descubran quién es su verdadero enemigo: sus líderes y ellos mismos en la medida que los apoyen a ellos, y por tanto su autodestrucción.

Sin concesiones

Les dejo un fragmento de mi ensayo “sin concesiones” en el cual trato el modo en que debe proceder Israel actuando por principios. Para leerlo completo, click aquí.

Sin concesiones
Ezequiel Eiben
24/4/2013
14 de Iyyar 5773

Así debe actuar Israel: a través de una política sin concesiones a sus enemigos, que los tiene, y son muchos. El país judío está del lado de la justicia, sus enemigos están del lado de la injusticia. Por lo tanto, cada concesión que Israel haga a quienes desean su obliteración, es un espacio que gana la injusticia, y un retroceso de la justicia.
Israel debe actuar por principios, consistentemente, aferrado a ellos. De tal forma, no le dará lugar a este mal (impotente en sí mismo) que busca extenderse como una plaga anidándose en los resquicios que deja la falta de coherencia y consistencia. Tomando como base primordial el reconocimiento del enemigo (directriz fundamental), veamos a continuación los principios que le servirán a Israel para lograr sus objetivos y defender con éxito su causa ante las amenazantes fuerzas que lo enfrentan.

A) No hay que realizar concesiones a los enemigos:
La renuncia al derecho propio en favor de la sinrazón del contrincante es un acto de autoflagelo y de fortalecimiento al otro. Israel no debe ceder frente a las demandas infundadas y las amenazas de muerte de la Autoridad Palestina y Hamas. La causa de Israel es primordialmente moral; los judíos que allí viven están moralmente legitimados a ejercer sus derechos individuales y practicar la autodefensa. A Israel no le hace falta tener al derecho positivo internacional de su lado, y aun así lo tiene. Los llamados “territorios en disputa” no son territorios “ocupados”, ni son territorios palestinos “confiscados”. Los asentamientos allí ubicados no son “ilegales” ni muestras de “colonización imperial”. El Vice-Ministro de Relaciones Exteriores Danny Ayalon, realiza una muy pertinente explicación: “¿A quién, los israelíes, capturaron la Banda Occidental? ¿A los palestinos? No. En 1967 no había ninguna nación árabe o Estado con el nombre de Palestina. En realidad, nunca lo hubo. Israel tomó la Banda Occidental de manos jordanas en un acto de autodefensa, después que Jordania se uniera a una guerra iniciada por Egipto y Siria con el fin de destruir a Israel. Y a propósito, destruir países, sí es ilegal. (…) La resolución 242 del Consejo de Seguridad (de la ONU) no demandaba un retiro unilateral por parte de Israel, sino que Naciones Unidas llamó a la negociación de la solución (…) Jordania, ¿saben qué?, no tenía ninguna justificación legal para estar allí (en la Banda Occidental). Jordania simplemente ocupó la Banda durante los intentos previos de destruir el joven Estado de Israel en 1948, cambiando el nombre comúnmente aceptado de Judea y Samaria por el de “Banda Occidental del Río Jordán”[1]. (…) Entonces, si Jordania no tenía reclamo legal sobre este territorio y Palestina no existía, ¿de quién es este territorio? (…)” (1).
Debemos recordar a su vez, varios puntos: 1) Gran Bretaña tomó el control de la zona llamada Palestina tras la Primer Guerra Mundial; 2) La posterior presentación del documento de Arthur James Balfour[2], mientras se desempeñaba como Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, en el cual se reconocía el derecho del pueblo judío de levantar su Hogar Nacional en Palestina; 3) El mandato recibido por los británicos de parte de la Liga de las Naciones (antecesora de la ONU) para promover el establecimiento del Hogar Nacional Judío; 4) El mandato recaía sobre todo el territorio de Palestina, es decir, incluía la parte hoy conocida como Banda Occidental y lo que hoy constituye Jordania; 5) La entrega de los británicos de ¾ partes de todo el territorio que se suponía destinado al Hogar Nacional Judío, a manos árabes para que levantaran el Reino Hashemita de Jordania; 6) En conclusión, la pérdida de los judíos de la mayor parte de las tierras donde se iba a levantar su Hogar, actuando los británicos en flagrante contradicción con el mandato entregado por la Liga de las Naciones y en desconocimiento del alcance territorial al que se refería originariamente la mentada Declaración Balfour.
Por todo lo mencionado, es clara la legalidad y afianzada la legitimidad moral en el obrar de Israel. Respecto de la ley, hubo un mandato expreso de la Liga de las Naciones, una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores británico, y resoluciones de la ONU, que avalan la posición israelí sobre los territorios. A esto le sumamos el derecho internacional en lo concerniente a la guerra, para apoyar la acción defensiva israelí en la “Guerra de los 6 días”[3], acontecimiento en el cual Israel toma control de los territorios en cuestión. Y en lo concerniente a los asentamientos, vemos que los ciudadanos israelíes han edificado sobre tierras que forman parte del país al cual ellos pertenecen. No hay ley externa que deba imponérseles para impedir que continúen su desarrollo y expansión. Es más, en las negociaciones de Oslo[4] se previó que el tema de los asentamientos sería tratado en el status final, y que hasta llegar a un arreglo definitivo no debía modificarse la situación de la Banda Occidental, por lo tanto es un enorme incumplimiento que los dirigentes palestinos reclamen y presionen por el congelamiento en la construcción de asentamientos por un lado, y pretendan la declaración unilateral de su Estado y auspicio de la ONU en su traición por el otro.
Respecto de la moralidad, no caeremos en un tratamiento inútil sobre abstracciones, inexistencias y conceptos colectivistas falaces. Por encima de soberanías nacionales, derechos de países y expresiones colectivistas que impregnan la política internacional en la actualidad, se encuentra en el ámbito moral la consideración del individuo. Y aquí hay que defender los derechos individuales de los hombres, en este caso de los hombres judíos, más precisamente los asentadores (mal llamados colonos): han ejercido su legítimo derecho de propiedad para construir sus hogares y sus ciudades, y ninguna invocación mística estatista por parte del gobierno palestino debe prevalecer sobre los auténticos derechos individuales. La abstracción de una soberanía palestina inexistente sobre la tierra no puede ir por encima de derechos de propiedad concretizados en la realidad. Los asentadores habrán elegido una bandera, un himno a cantar, una pertenencia nacional con la cual identificarse; pero la base de su derecho moral a las tierras en las que se encuentran es el principio de los derechos individuales, la propiedad que ejercen sobre el terreno.         

B) No hay que negociar con los enemigos en sus términos sin estar forzados a hacerlo: La letal falacia que guió en gran parte y por mucho tiempo a la política israelí en lo que a la guerra en su contra incumbe, se manifestó con nitidez en la declaración de Itzjak Rabin cuando era Primer Ministro de Israel: “Yo quisiera hacer un tratado de paz con el Príncipe de Mónaco, pero mi enemigo es Arafat y con él hay que hacerlo”. Este razonamiento erróneo ha sido bien llamado por un colega “silogismo de la muerte”:
“1-La paz se hace con el enemigo.
2-Mi enemigo es el terrorismo palestino.
Conclusión: La paz la tengo que hacer con el terrorismo palestino.
Esto es una reductio ad absurdum” (2).
Si la conclusión es hacer la paz con quien pretende asesinarme, entonces debo rebajarme al nivel de mi verdugo, transigir con él, darle mi consideración y permitir que avance en su camino sin exigir que cambie su cometido. Negociar con el enemigo en sus términos (sin que estemos forzados a hacerlo) es negociar con terroristas sin exigir que estos dejen de ser terroristas, es negociar con quien quiere asesinarme sin que el asesino modifique su objetivo. Yo consigo algo inútil (quizás solamente hacer tiempo), y él consigue una transacción de la cual sale victorioso. El terrorista quiere mi vida, y negociando con él yo renuncio al principio de mi derecho a la vida. No se negocia con el enemigo; se negocia con quien no es o ha renunciado a ser nuestro enemigo. Nuestras acciones deben ser pro-vida, y no pro-muerte. Buscar hacer la paz con el enemigo es negociar con él en sus términos (sin estar forzados a hacerlo), es hacerle una concesión sin intimarlo a renunciar a sus aspiraciones a la par que nosotros renunciamos a nuestros fundamentos. La política israelí no debe estar direccionada a la realización de un acuerdo de paz con terroristas, sino a combatirlos para lograr la supervivencia.
Palabras de Leonard Peikoff: ““En cualquier concesión entre comida y veneno”, dice Ayn Rand, “es sólo la muerte la que puede ganar. En cualquier concesión entre el bien y el mal, es sólo el mal el que puede beneficiarse”. La razón de esto no es que el mal sea más potente que el bien. Al contrario, la razón es que el mal es impotente y que, por lo tanto, sólo puede existir como un parásito del bien. Lo bueno es lo racional; es lo que se adhiere a las demandas de la realidad y de esa forma promueve y beneficia la vida del hombre, junto con todos los valores que la vida requiere. Tal política no obtiene ninguna ventaja de su antítesis. (…) Por su propia naturaleza, el bien sólo tiene algo que perder si negocia con el mal. El mal está exactamente en la posición contraria. El mal es lo irracional, es lo que contradice los hechos de la realidad y por lo tanto amenaza la vida del hombre. Tal política no puede ser mantenida como un absoluto o practicada de forma consistente – no, si uno quiere evitar su destrucción inmediata. El mal tiene que contar con algún elemento del bien; el mal puede existir sólo como un parásito, sólo como una excepción a las virtudes con las que está contando” (3).
Querer vivir es bueno, es racional. Querer asesinar es malo, es irracional. En cualquier concesión entre la defensa de la vida y el terrorismo asesino, solo este último se beneficia. El terrorista le arranca algo a la víctima, la víctima no obtiene nada del terrorista. Si Israel quiere evitar la destrucción inmediata, no debe negociar con terroristas islamistas. Israel no tiene nada que ganar del islamismo; este último tiene mucho que ganar de Israel.

Hagadá de Pesaj: Y descargarás tu furia hacia los pueblos que te persiguen

Un solo Moishele, el último Moishele, en el Ghetto de Varsovia.

Y su padre, su padre contestó: “Avadim hainu…” (esclavos fuimos)

Dijo Moishele: Querido padre, tengo otra pregunta entre todas mis preguntas.

Quiero saber, querido padre mío, si quedare yo con vida el próximo año para preguntarte el “Ma nishtaná?” ¿Acaso quedará un padre judío para contestar el “Avadim hainu”?

Y su padre contestó: No lo sé… no lo sé… No sé si yo quedaré con vida… No lo sé… No sé, hijo mío, si tú quedarás con vida… Pero sé que siempre habrá un Moishele, en algún lugar del mundo que pueda preguntar el “Ma nishtaná?” No sé, hijo mío, dulce Moishele, si nosotros estaremos con vida, pero solo una sola cosa sé: “Ki beshem Kodsheja nishbata lo she lo ijbe nero leol”. En nombre de lo más sagrado, le juraste que no se apagará su lumbre por la eternidad…

La rebelión del ghetto de Varsovia estalló el 19 de abril de 1943, cuando unidades motorizadas y unidades terrestres del ejército alemán trataron de penetrar por los portones de las calles Guensha y Zamenhof.

Ese mismo día era la víspera de Pesaj, y por la noche, se tenía que celebrar el Seder

En el ghetto quedaban aún alrededor de 50.000 judíos. Durante ese día, la gente se escondía en todo refugio posible, en cloacas, en sótanos y boardillas, dentro de paredes dobles. Solo por la noche, cuando los alemanes temían entrar al ghetto, salía la gente para respirar un poco de aire y aprovisionarse de víveres.

Era la noche del Seder, en el ghetto semidestruido…

En la calle Koya, se encontraba la casa del gran rabino de Varsovia.

En el pasado, la misma calle se llamaba “Maisels” en nombre del rabino que luchó en la rebelión polaca del año 1863, en la que por 1943 vivía el rabino Isaac Zemba, erudito de estudios religiosos y de la Torá.

En el altillo se encontraba uno de los puestos estratégicos de “La Organización Judía Combatiente”.

Tuvia Buzikowski, uno de los jóvenes dirigentes, relató lo siguiente:

“Al atardecer, salí del puesto de combate, y bajé a uno de los pisos bajos del edificio, para conseguir una linterna eléctrica para nuestros jóvenes combatientes.

Sin darme cuenta, me encontré en casa del rabino Zemba y sólo al entrar me acordé que era la víspera de Pesaj.

En el departamento del Rabino, había un desorden indescriptible, las sillas tiradas, los vidrios rotos, objetos por doquier, durante el día la familia sentada en el refugio, y en la habitación todo revuelto.

Solo la mesa del Seder, en el centro de la habitación, se veía festiva y organizada para celebrar la noche de Pesaj en memoria de la salida de Egipto de la esclavitud a la libertad. Una escena extraña entre el caos que reinaba alrededor. Por las ventanas, se infiltraban las ráfagas de fuego del ghetto ardiente, las ráfagas iluminaban de manera sorprendente a los comensales que festejaban alrededor de la mesa.

Cuando llegó el Rabino al párrafo de la Hagadá: “Descargarás tu furia hacia los pueblos que te persiguen”, la familia en pleno se echó a llorar.

Los vasos de vino y el vino rojo dentro cobraban el sabor de la sangre que se estaba derramando. Explosiones y tiros por doquier. Yo, sin poder parar mis lágrimas, pensé en lo inaudito de toda aquella escena y en la necesidad espiritual de continuar la celebración a pesar de las intenciones del enemigo, y a pesar de que la muerte estuviera tan cerca. El Rabino siguió leyendo la Hagadá, agobiado por su propia emoción y lágrimas, pero con la convicción de cumplir con el sagrado ritual aunque fueran sus últimas horas de vida. Al terminar la lectura, me preguntó: Cuéntame Tuvia, ¿Cómo están los javerim? ¿Cómo se organizaron? ¿Por dónde entraron los alemanes hoy? ¿Hay suficientes armas? Cuéntame todo, Tuvia, ¡no me ocultes nada! Después de desearme fuerza y coraje, el Rabino envió una bendición para todos los combatientes, y algunos paquetes de matzot para celebrar Pesaj en los diversos puntos de combate.

Cuando salí de la casa del Rabino, y subí nuevamente a la posición donde se encontraban mis javerim, me sentí rodeado del calor de mis amigos, mis compañeros de idea y de lucha, los que me inspiraban para continuar en aquella contienda por tres párrafos de heroísmo en la historia de nuestro pueblo.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=C2aliyK5lgc]

Lea también un artículo que publicó mi abuelo

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=meu9XW4NX0A]

En memoria de los primos de mi abuela, que murieron luchando en el primer levantamiento judío de Tuchyn en septiembre de 1942

Bibi Netanyahu: El derecho de Israel a la autodefensa no está abierto al debate

imagesJerusalem Post:

Se necesitan 250 kilos de uranio enriquecido al 20% para fabricar una bomba nuclear. Recientemente Irán ha aumentado su capacidad de 110 a 170 kilos.

Las Fuerzas de Defensa de Israel tienen el derecho de salvaguardar a sus ciudadanos si Irán cruza la línea de no-retorno. Los Estados Unidos nunca han cuestionado ese derecho.

El derecho de Israel a defender su existencia no está sujeto a un semáforo o luz verde. No necesitamos que nadie nos otorgue el derecho de prevenir un nuevo Holocausto. Es un derecho que ejercemos si necesitamos hacerlo.

Irán está determinado a construir una bomba nuclear y aceptó participar en las negociaciones con la comunidad internacional simplemente como una maniobra para ganar tiempo y continuar enriqueciendo uranio.

La amenaza de un ataque de Corea del Norte ha resaltado el peligro del programa nuclear iraní. El mundo entero está paralizado, trastornado, desestabilizado por ese Estado paria que tiene armas nucleares.

Irán es mucho más fuerte que Corea del Norte, tanto en Producto Bruto Interno, como en tendencias agresivas, aspiraciones globales y la red mundial de terror que tienen.

Teherán armó a terroristas con misiles y tiene la habilidad de cortar el suministro de petróleo mundial. Si ellos tienen un arma nuclear, desatará una carrera nuclear en la región más volátil del mundo.

Medio Oriente se convertirá en una caja de Pandora. Un Irán con armas nucleares es una amenaza directa a la existencia de Israel, pero también es una grave amenaza a la paz en el mundo entero.

Terrorismo: el deber criminológico contra este flagelo

Les dejo un  fragmento de mi ensayo “Terrorismo: el deber criminológico contra este flagelo”. Contiene conceptualizaciones y distinciones del terrorismo; referencias al atentando a la AMIA y a la ideología política islamista; citas de Biniamin Netanyahu, Gustavo Perednik y Julián Schvindlerman, entre otras. Para leerlo completo, click aquí.

Terrorismo: el deber criminológico contra este flagelo
Ezequiel Eiben
2011
Introducción
El terrorismo es una problemática a nivel mundial que ha tenido particular relevancia en Argentina, principalmente desde la década de 1970 en adelante. Este accionar terrible que demuestra desprecio por la vida humana y es flagrante violación a cualquier instrumento de Derechos Humanos (sin descontar otros cuerpos legales), presenta ciertos inconvenientes en su tratamiento que generan disquisiciones aún entre expertos y estudiosos del tema. Esto parte muchas veces de que su manipulación conceptual y el relativismo ético con el que se lo maneja han impedido abordar seriamente intentos para conseguir una definición objetiva de terrorismo a los fines de poder brindar consecuentemente una inequívoca tipificación legal. En la ONU se impulsaron intentos de establecer la necesaria y por mucho tiempo demorada definición objetiva, pero varios de sus Estados Miembro no solo dejan mucho que desear en la prevención y lucha contra este fenómeno, sino que contribuyen a su consecución, fomento y auspicio, por lo que no debería sorprender demasiado que no resultara fácil llegar a una postura unánime. Los desacuerdos y boicots diplomáticos de países terroristas lo han tornado harto difícil en aras de conservar las perversas estructuras que detentan.
El punto de partida para una eficiente lucha contra el método del terror es comprender acabadamente lo que implica y representa. Es así que debe ser primordial en la agenda de Naciones Unidas y sus Estados integrantes lograr consagrar la definición objetiva (que ya existe conceptualmente en base a estudios políticos, legales, epistemológicos y filosóficos, pero falta su aprobación mundial).
En esta monografía veremos el delineamiento conceptual del terrorismo y los distintos tipos existentes, y lo abordaremos desde la criminología analizando distintos aportes de corrientes criminológicas para: comprobar si es posible un efectivo tratamiento del tema en base a esas perspectivas, elaborar una explicación criminológica tomando diversidad de elementos, constatar cómo es la legislación nacional argentina acerca de la materia y proponer un esbozo de solución en la prevención y lucha contra sus exponentes que considero es un deber de cumplimiento impostergable para la criminología.
Conceptualización
Como una suerte de afrenta contra concepciones epistemológicas y filosóficas desde clásicas hasta modernas, en la actualidad se encuentra en auge un movimiento difundido principalmente por intelectuales de izquierda llamado posmodernismo. Sus ideas consisten básicamente en afirmar: no hay absolutos, el relativismo es lo que impera; no hay verdades universales, ergo no existe la objetividad. Es el subjetivismo llevado a su máxima expresión. Este tipo de posiciones tienden a justificar, con asiento en el relativismo ético y cultural, las peores atrocidades que se puedan imaginar con principios de no intervención moral en tradiciones ajenas violentas y visiones de humanización a sus comitentes. Por lo tanto, esta concepción es la que nos vemos obligados a descartar desde el inicio si pretendemos utilizar parámetros objetivos (y no distorsionados por preconceptos ideológicos) para lograr una definición certera de la cuestión en estudio. La despreciable visión relativista que indica la frase “donde algunos ven un terrorista otros ven un luchador por la libertad” es muestra de los intentos por confundir y distorsionar la realidad para que nadie pueda ser catalogado como terrorista (por más que sea un asesino despiadado de miles de civiles) sin que se acuse al catalogador como un tendencioso que “opina” desde una marcada postura ideológica. Me voy a situar en la filosofía objetivista enunciada por la filósofa ruso-estadounidense Ayn Rand (1962), para afirmar que la realidad es absoluta y objetiva; y desde ahí se deriva que el terrorismo, como es una manifestación de violencia dentro de la realidad, es susceptible de ser identificado. Por lo tanto, sostengo la tesis de que el terrorismo puede ser definido, y perfectamente puede diferenciarse de otros tipos de agresiones y manifestaciones referidas a violencia. La definición es la siguiente: Terrorismo es el ataque deliberado a población civil con fines políticos. La violencia va dirigida contra un sector desarmado, inocente, no involucrado en combate, y salvaguardado por las leyes de guerra. Por lo tanto, en repudio al posmodernismo y demás ideas que pretendan relativizar o justificar al terror, afirmo que el terrorismo puede ser explicado (desde enfoques científicos, políticos y sociales) pero nunca justificado.
Elementos, diferenciación y tipos de terrorismo    
En primer lugar abordaremos elementos característicos del terrorismo; diferenciaremos en segundo lugar terrorismo de guerra y guerrilla, y en tercer lugar lo clasificaremos. Siguiendo el acertado criterio del analista internacional Julián Schvindlerman (2011), los elementos del terrorismo son:
1) Objetivo de ataque: civiles, sobre los cuales se lanza el ataque deliberado. Ejemplo: atacar intencionalmente zonas residenciales para asesinar a población civil.
2) Factor elevado de atrocidad: alto nivel de violencia, que a veces asume grados de perversa espectacularidad. Ejemplo: explosión de bombas en autos y aviones.
3) Finalidad última: siempre el fin último del terrorismo es político (se trate de derechos, territorios, reclamos religiosos o diversas clases de reivindicaciones). Ejemplo: concesión de status político a un determinado grupo nacional o religioso.
4) Mensaje psicológico mayor: el mensaje trasciende al atentado específico, es más amplio y no se circunscribe al daño causado. Ejemplo: un terrorista que se inmola en un boliche bailable, más que el daño provocado a las instalaciones y a las personas concretas, busca sembrar pánico en toda la población y preocupación en el gobierno.

Recordemos el Luna Park Nazi

Hace 75 años.

 Argentina ha vivido estos días el 75° aniversario de otra vergonzosa ‘mancha negra’ de su historia contemporánea: el masivo mitin de apoyo al III Reich de la Alemania nazi que hubo el 10 de abril de 1938 en el polideportivo porteño Luna Park, el mayor de ese tipo realizado nunca fuera de Alemania.

Aquel día unos 15 mil nazis argentinos festejaron el ‘anschluss’ o anexión de Austria por el régimen nazi, en la misma jornada en que Adolf Hitler realizaba en Alemania un plebiscito y ganaba con 99% de votos. La embajada alemana quiso realizar el referéndum en Argentina pero no se lo permitieron y debió conformarse con la ‘fiesta’.

La Alemania nazi siempre soñó con la extraterritorialidad de ultramar y casi lo consigue en Argentina. El partido Nacional Socialista Alemán local alcanzó los 70.000 afiliados. Y muchos de ellos se enfervorizaron en aquel Luna Park a tope de gente coreando “¡Heil Hitler!” y el himno partidario “Horst Wessel Lied”.

 

Imagen

Con nuestra antigua gloria construiremos el futuro: ¡¡¡Feliz Yom Haatzmaut!!!

Netanyahu: «Independencia de Israel, dos milagros»

«El próximo Día de la Independencia celebra un doble milagro en la historia del pueblo judío», dijo el primer ministro hebreo, Binyamín Netanyahu, en un mensaje especial por el 65° aniversario de la creación del Estado de Israel, difundido por los canales de televisión locales.

«El primer milagro es la restauración de la soberanía judía. No hay otro ejemplo que conozco en la historia de las naciones, en el que un pueblo disperso, prácticamente dado por muerto, fue capaz de reafirmar su vida nacional», afirmó.

«El segundo milagro, es lo que hemos realizado desde la creación del Estado», agregó.

«Israel es una potencia económica regional y una de las principales potencias tecnológicas del mundo. Estos dones de creatividad y genio de nuestro pueblo se están manifestando en todos los ámbitos: en la ciencia, en tecnología, en medicina, en agricultura, en las artes. Y este gran explosión de creatividad promete un gran futuro para Israel, para el pueblo judío y para toda la humanidad», aseveró.

«Este doble milagro es un testamento a la fuerza vital del pueblo judío. Es un testimonio de la esperanza que llevamos dentro y de la más profunda conexión que tenemos, tanto hacia nuestro pasado como hacia nuestro futuro. Estos dos milagros que ya ocurrieron son apenas el inicio. Si nos mantenemos unidos, si mantenemos nuestro compromiso con nuestro destino común, no habrá nada que no podamos lograr», declaró Netanyahu.

«Hace 65 años celebrábamos nuestra nueva libertad, la renovación de la soberanía judía en nuestra tierra ancestral. Este era un sueño de siglos. Los judíos rezaron por ello durante generaciones: ‘El año que viene en Jerusalén’. Ahora ya estamos en Jerusalén, en un Estado judío independiente», añadió.

«Israel tiene una economía destacable, con alta tecnología, espíritu empresarial, ciencia y cultura. Tenemos un Ejército poderoso y un lugar para cada judío del mundo que quiera que el Estado hebreo se convierta en su hogar», prosiguió.

«Cuando miramos alrededor nuestro vemos que Israel es la estrella brillante de la libertad, la estrella brillante de una democracia liberal que recibe a todos sus ciudadanos, judíos y no judíos. Espero que todos tengan la oportunidad de llegar Israel este año y quiero agradecerles por el apoyo que nos otorgan. Sé que debido a su apoyo hemos renovado la fortaleza para encarar al futuro con un gran optimismo y una gran esperanza», concluyó el primer ministro deseando a todos un feliz Día de la Independencia.

Fuente: Israel en línea

Lea también dos textos que publicó mi abuelo cuando nació Israel

Vea este video que cuenta la historia de los voluntarios extranjeros que pelearon por el flamante Estado judío durante la Guerra de Independencia y fundaron lo que sería posteriormente la fuerza aérea más poderosa de Oriente Próximo. Los héroes del Majal, la mayor contribución de la Diáspora a Israel.

Gustavo disertó en Rusia sobre la novela La Bolsa

El pasado 12 de abril Gustavo Perednik dictó en San Petersburgo una conferencia sobre la novela La Bolsa de Julián Martel, que en 1890 marcó el comienzo de la judeofobia real en Latinoamérica. La presentación tuvo lugar en la Universidad Herzen, que fue la cuna de la pedagogía en Rusia.

Gustavo Perednik es autor de un ensayo sobre La Bolsa, publicado en 2004 bajo el título de Judeofobia argentina y embolsada, e incluido en el libro Reflexiones de la editorial de la AMIA. Aquí puede leerse una síntesis del tema.

A San Petersburgo, Gustavo Perednik viajó en representación de la Universidad ORT Uruguay, en la que durante últimos nueve años es profesor visitante.  

La conferencia en Rusia tuvo lugar en el marco coloquio internacional sobre “Lecturas Transculturales y Transmodernas”, en el que participaron cincuenta académicos de varias universidades de Rusia, EEUU, Francia, Turquía, Kuwait, Suecia, México, Corea y otros países. Gustavo fue el único participante de Israel.  

Los aprendices de Hitler: Judeofobia islámica en Holanda

Lea el artículo

Diálogo hipotético entre Mujica y Correa

Hipotético diálogo presidencial

Por Gustavo Perednik

URUGUAY-ELECTION-CANDIDATES-MUJICA

RC: Qué mal, Pepe. Mira que usar la palabra “tuerto”…

JM: ¿En serio lo decís, Correa? ¿No sabés que yo siempre hablo en lenguaje coloquial? Ando siempre usando términos como “petiso”, “gordo” o “pecoso”. ¿Por eso hay que armar despelotes?

RC: ¿Cuál de ellos?

JM: El del 4 de abril. A pesar de que los uruguayos hicimos todo lo posible por resolver la cuestión amigablemente y obviando los canales públicos, Timerman decidió mandarme una protesta de mala leche por “ofender la memoria de una persona fallecida, que no puede defenderse”. No entiendo, Correa: ¿de qué debería defenderse esa persona?

RC: Tienes razón en que no hubo agresión, pero debes admitir que hubo ordinariez.

JM: Pero eso hay cada vez que abro la boca…

RC: ¿Y entonces por qué crees que Timerman se enojó?

JM: Siempre le salta la ficha a este gurí. Salvo con Irán, a quien le tiene reservados memorandos de entendimiento, sus dardos siempre están listos para dispararse. Contra los judíos, contra Europa, contra EEUU y, sobre todo contra Israel.

RC: ¿Contra los judíos e Israel?

JM: Sí, les dice que Israel no tiene por qué entrometerse en cuestiones judías, y que promueve la guerra; que no representa a los judíos, que asesina para saltear justicia, que genera conflictos de doble lealtad…

RC: Bueno, pero todo ello nos lo enseñó nuestro mentor Chávez ¿no? Si tú siguieras la línea correcta como yo, nunca se habrían enojado contigo. Después de todo, conmigo siempre fue cordial.

JM: Pero vos no dijiste nada que pudiera afectar a la Argentina.

RC: No, por supuesto. Sólo minimicé el atentado contra la AMIA, y declaré que es menos importante que los bombardeos contra Gadafi en Libia. Eso no es agraviante.

JM: La sacaste barata, Correa. Te hacés el mosquita muerta, pero agraviaste. A lo tuyo Timerman no le dio bola y conmigo le saltaron los cables. Está más loco que una cabra el chabón.

RC: No te quejes, gordo. Lo que yo quise decir no fue contra los argentinos argentinos, como diría Miguel Ángel Pichotto. Me refería a que si los judíos mueven los hilos de a la NATO para bombardear Libia, después que no protesten si les bombardeen la AMIA.

JM: ¿’Tas loco, bó? ¿En serio creés que los judíos dominan todo?

RC: Ya lo enseñó el comandante Chávez, cuando declaró que “Los que crucificaron a Cristo se han apoderado de los recursos del mundo”.

JM: ¿El tipo se refería a los judíos?

RC: Los investigadores no se ponen de acuerdo al respecto, así que seguimos a la espera de que un pajarito se lo revele a Nicolás Maduro.

JM: Lo raro es que Timerman se enfurece contra mí, pero nunca le molestaron los berrinches de Chávez contra los judíos.

RC: En esas menudencias no se mete. Chávez era nuestro aliado ¿no? En cambio, eso de decir “tuerto” sí que es denigrante.

JM: “Denigrante e inaceptable” lo llamó No entiendo, Correa: vos banalizás un atentado descomunal contra la Argentina y ni se mosquea. Yo uso la palabra “tuerto” y Timerman salta con que “las expresiones ofenden”, y me manda una carta con su “profundo malestar”.

RC: Bueno, pero es porque yo lo dije en la capital, en Buenos Aires; tú en Sarandí, que es una ciudad uruguaya menor.

JM: Justamente. ¿No es peor lo tuyo?

RC: Pero yo lo dije en público. Tú en un costado, sólo al intendente Enciso.

JM: ¿Y no es peor lo tuyo?

RC: Sí, sí, pero yo aclaré días después que no me retractaría de nada, porque no había dicho nada incorrecto. A ti, en cambio, te traicionaron los micrófonos abiertos.

JM: No te entiendo, Correa.

RC: Tienes que darte cuenta, Pepe, de que lo que ofendió a Timerman no fue lo de “tuerto“, sino que usaras la palabra “vieja”. Ofendiste lo más sagrado, y tuvo que desviar el contenido de la protesta para evitar el bochorno.

JM: Desviar, sabe el botija. Cuando le preguntaron por qué llamó a la sociedad con Irán “Comisión de la Verdad”, respondió que a él tampoco le gusta su nombre (Héctor). Y todos sabemos que en su infinita humildad él cree que él mismo se puso su nombre.

RC: Bueno, pero cuando le preguntaron por qué dialoga con ayatolás que niegan el Holocausto, repuso que él no se reunió con ellos para hablar del Holocausto…

JM: ¿Y para qué se reunió?

RC: Para que los iraníes ayuden a investigar el atentado contra la AMIA (que fue menos grave que lo de Libia).

JM: ¡Pero si el atentado lo cometieron ellos!

RC: Más a mi favor: ellos son los que más datos podrían dar ¿no?

JM: Sigo sin entenderte, Correa.

RC: Y buena, mucha lógica no hay. Es Timerman.

JM: Pa’mí que es tuerto.

Justicia

La Justicia es dar a cada uno lo que se merece, medido por un estándar objetivo. No voy a dar una disertación sobre el concepto de Justicia. Solo me limitaré a decir que eventualmente cada uno obtiene lo que se merece. Estas tres fotos resumen la moraleja de la Shoá:

Imagen

Sobrevivientes de Buchenwald en Israel

ImagenRezo en la casa de Goebbels

Imagen

Justicia

Marcha por la vida en Auschwitz: Palabras de Benny Gantz, Ramatkal e hijo de una sobreviviente del Holocausto

ShowImage

Jerusalem Post:

Como una fuerza militar al tope de la tecnología moderna y las capacidades operativas, nosotros sabemos muy bien que los enemigos que intenten lastimar a nuestros civiles – están pidiendo su propia desaparición […] Nuestra fuerza y determinación ha aumentado a lo largo de esta marcha, pues no hay ningún arma o intención malvada que pueda prevalecer contra el ejército del pueblo judío […]

El heroísmo judío empezó con la huída de un niño que robó un pedazo de pan para alimentar a su familia mientras se moría de hambre en el gueto, con la madre que protegió a su pequeño hijo con su cuerpo a pesar de las balas de los asesinos. Continuó con los valientes ataques de los partisanos, los combatientes en los guetos, en los campos y la Brigada Judía que se enfrentó a los nazis y sus cómplices, con simples armas pero inmensa fuerza de espíritu […] Continuó con aquellos sobrevivientes que se unieron al esfuerzo judío por asentarse en la tierra y construir un Estado, luchando por su existencia y seguridad; en los campos de batalla y a través de la herencia de siete guerras e incontables operaciones – tanto públicas como secretas – que hemos conocido en nuestros 65 años de independencia.

Nunca más una calamidad como aquella sucederá en nuestro mundo. Nunca habrá un segundo Holocausto. No olvidaremos ni permitiremos que sea olvidado. Y les puedo asegurar que nunca más, nunca estaremos de nuevo desprevenidos o desprotegidos.

Israel permite asegurar que un horror como ese no ocurrirá de nuevo. Las Fuerzas de Defensa de Israel son el escudo defensivo del hogar nacional, un paraíso seguro para el pueblo judío. Estoy orgulloso, en el nombre de los sobrevivientes del Holocausto, de poder aprender las lecciones del pasado para resguardar la seguridad del futuro.

El portavoz de las FDI, Brigadier General Yoav Mordejai, formaba parte de la delegación militar israelí que visitó Polonia. Relató la siguiente reunión en una columna publicada en la edición digital del Canal 2:

El anciano sobreviviente estrechó la mano del Jefe del Estado Mayor israelí, y preguntó: “¿Dónde estaban hace 70 años?”. Entonces bajamos nuestras cabezas. Un escalofrío pasó entre nosotros, pero esta vez, no era debido al frío congelante.

También nos preguntamos eso a nosotros mismos. El corazón se ensancha con el entendimiento de que estaremos aquí por mucho más tiempo que los próximos 70 años. No permitiremos que se tengan que hacer esas preguntas nunca más.

Aquí, sobre el suelo de Birkenau, luego de 30 años de servicio, la mayor parte en el campo de batalla, me siento realizado y mi propósito cumplido. La presencia aquí de las Fuerzas de Defensa de Israel, es testimonio de que – desde el fuego, la ceniza y la guerra – nosotros emergimos y nos convertimos en una nación poderosa.

Opinión de Jabotito:

Yo siempre dije que Israel no puede entenderse sin el Holocausto. No estoy sugiriendo ni remotamente que el vínculo del pueblo judío con la Tierra de Israel se gestara a partir del sufrimiento y las numerosas persecuciones en el exilio, o que el movimiento sionista no existiera mucho antes del nazismo. Pero que los israelíes recuerden el Holocausto como propio, una tragedia personal, le otorga mucha más fuerza moral a esa nación, le permite construir un futuro sin olvidar su pasado, le recuerda lo que sufrirá el pueblo judío si no tiene un pequeño refugio donde vivir, donde ser una mayoría libre dueña de su propio destino, un país fuerte que lo proteja a toda costa. Israel con su enorme progreso y victorias militares, no tiene ningún sentido sin el recuerdo de sus seis millones de hermanos que quedaron enterrados en suelo europeo, precisamente por no tener una patria independiente. Como decía Weizmann en 1938: “El mundo está dividido en dos lugares: países en donde los judíos no pueden entrar, y países donde los judíos no pueden vivir”. Ya no más.

De esta forma Israel tiene otras seis millones de razones para existir, prosperar, defenderse y destruir a los enemigos que amenazan con borrarlo del mapa. Personalmente he comenzado a ver a Israel como un parque nacional protegido para el pueblo judío. Es el lugar en donde se supone que el mundo debe dejarnos vivir, vagar en libertad, juguetear, redescubrir lo que significa ser una nación en su propia tierra.

Es como si fuésemos una especie en peligro de extinción. Los palestinos lo saben, al igual que Ahmadinejad. El tema es que somos un pueblo increíblemente capaz; somos pocos en número, como dice la Torá, pero inmensurablemente poderosos. Hemos sido heridos, pero nunca derrotados; existe un pacto prometiendo que eso nunca ocurrirá. Moisés vio al árbol ardiendo en el desierto, pero jamás perecer. Esta vez no necesitamos apoyarnos en otros para bombardear el tren que se dirige a Auschwitz; podemos hacerlo nosotros mismos – y con la ayuda de D’s, lo haremos. El Sr. Ahmadinejad debe entenderlo, el Presidente Obama también. Los judíos no serán el sacrificio del mundo a los dictadores, malvados y fascistas por segunda vez en un siglo. Israel fue establecido para ser un refugio seguro para el pueblo judío y, con la ayuda del Santo Bendito Sea, lo será. No nos hemos reunido convenientemente en un país para que haya un segundo Holocausto. Nos hemos reunido en nuestra tierra patria para servirle a nuestro D’s y defender nuestro derecho a existir. Nadie nos quitará eso; no sin que demos pelea. El mundo se tendrá que acostumbrar a que los judíos ya no estarán indefensos, sufrientes, crucificados y sin un Estado. Solo contigo, mi amado Sión, yo siento que merece la pena vivir como judío.

En otras noticias, la promocionada campaña #OpIsrael de Anonymous y sus aliados musulmanes – los perdedores con máscara de Guy Fawkes (ni siquiera son originales, lo sacaron de una película de los hermanos Wachowski) que juegan a ser superhéroes en su tiempo libre, creyendo que pueden chantajear y cambiar al mundo detrás de un teclado – ha fracasado rotundamente. No es la primera vez que lo intentan, pero en esta ocasión se juntaron todos y se esforzaron al máximo… sin mejores resultados. Esta es la tercera vez que Anonymous declara la guerra a Israel, es la tercera vez que fallan estrepitosamente en mostrar resultados concretos (a menos que su objetivo sea difundir una campaña de relaciones públicas y hacerse famosa como organización). Israel no fue borrado de Internet como prometían, ni mucho menos. Los daños fueron mínimos, contra sitios insignificantes y aún así les costó caro (esta vez tuvieron muchas bajas). Los únicos sitios afectados por estos vándalos fueron los que no dependían del gobierno ni contaban con protección adecuada, como peluquerías, florerías y pequeños negocios (esos sitios web fueron restaurados o lo serán en breve). Exponer los datos de israelíes comunes y corrientes por el simple hecho de su nacionalidad es un accionar claramente antisemita o racista, y constituye un crimen ciberterrorista contra civiles inocentes. Aunque en realidad muchas de las personas cuyos datos fueron expuestos vivían en Delaware, ni siquiera eran ciudadanos israelíes. En represalia también se publicaron los datos de hackers musulmanes y se hackearon incontables páginas de Irán, Siria, la Autoridad Palestina, Turquía, Paquistán, sitios afiliados al Hezbollah y páginas de varios países del norte de África (jaja! incluso engañaron a los hackers musulmanes para que atacaran B’Tselem, una página que consideran “aliada”). Todo esto fue obra de una docena de experimentados hackers israelíes que decidieron obrar a título personal, sin relación con el gobierno. Pero lo más indignante es que los criminales de Anonymous atacaron la página de Yad Vashem el día en que se recuerda el Holocausto en Israel (no es ninguna coincidencia, el enemigo no tiene una pizca de humanismo). Por supuesto fallaron. Atacar el sitio de Yad Vashem en “solidaridad con los palestinos” demuestra nuevamente que no hay tal cosa como “solidaridad con los palestinos” (ahora mismo los está matando Assad en los campos de refugiados sin que sus amigos en Occidente se escandalicen demasiado), sino que hay puro, simple y básico odio judeofóbico, actualmente bajo la variante antisionista.

De todas formas, los expertos israelíes en informática se están riendo a carcajadas desde el Departamento Nacional de Seguridad Cibernética creado por Netanyahu en enero del 2012. Como reconocieron abiertamente los propios encargados de proteger a Israel en el ciberespacio, esta iniciativa de Anonymous les viene muy bien para practicar, experimentar sus habilidades y mejorar las defensas para cuando haya ataques más serios… y de paso divertirse un rato.

Viva la nación del Stuxnet! La que creó el primer antivirus y firewall del mundo, entre muchas otras cosas.

¡¡DAYENU!! ¡¡YA BASTA!!‏

Recomiendo leer este artículo

¿Y Pollard?

Todos parecen haber olvidado a Jonathan Pollard. De hecho se recordó con mayor frecuencia a Guilad Shalit (merecidamente), aunque este era más difícil de salvar por estar secuestrado por el enemigo. Y Pollard, secuestrado por un aliado todavía permanece en cautiverio. ¿Por que la saña contra el?¿Por que no se le pide a Obama de una vez por todas que lo libere?

Recuerdo en el libro “Mossad: La Historia Secreta”, de Gordon Thomas, como este menciona el especial capricho de mantener a Pollard preso aún contra el propio sentido común y la proporcionalidad (soviéticos, verdaderos enemigos de USA y asesinos, fueron liberados y con penas mil veces menores a la de Pollard por delitos mil veces peores).

¿Que ocurre?

Porque el callar es fango‏

Las palabras de Naftali Benett luego de la visita de Obama

Naftali+Bennett+Naftali+Bennett+Visits+Western+vVOJ629-INex
A 11 años del atentado al “Park Hotel” en la noche del seder y del operativo “Defensa contra la intifada”, la semana pasada participé en los eventos especiales en honor a Obama y pude tener una conversación con él.

El ambiente que se sentía en el aire me hizo acordar los tratados de Oslo. Principalmente la sensación de “Si solamente lo quisiéramos. Si solamente supiéramos CEDER lo suficiente, llegaría la paz tan deseada”. “Tenemos que arriesgarnos en nombre de la paz”. “De los dos lados hay intenciones de paz”. “Un estado Palestino en la Tierra de Israel es la única chance para la paz”.

Todas frases muy lindas, aunque desconectadas absolutamente de la realidad:

Recuerdo la segunda Intifada, devenida luego de los tratados de Oslo, con cientos de muertos todos los meses por atentados suicidas perpetuados en bares, confiterías, colectivos y medios de transporte en Tel Aviv, Jerusalem y Haifa. Marzo del 2002 fue un mes negro.No pasaba un día sin que por lo menos hubiera un atentado.

La gota que rebalsó el vaso, fue el atentado en la noche del seder en Netania en el “Park Hotel”. 30 Israelíes murieron, incluyendo matrimonios, familias, padres e hijos, mujeres y ancianos entre otros. 160 heridos entre ellos de alta gravedad.

En aquel entonces también dijeron “no se puede acallar el terror con la fuerza militar”. “No existe una solución militar al conflicto”. “Sólo un acuerdo político traerá la paz”

Sin embargo, y a continuación, lanzamos el operativo “Defensa contra la intifada” y el resultado, fue que todos estaban equivocados. El ejército logró frenar el terror que toda la diplomacia junta no pudo.

En esa época yo había terminado el servicio militar, y me llamaron como reservista para realizar el operativo.

El ejercito entro en las guaridas de los terroristas, reducimos a cientos de ellos y al poco tiempo los atentados frenaron. (aún antes de construido el cerco de seguridad!). El año pasado hubieron cero víctimas del terror contra los cientos de hace diez años en el 2002.

En contraposición a todas las teorías, el Ejercito de Defensa de Israel freno por la fuerza a todos los actos del terror.

TO-DOS estaban equivocados.Los políticos, los periodistas, los opinólogos y los expertos, todos ellos simplemente se equivocaron. Hoy, a 11 años del terror, ellos vuelven a la misma concepción errónea del conflicto.

Hoy estoy ejerciendo mi función, en nombre del pueblo de Israel, en el gobierno del Estado de Israel como miembro del gabinete político y de seguridad. Y esta vez voy a luchar con todas mis fuerzas para frenar una desgracia mayor, incluso si esto no es “políticamente correcto”.

Deseo la paz con los árabes no menos que cualquier otro! Pero el método de entrega de tierras a nuestros enemigos NO ES EL CORRECTO.

Como le dije al Presidente Obama: “Llegó el momento de evaluar nuevas direcciones y nuevos caminos, diferentes e innovadores” A lo que respondió estar interesado en reunirse y escuchar.

La lección mía que aprendo: Nunca callar, incluso si todos piensan distinto.

Feliz Pesaj Casher ve sameaj para todos.

Publicaciones de algunos integrantes de la Comunidad Judía de Córdoba que son una vergüenza

firmenich-arafat-vacanarvaja

Hay publicaciones de algunos integrantes de la Comunidad Judía de Córdoba, refiriéndose a los acontecimientos de la década del 70 en Argentina, que son una vergüenza. Describen como “grupos contestatarios” a los grupos terroristas como Montoneros.

Primero que nada, Montoneros operaba desde antes que ocurriera el Golpe de Estado en 1976, por lo que no era un “grupo contestatario” al régimen militar, sino el iniciador de una agresión armada contra poblacion civil argentina durante un régimen democrático (cuyo funcionamiento era un desastre, pero aún así todavía no había golpe militar al cual “contestar”).

Segundo, que digan las cosas como son: los integrantes de bandas criminales como Montoneros eran terroristas, no simples “contestatarios”. ¿Después se quejarán si la horrible prensa progresista actual describe a los terroristas palestinos como “militantes” o “luchadores por la libertad” en vez de señalarlos como verdaderos asesinos? Sepan que están haciendo lo mismo que esos progres detestables, enmascarando la esencia y encubriendo el proceder de los criminales.

Más información de yapa, porque parece que estos miembros de la Comunidad no la manejan (y si la manejan, eso no hace más que agravar su responsabilidad por la autoría de los artículos en cuestión): los terroristas de Montoneros fueron entrenados por los terroristas de la OLP de Yassir Arafat, el mayor asesino de judíos después de Hitler. Además de documentación, hay una foto (1) de Mario Firmenich y Fernando Vaca Narvaja, líderes de Montoneros, en compañía de Arafat, su colega en asesinatos. Montoneros simpatizó tanto con sus entrenadores, que a una de sus operaciones le pusieron Septiembre Negro, el nombre del comando terrorista palestino que asesinó a los atletas israelíes en las Olimpíadas de Munich (2). Hay un extra en esta indecencia de deformar la imagen de Montoneros: aplacar la veneración de sus integrantes por los asesinos de judíos e israelíes; colaborar en difuminar la judeofobia proclamada en los asesinatos.

Siendo miembro de la Comunidad Judía Argentina, defensor de los derechos individuales, y enemigo de quienes promueven la violencia terrorista, repudio estas expresiones inexactas y encubridoras de la verdad.

Fuentes:
1) http://www.seprin.com
2) Reato, Ceferino; Operación Traviata: ¿Quién mató a Rucci? La verdadera historia. Sudamericana, 2008.

La Europa cobarde se niega a designar organización terrorista a todo el Hezbollah

El Partido de Dios

Por Pilar Rahola
Hezbolá - El Partido de DiosHezbolá – El Partido de Dios

«Si una organización habla como un grupo terrorista, anda como un grupo terrorista y se comporta como un grupo terrorista, ¿qué es?».

Así empieza un sentido artículo de David Harris en El País, a raíz de la negativa de miembros de la Unión Europea a considerar a Hezbolá como una organización terrorista, a pesar de peticiones de países como Holanda.

Gracias a ese veto, el llamado Partido de Dios, que ha sembrado de muerte todo su trágico recorrido, tiene libertad para reclutar personas, recaudar fondos y pasear alegre por Europa. Y es aquí donde la petición de Harris se convierte en un grito desgarrado.

¿Cómo es posible que en una tierra donde se ha sufrido tanto a causa del terrorismo, se ampare la actividad de una organización que asesina indiscriminadamente, con la única voluntad de sembrar el caos y el pánico para llegar al fin supremo de la imposición islamista?

Así lo describe el grueso informe que tiene la UE sobre Hezbolá, incluyendo la reciente investigación del Gobierno búlgaro, y la suma de datos es aterradora.

Desde los brutales atentados de 1983 contra franceses y norteamericanos en Líbano, donde murieron cientos de personas, hasta la implicación en múltiples atentados por Europa en las mismas épocas. Y como ha demostrado la fiscalía argentina, también es el responsable de los atentados en Buenos Aires, con más de un centenar de víctimas.

El suma y sigue incluye el asesinato del ex primer ministro libanés, Rafiq al Hariri, y 22 personas más, el atentado que mató a seis personas en Bulgaria en julio pasado y el intento de atentar contra aviones israelíes en suelo chipriota.

Y todo ello sin contar el permanente hostigamiento bélico contra Israel, el dominio de Líbano, donde Hezbolá es un Estado dentro del Estado, el proceso de abducción del desmembrado ejército sirio, en estrecha colaboración con los Assad – y con el riesgo de que se apoderen del poderoso arsenal químico sirio, lo cual sería una catástrofe -, y la preocupante infiltración de la organización en territorio latinoamericano, sobre todo después de los buenos oficios del bolivarismo.

No hay nada en Hezbolá, ni su ideología yihadista, ni su larga biografía de atentados, ni sus inequívocas intenciones de dominio violento, nada permite entender los motivos de la Unión Europea para no cortarle las alas con las que vuela alegremente por nuestro territorio.

Como decía Harris, si esta máquina de desestabilizar y matar en nombre de una ideología teocrática violenta no es considerada organización terrorista, ¿qué lo será?

Pero como Irán está de por medio, la Europa timorata y chamberliana hace lo que siempre hizo, vender apaciguamiento para poder mantener sus intereses más espurios y escaparse de sus responsabilidades.

Y, como siempre, lo pagaremos caro. Porque la historia demuestra que nunca el apaciguamiento ha dado buenos resultados con los monstruos.

Fuente: Israel en línea

Contexto: Después de que la justicia y los gobiernos de dos países miembros de la Unión Europea (Chipre y Bulgaria) publicaran sobradas pruebas de la participación del Hezbollah en al menos dos atentados contra civiles en suelo europeo, la UE está evaluando agregar al listado de organizaciones terroristas al ala armada de dicha agrupación, lo que es un absurdo, ya que Hezbollah es una organización monolítica y no hay diferencia real entre sus ramas políticas y militares. Todas operan al unísono, bajo las mismas órdenes, objetivos, liderazgo e ideología. ¿Un asesino psicópata sería menos culpable por ser también caritativo?

 
Además, la iniciativa europea es más simbólica que práctica ya que, al no considerar una organización terrorista a la “rama política” del Hezbollah, la misma podrá seguir operando bajo distintas fachadas y no impedirá que la organización de Nasrallah siga recibiendo fondos de Europa. Justamente la idea era que la UE dejara de ser tan cobarde para combatir al Mal, fuera consistente con su abierta posición moral de promover el proceso de paz y aislar al terrorismo extremista, y cortarle las alas financieras al grupo criminal chiíta para que – al ser declarada legal y oficialmente organización terrorista – no pudiera seguir recaudando fondos impunemente bajo las propias narices de Occidente. Pero los gobiernos europeos solo muestran firmeza cuando se trata de boicotear productos de los asentamientos israelíes, porque saben que los judíos no les pondrán una bomba como sus enemigos. Ahora queda demostrado, nuevamente, que Europa no tiene derecho a exigir, criticar ni pedirle absolutamente nada a Israel cuando se trata de asumir riesgos por la paz o combatir al terrorismo.

A %d blogueros les gusta esto: