Fracaso de la política estadounidense en Oriente Próximo

Escuchar la entrevista

Preocupante

Londres está mediando en conversaciones indirectas entre EE UU y Hezbollah, principalmente para cooperar en la lucha contra Al-Qaeda, en favor de la estabilidad regional y otros asuntos de la política libanesa e internacional… ¿Qué demonios está planeando Obama?

Munich y Ginebra

Aclaración: Este artículo fue publicado poco antes del acuerdo firmado en Ginebra entre Irán y el grupo P5+1, pero claramente mantiene su vigencia

Por Jaime Einstein

Chamberlain Kerry Zarif Hitler 611

En septiembre de 1938, las grandes potencias mundiales se reunieron en Múnich para discutir una crisis fomentada por Adolfo Hitler con la única democracia existente en el centro de Europa, Checoeslovaquia.

Checoeslovaquia, creada después del colapso del Imperio Austro-Húngaro al terminar la Primera Guerra Mundial, era un estado plurinacional y democrático. Dentro de sus fronteras vivían unos 3 millones de alemanes étnicos, que gozaban de ciudadanía checoeslovaca y de representación en el Parlamento de Praga. Todos los vecinos de Checoeslovaquia eran dictaduras de derecha, simpatizantes ideológicamente con la Italia fascista y la Alemania nazi. Varios de estos vecinos tenían reclamaciones territoriales y étnicas contra la democracia en Praga, pero estaban disuadidos a hacerlas valer debido a que los checoeslovacos poseían uno de los ejércitos más eficientes y bien armados del área centro-europea. Además, los checoeslovacos tenían un acuerdo de alianza con Francia, que a su vez era aliada del Reino Unido.

Hitler organizó a los alemanes dentro de Checoeslovaquia en un fuerte partido nazi local… se inventó una entidad étnica ficticia, los “Sudetes” Alemanes (hasta que los nazis crearon esta categoría, los habitantes de las zonas fronterizas entre Bohemia, hoy República Checa, Austria y Alemania, eran simplemente “alemanes ciudadanos checoeslovacos”). Estos “Sudetes” comenzaron una campaña a favor de “reunificarse” con sus hermanos germanos en Alemania y Austria (esta última ya había sido anexionada al Reich Nazi).

Checoeslovaquia y su presidente, Edvard Beneš, amparados en sus fuerzas armadas y su alianza occidental, rehusaron ceder ante las presiones germanas. No iban a conceder un ápice de su territorio o soberanía nacional. La defensa de todo el país dependía de las fortificaciones fronterizas con los nazis, ceder esos territorios dejaría al país inerme y causaría su desmembramiento.

Las fuerzas de seguridad de Praga se movilizaron contra los agitadores “sudetes”, encarcelando a muchos de ellos. Hitler amenazó con invadir Checoeslovaquia para “proteger los legítimos intereses de los oprimidos alemanes sudetes”.

Los generales alemanes estaban consternados con estas amenazas, sabían que Alemania todavía no estaba lista para una guerra mundial, ya que la alianza entre Praga y París hubiera provocado una conflagración global. Es más, las propias fuerzas armadas checoeslovacas hubieran representado un fuerte desafío a Alemania. No hay duda de que los nazis, eventualmente, habrían triunfado si invadían a su vecino democrático, pero no hubiera sido un paseo. Los tanques checoeslovacos eran mejores que los alemanes, y la fuerza aérea de Praga era eficiente y moderna.

Las potencias occidentales, el Reino Unido y Francia, aunque más fuertes que el estado nazi, estaban aterrorizados ante la idea de ser arrastrados a otra guerra mundial. Las horripilantes pérdidas causadas por la Primera Guerra Mundial y la aún imperante crisis económica mundial, servían de motivación para tratar de apaciguar al dinámico y resurgente gigante teutón. Hitler era un excelente jugador de póker político y un matón por excelencia. Nadie hacía mejores faroles que el Führer.

Amedrentado, Neville Chamberlain, premier británico, se reunió con su colega galo, Daladier, y acordaron en reunirse con Alemania nazi y la Italia de Mussolini en Múnich. Checoeslovaquia ni siquiera fue invitada a esta cumbre en la que su futuro sería decidido por las potencias, incluyendo a sus “aliados”.

Checoeslovaquia fue vilmente traicionada en Múnich. Sus “aliados” anglo-franceses cedieron ante todas las demandas de Hitler y acordaron en que las zonas “sudetes” fronterizas entre Bohemia, Alemania y Austria deberían ser cedidas a los nazis, en nombre del “derecho a la autodeterminación” de sus habitantes germanos. Chamberlain regresó a Londres, con su paraguas en una mano y en la otra el papelillo firmado por Hitler, que prometía que ya no tenía más ambiciones expansionistas. El apaciguador británico declaró “peace in our time” (“paz en nuestro tiempo”).

Las intenciones “pacíficas” de Alemania e Italia se lucían en España. La Guerra Civil española todavía seguía derramando sangre por toda la Península. La Legión Cóndor nazi y el ejército italiano de Mussolini continuaban sus operaciones militares contra una República española que colapsaba, sin ayuda de las democracias.

La República checoeslovaca tenía dos opciones, ambas terribles. Podían negarse a aceptar el dictado de Múnich y resistir por las armas contra una segura invasión nazi o claudicar ante la presión internacional, y contemplar la destrucción del país. El traicionado presidente Edvard Beneš sabía perfectamente que su país tendría que luchar solo, sin aliados. Hitler usó sus conexiones con el partido nacionalista eslovaco en Bratislava, a la sazón dirigido por un cura clérigo-fascista, el monseñor Tiso, para provocar la secesión de Eslovaquia, como “estado independiente”, aliado a Alemania. Polonia y Hungría se disponían a cortar jugosas lascas de su desafortunado vecino.

Beneš renunció y se marchó al exilio. Checoeslovaquia cesó de existir. Menos de un año más tarde, Hitler se olvidó del papelito firmado con Chamberlain, invadió a Polonia y comenzó la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué tiene que ver el malhadado acuerdo de Múnich de 1938 con la reunión de cumbre en Ginebra, entre Irán, los EEUU, el Reino Unido, Francia, Rusia, la Unión Europea y Alemania? Pues mucho más de lo que parece a simple vista.

En ambos casos, en la Europa Central de los 1930 y en el Oriente Medio de nuestros días, sólo existía una entidad democrática: Checoeslovaquia en Europa central, Israel en el Levante. Ambos países han compartido la desdicha de estar rodeados de dictaduras hambrientas de poder y expansión. Ambas naciones han tenido que enfrentar el reto de convivir con ideologías totalitarias, opresoras y asesinas: el nazismo alemán y el islamismo. En ambos casos el mundo estaba sumido en una depresión económica y las democracias dirigidas por líderes claudicantes y apaciguadores.

Nadie estaba dispuesto a llamar al pan, pan, y al vino, vino. Hitler y Mussolini eran ampliamente admirados por numerosos intelectuales y movimientos populistas en casi todo el “mundo civilizado”. Los que no admiraban a los dictadores de la derecha, admiraban al igualmente asesino y sangriento Stalin, que mataba a sus millones de conciudadanos en el “paraíso del proletariado” que era la U.R.S.S. Muy pocos europeos sentían afinidad por la aislada democracia checoeslovaca. El totalitarismo era visto como “la ola del futuro”. La democracia era considerada caduca y aberrante. Cualquier parecido con la simpatía de la “progresía” occidental de hoy día por los movimientos islamistas no es pura coincidencia. El paralelo entre el crecimiento masivo de los grupos “populistas” en Europa y los EEUU hoy día con los pujantes partidos fascistas en la década de los 30 del siglo pasado tampoco son casualidades.

Motivado por su hambre expansionista, Hitler creó una etnia inexistente… los “alemanes sudetes”. Esta creación ficticia tenía un propósito, liquidar a la democracia checoeslovaca. Cualquier parecido entre este engendro hitleriano, y la súbita apariencia de un “pueblo árabe palestino” después de la Guerra de los Seis Días en 1967 tampoco es una coincidencia… ya lo decía el sabio Salomón, no hay nada nuevo bajo el sol.

En nuestro flamante siglo, el tristemente recordado Mr. Chamberlain se ha reencarnado en el Secretario de Estado de los EEUU, John Kerry (sin el paraguas, que sepamos). Este acaudalado caballero de Massachusetts aparentemente considera que ha llegado el momento de forzar al muy molesto estado de Israel a llegar a “un acuerdo de paz” con los sudetes de hoy día, los árabes “palestinos”. En su afán de liquidar este “gravísimo problema”, el señor Kerry hace la vista gorda a las masacres de la guerra civil en Siria, que en sólo 2 años han causado más muertes y destrucción que todas las guerras árabe-israelíes desde 1948. El arrogante patricio de Nueva Inglaterra también decide ignorar al crecimiento del islamismo asesino y fanático que está afectando a todos los continentes, salvo Antártida… al menos hasta ahora.

En su búsqueda ciega de un premio Nóbel de la Paz (para empatarse con el que recibió su jefe por ¿??¿??), Kerry está dispuesto a sacrificar todos los legítimos intereses de seguridad de su supuesto aliado democrático.

En la visión mundial de Kerry existe un “insignificante” problema adicional en el Medio Oriente, aparte de la existencia de una democracia judía, que tanto incomoda a sus pacíficos vecinos árabes: la marcha galopante del Imperio Persa de los ayatolas hacia la adquisición de un arsenal nuclear. Recordemos que los ayatolas han dicho, sin pelos en la lengua, que la misión de la República Islámica de Irán es liquidar al cáncer sionista (léase, Estado de Israel). Recordemos también que Irán, uno de los grandes productores de petróleo del mundo, necesita energía nuclear para producir electricidad, como yo necesito seis dedos de los pies o tres fosas nasales. En fin, igual que Hitler anunció claramente en su Mein Kampf que su movimiento liquidaría a los judíos y avanzaría Alemania a ocupar todo el este europeo, los ayatolas (y todos los islamistas, seamos justos con ellos) nunca han ocultado su deseo de liquidar al estado y pueblo judío y establecer el califato universal.

Después de largas e infructíferas guerras en Irak y Afganistán, el occidente está cansado de enfrentamientos con los islamistas. Llegó la hora de probar la fórmula Chamberlain… apaciguamiento. Irán tiene un nuevo presidente… y el tipo hasta sabe sonreírse (como un Hitler, sin el bigotito), hagamos las paces con los ayatolas. En el occipucio de Kerry debe existir la certeza que los misiles iraníes no tienen el alcance suficiente para desarreglar a cualquiera de sus mansiones en Massachusetts, o su “town-house” en Boston, así que, ¿Hay algo que perder?

En vez de Múnich, la reunión de nuestro siglo se lleva a cabo en Ginebra. Igual que la de 1938, se excluye al principal afectado. Checoeslovaquia quedaba marginada de discusiones donde se decidiría su destino e Israel se excluye de las conferencias en Ginebra.

Todos los participantes de esta conferencia internacional parecen encantados con las sonrisas iraníes. Lady Ashton de la Unión Europea está tan enamorada de su colega iraní, que hasta está dispuesta a ponerse un chador de lujo. ¿Cuántas concesiones estamos dispuestos a darles a los buenazos de Teherán, para que en vez de hacer las bombas mañana, las hagan de aquí a dos días?

Por suerte, Monsieur Daladier no parece haberse reencarnado en el representante francés en Ginebra. Aparentemente, los franceses han redescubierto su espina dorsal, y Francia ha bloqueado el acuerdo tan ansiado por Mr. Kerry. ¡Vive la France!

Como epílogo a esta triste historia recordemos que:

1. Kerry no se ha dado por vencido, las conversaciones de Ginebra se reanudarán a finales de este mes;
2. Bibi Netanyahu y Edvard Beneš no se parecen en nada. Bibi no es santo de mi devoción, pero no tengo la menor duda de que él sabrá que la defensa de Israel es responsabilidad de nuestras propias fuerzas, y no de nuestros “aliados”. Ya lo dijo Ariel Sharón en su momento, Israel no es Checoeslovaquia.
3. Cuando Checoeslovaquia fue liberada de los nazis in 1945, el gobierno checo expulsó por la fuerza a los 3 millones de “sudetes alemanes” de su territorio. La regla general en el mundo siempre ha sido: “si empiezas una guerra y tienes el mal tino de perderla, te jodes como Herodes”. No se ha vuelto a hablar del problema de los refugiados “sudetes alemanes”, pero todavía se habla del supuesto “Nakba” de los “palestinos”.

Comentario de Jabotito:

Mi abuela materna, cuya madre murió durante el bombardeo alemán de Rovno y sus hermanas fueron asesinadas por los nazis y antisemitas ucranianos en los bosques de la muerte, detesta a las naciones europeas en general, por obvias razones. Pero del único pueblo que habla con cariño es el checo, especialmente cuando me cuenta cómo los checos tiraban pan a los vagones repletos de judíos que eran conducidos a los campos de concentración durante el Holocausto. También fueron los chechos los únicos que les dieron armas a Israel durante la Guerra de Independencia de 1948, en el momento que más necesitaba poder defenderse. El propio Isaac Rabín dijo en su momento: “Si no fuera por las armas de Checoslovaquia, dudo que hubiéramos podido ganar la guerra en el ’48”. Cualquier semejanza con la actualidad es pura coincidencia.

Sobre el Dr. King y su apoyo a Israel

Leer más

Sobre Pesaj

El Seder de Obama

El Seder de Obama

Un mensaje de Pesaj para el presidente

por Rav Benjamín Blech

Mientras los judíos de todo el mundo se ocupan de los preparativos finales para Pesaj, el presidente Barack Obama se prepara para su éxodo a Israel.

Seguro, nadie puede pasar por alto el destacable significado simbólico de que el Presidente de los Estados Unidos haga su primera visita presidencial a la Tierra Santa en la víspera de la Festividad de la Libertad, conmemorando el nacimiento del pueblo judío.

En Pesaj comenzamos nuestra especial relación con Dios. En Pesaj Dios redimió a nuestros ancestros de la esclavitud en Egipto. Y en Pesaj, Él se comprometió a estar de nuestro lado para siempre, mientras buscamos cumplir nuestra misión de ser “una luz para las naciones”.

Obama estará en tierra por un total de 48 horas. Cada momento de su viaje está planeado minuto por minuto, para seguir un orden cuidadosamente preparado – y la palabra hebrea para orden es, por supuesto, ninguna otra que “Seder“.

El embajador israelí en los Estados Unidos, Michael B. Oren, no pudo resistir hacer la conexión con Pesaj. “Todo en la mesa del Seder,” dijo, “desde la pata de cordero hasta el perejil y el huevo está lleno de simbolismo; lo mismo ocurre con cada cosa del itinerario del presidente”. En pocas palabras, Obama estará observando un precipitadamente organizado Seder político.

Desafortunadamente, Obama no tendrá tiempo para realmente sentarse en un Seder de Pesaj verdadero, ni tampoco para ser inspirado por una lectura de la Hagadá. Pero no puedo dejar de pensar en el mensaje de este texto (la Hagadá) que nosotros quisiéramos que él reciba en su visita, para guiarlo en sus políticas en relación al estado de Israel.

El Arbusto No Se Consumía

La Hagadá es un libro extenso con muchas ideas diferentes. Los judíos pasan horas hablando sobre sus profundas enseñanzas. Pero hay un tema que se destaca como el concepto cardinal, y si yo pudiese tener al menos un breve momento con el líder del mundo libre, le pediría que escuchase estas poderosas palabras que leemos en voz alta al comienzo del Seder:

Porque no sólo uno se ha elevado en nuestra contra, sino que en cada generación se levantan en nuestra contra para aniquilarnos, pero el Santo, Bendito Sea, siempre nos salva de sus manos.

La historia judía es una larga historia de milagros, de supervivencia frente a posibilidades aparentemente muy remotas, gracias al amor y la protección Divina.

En el primerísimo encuentro entre Dios y Moisés, Dios apareció por medio de una imagen visual espectacular e inolvidable. Todos conocemos la historia. Moisés estaba haciendo pastar su rebaño en el desierto de Sinaí cuando, de repente, vio un arbusto en llamas. Pero, extrañamente, a pesar de que el arbusto estaba en llamas, no era consumido. Eso desafiaba las leyes de la naturaleza; el fuego siempre destruye. En ese mismísimo momento, mientras Moisés estaba parado perplejo por el milagro que tenía delante de sus ojos, Dios se reveló a Sí Mismo y proclamó: “Yo soy el Dios de tus padres”.

¿No podía Dios hacer otro milagro, uno aún más espectacular, más convincente, más indicativo de Su control sobre todo el mundo, que tan sólo un arbusto en el desierto que estaba en llamas pero no era consumido?

El arbusto estaba en llamas pero no era consumido. De la misma forma el pueblo judío, en contra de todas las leyes de la historia, nunca perecerá.

La verdad es que Dios no estaba simplemente haciendo un milagro; Él estaba enviando un mensaje. Dios sabía lo que estaba en la mente de Moisés. Desde el momento en que huyó de Egipto y vio a sus hermanos sufriendo la brutal opresión de Paró, Moisés se preocupó y se preguntó: ¿Sigue mi pueblo con vida? Por eso, lo primero que Dios hizo fue tranquilizar a Moisés – pero no sólo para esta vez, sino también para todo el futuro. El arbusto fue un símbolo del pueblo judío. El arbusto estaba en llamas pero, en contra de todas las leyes de la naturaleza, no era consumido. De la misma forma el pueblo judío, en contra de todas las leyes de la historia, nunca perecerá.

Cuando Arnold Toynbee completó su clásico análisis de 10 tomos sobre el ascenso y la caída de las civilizaciones humanas, El Estudio de la Historia, él estaba confundido por una aparente refutación de sus reglas universales gobernando el inexorable declive de todo pueblo sobre la tierra. Sólo los judíos sobrevivieron, desafiando el análisis cuidadosamente razonado de Toynbee. Entonces, Toynbee declaró a los judíos nada más que un “remanente residual”, un pueblo destinado a expirar en poco tiempo.

Pero de alguna manera, a pesar de todos los intentos brutales de destruir a los hijos de Israel, los judíos han demostrado el continuo milagro del arbusto ardiente.

La historia judía desafía la lógica. La supervivencia judía no es nada menos que un milagro. Pero es un milagro predicho hace mucho tiempo por Dios, y es un milagro que Dios le aseguró a Moisés que nunca cesaría de repetirse hasta el final de los tiempos.

Se cuenta que Luis XIV, una vez le preguntó a su brillante filósofo, Blaise Pascal: “¿Crees en los milagros?”. Pascal le respondió que sí. “Si es así,” le preguntó el rey “dime un milagro”. “Los judíos”, respondió Pascal, “la supervivencia de los judíos. Ese es un milagro inexplicable”.

Leo Nikolayevich Tolstoy, a pesar de ser un cristiano ortodoxo más conocido por su libro La Guerra y La Paz, entendió esto cuando escribió:

Un judío es el emblema de la eternidad. Es a quien ni la matanza ni la tortura de miles de años pudieron destruir, es a quien ni el fuego, ni la espada ni la Inquisición pudieron eliminar de la faz de la tierra, es quien fue el primero en producir los oráculos de Dios, es quien ha sido por tanto tiempo el guardián de la profecía y se la ha transmitido al resto del mundo, él y tal nación no pueden ser destruidos. El judío es eterno, así como la mismísima eternidad.

Entender la historia y aprender de ella es reconocer el poderoso lazo entre Dios y los hijos de Israel; es reconocer que a pesar de todos los que “en toda generación se levantaron en nuestra contra para aniquilarnos”, Dios siempre ha cumplido y siempre cumplirá la promesa de Pesaj implícita en los Diez Mandamientos: “Soy el Eterno, tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto, la casa de la esclavitud” – y continuaré redimiéndote y protegiéndote hasta el final de los días.

Y una cosa más que el Presidente de los Estados Unidos necesita saber. Es un versículo de la Biblia, que se encuentra en el libro de Génesis. Es parte de una promesa más larga que Dios le hizo a Abraham, el primero de nuestros patriarcas:

Y bendeciré a quienes te bendigan, y a quienes te maldigan maldeciré. Y a través de ti serán benditas todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3).

No ha habido una mayor verdad que ésta en la historia de la humanidad. Las naciones que han tratado bien a los judíos fueron, a cambio, inmensamente bendecidas. Quienes abusaron de los judíos se encontraron cayendo en la desgracia de la historia. Y en donde sea que los judíos han vivido, ellos han hecho contribuciones importantes en todas las áreas de la vida. Todo el que estudia la historia de su vagar durante los siglos sabe que, verdaderamente, a través de ellos todas las familias de la tierra fueron realmente bendecidas.

Los Estados Unidos de América han tratado a los judíos más benévolamente que cualquier otro país en la historia. No es coincidencia que los Estados Unidos también hayan sido más bendecidos por Dios que cualquier otro país en la historia.

Rezo para que el Presidente Obama sea lo suficientemente sabio para entender este gran mensaje del “Seder de la historia” y que sea guiado por él en sus esfuerzos de traer paz a un pueblo constantemente amenazado.

Fuente: Aish Latino

(Advertencia: Este video fue publicado en 2011, antes del giro reciente que dio Obama en su relación con Israel, por lo tanto no pretende ofender al mandatario estadounidense que ha probado ser un amigo sincero de Israel y el pueblo judío. Para mayor información escuche este impresionante discurso.)

Transmito los buenos deseos del Presidente Obama y el Papa Francisco para todo el pueblo judío con motivo del comienzo de Pesaj:

Francisco dijo: “Que el Todopoderoso, que liberó a su pueblo de la esclavitud en Egipto para guiarlos a la Tierra Prometida, continúe librándolos de todo mal y los acompañe con su bendición.” Luego de agradecer al Gran Rabino de Roma, Riccardo di Segni, por atender su misa inaugural la semana pasada con otros líderes religiosos, dijo “Me complace extenderle a usted y a toda la comunidad judía de Roma mi mejores deseos para el gran banquete de Pesaj. Les pido que recen por mí, mientras yo le aseguro que ustedes estarán en mis plegarias, confiando en que podamos profundizar los lazos de estima y mutuo respeto entre nosotros.”

El Rabino di Segni respondió en el sitio web de la comunidad judía de Roma, diciendo que apreciaba el mensaje y planeaba responder para desearle al Papa y los cristianos de Roma una feliz Pascua.

Por su parte, el Presidente estadounidense Barack Obama y su esposa Michelle enviaron sus “deseos más cálidos para todos aquellos celebrando Pesaj aquí en América, el Estado de Israel, y alrededor del mundo,” mientras su familia se preparaba para el quinto Seder celebrado en la Casa Blanca.

“Pesaj es una celebración de la libertad que nuestros ancestros soñaron, por la que lucharon, y finalmente consiguieron,” declaró Obama.

Durante su primer visita a Israel como Presidente, Obama recordó al mundo que “la responsabilidad no termina cuando llegamos a la tierra prometida, solo comienza.”

El Presidente norteamericano declaró que durante su viaje, tuvo la oportunidad de hablar con jóvenes israelíes que atestiguaron “cómo el sueño de verdadera libertad encontró su máxima expresión en aquellas palabras de esperanza del Hatikva: Ser un pueblo libre en nuestra tierra.” También dijo “Mientras mi familia y yo nos preparamos una vez más para tomar parte en esta antigua y poderosa tradición, espero que podamos sacar lo mejor de nosotros para hacer valer esta promesa en los días que tenemos por delante, hacer frente a los desafíos que vendrán y continuar el duro trabajo de reparar el mundo.” (Tikun olam)

Las partes hebreas de su discurso generaron gran entusiasmo en Israel durante su visita, mientras que en su declaración durante Pesaj, Obama buscó mantener ese apoyo, deseando “a todos aquellos celebrando Pesaj aquí en América, en el Estado de Israel, y alrededor del mundo” un Jag Sameaj.

Conclusión de Jabotito:

El éxodo de Egipto no fue solamente fuente de inspiración para el pueblo judío a lo largo de la historia. También fue motivo de inspiración para los primeros colonos europeos que llegaron a América, así como la lucha de Martin Luther King por la libertad y los derechos civiles.

Deshaciendo el mito del trueque “concesiones a los palestinos por Irán”

Barack Obama, Benjamin NetanyahuObama: “Israel es una historia sin paralelo de redención

Hay una falsa creencia (una de las tantas en este conflicto) – promovida por los liberales en Washington y pro-árabes de Israel (incluyendo los criminales de Oslo, cuyas políticas llevaron a un baño de sangre hebrea) – de que, si Israel realiza concesiones políticas fenomenales a los palestinos y se retira de la Ribera Occidental (para que nos sigan tirando misiles agregaría yo), entonces Obama y el mundo entero se pondrán del lado de Israel y harán lo que sea necesario para impedir al régimen iraní dotarse de armas nucleares. Dejando de lado el hecho de que algo parecido sucedió en el pasado reciente (desconexión de Gaza) y a la comunidad internacional le importó un rábano los misiles de Hamás o incluso olvidó aquel episodio, esta premisa es completamente falsa. Primero porque EE UU, como cualquier país en el mundo, actúa según sus propios intereses, no los de sus aliados. Vale decir, si la Casa Blanca llegara a la hipotética conclusión de que un Irán con armas nucleares no representa una amenaza directa a su seguridad nacional, por más que Israel se sacrifique y entregue a los palestinos en bandeja todos los territorios conquistados en 1967, los norteamericanos no moverían un dedo cuando llegue el momento de frenar un Irán nuclear, ningún avión estadounidense despegaría de su portaaviones para bombardear las centrales nucleares iraníes aunque los israelíes entreguen hasta el mismísimo Kotel (Muro Occidental). Por otro lado, si la administración Obama llegara a la conclusión de que, por los propios intereses globales de EE UU, un Irán nuclear es una amenaza directa a sus planes geopolíticos o la estabilidad regional que necesitan, ellos mismos atacarán a los iraníes sin importar que Israel no ceda un milímetro de territorio a los palestinos, porque en ese caso un Irán nuclear no será funcional a sus intereses. Lo mismo se aplica a los saudíes, europeos y cualquier otro. Justamente los 70.000 muertos sirios en estos últimos dos años, han demostrado que, retórica al margen, nadie mueve un dedo en este mundo a menos que sea conveniente para su propio país.

En realidad es una conclusión bastante obvia, pero independientemente de lo que puedan expresar públicamente, ningún jefe de Estado actuará respecto a Irán según lo que haga o deje de hacer Israel. Actuarán según sus propios intereses y conveniencia. Lo que le interesa a la administración Obama, en mi humilde opinión, es que un posible ataque a Irán tenga legitimidad internacional luego de haber agotado todas las opciones diplomáticas y económicas para impedir al régimen iraní dotarse de armamento nuclear, por esta razón no quiere que Israel ataque prematuramente sin haber demostrado que Occidente no tiene otra forma de frenar a los iraníes. Pero el éxito del proceso de paz con los palestinos, si bien es un interés primordial de casi todos los países en el mundo (a excepción de los ayatolás y sus pocos aliados), no afectará la decisión que tomen los actores implicados respecto a Irán. Los estadounidenses no se arriesgarán a una guerra ni decidirán cómo preservar mejor sus intereses en base a la situación de los palestinos. No les importan tanto ni tienen ese nivel de relevancia. Así como tampoco dejarán de atacar a Irán, si lo consideran necesario, por lo que entregue o no entregue Israel.

Ben Ami y compañía: No insistan más con la patraña de “ellos bombardean Fordow si desalojamos Ramat Shlomó”, aquí no existe “menos asentamientos por más aviones”. Ya tenemos aviones y todo lo necesario para terminar de un plumazo con el programa nuclear iraní (y probablemente también su régimen). La mayoría de los israelíes saben que más concesiones a los palestinos sin acuerdos sólidos de seguridad, implica necesariamente más terrorismo, muerte, reclamos y conflicto. No traten de engañar nuevamente a Israel afirmando que un avance con los palestinos es sinónimo de un avance contra Irán. No intenten forzar a los israelíes a cambiar un peligro suicida por otro. Como la izquierda israelí también está huérfana de ideas y no saben cómo convencer a su pueblo de adoptar políticas entreguistas con el enemigo luego del fracaso de sus políticas “pacifistas”, chantajean al público y al gobierno de esta forma ridícula y cínica. Nadie con un mínimo de conocimiento de las relaciones internacionales y la política exterior norteamericana se traga esa mentira.

Encuesta en la opinión pública: La simpatía de los americanos por Israel es la más alta de todos los tiempos

Una encuesta de Gallup encuentra que, en el marco de la próxima visita del Presidente Obama a Israel, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs 12%, igualando los porcentajes de la encuesta de 1991 realizada durante la Guerra del Golfo.

ShowImageUna trabajadora en una fábrica de Kfar Saba arregla banderas estadounidenses pedidas con anticipación por la visita de Obama a Israel. Foto: Reuters

La simpatía de los americanos por Israel iguala la más alta de todos los tiempos según una encuesta de la prestigiosa organización Gallup publicada el viernes, exactamente cinco días antes de la visita programada del Presidente norteamericano Barack Obama a Israel, por primera vez como Presidente.

Según los datos de la encuesta, las simpatías de los americanos se inclinan enormemente a favor de los israelíes por sobre los palestinos, 64% vs. 12%.

Mientras la parcialidad por Israel ha subido consistentemente al 60% desde 2010, el 64% registrado en la encuesta del viernes iguala los datos previos registrados en 1991, durante la primera Guerra del Golfo. En la encuesta de 1991 realizada por Gallup, solo el 7% de los encuestados simpatizaba más con los palestinos que con los israelíes.

Análisis de los datos de la última encuesta muestran que Republicanos, conservadores y adultos de mayor edad son más propensos a ser parciales a favor de Israel.

Los Republicanos (78%) son mucho más propensos a simpatizar con Israel que los Demócratas (55%), según la encuesta. El apoyo Demócrata por Israel se ha incrementado en cuatro puntos desde 2001, mientras el apoyo Republicano por el Estado judío ha saltado 18 puntos de porcentaje en el mismo período.

El porcentaje de encuestados que favorecen a los palestinos se incrementa con la educación formal, oscilando desde 8% para aquellos sin experiencia universitaria al 20% para aquellos que poseen al menos un postgrado.

“Los palestinos reciben la mayor simpatía por parte de Demócratas, liberales y postgraduados, pero incluso entre ese grupo, el apoyo llega como máximo al 24%”, según Gallup.

Véase también: Cerca del 90% de los americanos tiene una visión desfavorable de Irán

Opinión de Jabotito:

Qué “lobby” ni qué “lobby” (llámese judío, sionista o israelí). Los americanos apoyan a Israel porque QUIEREN (sí, principalmente los cristianos), por cuestiones ideológicas, geopolíticas, históricas, culturales y morales. Eso se manifiesta especialmente en el Congreso, representante del pueblo. Pero además porque les conviene, mucho más de lo que ustedes imaginan. Con la información de inteligencia que le provee Israel a los EE UU, se pueden evitar montones de atentados terroristas en suelo norteamericano o contra objetivos de ese país en el mundo. Eso por no mencionar el interés estratégico, militar, político, etc. Respecto al apoyo y simpatía por Estados Unidos entre el público israelí, los porcentajes son mucho mayores. Uno de los pocos países en el mundo que se podría llamar auténticamente “pro-americano” es Israel. Con el agregado de que, a diferencia del caso con otros aliados, ninguna madre estadounidense tiene que arriesgar la vida de su hijo para proteger al Estado hebreo… nosotros nos protegemos solos, y muy bien.

Contrariamente al pensamiento antisemita, el pueblo judío y el sionismo se caracterizaron por ser movimientos débiles, pero aún así cosecharon simpatías entre el pueblo americano desde sus orígenes. Esta simpatía siempre estuvo presente, aunque por intereses geopolíticos recién se fortaleció y plasmó en ayuda militar y económica concreta desde fines de la década del ’60 o principios del ’70.

Las relaciones especiales de Israel con Estados Unidos no pueden explicarse tan solo en términos materiales o estratégicos, ni por la mera influencia del mitológico “lobby judío”. Ningún grupo de presión, por más poderoso que sea, puede doblegar la voluntad de una nación y desviarla de su curso natural o intereses básicos. ¿O acaso la opinión pública norteamericana simpatiza con Arabia Saudita por ser un país aliado por conveniencia? (les aseguro que no). El sionismo gentil en Estados Unidos ha sido en todo momento al menos tan poderoso, activo y enérgico como el judío. En verdad no existe nada en el sistema internacional que se parezca a la relación única entre Estados Unidos e Israel. A los detractores de esta enigmática alianza les cuesta creer que el significado de Israel para los estadounidenses sea ante todo sentimental, y el compromiso con su supervivencia un voto moral, en ocasiones un acto de caballerosidad. Para muchos estadounidenses, Israel es la recreación de su propia historia. El colono judío que echa raíces en una tierra yerma y un entorno hostil contra todas las adversidades, y el espíritu pionero de una nueva nación israelí formada por un pueblo perseguido en busca de libertad, caló hondo en la mentalidad estadounidense y le recordó sus propios orígenes y juventud. Para muchos, la lucha sionista por Palestina no difería del combate que las colonias americanas llevaron a cabo, tanto contra la población indígena, como contra el Imperio británico. Nación de fieles de misa y lectores de la Biblia, que valoraban al pueblo del Libro con su historia y no solo al Libro como mera abstracción, los estadounidenses asistieron con admiración el revivir de la nación bíblica en Tierra Santa. Esta conexión bíblica a buen seguro era más fuerte en el caso de los fundamentalistas cristianos, pero nunca fue exclusiva de ellos. Y ellos son la potencia mundial número uno.

“OH, ISRAEL, AL QUE TE BENDIJERE, BENDECIRÉ, Y AL QUE TE MALDIJERE, MALDECIRÉ” (Génesis.12:3a)

Pequeño homenaje a Martin Luther King y tantos judíos que lucharon por los derechos civiles en EE UU

MLK and rabbis
 
Frases célebres del Dr. Martin Luther King, Jr. Patriota americano, ejemplo humano:
“Veo a Israel como uno de los grandes puestos de avanzada de la democracia en el mundo y un maravilloso ejemplo de lo que puede hacerse, cómo una tierra desértica puede ser transformada en un oasis de hermandad y democracia. Paz para Israel significa seguridad, y esa seguridad debe ser una realidad.”
 
“Usted sabe que el Sionismo no es nada menos que el sueño e ideal del pueblo judío de retornar para vivir en su propia tierra. El pueblo judío, las Escrituras nos dicen, una vez disfrutó de una Comunidad floreciente en Tierra Santa. De este lugar ellos fueron expulsados por el tirano romano, los mismos romanos que cruelmente asesinaron a Nuestro Señor. Echados de su patria, su nación en cenizas, obligados a vagar por el globo, el pueblo judío una y otra vez sufrió el látigo de cualquier tirano que gobernó sobre ellos.”
 
“Usted declara, mi amigo, que usted no odia a los judíos, usted es simplemente un ‘antisionista’. Y yo digo, deje que la verdad suene desde las cumbres de las altas montañas, deje que haga eco a través de los valles de la tierra verde de Dios: Cuando la gente critica al Sionismo, se refiere a los judíos – esta es la propia verdad de Dios.”
 
“El antisemitismo, el odio al pueblo judío, ha sido y permanece como una mancha en el alma de la humanidad.”
 
“Que fácil debería ser, para cualquiera que crea en este derecho inalienable de toda la humanidad, entender y apoyar el derecho del pueblo judío a vivir en su Tierra antigua de Israel. Todos los hombres de bien se regocijan en la realización de la promesa de Dios, de que este pueblo debe retornar en alegría para reconstruir su tierra pillada. Esto es el Sionismo, nada más, nada menos.
 
“¿Y qué es ser antisionista? Es la negación al pueblo judío de un derecho fundamental que nosotros reclamamos justamente para los pueblos de África y concedemos libremente a todas las otras naciones del globo. Es discriminación contra los judíos, mi amigo, por ser judíos. En resumen, es antisemitismo.”
 
M.L. King Jr., “This I Believe: Selections from the Writings of Dr. Martin Luther King Jr.” (New York, 1971)

Respuesta al egipcio que “predice” nuestra desaparición

Kennedy on Israel

“Israel no fue creado para desaparecer. Israel sobrevivirá y florecerá. Es hijo de la esperanza y hogar de valientes. No podrá ser destruido por la adversidad ni desmoralizado por el éxito. Lleva el escudo de la democracia y honra la espada de la libertad.”

JOHN F. KENNEDY

Algo de Irán y… ¿De qué se quejan entonces?

Enfrentamiento con Irán será en el 2013

La disputa por el programa nuclear de Irán se dirige hacia un punto crítico el próximo año, de acuerdo con uno de los mejores asesores para Medio Oriente del presidente de EE.UU.

Dennis Ross Enfrentamiento con Irán será el 2013

“Cuando nos fijamos en dónde estamos hoy, yo diría que el 2013 va a ser el año decisivo – de una manera u otra”, dijo Dennis Ross, un ex enviado especial a Oriente Medio, el jueves en Jerusalén.

Ross, quien el año pasado dejó la Casa Blanca después de dos años como director principal del Consejo Nacional de Seguridad, también pidió a israelíes y palestinos  tomar medidas concretas para restablecer la confianza en una solución de dos estados, instando a Jerusalén a detener la construcción fuera de los grandes bloques de asentamientos.

“Una vez que el presidente [Obama] ha adoptado una posición, nuestro objetivo es la prevención [de la capacidad de Irán para construir un arma nuclear], que te pone en una cierta trayectoria de planeo. Si la diplomacia falla, entonces inevitablemente le lleva al uso de la fuerza “, dijo Ross.

Antes de que el gobierno de Obama recurra a un ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán, probablemente trataría de utilizar medios diplomáticos y posiblemente otra serie de sanciones paralizantes en los sectores financieros y económicos del régimen, agregó.

“Aproximadamente un año a partir de ahora, si el ritmo actual del programa nuclear iraní no ha disminuido, probablemente llegará a un punto donde la combinación de la parte baja y media de uranio enriquecido que tienen, y el número de centrifugadoras que tienen, será tal que que va a ser difícil para los EE.UU. saber con certeza si pudiéramos actuar con la suficiente rapidez para evitar que los iraníes presenten al mundo un hecho consumado cuando se trata de estos programas. ”

Obama ha prometido repetidamente que impedirá que Teherán adquiera armas nucleares, y aunque él prefiere resolver el conflicto a través de la diplomacia y las sanciones, no ha tomado ninguna opción fuera de la mesa.

“No se equivoquen: un Irán con armas nucleares no es un desafío que puede ser contenido. Sería una amenaza para la eliminación de Israel, la seguridad de las naciones del Golfo, y la estabilidad de la economía global “, dijo Obama en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre.

De acuerdo con Ross, que hoy sirve como consejero del Instituto para Política del Cercano Oriente, el enfrentamiento entre Occidente e Irán llegará a su fin pronto, porque las sanciones estàn cada vez más empujando al régimen a una esquina.

Las exportaciones de petróleo, que representan un 85 por ciento de los ingresos del gobierno iraní, han sido por debajo de 2,5 millones de barriles en 2009 a menos de un millón. La moneda iraní se está debilitando y el descontento está creciendo entre la población.

“Por un lado, existen las presiones a partir de los mismos [ líderes iraníes], y hay unos cuantos de ellos. Por otro lado, tienes la marcha de su programa y tiene las posiciones de los EE.UU., que es la de la prevención y la no contención “, dijo Ross. “De alguna manera veo que esos elementos se unirán en el transcurso del año [Siguiente].”

Irán es probable que sea “una prioridad nacional de seguridad muy alta” para Obama durante su segundo mandato, Ross estima, y ​​agregó que Washington y Jerusalén están más o menos en sintonía con el tema. “¿Vamos a estar de acuerdo en todos los detalles, vamos a tener la vista exactamente puesta en el mismo momento? Tal vez no, aunque lo que también hemos visto es la conversación en curso entre los Estados Unidos e Israel sobre la gama completa de qué es lo que estamos haciendo cuando nos acercamos a esta estrategia “.

Hablando en una conferencia organizada conjuntamente por el Centro Jerusalén para Asuntos Públicos, Ross también abordó el conflicto israelí-palestino, destacando varias etapas, que cada lado debe tomar para restablecer la confianza en la posibilidad de una solución de dos estados.

Según Ross, los palestinos deben dejar de incitar al odio contra Israel y empezar a reconocer sus lazos históricos con la tierra, adoptar el lenguaje de “dos estados para dos pueblos”; colocar a Israel en los mapas de los libros de texto, y fortalecer el estado de derecho en la Autoridad Palestina .

Israel debe facilitar su control sobre las áreas judías de Cisjordania para mejorar la actividad económica palestina, disminuir el número de incursiones militares en zonas bajo control palestino, y comenzar a ofrecer una compensación financiera y las opciones de creación de alternativas de vivienda para colonos que están dispuestos a trasladarse desde puestos de avanzada en Israel propiamente dicho o de los principales bloques de asentamientos.

“Construye solamente en los bloques”, dijo Ross. “Los bloques son todo para el oeste de la barrera [de seguridad], y se envía una señal. Todo el oeste de la barrera es del ocho por ciento. Eso significa que no estamos construyendo en el 92 por ciento de Cisjordania “.

La Restricción de la construcción para el propio Israel y los asentamientos de Israel espera que mantenga en cualquier futuro un acuerdo de paz, el gobierno enviaría un mensaje inequívoco de que valora la idea de un Estado palestino independiente en el futuro.

“Sería enviar un mensaje inmediato, mira, vamos en serio. Estamos construyendo en lo que debería ser nuestro estado. No estamos construyendo en lo que será su estado. Creo que también va a enviar un mensaje a nivel internacional a los que se centran mucho en este tema “.

Mi opinión:

Respecto a Irán no tengo nada para objetar. Pero me sorprende lo último que dijo el asesor de Obama. Parece algo obvio, pero para muchos europeos e incluso algunos comunicados de la Casa Blanca, no lo es. Justamente el gobierno de Israel (tanto el actual como los anteriores) construye solamente en los grandes bloques de asentamientos al oeste de la barrera de seguridad que permanecerán bajo soberanía israelí en cualquier acuerdo de paz futuro. Bloques que representan solamente un 8% de Judea y Samaria, pero vive más del 80% de la población judía de esos territorios. Esos son precisamente los poblados que rodean Ma’ale Adumim, Jerusalem Este, Immanuel, Ariel, Modi’in Illit, Gush Etzión y Rehan. ¿Entonces por qué demonios chillan tanto? (incluyendo EE UU)

ADAM LANZA, ADMIRADOR DE RAFAEL POCH

 

ADAM LANZA, ADMIRADOR DE RAFAEL POCH

Adam Lanza fue el asesino de Connecticut; Poch es un judeófobo español

Artículo sobre Rafael Poch

 lanza

Con Romney o con Obama, la guerra está ganada

EE.UU: Política sobre Israel no cambiará

por Ricardo Flesler

Recientes encuestras publicadas en Israel coinciden en que la mayoría de los ciudadanos hebreos se sentirían más seguros si Mitt Romney ganara las elecciones de Estados Unidos la semana próxima, al sentir que tienen a un amigo incondicional en la Casa Blanca.

Pero cualquier cambio posiblemente será una cuestión de estilo en lugar de sustancia, dicen analistas, puesto que se espera que una eventual administración republicana siga el camino ya establecido por Obama cuando se trata de Irán y la situación de los palestinos.


Israel y Estados Unidos son aliados que están demasiado unidos por desafíos fundamentales como para que se produzcan cambios importantes en su relación.


«Existe bastante continuidad en política exterior», dijo Zalman Shoval, ex embajador israelí en Estados Unidos y miembro del partido Likud, actualmente en el poder. «Las cosas no cambian de la noche a la mañana si un nuevo presidente asume el poder», declaró.


Obama nunca mantuvo buenas relaciones con el primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu.


El mandatario estadounidense fue acusado de tratar de intimidar a Israel para que haga concesiones a los palestinos, particularmente en sus esfuerzos por detener la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania, y de rehusarse a imponer límites definitivos a las ambiciones nucleares de Irán.


Aunque Obama también supervisó los lazos militares entre ambos aliados, los israelíes no olvidan lo que consideraron como desprecios, como el no haber hecho tiempo en su agenda para recibir a Netanyahu cuando viajó a Nueva York el mes pasado para emitir un discurso ante la ONU.


El presidente también fue criticado por no visitar Israel durante todo su mandato.


Un sondeo publicado esta semana por la Universidad de Tel Aviv mostró que los judíos israelíes prefieren a Romney sobre Obama por un margen casi tres veces mayor.


«Existe una clara distancia entre Netanyahu y la Casa Blanca, y la mayoría de los israelíes creen que Obama quería deliberadamente que esto ocurriera», dijo Ehud Yaari, experto en Oriente Medio del Canal 2 israelí.


«Pero no habría mucha diferencia entre Obama y Romney sobre el conflicto palestino o incluso en el tema iraní. El curso de la futura política estadounidense está básicamente definido», aseveró.


Romney ciertamente trató de destacar sus divergencias con Obama sobre la política de Oriente Medio, al acusar reiteradamente a su rival de lanzar a Israel «debajo de un autobús» y sugerir que adoptaría una postura más severa ante los poderosos clérigos que controlan Irán.


Pero en su debate sobre política exterior la semana pasada, ambos candidatos parecieron estar de acuerdo en general en una serie amplia de temas, y compitieron para mostrar su apoyo a Israel al dejar en claro que era, de lejos, su aliado más importante en la volátil región.


También adoptaron un enfoque similar respecto a Irán, al prometer evitar que Teherán obtenga armas nucleares sin mencionar las palabras «línea roja» ni comprometerse con usar la fuerza militar.


«Es esencial entender que nuestra misión sobre Irán es disuadir de que desarrolle un arma nuclear a través de medios pacíficos y diplomáticos», declaró Romney.


La retórica de Romney fue debidamente destacada en Israel, incluso generando dudas sobre si un Gobierno republicano – asediado por el legado de la invasión a Irak impulsada por el ex presidente George W. Bush – tendría el arrojo de iniciar un nuevo conflicto en Oriente Medio.


De acuerdo a esa teoría, si es probable que alguien envíe aviones de guerra ese es Obama, que tuvo éxito en convencer a Rusia y China para que respalden las sanciones contra Irán y es visto con menor sospecha que Romney en la comunidad internacional. Dore Gold, presidente del Centro de Jerusalén para Asuntos Públicos y cercano asesor de Netanyahu, sugirió que la clase de misión militar a menudo considerada para Irán, centrada en el poder aéreo, desvanecería los fantasmas de la prolongada invasión a Irak.


«Nadie quiere otra guerra en Oriente Medio, pero hay una enorme diferencia entre un conflicto de relevancia en terreno con envío de tropas a una capital árabe y el espectro de las opciones que existen ahora. Algunas de ellas involucran sólo fuerzas aéreas y cooperación militar», manifestó.


Ya sea que existan o no diferencias sustanciales entre ambos candidatos en términos de la política sobre Oriente Medio, no puede haber dudas de que Netanyahu se sentiría más cómodo interactuando con el ex gobernador republicano.
En sus dos periodos como primer ministro, Netanyahu sólo mantuvo lazos con presidentes demócratas, primero con Bill Clinton y luego con Obama. A veces los medios lo citaron diciendo «yo hablo republicano» y sus relaciones con Obama son sumamente frías.


Algunos demócratas acusaron a Netanyahu de interferir en las elecciones de Estados Unidos tratando de obligar a Obama para que imponga límites a Irán.


Los palestinos, en tanto, esperan que si el líder demócrata es reelecto tome las riendas para revivir el moribundo proceso de paz y presione a Israel a fin de que realice concesiones al territorio.

Fuente: Israel en línea

Mi opinión: Por supuesto que prefiero a Romney antes que Obama y le deseo al primero la mejor de las suertes en la elección del martes. Es un amigo sincero de Bibi y un aliado confiable de Israel. Sin embargo, no me preocuparía que el actual Presidente sea reelecto. No habría tanta diferencia como se cree. Mi preferencia por Romney es una cuestión de forma antes que fondo. Obama puede tener a veces relaciones distantes con Netanyahu y preferir a israelíes como Peres antes que al Primer Ministro, pero no deja de ser el Presidente de la nación aliada más confiable y cercana que tiene Israel en el mundo (sustentada en la opinión pública, el Congreso, la Casa Blanca, los funcionarios, los valores, la ideología, los intereses, los mutuos enemigos y la historia). En términos americanos un “antiisraelí” como Obama es un partidario absoluto de Israel en términos europeos. Además, si Obama ordena lanzar una operación militar conjunta con Israel para terminar con la amenaza iraní, a ojos de gran parte de la comunidad internacional tendría mucha más legitimidad que una guerra ordenada por un republicano. Quedaría demostrado que el problema de un Irán nuclear es mucho más trascendente que una mera cuestión de política doméstica entre “halcones y palomas” o “conservadores y liberales”. El pretexto de “es malo porque es como Bush” ya no sería factible. Sea cual sea el resultado de la elección en EE UU, Israel no tiene razón para preocuparse. La alianza entre ambos países trasciende los gobiernos de turno.

Ayn Rand sobre Israel (Lectura en el Ford Hall Forum, 1974)

Ayn Rand sobre Israel (Lectura en el Ford Hall Forum, 1974)

Pregunta: ¿Qué debería hacer Estados Unidos respecto de la guerra árabe israelí (1973)?

Ayn Rand: Darle toda la ayuda posible a Israel. Considere lo que está en juego. No es el deber moral de ningún país el enviar hombres a morir para ayudar a otro país. La ayuda que Israel necesita es tecnología y armas militares -y las necesitan desesperadamente-. ¿Por qué deberíamos ayudar a Israel? Israel no está luchando solamente contra los árabes sino también contra la Unión Soviética, que les envía armamento a los árabes. Rusia va por el control del Mediterráneo y el petróleo.
Además, ¿por qué están los árabes en contra de Israel? (esta es la razón principal por la cual apoyo a Israel). Los árabes son una de las culturas menos desarrolladas. Son tipicamente nómades. Su cultura es primitiva, y les molesta Israel porque es el único foco de ciencia moderna y civilización en su continente. Cuando tienes hombres civilizados luchando contra salvajes, apoyas a los hombres civilizados, no importa quienes sean. Israel es una economía mixta inclinada al socialismo. Pero cuando se trata del poder de la mente -el desarrollo de industria en ese continente desértico desperdiciado- versus salvajes que no quieren usar su mente, entonces si a uno le importa el futuro de la civilización, no hay que esperar a que el gobierno haga algo. Da cualquier cosa que puedas dar. Esta es la primera vez que he contribuido a una causa pública: ayudando a Israel en una emergencia.

Fuente: In moral defense of Israel. – Ayn Rand Center for Individual Rights.  

La amenaza iraní también es un problema para EE UU

Obama fracasó, Occidente necesita un nuevo enfoque

Un tigre de papel

George Chaya

En los últimos años, el presidente Obama anunció compromisos para pacificar el mundo musulmán. Ante las demandas árabes, reformó políticas estadounidenses y se distanció de Israel como nunca antes ningún presidente americano. Aseguró que los gobiernos árabes rechazarían el terrorismo y prometió lograr aquello en lo que todos sus antecesores fracasaron, la paz. Los terroristas que asesinaron al embajador Stevens, pertenecen a las mismas organizaciones yihadistas que el presidente apoyó para derrocar Gadafi y éstas le han recordado que no les interesa abrazar la democracia, sino que su objetivo es establecer un califato global regido por la sharia. Obama piensa que el islam político y la democracia son compatibles. Cree que es posible establecer democracias del estilo europeo en países árabes sin que estos tengan que adoptar la cultura y el pensamiento occidental.

Lo que Obama no puede entender, por su negación ideológica, es que no se puede exportar un sistema político basado en los derechos de las personas a una cultura que no cree en la supremacía del individuo sobre el sistema. La conclusión que puede extraerse del compromiso del presidente con el mundo árabe, es que fracasó y su administración convirtió al país en un tigre de papel. Tal vez Obama crea que el islam político es una fuerza que puede controlar a fin de asegurar el petróleo, pero la muerte de su embajador le muestra su equivocación. Su debilidad con los islamistas aumentó el peligro de una nueva guerra regional. Si los funcionarios de EE UU no entienden esta realidad, su fracaso alcanzará niveles escandalosos. Tal vez lo comprendan después de ser artífices de la pérdida de miles de vidas humanas. Entonces será demasiado tarde.

Entrevista de Chris Wallace al Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu

En esta entrevista, Bibi afirma que hay absoluta certeza en Israel respecto de quienes estuvieron detrás del atentado en Bulgaria, señala a Hezbollah y a Irán como responsables, y habla también sobre el plan nuclear iraní.

¿Obama aprendió de Chamberlain o Sun Tzu?

[…] Si EE UU realmente quisiera que su diplomacia funcionara en lugar de la fuerza, diría y haría cualquier cosa para aumentar el miedo de Irán a un ataque. Diría públicamente que Israel debe ser capaz de protegerse y tiene los medios para hacerlo. En particular, el oficial militar americano de mayor rango debería decir que si Irán intensifica la escalada en respuesta a un ataque israelí, Estados Unidos no tendría más opción que intervenir en favor de su aliado. El punto de la diplomacia coercitiva es hacer entender al adversario que los costos de su mal comportamiento serán muy, muy altos […]

[…] Como la mayor parte de la política de Obama con respecto a Irán, los comentarios del General Dempsey tendrán el efecto de hacer la guerra más probable, no menos. Aumentarán la ansiedad de Israel sobre el apoyo estadounidense, sobre todo si Obama es reelegido y tiene libertad política absoluta. Esto puede llevar al liderazgo israelí a golpear antes. La debilidad invita la guerra, y el General Dempsey ha ayudado al gobierno a enviar un mensaje de debilidad, tanto a Israel como a Irán.

Leer más

Están diciendo cualquiera… Si todo lo que escuchamos es cierto, entonces Obama, Panetta, Donilon y Dempsey son simplemente estúpidos que ponen en riesgo a Israel, su país y el mundo entero con sus políticas apaciguadoras. ¿Pero sería tan descabellado suponer que forma parte de una táctica estadounidense, acordada previamente con Israel, para confundir al enemigo y hacerle creer que bajo ningún punto de vista los americanos participarán de una ofensiva contra sus instalaciones nucleares? Después de todo, los ayatolás saben que se les viene la noche con los israelíes, pero si piensan que EE UU no tomará ninguna acción militar contra su país, tendrán la guardia baja y el ataque los tomará por sorpresa. Por la vía del engaño, esto podría ser más grande de lo que se imaginan. Espero que así sea.

Irán declaró la guerra a Israel y el pueblo judío

Si agentes iraníes atacaran objetivos suaves israelíes o judíos en los Estados Unidos, el gobierno deberían considerar tal acción como un ataque militar contra Estados Unidos. Dicho ataque no debería ser tratado como las autoridades argentinas hicieron, simplemente como un crimen delictivo. Bajo el derecho internacional, un ataque contra una embajada es una agresión tanto al país al que pertenece la embajada, como al país en el que la embajada se encuentra. Un ataque contra los ciudadanos de una nación en su territorio también es un acto de agresión armada bajo la Carta de las Naciones Unidas que justifican acciones militares de represalia.

Leer mas

El largo brazo del terror iraní

Irán comparte responsabilidad por los ataques del 11 de septiembre


NUEVA YORK – En una audiencia historica del Tribunal Federal de Manhattan el jueves, el juez George Daniels del Tribunal de Distrito de EE.UU., dijo que iba a dictar una resolución en los próximos días, declarando que Irán tiene parte de responsabilidad en los ataques terroristas del 11 de Septiembre.
Se habla de ello hace tiempo, pero lo que es nuevo es la revelación de los nombres de los desertores iraníes, que harán poner los pelos de punta a quienes apoyan la teoría de la conspiración. Irán incómodo con el tema, dice que realizará su propia investigación y de verse obligado a ello podría revelar que no sólo es cómplice de este asunto monstruoso …
Por Kenneth R. Timmerman
“El detallado dossier sometido a este tribunal, incluyendo los testigos y testimonios de peritos es satisfactorio”, dijo el juez Daniels. El tribunal “acepta como verdaderos” los diversos alegatos de los demandantes y sus peritos, dijo, y “dictará una resoluciónestableciendo ” en los próximos días que Irán tiene la responsabilidad moral de haber proporcionado “apoyo material” a los conspiradores y secuestradores del 11 de Septiembre.
Los familiares de las víctimas que asistieron a la audiencia pública se echaron a llorar. Habían esperado con nerviosismo el Sábado durante las presentación de cuatro horas por los abogados de Thomas E. Mellon, Jr., y B. Timothy Fleming, de las bases que apoyan su afirmación de que Irán tenía conocimiento previo del ataque del 11 de septiembre y ayudó activamente a los secuestradores en la planificación, preparación y ejecución de su plan.
“El nombre de mi esposo está en el juicio”, dijo Fiona Havlish, la actora principal en el caso contra Irán. Su marido, Donald G. Havlish, Jr., murió en el World Trade Center del Sur. “Se trata de mi marido, nuestros esposos, nuestras familias, nuestros hijos, nuestras hijas. “
Ellen Saracini, cuyo esposo, Victor Saracini, despegó la mañana a los mandos del vuelo 175 de United Airlines, llamó a este día “un día histórico”, ya que un tribunal de EE.UU. encontró que Irán era responsable de los ataques. “Cuando escuché el veredicto, sonreí a Víctor y le dijo:” siempre pensamos en tí, allá arriba.”
En la presentación de las pruebas reunidas por los abogados y sus investigadores externos, Timothy Fleming reveló detalles que aún eran secretos como el testimonio filmado proporcionado por tres desertores de las organizaciones de inteligencia iraní. Estos desertores estuvieron “físicamente presentes” cuando el segundo de “al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, llegó a Irán en Enero de 2001 para participar en cuatro días de intensas reuniones a puerta cerrada con los principales líderes de Irán para discutir el inminente ataque. Otro estaba intervino en la redacción de los informes de valoración de resultados de Irán por el oficial de enlace con Al Qaeda, Imad Mugniyeh, y luego regresó de Irán a Afganistán después de los ataques.
El momento más dramático de la audiencia fue cuando Fleming anunció la identidad de un tercer desertor describiendo en detalle la información que había proporcionado.
El desertor, Abdolghassem Mesbahi, era un confidente del líder iraní ayatolá Ruhollah Jomeini, fundador de la República Islámica, y dirigió las operaciones en Europa del servicio de la inteligencia del nuevo régimen en la década de 1980.
Luego Mesbahi participó activamente en el desarrollo de una serie de planes terroristas, llamados “Shaitan der Atash” – que significa “Satanás en el fuego” – para ser usados contra los Estados Unidos. “Este plan de la guerra no convencional de emergencia o asimétrica contra los Estados Unidos fue la fuente de nuevos ataques terroristas contra los Estados Unidos, hasta e incluyendo los ataques terroristas del 11 de septiembre. “Dice Fleming. “Osama bin Laden y al-Qaeda se unieron a la planificación de las operaciones de Irán en la década de 1990.”
Los ataques “no convencionales” incluyen el atentado en las Torres Khobar en Arabia Saudita en 1996, los atentados de 1998 contra las embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania, y el ataque contra el USS Cole en 2000 en las costas del Yemen.
En 1996, Mesbahi supo que le iban a matar y huyó de Irán a Europa, donde obtuvo el estatuto de refugiado político.
Mesbahi también rápidamente se convirtió en testigo en un procedimiento judicial por el asesinato de kurdos disidentes alemanes en el restaurante Mykonos de Berlín, y disfrutaba de un programa de protección de testigos. Conocido solamente como “Testigo C”, su testimonio llevó a los tribunales alemanes para establecer que altos funcionarios de Irán eran personalmente responsables de haber ordenado los asesinatos, la Unión Europea retiró a sus embajadores de Irán durante 18 meses.
Desde entonces, Mesbahi fue un hombre marcado, perseguido por los servicios de inteligencia del régimen.
Fleming describió los intentos desesperados de Mesbahi en las semanas antes de los ataques del 11 de septiembre para contactar con las agencias de inteligencia de EE.UU., después de recibir una serie de mensajes codificados de uno de sus antiguos colegas de la inteligencia iraní.
El primer mensaje, recibido el 23 de Julio de 2001, decía que el “Shaitan der Atash” el plan de emergencia contra los Estados Unidos se había activado.

http://www.israel-flash.com/2011/12/liran-partage-la-responsabilite-des-attaques-du-11-septembre-juge-federal-george-daniel/#axzz1gtDdbNeu

Israel le avisaría a Obama solo 12 horas antes en caso de atacar a Irán

Según trascendió en información publicada por el London Times y reproducida por Israel National News, el gobierno de Netanyahu le avisaría a Obama solo 12 horas antes en caso de tomar la decisión de atacar a Irán. Es más, en caso de efectuarse la operación militar, Israel no la coordinaría con Estados Unidos, sino que obraría por su cuenta.

Es preciso aclarar que estos datos se filtraron tras una reunión del jefe militar de Estados Unidos, General Martin Dempsey, con oficiales israelíes, llevada a cabo en Israel la semana pasada. Según se ha publicado, se especula respecto de estos datos, si realmente apuntan a las verdaderas intenciones del gobierno israelí, o si es una estrategia de difusión que en el fondo esconde una secreta coordinación militar entre los dos países.

Dempsey se reunió con Shimon Peres, Ehud Barak y Benny Gantz. Se tuvo la oportunidad de conversar acerca del ejercicio de entrenamiento militar conjunto que fue pospuesto por Estados Unidos, respecto del cual Dempsey declaró que la medida obedeció a querer lograr un mejor desempeño, más allá de quienes habían interpretado la demora como una muestra de que las intenciones de Obama no eran claras respecto de una maniobra conjunta contra Irán.

El artículo con mayor información puede leerse aquí.

 

Personalmente, pienso que de ser verdaderos los comentarios, y reflejar la verdadera postura de Israel, haciendo a un lado especulaciones de secreta coordinación con Estados Unidos, esto refleja la poca confianza que inspira el gobierno de Obama a Netanyahu. No me caben dudas de que Netanyahu es una persona mucho más decidida que Obama, y que la tiene mucho más clara en estos asuntos que el Presidente norteamericano; pero llegar al punto de avisar sobre la hora de la operación (en caso de ser cierto) para evitar una intromisión de Obama que pudiera voltearla o descarrilarla, habla de una consideración no solo respecto de la indecisión del líder americano, sino de su incompetencia.

Dos Qassam para sumar a la cuenta interminable

Dos Qassam más fueron disparados este martes por terroristas execrables desde la franja de Gaza contra territorio israelí.
Uno cayó en un kindergarden, y si bien dañó parte de la estructura, afortunadamente no se cobró ninguna vida humana. El otro fue a parar a un área vacía en el Neguev sin causar daños.
Esperemos que Benny Gantz se decida a iniciar una ofensiva contundente en Gaza antes que estos islamistas bestiales tengan oportunidad de asesinar a un solo israelí.

En otro orden de cosas, soldados de USA veteranos de guerra se encuentran haciendo un tour por Israel en el marco del programa “Wounded Warrior” (combatiente herido), que tiene el objetivo de ayudarlos a recuperarse física y espiritualmente. En este proyecto también comparten tiempo con jaialim de Israel que se encuentran en similar situación, en lo que seguramente debe ser un encuentro emocionante y por demás enriquecedor.
¡¡Esperemos que aquellos pertenecientes a las tropas de estos dos grandes países encuentren descanso y salud!!

Si Estados Unidos no va a atacar a Irán, Israel debe atacar lo antes posible

Las sanciones económicas, las presiones diplomáticas, los asesinatos selectivos, los ataques cibernéticos y los accidentes misteriosos no detuvieron el programa nuclear de los Ayatollahs. Paralelamente, para seguir con el análisis, supongamos que la administración Obama no va a ordenar un ataque militar a Irán. Partiendo de este hecho y este supuesto, los que antes preguntábamos cuánto tiempo falta para que Irán adquiera bombas atómicas deberíamos preguntar cuánto tiempo tiene Israel  para bombardear exitosamente las instalaciones nucleares iraníes. Pero la realidad es que aunque la segunda pregunta parezca más práctica, sigue siendo igual de irrelevante que la primera. ¿Por qué? Sencillamente, porque no hay forma de saber cuánto tiempo le queda a Israel.

DEBKAFile estima que el camino para atacar se va a cerrar en marzo del 2012, ya que en Abril Irán tendrá 5 bombas nucleares y cualquier acción militar podría generar un nivel peligroso de radioactividad en la zona del Golfo, la principal fuente de energía en el mundo. Pero aunque esta información sea verídica (y teniendo en cuenta el supuesto anterior), el error consiste en medir el tiempo que hay para atacar como una función del tiempo que Irán tarde en obtener una cantidad determinada de bombas atómicas, cuando hay una segunda variable en juego que se pasa por alto: el tiempo que tiene Israel para efectuar el ataque con éxito.

Escuché a muchos analistas afirmar que un ataque a Irán desencadenaría una guerra regional, pero no escuche a ninguno sugerir que Israel puede enfrentar una guerra regional antes de la fecha donde se efectuaría el ataque. Si Israel se encontrara en una guerra de estas características, ¿Tendría los recursos militares suficientes para destruir las instalaciones nucleares iraníes? Quien sabe… Y aunque los tuviera, la lógica me indica que la probabilidad de dar en el blanco es menor (es más fácil pegar una piña estando quieto que mientras te empujan de costado). ¿Por qué hablo de que en cualquier momento Israel puede enfrascarse en una guerra regional? Veamos.

1) A todas luces, Irán está perdiendo la guerra psicológica contra Israel. El último accidente misterioso y la versión actualizada del Stuxnet deben haber afectado seriamente la moral del régimen. Cada día que van a trabajar,  los científicos saben que un nuevo virus puede dañar sus computadoras, que un agente del mossad los puede matar o que un F-16 los puede mandar a volar. Por otra parte, se empieza a intuir que un ataque israelí puede llegar en cualquier momento. Los Ayatollahs tienen que hacer algo, necesitan una victoria.

2) La liga árabe decidió suspender la membresía de Siria e impuso sanciones políticas y económicas sobre el régimen de Assad. Assad pudo sobrevivir a las sanciones del Consejo de Seguridad, de NATO y de Estados Unidos, pero ahora sus propios aliados están pidiendo su renuncia. Turquía, Arabia Saudí, Qatar y Jordania están armando a la oposición, y el formato empieza a parecerse al de la intervención Libia. Assad tiene que hacer algo para sobrevivir, necesita una victoria.

3) Como aclara Abu Toameh, la Jihad Islámica se está convirtiendo en una amenaza para el Hamas, sobre todo porque decenas de miembros del Hamas se incorporaron a la Jihad Islámica. Con la ayuda de Irán y Siria y gracias a las armas que robaron desde Libia, el grupo se convirtió en el segundo jugador de Gaza, y el Hamas tiene miedo de ser visto como el guardián de Israel en la calle Palestina, rol que hasta ahora asumía la AP. El Hamas tiene que hacer algo para conservar el monopolio del poder en Gaza,
necesita una victoria.

Teniendo en cuenta estos tres hechos y la mentalidad jihadista de sus protagonistas, ¿Alguien puede descartar la posibilidad de que Irán, Hezbollah (un brazo armado de Irán), Siria y la Jihad Islámica coordinen un ataque simultáneo contra el Estado judío, y que Hamas se sume a la fiesta para no perder el control sobre Gaza? Nadie puede. Así como nadie puede estimar cuánto duraría esta guerra ni cuántos recursos tendría que destinar Israel para combatirla. Ergo, nadie puede estimar cuánto tiempo tiene Israel para atacar exitosamente a Irán. Y, más frustrante aún, la propia inestabilidad que caracteriza al medio oriente hace que cualquier estimación sea indefectiblemente errada.

Frente a la posibilidad de enfrentar una guerra regional y frente a la inestabilidad que caracteriza a la región, esperar un tiempo X para atacar las instalaciones militares iraníes es una conducta irracional, porque lo único que permanece inalterable en el vecindario de Israel es el desarrollo nuclear iraní y la naturaleza terrorista/islamista del régimen que lo promueve. Las sanciones económicas, las presiones diplomáticas, los asesinatos selectivos, el Stuxnet y los accidentes misteriosos no hicieron más que postergar lo impostergable. Pero como el tiempo que tiene Israel es impredecible, el único curso de acción racional es bombardear Irán lo antes posible.

Acá terminó el análisis. La pregunta del millón para Israel es si Obama va a ordenar un ataque militar a Irán. Acabo de leer que, según DEBKAFile, Obama le prometió a Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Israel y Arabia Saudí que Estados Unidos va a atacar a Irán antes de Agosto del 2012, fecha en que se efectuarán las elecciones estadounidenses. Entonces, la pregunta de los 100 millones es la siguiente: ¿Israel puede darse el lujo de confiarle su existencia a un presidente que quiere atacar a Irán por sus meras aspiraciones políticas? ¿O debe ignorar la promesa de Obama y actuar por su cuenta lo antes posible? Paul Eidelberg, el presidente del instituto de investigación israelí-norteamericano, nos deja su respuesta.

Ahmadinejad: Con Obama te la vas a ver NEGRA.

La mayoría de los estadounidenses apoya un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán; en tanto que una leve mayoría respalda un embate de Estados Unidos, según una encuesta encargada por la Liga Anti Difamación.

El 63 % de los encuestados caracterizó a Israel como un “aliado crucial” y expresó que las relaciones del Estados judío con Estados Unidos no perjudican la imagen de Washington en el mundo.

Con respecto la carrera armamentista nuclear de Irán, la encuesta muestra que el 57 % de los norteamericanos apoya una acción militar israelí para impedir tal escenario; en tanto que solamente el 31 % se opone. Cerca del 50 % respalda un ataque de Estados Unidos contra Irán; mientras que el 44 % se opone.

Casi la mitad de los estadounidenses sostiene que simpatiza con el Estado de Israel; mientras que solamente el 18 % manifiesta que tiene afinidad con los palestinos. Cerca del 63 % considera que Israel es serio con respecto a la paz; mientras que sólo el 37 % piensa que no lo es.

En general, el 73 % de los norteamericanos consideran que Estados Unidos puede contar con Israel como un firme aliado.

“La encuesta demuestra una vez más, que no importa el nivel del cambio en el Oriente Medio, lo constante es el fuerte apoyo del pueblo norteamericano a Israel”, expresó Abraham Foxman, director nacional de la Liga Anti Difamación. “Es particularmente significante que los estadounidenses comprenden la necesidad de negociaciones directas entre Israel y los palestinos así también como de impedir que Irán se convierta en una potencia nuclear”, señaló.

La muestra de la encuesta incluyó a 1.754 adultos y fue llevada a cabo en octubre.

Fuente: AURORA

Aclaración: La encuesta fue llevada a cabo antes de que la OIEA publicara su último informe esta semana, algo que seguramente aumentó el porcentaje del público que aprueba acciones militares contra Irán. Esto solo demuestra que Israel siempre contará con una base sólida de apoyo en los Estados Unidos, independientemente de quién ocupe la Casa Blanca o los repentinos cambios que sucedan en el mundo.

Hasta la vista bastardo

Anwar al-Awlaki, terrorista islámico de ciudadanía estadounidense-yemení y uno de los principales líderes de Al-Qaeda, promotor de incontables atentados terroristas que segaron la vida de muchos inocentes alrededor del planeta, murió en un ataque de aviones no-tripulados norteamericanos en el norte del Yemen. Uno menos (ahora le toca a Zawahiri). Mis felicitaciones a los que hicieron posible y llevaron a cabo la operación de asesinato selectivo. Una buena noticia para todos los que desean un mundo más seguro sin la amenaza de Al-Qaeda y la posibilidad de que fanáticos genocidas obtengan armas nucleares. D’s quiera que mi generación sea testigo del fin de la organización creada por Bin Laden y la victoria del mundo libre. Están liquidando a los remanentes del liderazgo de la organización. Y que al-Awlaki se hallara escondido en Yemen, no en una tribu alejada de Pakistán, es un indicio que comprueba la teoría de que la última base de Al-Qaeda, cuyo único propósito es la obtención de armas nucleares, se encuentra en el desierto del Yemen… Señor Obama, ¿qué espera para dar el golpe final en la batalla contra el terror y salvar al mundo entero de una catástrofe irreversible? Solo usted puede dar la orden. ¡Treinta comandos valientes pueden evitar la muerte de millones de personas! Será muy tarde cuando veamos el hongo nuclear en Washington. ¡Maten a los malparidos asesinos que tengan que matar y terminen la Guerra contra el Terror! Capturen el material nuclear en manos de regímenes inestables y peligrosos como Irán, Pakistán y Corea del Norte. Es tiempo de reparar el daño que Abdul Qader Khan – padre de la bomba islámica – provocó a la humanidad. Esta es la oportunidad de vencer al Mal tomándolo por sorpresa ANTES de que ataque nuevamente. Después de ganar, la paz global será un objetivo posible de realizar. No paren hasta la VICTORIA. Audentes Fortuna Iuvat – SEMPER FIDELIS

GRANDE OBAMA! (puede que sea nuestra esperanza)

Baruj Hashem – Barjú Baruj Shemó

Gracias por la noticia, señor presidente. Empezamos bien el mes.

UN IRÁN CON ARMAS NUCLEARES

La opinión de Alan Dershowitz acerca de la pobre tarea desempeñada por el saliente Secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, en relación al tema Irán. Este texto demuestra nuevamente el letargo occidental frente a la carrera armamentística de uno de sus principales, sino el principal, enemigo. Constantemente alertamos desde este blog el peligro que implica un Irán nuclear, un Estado terrorista en posesión de armas de destrucción masiva que además de ser una amenaza en sí mismo, genera el peligro adicional de abrir una carrera armamentista en la región por parte de quienes le teman. Con el deseo, y a través del activismo desplegado mediante el blog, de que cada vez más gente empiece a reconocer las amenazas cuando las tiene en frente de su nariz (y lo ideal es que mucho antes también), esperamos que pensamientos que previenen del desastre iraní como los expuestos por Dershowitz empiecen a tener más cabida en muchas atrofiadas mentes de dirigentes mundiales

 

UN IRAN CON ARMAS NUCLEARES
Por Alan M. Dershowitz

El saliente Secretario de Defensa, Robert Gates, deja un legado dudoso detrás de él: convencer a los Estados Unidos de cambiar su política de una absoluta falta de voluntad de aceptar un Irán con armas nucleares, a una política de “contención” de un inevitable Irán con armas nucleares. Mientras el Secretario de Defensa Robert Gates se prepara para retirarse a la vida privada – luego de 5 años como Jefe del Departamento de Defensa, tanto en las administraciones Bush como Obama – las alabanzas se estan amontonando sobre él por parte de demócratas y republicanos por igual. Aquí una opinión disidente. La historia no será amable con Gates. A pesar de algunos logros notables, el será recordado como el facilitador más importante de un régimen iraní con armas nucleares. Los historiadores del futuro lo compararán con los asesores militares de Neville Chamberlain, que – como Gates – se opusieron firmemente a toda forma de intervención militar contra el peligro potencial más grande del siglo XX: Una Alemania Nazi agresivamente armada en el siglo XX; un Irán con armas nucleares en el siglo XXI. En una entrevista de despedida en el New York Times, el lo dijo así: “Si estuvieramos a punto de ser atacados o sucediera algo que amenazara un interés nacional americano de vital importancia, yo sería el primero en línea en decir: ‘Vamos,’ yo siempre seré un defensor en términos de las guerras de necesidad. Yo soy mucho más cauto sobre las guerras de elección.” Esto ciertamente suena razonable – al menos para cualquiera familiarizado con la historia de la década de 1930. Cuando Hitler se estaba rearmando en una clara violación de la obligación por tratado por parte de Alemania, y dejando en claro lo que pensaba hacer con sus aviones, tanques y submarinos; Neville Chamberlain estaba argumentando en contra que su nación se involucrara en una guerra de elección. Él se impuso y sacó la opción militar de la mesa, lo que favoreció a los alemanes para continuar violando el Tratado de Versalles, sin temor a la intervención. Winston Churchill, por el contrario, estaba advirtiendo en contra de permitir que el régimen nazi se rearmara. Incluso los alemanes esperaban que las naciones que los derrotaron en la Iª guerra mundial marcharan contra ellos antes que ellos pudieran rearmarse totalmente. Así es como Goebbels lo dijo en un diario. “Hemos tenido éxito en dejar al enemigo en la oscuridad respecto a los objetivos reales de Alemania … Quisimos llegar al poder legalmente, pero no quisimos usar el poder legalmente … Ellos podrían haber arrestado a un par de nosotros en 1925 y eso hubiera sido el final. No, ellos nos dejaron pasar la zona de peligro. Eso es exactamente lo que pasó en la política exterior, también … En 1933, un primer ministro francés debió haber dicho (y si yo hubiera sido el primer ministro francés lo hubiera dicho):. ‘El nuevo canciller del Reich es el hombre que escribió Mein Kampf, que dice esto y aquello. Este hombre no puede ser tolerado en nuestra vecindad. O desaparece o nosotros marchamos!’ Pero no lo hicieron. Nos dejaron solos y nos permitieron deslizarnos a través de la zona de riesgo, y hemos podido navegar alrededor de todos los arrecifes peligrosos. Y cuando terminamos, y estuvimos bien armados, entonces ellos comenzaron la guerra!” Tengo la firme sospecha que los tiranos que dominan actualmente Irán y que han jurado destruir a América y borrar del mapa a Israel algún día escribirán algo similar en sus diarios. Si Irán desarrolla armas nucleares y hace uso de ellas contra Occidente, la principal responsabilidad recaerá en Robert Gates. En su entrevista Gates se jacta de haber “evitado que EEUU haga algunas cosas tontas en los últimos cuatro años y medio.” Sus “confidentes” han dejado en claro que esto se refiere a Irán: “El evitó aventuras, sobre todo en países como Irán, que podrían haberse convertido en intervención militar si el no se hubiera convertido el secretario de Defensa.” El fue el primer Secretario de Defensa en quitar por completo abiertamente la opción militar contra Irán “de la mesa”, como los titulares de todo el mundo dieron testimonio. Este acto insensato – por qué quitar cualquier de la mesa? – alentó a Irán a seguir adelante con sus programas de desarrollar armas nucleares sin temor a un ataque estadounidense contra sus instalaciones nucleares. Esto no significa defender tal ataque – excepto como un recurso absolutamente final. Sin embargo, anunciar a los iraníes que no tienen que preocuparse acerca de cualquier acción militar por parte de EEUU fue, para parafrasear a Gates, una de las cosas más estúpidas que el podía haber hecho. Por otra parte, bajo la mirada de Gates, EEUU expidió a sabiendas un informe falso sobre las intenciones de Irán con respecto al desarrollo de armas nucleares. El informe esencialmente negaba que Irán estuviera intentando desarrollar armas nucleares. Este informe fue conocido por ser falso en el momento de su emisión ya que la inteligencia estadounidense se dio cuenta de la instalación de armas nucleares en Qom antes de la publicación del informe. La publicación de este informe envió un fuerte mensaje a Irán: Los estadounidenses han caído por su engaño en el cual ustedes esconden su capacidad de desarrollar armas nucleares bajo la cobertura de supuesto uso civil. Esto animó a los iraníes a mover hacia adelante a toda velocidad su programa. Al mismo tiempo, Gates convenció a la Administración Bush de cambiar a amarillo la luz verde a Israel y luego a rojo, en lo que se refería a la aprobación por parte de los EEUU de un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán. El resultado final es que Gates ha persuadido exitosamente a Estados Unidos para que cambie su política de absoluta falta de voluntad de aceptar un Irán con armas nucleares, a una política de “contención” de un inevitable Irán con armas nucleares. Esta supuesta política de contención no es una política en lo absoluto, es una admisión de fracaso. Es similar a la fallida política de Chamberlain de “contener” a la Alemania nazi. Un Irán armado nuclearmente pone en peligro la paz del mundo. Va a ser un “cambiador de juego”, en palabras del presidente Barack Obama (antes de volverse presidente y renombrar a Gates). Y este desastre potencial será en gran parte culpa del Secretario de Defensa saliente, Robert Gates.
Fuente: The Jerusalem Post Magazine- Traducido por Esther Sheine especialmente para el blog de OSA Filial Córdoba

A %d blogueros les gusta esto: